Cuesta trabajo clasificar este tebeo: ¿Fantasía? ¿Ciencia-ficción? ¿Tebeo histórico? ¿Aventuras de vikingos? ¿Espada y brujería? Todo eso y un poco más es Thorgal, el heredero de los seres venidos del espacio, recriado como bardo pacifista entre los piratas del mar del Norte, un personaje creado en 1976 por Grzegorz Rosinski y Jean Van Hamme, y cuyas aventuras abarcan hasta el momento más de dos docenas de álbumes.

Publicados con cierto desorden en nuestro país (primero como serial en las revistas de Nueva Frontera, luego como álbumes en tapa blanda por Distrinovel, después por Zinco, y por fin por Norma Editorial, que hace un par de años empezó la reedición en un mismo formato unificado de toda la serie), los álbumes de Thorgal nadan perfectamente entre géneros, suponiendo por un lado un acercamiento a la fantasía heroica con una amplitud de conceptos y tratamientos de los que mucho tendría que haber aprendido el hoy difunto Conan y sus imitadores de medio pelo, incapaces de ver más allá de las limitaciones de un género que no tendría por qué ahogarse en los repetitivos esquemas a los que el bárbaro cimerio se ha visto abocado desde sus comienzos. Por otro lado, si ya en ocasiones se apunta al guionista Van Hamme como el sucesor del no menos genial Jean-Michel Charlier, hay rastros del Teniente Blueberry en su personaje, siempre desclasado y apartado de la violencia de sus congéneres (Blueberry era originalmente un sudista que obligado por las circunstancias pasó al Norte, y tras incontables idas y venidas, desertor del ejército, preso fugado y renegado refugiado entre los indios, peripecias que, a su modo y en su tiempo, el propio Thorgal vendrá sufriendo desde sus inicios al verse enfrentado a todo tipo de barbarie en su condición de héroe sereno y diferente), marcado desde el principio por una cicatriz en el rostro (como Blueberry tiene la nariz rota tras su entrada algo caprichosa en la Guerra de Secesión), y poseedor de una armoniosa filosofía de la paz que hereda sin saberlo matices de nuestro Capitán Trueno y se entronca, dentro del mismo comic de vikingos que pone al día, con el sentido del honor, el amor y la familia de Principe Valiente, quizá referente inevitable y alfa y omega del cómic como medio de expresión, como arte y como literatura de la imagen.

Las historias de Thorgal y sus compañeros se enclavan en un mundo medievalista oscuro y luminoso al mismo tiempo, donde no hay limitaciones históricas más allá de la nomenclatura vikinga de los personajes, y donde la meditada falta de molestos textos de apoyo convierte a esta historieta en un experimento moderno y activo, pura poesía de las imágenes con un sentido narrativo que entronca sus aventuras con el medio cinematográfico parejo al cómic y que no necesita esa dimensión añadida que los tebeos utilizan más por rellenar huecos de guión que como verdadera ayuda narrativa. Thorgal vive sus andanzas en una tierra poblada a la vez por supervivientes de civilizaciones estelares, de la que él mismo es ya único representante, junto con duendes, bárbaros, dragones, magos, hechiceras, mundos paralelos y puertas al más allá que rompen las barreras del espacio y del tiempo.

Sus mitologías son siempre originales, herederas de todos y de nadie, un producto sorprendentemente fresco y nuevo capaz de encandilar con cada entrega. Los elfos de las leyendas escandinavas se reconducen con la ciencia-ficción heredera de las elucubraciones (¿falsas?) de Von Däniken, y el deambular caprichoso del personaje lo lleva a islas-continentes donde los dioses mayas o aztecas tienen otros nombres y otros cuerpos pero la misma crueldad evidente, a mares helados en los que agonizan los dioses de las estrellas ahogando consigo sus secretos de magos y sus debilidades de hombres imperfectos, a glaciares en los que el tiempo se detiene y la ilusión de la vida eterna se quiebra como un cristal cuando la vida exterior se cuela de rondón entre las paredes de hielo, a entornos mediterráneos donde los torneos con arcos y flechas y las galeras piratas y los esclavos rebeldes alternan con reinos de cuento de hadas y sátrapas crueles capaces quizá en última instancia de algún sacrificio poético.

Sagas como las de El país Qâ, aventuras como la de La guardiana de las llaves, personajes secundarios como Loba y Jolan, los misteriosos hijos mutantes de Thorgal y de quien mucho tendrían que aprender otros niños y otros mutantes de los comics que sufrimos, la dramática maga Slive o la despectiva y caprichosa mujer guerrero Kriss de Valnor, despechada enamorada del héroe capaz de convertirlo, sabiamente en off y durante un par de álbumes, en un sanguinario guerrero llamado Shaigan que niega todo lo que Thorgal es (como si los autores pusieran punto y final a la moda de los reversos tenebrosos de los héroes de la que se ha alimentado en los noventa todo el cómic de superhombres norteamericano), se encuadran entre los mejores momentos que el tebeo de aventuras europeo (o el tebeo en general, qué demonios) ha producido en fechas recientes, y al menos una de las diversas paradojas temporales que la serie ha propiciado hasta el momento en su maravillosa capacidad de sorprender de una aventura a la siguiente, el álbum titulado El señor de las montañas, queda como una de las obras maestras absolutas del comic de todos los tiempos.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/63056

Comentarios

1
De: RM Fecha: 2009-05-14 09:41

Ya que preguntaban ustedes por las capacidades de Van Hamme...



2
De: Pedro Camello Fecha: 2009-05-14 11:21

Coincido, "el señor de las montañas" es una obra maestra. ¿Y qué decir de Alinoë, los arqueros, loba...?

Y Kriss de Valnor... qué pedazo personaje. Una de las pocas mujeres guerreras creíbles del cómic y la literatura de aventuras.



3
De: Peter Knife Fecha: 2009-05-14 11:43

"el hoy difunto Conan"

Perdone, no entiendo la frase. ¿Difunto como personaje, como concepto, como serie en la Marvel? (Tampoco he leido lo publicado por Dark Horse.)



4
De: RM Fecha: 2009-05-14 12:35

El texto está escrito cuando Conan fue cancelado por Marvel, antes de que DH lo volviera a comprar... para hacer lo mismo, que esa es otra.



5
De: Peter Knife Fecha: 2009-05-14 12:36

Entiendo. Gracias por la aclaración.



6
De: Cradle_of_Freak Fecha: 2009-05-14 14:02

Lo que ha "matado" (entrecomillo esto porque es obvio para cualquiera que le eche un vistazo a cualquier estanteria de una librería en la sección de Fantasía que no es cierto) al personaje de Conan como concepto es su sobreutilización. Cuando Howard empezó sus historias, era algo bastante revolucionario, teniendo en cuenta que la fantasía tenía como referente hasta el momento únicamente los estereotipos de la "high-fantasy" nacida del cuento de hadas netamente británica (y por ello, clasista, tradicional y muy pero que muy correcta), y eso de tener como protagonista a un bárbaro, que no tenía reparos en matar al que le mirara mal, que además era chorizo, pirata, mercenario y no sé qué cosas más, y que por si fuera poco, no conseguía su reino matando a un dragón o un hechicero malvado como todo hijo de vecino respetable, sino apiolando al anterior propietario del susodicho, como es normal, crea impacto. Visto en retrospectiva, parecen actualmente unas historias pelín simplonas... las constantes referencias a la fuerza y velocidad de Conan cansan (además de que tienen un cierto tono filogay), y aún cansa más que no haya absolutamente nadie que pueda toserle al cimmerio. Personalmente prefiero a Howard cuando se dedica al relato de horror sobrenatural o al de aventuras puras y duras, pero hay que reconocerle el mérito al hombre: como escritor de novela popular tenía un talento innegable, y eso se evidencia en el hecho de poder crear a un personaje que se ha convertido en un icono del siglo XX. Algo de lo que no todos pueden presumir.



7
De: Mt Fecha: 2009-05-14 15:20

Pues a mí EL señor de las Montañas me parece uno de los comics más maníqueos, lineales y mecánicos que he leído en mi vida. La desfachatez con la que elabora la personalidad del joven frente a GuapitodeCara Thorgal sólo para que cuadre la convencional paradoja espacio-tiempo me parece lamentable. Creo que ahí empecé a tenerle manía a Van Hamme, y eso que aún no me había percatado de lo mucho que plagiaba a diestra y siniestra.

De Thorgal empecé con la saga del país Qa, que me gustó bastante (salvo su epílogo, más convencional). Tras el parentésis decepcionante de El Señor de las Montañas babeé con LOba (aunque tuviera el mismo guión que "La noche del tres de abril"), y luego me cansé de que todos los enemigos de Thorgal se cayesen oportunamente por un barranco.



8
De: Mt Fecha: 2009-05-14 15:21

Eso sí, Rosinski, inmenso.



9
De: P.J. Cifuentes Fecha: 2009-05-14 17:08

Una obra imprescindible desde los primeros tomos hasta la actualidad, para el lector de cómics aventurero... y amante de los rompecabezas, porque la edición en castellano es de juzgado de guardia.



10
De: RM Fecha: 2009-05-14 17:13

.... otro parelelismo que tiene con Blueberry, por cierto: el caos en la edición.



11
De: Jose Joaquin Fecha: 2009-05-14 17:32

Es muy fácil clasificar el cómic, a poco que se piense: "historia excelsamente contada".

Loco estoy porque saquen el integral (y de XIII, y de Blue Berry) y poder tener la serie en condiciones sin necesidad de jugar a ser Indiana Jones.



12
De: alber Fecha: 2009-05-14 23:18

un gran tebeo y un gran guionista



13
De: Corsus Fecha: 2009-05-14 23:40

¿Cuál es exactamente el(los) problema(s) con la edición de Thorgal (asumo que os referís a la actual de Norma)? Lo digo más que nada porque estaba decidido a hacerme con este material -que me interesa mucho- y me habéis hecho entrar dudas. Ese integral del que habláis, ¿cuándo verá la luz? Zenkius por adelantado.



14
De: RM Fecha: 2009-05-14 23:42

La numeración. Es un caos seguirla. Por fortuna, en contraportada vienen bien, me parece.

Con Blueberry es imposible.

La edición de Norma, tapas blandas aparte, es buena.



15
De: RM Fecha: 2009-05-14 23:43

La maga traicionada ( 1980 )
La isla de los mares helados ( 1980 )
Los tres ancianos del país de Arán ( 1981 )
La galera negra ( 1982 )
Más allá de las sombras ( 1983)
La caída de Brek Zarith ( 1984 )
El hijo de las estrellas ( 1984 )
Alinoé ( 1985 )
Los arqueros ( 1985 )
El país Qa ( 1986 )
Los ojos de Tanatloc ( 1986 )
La ciudad del dios perdido ( 1987 )
Entre tierra y luz ( 1988 )
Aaricia ( 1989 )
El señor de las montañas ( 1989 )
Loba ( 1990 )
La guardiana de las llaves ( 1991 )
La espada-sol ( 1992 )
La fortaleza invisible ( 1993 )
La marca de los desterrados ( 1994 )
La corona de Ogotaï ( 1995 )
Gigantes ( 1996 )
La jaula ( 1997 )
Aracnea ( 1999 )
La peste azul ( 1999 )
El reino bajo la arena ( 2001 )
El bárbaro ( 2002 )
Kriss de Valnor ( 2004 )
El Sacrificio ( 2006 )
Yo, Jolan ( 2007 )
Le Bouclier de Thor (en español: El Escudo de Thor). Fecha de publicación en Bélgica: noviembre 2008.



16
De: Corsus Fecha: 2009-05-15 00:02

Ah, ok. La verdad es que llevaba bastante tiempo ya con ganas de hacerme con Thorgal y ahora que estaba decidido me llevaría un chasco grande si la edición resultara ser chapucera. Bueno, si es "sólo" cuestión de ese lío con la numeración no pasa nada. En mi próxima visita a la librería iré pues a la caza de los dos primeros volúmenes. Gracias, Rafa, por la pronta, y muy completa, respuesta.

Por cierto, ya que habéis tocado también el tema de Conan (que ,a grandes rasgos, estoy de acuerdo en lo comentado) me gustaría decir que el enfoque dado en la reciente Conan, la leyenda a mí me parece francamente interesante. Cierto que gráficamente -sin hacer Cary Nord un mal trabajo, ni mucho menos- palidece ante el trabajo de Barry Windsor Smith y John Buscema en la versión Marvel pero ,en cuanto a guión, me parece que la labor de Busiek da sopas con onda a la de Roy Thomas. A este último ,por cierto, yo le valoro su gran trabajo a la hora de revitalizar al personaje y recopilar el material existente del mismo; pero ,como escritor, siempre me ha parecido bastante, bastante limitado. Y sus guiones en Conan...

En fin, yo recomendaria ,tanto a fieles del personaje como ,sobretodo, a profanos, el darle un tiento a este Conan, la leyenda. No creo que salgan decepcionados.



17
De: Iván Fecha: 2009-05-15 10:26

Me has picado la curiosidad. Me voy a la biblioteca a coger algunos números para tantear el terreno.



18
De: HM Fecha: 2009-05-15 10:41

Cierto, Conan la leyenda es estupenda. Además, aunque quizá no llegue al nivel de los clásicos de Thomas, Smith y Buscema, en más de una medida sí que adapta mejor a Howard. Aunque el orden de publicación de los Thorgales haya sido (casi) siempre un jaleazo, eso no debería disuadir a nadie. Yo al menos los fui leyendo desordenados (empecé por el País Qa, creo) y a día de hoy sigo rellenando huecos, tan contento.



19
De: V. Fecha: 2009-05-15 11:42

Tantas cosas que leer y tan poco tiempo... :P



20
De: homie Fecha: 2009-05-15 15:15

pues no estoy nada de acuerdo contigo, Corsus. Sin conocer la nueva versión de Dark Horse, por lo que no diré nada de ella, el trabajo de Thomas en el Conan de Marvel me parece sensacional.

No se trata sólo de que fuera un adaptador de la obra de Howard (y otros muchos). Sobre todo en Conan The Barbarian se puede apreciar el trabajo de Thomas a la hora de dotar al cimmerio de una biografía coherente, rellenando los múltiples huecos dejados por Howard (que realmente nunca pensó en contar la vida del personaje, sino que mostraba retazos de la misma sin preocuparse de situarlos con exactitud, ni temporal ni geográficamente).

Y no sólo se preocupó de dotar al personaje de este bagaje, sino que muchas de sus historias más clásicas son propias. Me refiero, por ejemplo, a las sagas de Makkalet y de Belit (que excepto el capítulo inicial y final, es toda suya) o a relatos como Alas sobre Shadizar.

Savage Sword era otra cosa, porque iba adaptando realtos de aquí y de allí, pero sus diez años de dedicación a Conan The Barbarian me parecen ejemplares.



21
De: homie Fecha: 2009-05-15 15:16

por cierto... ¿pensais que Norma se dedicará algún día editar Blueberry, Thorgal o XIII en formato integral?

Y ya puestos a pedir... ¿se editará alguna vez Asterix en condiciones?



22
De: Corsus Fecha: 2009-05-15 15:50

homie, fíjate que yo soy el primero en valorar -así lo he expuesto en mi post anterior- la labor de Roy Thomas como recopilador del material existente de Conan y como revitalizador y principal impulsor del personaje en los años 70. Sin ese trabajo llevado a cabo por Thomas está muy claro que Conan muy probablemente hubiera sido un personaje casi olvidado hoy en día o, por lo menos, muchísimo menos conocido y sin lugar a dudas muy lejos de ser el icono de la fantasía heroica que es.

Pero lo que no es menos cierto -y es hacia dónde apuntan mis críticas- es que el trabajo de Roy Thomas ,ciñéndonos estrictamente a su labor como escritor, es francamente flojo.

Su estilo es francamente tosco y su pobreza de expresión muy notable. Todos sus guiones están plagados de frases grandilocuentes y ,como bien se ha señalado antes, de constantes alusiones a las cualidades físicas de Conan que ,por reiterativas y por excesivas, terminaban cansando o provocando incluso la hilaridad del lector.

Por otra parte, ¿hasta qué punto es lícito otorgarle el crédito a Thomas como ESCRITOR de las historias publicadas en la serie Conan, el bárbaro? La inmensa mayoría del material FIRMADO por Thomas consistía en adaptaciones de relatos originales de Howard convenientemente mutilados o aderezados según conviniera a los planes del propio guionista. Y lo más sangrante todavía es que ,como explica el propio Thomas con una sinceridad rayana en el descaro que francamente me sorprendió mucho, los relatos no correspondientes a adaptaciones no son ,en su inmensa mayoría, creación del propio Thomas. Más bien se tratan de "colaboraciones" de otros autores -a petición de Thomas o como ofrecimientos voluntarios- que escribieron relatos originales sobre Conan. No siempre esas colaboraciones fueron acreditadas como tal y desde luego tampoco fueron remuneradas.

Dicho lo cual yo ,repito, tengo en gran consideración la labor llevada a cabo por Thomas con Conan y la obra de Robert E. Howard en general. Su aportación es fundamental y contribuyó a popularizar a un personaje como Conan hasta convertirlo en lo que es hoy en día. Pero esa labor también debe ser juzgada y valorada ateniéndonos rigurosamente a la función desempeñada. Por lo tanto Thomas fue un magnífico editor y un laborioso artesano que cogió la multitud de historias ,a menudo inconexas, existentes sobre Conan y las moldeó en un todo coherente. Pero también fue un tipo oportunista que fundamentó su etapa como escritor de las colecciones de Conan limitándose a adaptar a su antojo historias de otros autores cuando no se apropió de ellas literalmente.

Sobre el Conan de Dark Horse, Kurt Busiek (autor que se ocupa de la colección durante los primeros treinta episodios) también opta por ofrecer una biografía ordenada del personaje (desde su salida de su Cimmeria natal hasta su futura ascensión al trono de Aquilonia, aunque esto ya no lo veremos de su mano, imagino) adaptando los relatos originales de Howard. Pero lo hace no sólo de un modo más fiel al original sino que con un gusto y ,curiosamente, una personalidad mucho mayores que Roy Thomas. Por lo menos a mi modo de ver el Conan de Dark Horse, juzgado como adaptación y tomando en consideración la labor puramente narrativa de su escritor, es un producto infinitamente más estimable que el Conan Marvel.



23
De: David. Fecha: 2009-05-15 15:56

Jeje Rafa, muchas gracias por tu respuesta a mi pregunta sobre Van Hamme.

De hecho cuando redacté la pregunta nombré sólo como posibilidades XIII y Largo Winch porque salvo una fugaz incursión en Los maestros cerveceros es lo único que he leído de Van Hamme. Sabía que Thorgal era suyo pero la tenía entre mis pendientes. Quizá sea un buen momento para coger la colección...

Respecto a Van Hamme, su Largo Winch me parece muy interesante, XIII la encuentro más convencional; aunque eso sí, apenas he leído los primeros números (3 primeros de Largo Winch y el primero de XIII).

Saludos.



24
De: David. Fecha: 2009-05-15 16:20

Por cierto, que mirando en un par de librerías grandes de internet, me parece que hay un número descatalogado o muy difícil de encontrar... "Los tres ancianos del país de Arán"... creo que en ese caso no empezaría la colección salvo que sacasen los integrales.



25
De: homie Fecha: 2009-05-15 17:21

Hace mucho que no releo el Conan de Thomas, Corsus, así que quizás compartiera alguna de tus críticas. Sí que creo que los textos, como todos los de la época en los tebeos de superhéroes, resultan hoy excesivos. Es curioso sin embargo que sea con Barry Smith con quien más abunden las escenas mudas, que resultan mucho más frescas leídas hoy día (supongo que el talento de Smith tendría algo que ver).

Y a pesar del gran número de historias que adaptó (no sólo de Howard ni mucho menos de Conan, como bien indicas), otras que creo que son de su propia cosecha no desmerecen en absoluto al nivel medio de la serie (Alas sobre Shadizar, la saga de Makkalet, la saga de Amra, la historia de Belit y Asgalun, la saga del Señor de las Bestias, etc.).



26
De: Vazquez Fecha: 2009-05-15 19:17

Soy admirador de Van Hamme, pero su trabajo me ha parecido que flojeaba en los ultimos tiempos. No tengo información fiable, solo cosas que me suena haber leido por internet o en revistas, asiq ue si alguien tiene mas detalles le agradecería la información. El caso es que entendí que quería dejar de escribir comics y cerrar sus colecciones abiertas (XIII con un especial de mucho tamaño), y no le dejaron. Si es asi, creo que incidió en la calidad de su trabajo, en sus últimos números en XIII va cerrando hilos pendientes con desgana y desinteres, de hecho el mejor me parece el que dibujó Giraud, tal vez porque era una historia que no tenia nada que ver con la serie, aunque al menos le da un cierre decente. En Thorgal mantiene mejor el nivel, pero los ultimos números tambien son mas flojos.

Por cierto que "Yo, Jolan" no me convenció, ese no es mi Thorgal y la intriga mágica que está introduciendo no me convence.

Una cosa mas (de conan hablaré en otro Post), ¿soy el único al que, desde que creció, Aricia le cae mas bien bastante mal?



27
De: RM Fecha: 2009-05-15 19:27

Van Hamme nació en 1939. Es un milagro que con esa edad siga escribiendo buenos tebeos: a veces los lectores creemos que los creadores siguen teniendo treinta años y la vida y las circunstancias de la vida no les pasan también por encima.



28
De: RM (DE YELLOW KID 4) Fecha: 2009-05-17 19:28




El artículo de Angel Olivera, como todo lo suyo, era excelente.


http://www.gigamesh.com/yk04.html



29
De: Anónimo Fecha: 2009-05-18 00:31

Oye Rafa, ¿ Sabes si hay alguna manera de conseguir algún número de Yellow Kid ?



30
De: RM Fecha: 2009-05-18 06:46

Me temo que se saldaron. Quizá en alguna librería, en algún lugar recóndito...



31
De: Anónimo Fecha: 2009-05-18 14:44

Lástima, habrá que rebuscar por librerías de viejo, en internet no he encontrado nada todavía.



32
De: Mt Fecha: 2009-05-19 11:16



Jean Van Hamme es un tipo con suerte. Goza de un enorme prestigio como guionista de tebeos sin haber ideado apenas una historia propia que narrar. Su estrategia es muy simple: escoge dos historias de eficacia demostrada y las mezcla en una sola. Si el batiburrillo es muy evidente, introduce algún elemento marginal de una tercera, para disimular. La gente adora no sentirse decepcionada, y cómo puede defraudar una historia que ya sabes que gusta. Además, cualquier crítica puede silenciarse con los manidos comodines del “homenaje” y del “todo está contado”.

Si alguien lee XIII, encontrará una trama calcada a la de “El caso Bourne” de Robert Ludlum (más que la película homónima, por cierto) pero en un ámbito que recuerda al del asesinato de Kennedy. Para que no todo sea igual, el desarrollo de la aventura se complementa con la actualización de la etapa “Angel Face” en El teniente Blueberry. La serie arrasa, por supuesto.

Si leen El gran poder del Chninkel, encontrarán la historia de Jesucristo unida al diseño y parte del argumento de Cristal Oscuro, más un cameo del monolito de 2001 interpretando a Dios.

Si leen Thorgal, tendrán el aliciente de descubrir cuál es la fuente de inspiración de cada nueva historia, e incluso pueden llevarse, en ocasiones, alguna sorpresa. Las sorpresas son la estupenda saga del País QA y, por supuesto, "Loba".

Uno de los principales problemas de Thorgal, como serie, radica en el carácter arquetípico de su héroe, terriblemente unidimensional, cándido hasta lo insoportable e incansablemente hermoso.

Este carácter plano se hace especialmente doloroso en “El señor de las montañas”, historia que gira, más allá de su trillado truco argumental sobre paradojas temporales, en torno al amor a tres bandas entre una joven montañesa, el inefable vikingo y un joven recién huido de la esclavitud, triangulo que pronto pierde todo interés porque a la absoluta superioridad física y espiritual de Thorgal se opone un joven esquemáticamente malvado, capaz de crueldades fuera de toda coherencia argumental con tal de ceder a su contrincante la oportunidad de ser el héroe impecable de siempre.

El otro problema, especialmente en sus últimos diez años, es la escasa variedad de tramas que Van Hamme le ha introducido. Casi siempre, Thorgal es hecho prisionero, generalmente por antiguos descendientes de la familia espacial a la que pertenece. Casi siempre es engañado con tretas infantiles, y casi siempre encuentra a un rebelde dispuesto a morir en su ayuda o a un lugarteniente mezquino. También, por supuesto, suele encontrar algún precipicio por donde el malvado se despeñe casualmente y la historia le libre de su obligación tipológica, esto es, enfrentarse al oponente y vencerlo. Thorgal nunca se mancha las manos, siempre tiene al guionista para hacerlo por él.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.90.159.192 (7790aa9bd2)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?