Hoy hemos celebrado (cuatro gatos, pero de calidad) el día de San Juan leyendo poemas. No porque san Juan fuera un santo especialmente lírico (el de la Cruz sí, el Bautista creo que no), sino en recuerdo y homenaje a un compañero muy querido fallecido hace unos años: Juan Carlos Benítez, profesor de literatura, y sobre todo maestro y amigo.

Ha sido un acto sencillo, mucho más sencillo de lo que la sencillez de Juan Carlos merecía. Una docena de poemas, cuatro profesores, una docena de alumnos, una guitarra. Y mucho cariño.

Poemas por San Juan. Encendiendo versos en tu recuerdo, amigo mío.

Gracias, Margarita, Juan Asián, Carmina. Gracias, Bea, Luis, Juan Guerrero, Oliva. Gracias Lola, María, Carmen, Estíbaliz. Y gracias a Angel González, a Lorca, a Antonio Machado (inevitable), a Juan Ramón, a Shakespeare.

Han sido treinta minutos de magia y cariño en el recuerdo.

Lo repetiremos. Tenemos que seguir repitiéndolo.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/9213

Comentarios

1
De: Melkart Fecha: 2003-06-25 04:09

Yo aprendía a leer con Jua Carlos Benítez. Bueno, leer sabíamos todos a los 17 años (alguna excepción apuesto que habría en alguna de las clases, no quepa duda), pero con Juan Carlos descubrí que como hay que leer una poesía, una obra de teatro, o un texto de prosa.
Quienes tuvimos la suerte de verle leer a su querido Machado, o algún capítulo de La Colmena, nos enamoramos de la literatura española. Su entonación perfecta, sus pausas, incluso sus gestos y sus movimientos... oyéndole, uno realmente entendía por qué la literatura poseía tal belleza.
Creo que es hermoso recordar a un profesor por las cosas que te inculcó, y no tuvo que ser malo en su oficio si media década después siguen resonando en mi cabeza su voz, "su" Machado, y sus bromas.



2
De: Jesús Fecha: 2003-06-25 22:52

En una de esas curiosas rotaciones de asignaturas que a menudo sufren los profesores de San Felipe, Juan Carlos me tocó como profesor de Francés en 3º ESO. Siempre me hizo gracia aquel hombre que con tanta paciencia nos enseñaba Francés durante tres cuartos de hora para posteriormente, en el cuarto de hora que quedaba, abrir su diario Marca y encender su cigarrito y nos decía: "ala, ahora hablar un pokitin"

Te extrañamos Juan Carlos.



3
De: nena Fecha: 2003-07-03 04:16

A mi también me dió francés, no le hacíamos mucho caso, la verad, porque creo que era a última hora,pero siempre se nos quedará la diferencia entre poisson y poison.

Siempre te recordaremos.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.156.32.80 (c4358d7f59)
Comentario