La veteranía es un grado y la memoria, a veces, una maldición. Nos engañan con palabras, le dan la vuelta a las cosas, no sabemos a servicio de quién están pero sí sabemos que no están ahí para nosotros. Ceden los países soberanos, se ponen de saldo, a tres por uno, y en lugar de aplacar la sed de las hienas, los monstruos piden más sangre. Y continúan, incapaces de saciarse.

Ha sido un jubilado, un viejo cualquiera, quien lo ha visto tan claro que, como un dios pagano de la antigüedad de su pueblo, no ha querido seguir viendo. No es la primera víctima de esta crisis que ya no entiende nadie, pero sí el primer mártir, el que lo ha visto a las claras y lo ha denunciado más a las claras todavía. No quiso vivir el resto de sus días comiendo de la basura, después de toda una vida de trabajo y de lucha que, sin venir a cuento, sin que lo comprenda ni él ni nadie, le han quitado. Como aquellos monjes que se suicidaban a lo bonzo allá por los años setenta de nuestro estupor y nuestra inocencia, ha decidido qué hacer con lo único que le quedaba: su propia vida. Y a Europa no se le cae la cara de vergüenza.

Ha llamado a las cosas por su nombre, ese viejo farmacéutico cuyo nombre nunca conseguiré aprenderme. Ha hablado de nazismo, porque ese es el mundo que estamos formando, un mundo donde las elites ya no visten uniformes ni calaveras, pero siguen despreciando y aplastando al que no les interesa. Y no les interesamos ni usted, ni yo, ni los niños ni los viejos. Les interesan las cifras de un juego que puede volvérseles en contra, si tuvieran los dos dedos de frente que no tienen. Porque la perspectiva de la otra revolución, la de los desiertos, los arrasará también si no los arrasa la tempestad de los otros vientos que están sembrando con su impudicia y con su codicia.

Hace muchos años, una obra de teatro del grupo Mediodía de Sevilla nos mostró, sobre textos de Brecht, el suicidio de Adolf Hitler. No lo hacía con cianuro, ni con una pistola en la sien: simplemente, se quitaba el uniforme, la gorra de plato, las esvásticas, el bigote. Y los cambiaba por una corbata, un gabán, un sombrero hongo y un maletín. Y se marchaba a esperar otro momento. Quizá este.


Publicado en La Voz de Cádiz el 9-04-2012

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/71625

Comentarios

1
De: José Luis Lafuente Fecha: 2012-04-09 17:07

El caso de este farmacéutico (que en paz descanse) es sólo la punta del iceberg. Desde el comienzo de la crisis, los casos de suicidio en Grecia se han multiplicado por tres, algo especialmente reseñable por cuanto en años anteriores la tasa de suicidio griega era la más baja de Europa, con los países escandinavos a la cabeza. Este caso es especial porque se ha hecho en público y con nota explicativa en el bolsillo del suicida. Sin embargo, las autoridades del país han estado silenciando el gran número de suicidios anónimos que se han venido cometiendo hasta ahora, haciéndolos pasar por accidentes, cuando no tergiversando directamente las estadísticas.

Y lo peor no es eso, sino que el suicidio sigue siendo un tema tabú sociológico y cultural en Grecia. Por lo visto, la Iglesia Ortodoxa se opone al entierro de los que se quitan la vida.



2
De: Alfred Fecha: 2012-04-09 17:20

Pues suerte tienen, de que todos estos suicidas no hayan decicido llevarse a nadie por delante, al quitarse la vida.

Si yo llegara a semejante grado de desesperación no sé si haría lo mismo...




3
De: Anónimo Fecha: 2012-04-09 17:30

Por determinadas circunstancias tengo varios amigos y compañeros griegos. Lo que me dicen es que los politicos son una parte del problema, pero los ciudadanos son la otra parte. Grecia es uno de las democracias mas corruptas de la UE en todos los ambitos... desde hace ya tiempo (antes del euro). Los ciudadanos son tan corruptos como los politicos. El sistema se ha ido al carajo porque todos han intentado sacar tajada.

El camino que el pueblo en su conjunto ha elegido ha llevado al destino determinado. Cierto es que pagan justos por pecadores, pero en una democracia no solamente vale votar cada cuatro años y olvidarse...

España va por el mismo camino. Ya veremos si el reciente cambio de gobierno evita la misma situacion que en Grecia.

De todos modos: 1) hay muchos mas suicidios por muchos motivos en España y nadie dice nada. Busquen las cifras; son para pararse a pensar. 2) El suicidio, desde mi punto de vista, puede ser desagradable, pero en un derecho.



4
De: Emilio Aurelio Fecha: 2012-04-09 19:47

Ayer leia que debemos distinguir entres gasto público y gasto político. El primero es necesario, el segundo es consentido. Ahora toca un reajuste, pero lo quieren limitar al disminuir el gasto público, con el efecto perverso de que al faltar inversión pública todo se va parando. Pero todavía no he visto nada relativo alimitar el gasto político, los despilfarros de las Diputaciones, los fastos innecesarios, los edificios alquilados, etc, etc. Siempre que se toca algo esla luz, el tabaco, el IVA, ... somos imbéciles.



5
De: anpugar Fecha: 2012-04-09 21:03

Buenas noches.
El nombre no se me olvida: Dimitris.
El apellido tiene a Cristo por raíz, no se me olvida.
Y ojalá no se me olvide nunca su nombre y apellido completo:
Dimitris Christoulas
Buena suerte.



6
De: RM Fecha: 2012-04-09 21:05

:)



7
De: Dicker Fecha: 2012-04-09 23:21

Probablemente no venga a cuento y probablemente mee fuera de tiesto, pero eso a Diógenes nunca le importó, no sé el motivo final, pero sí el original, que me impulsa a colgar aquí esta letra de Heroes del Silencio, gripo del que era fan-atico:

Iberia Sumergida

amanecí con los puños bien cerrados
y la rabia insolente de mi juventud.
la ingenuidad nos absuelve de equivocarnos
que cada uno aporte lo que sepa.
te hicieron pan y ahi te consumimos
y la venganza es un trasto tan inútil.

este es mi sitio
y esta es mi espina.
iberia sumergida
en sus rumores clandestinos.

formulas preguntas con semilla de respuesta
y conozco cual es tu camino de memoria.
descreo de la razón de la mayoría
y sus abrazos propietarios, sin salida.
ahora que padeces de insomnio
quisieras morir de siesta.

este es mi sitio
y esta es mi espina.
iberia sumergida
en sus rumores clandestinos.

El contexto en que se escribió, me recuerda mucho a este, la memoria a veces tiene buenas cosas.



8
De: Carmen Fecha: 2012-04-10 23:24

No sé si ya lo ha visto, pero creo que es una visión bastante lúcida de la que tenemos encima. Saludos.

http://www.youtube.com/watch?v=TfRSfF296js



9
De: Rafael García Fecha: 2012-04-11 23:41

Hace unas seamanas Arturo Pérez Reverte hacía una interesante paralelismo entre la actual crisis y el naufragio del Titanic, de la que esta semana se cumple el centenario(Por cierto determinados festejos que se están haciendo a costa de esta tragedía que costó la vida a tantas personas son puro mal gusto).
En ambos casos, la prepotencia, el exceos de confianza, la imprudencia y la codicia jugaron un papel importante, en ambas hubo avisos previos de que había que aminorar porque podiamos estrellarnos pero fueron ignorados y en ambos casos a la hora del salvamento, los que llevaban la nave dieron privilegia a los de primera clase mientras que los de tercera nos ahogamos como ratas.



10
De: Jorge Fecha: 2012-04-12 01:45

Leí el escrito de Reverte y estoy de acuerdo con su punto de vista, sobre todo porque en España, al capitán del barco parece que le gusta ver los icebergs de cerca. Precisamente hoy ha comenzado la primera fase del corralito en la que el PP, inocentemente, nos va a meter:

http://www.publico.es/espana/429047/esion/control

Y digo inocentemente porque además de que las amnistías fiscales para poco han valido en ocasiones anteriores, la "idea" para impedir que haya operaciones en efectivo por más de 2500 euros (habían barajado que fuese un máximo de 1000 para los autónomos!!!) va a ser la gota que colme el vaso: quién va a invertir así en España? Cualquiera que quiera mover el capital invertido lo va a tener bien difícil. A algunos mangantes les van a complicar la vida, pero habrá otra gente/empresas honestas que van a preferir no invertir en España.



11
De: Anónimo Fecha: 2012-04-12 09:48

Ahora que la resistencia pasiva va a estar castigada con pena de carcel, el suicidio será la única forma de protesta sin consecuencias penales.



12
De: Alfred Fecha: 2012-04-12 16:17

¿Que la resistencia pasiva estará castigada con penas de cárcel?

No, hombre, no; debe estar usted equivocado, o se habrá enterado mal.

¿Qué será lo siguiente que anuncie, que alguien podría acabar entre rejas solo por convocar una concentración a través de internet, si esta se vuelve violenta, tenga o no tenga que ver con eso el convocante de la misma?

Quite, quite, esas cosas solo las haría un gobierno facha, y ya sabemos que el nuestro, de eso, no tiene un pelo.

O eso dicen algunos de sus votantes, claro, jur jur.




13
De: Anónimo Fecha: 2012-04-13 08:55

Hay que quedarse en casa y rezando el rosario. Como los españoles de orden.



14
De: TFC Fecha: 2012-05-27 14:44

¿Se puede estrangular a alguien con un rosario?



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.159.145.68 (3aab58e3b5)
Comentario