Quizá fue el año pasado, o puede que el otro, cuando el único momento de la semana que me tenía pegado a la televisión en abierto era la serie "Cuéntame" de Televisión Española. Ya saben ustedes, recordar en clave amable y light una época y una forma de cómo fuimos, o de cómo recordamos que fuimos. O cómo quisiéramos haber sido, no lo tengo del todo claro.

La nostalgia es sin duda mala consejera, pero a veces resulta entretenida. Y "Cuéntame", qué duda cabe, lo era. Todos fuimos en un momento esa familia. A pesar de los gazapillos históricos que tanto me molestan desde los primeros episodios: ese kiosco que, en 1968, vendía ya tebeos de Trueno Color o El Guerrero del Antifaz del año 73. O esa televisión familiar que, por arte de birlibirloque, está perpetuamente sintonizada con el No-Do en vez de con la(s) cadena(s) reales del momento.

La serie era, y es, un cruce inteligente entre Aquellos maravillosos años y Forrest Gump, la aventura de falsear la historia a partir del footage existente en los archivos del ente público. Divertida, extravagante, con un punto de La gran familia, un algo de perspectiva histórica y una visión política edulcorada pero a veces efectiva. Los Alcántara, ya digo, fuimos todos nosotros. Yo, al menos, sé que fui Carlitos: tengo su misma edad y también jugué en un camión abandonado (aunque el mío sí que se lo llevaron).

Y, sin embargo, una vez hallado el filón del revisionismo histórico, una vez convertida en una máquina de hacer dinero y generar merchandising (y ahí tienen ustedes los discos recopilatorios de las canciones que, un poco al estilo de American Grafitti, adornan de vez en cuando las historias), la serie va dando bandazos y se lía en sí misma, sin saber muy bien hacia dónde tirar. Los personajes se mueven siempre en un quiero y no puedo algo absurdo que, como los tebeos de superhéroes, siempre vuelve a la casilla de salida. A pesar de lo bien construidos (e interpretados) que están, los personajes (y la serie) no saben a dónde van. Quizá como todos nosotros en aquella época, es posible. Pero de ser una familia "normal" en una España anodina han pasado a ser una familia anormal en una España que, hoy por hoy, se revela apasionante.

A estas alturas, el fallo principal que detecto en la serie es, precisamente, su deseo de ir haciendo crónica paso a paso de esos años. La serie se mueve en paralelo al momento actual, con lo cual las situaciones del calendario (navidades, semana santa, el verano) se repiten por fuerza. La acción, entonces, no avanza. Llevar al hijo mayor a la inevitable mili se revela una trampa creativa: durante dos años no podrá hacer otra cosa, por mucha milicia universitaria que nos quieran vender (y aquí un inciso y una maldad por mi parte: no puedo evitar pensar que el chaval hace la mili por aviación para evitar que se identifique el uniforme caqui). Toni estará atrapado como personaje mientras tanto. Igual que ese insufrible supblot del padre metido a gilipollas cabeza de turco inmobiliario.

De ser arquetipos convertidos en personajes, los personajes han vuelto a convertirse en arquetipos, esterotipos del padre carca de buen corazón, de la madre emprendedora-pero-menos, del niñato progre o de la niña voluble. No se les ve moverse más allá de sus limitaciones actorales y del peso de la historia. Hay subplots ya olvidados en el devenir de los personajes que, al recordarlos hoy, causan sonrojo: la historia de amor entre Tony y la hija del preboste franquista, cuyo desenlace en aborto era tan previsible que ni siquiera los guionistas parecieron tener claro que no podían contar que éste era producido por la paliza de un gris en una manifestación; o el folletinesco y pesado enredo con la niña adoptada que al final no fue: si se hubiera seguido adelante con ese tema, el protagonismo de Carlitos habría quedado en un segundo plano absoluto. ¿No se dieron cuenta de eso los guionistas, embebidos en las lecturas del ABC de la época y de los archivos de la Filmoteca?

La temporada actual, con los tiras y afloja de la mercería reconvertida a boutique (¿y por qué ese barrio ya tiene puticlub pero nunca ha tenido barbería masculina?); de Don Pablo poniendo ya para el futuro matésico que espera la cabeza de Antonio Alcántara; de la niña que hoy es actriz y mañana vende vaqueros y sigue sin saber qué quiere va a la deriva. Faltan todavía cinco años para la muerte de Franco. Y sabemos que nunca aparecerá en pantalla, a menos que los guionistas sean capaces de coger al toro por los cuernos y saltarse un par de años en esa crónica ya morosa del tiempo que nos tocó sufrir.

Creo que es la única manera de darle vida a una serie que languidece entre tramas serias que ya hemos visto (la muerte de la abuela ya se contó, y con más garra, en Los gozos y las sombras, chascarrillos infantiles que aburren, chanchullos inmobiliarios que no van a causar ninguna sorpresa y festividades que se repiten con precisión de calendario. O, dicho de otra forma: noto la falta de un arco narrativo coherente por cada temporada. Que los guionistas sepan de dónde parten y adónde quieren llegar cada once o doce episodios.

Porque si no, la impresión que producen es que la serie va, simplemente, improvisando.






Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/9130

Comentarios

1
De: rvr Fecha: 2003-06-21 17:45

Pues la verdad es que apenas he seguido la serie, pero me fío de su sabidudría. Hablando de fan fics y copyrights, ¿se atreve a esbozar cual debería ser el futuro de la familia Alcántara? ;)



2
De: RPB Fecha: 2003-06-21 17:46

Y ¿no te parece que esa serie está llena de mensajes subliminales? Ya sabes, en plan "En tiempos de Franco se vivía muy bien", etc. :(



3
De: RM Fecha: 2003-06-21 17:53


No sé cómo seguiría la serie. Sí sé que saltaría años y daría capotazos temporales de vez en cuando, para verlos en situaciones nuevas: conociendo a los actores (y la naturaleza de la serie) quizá sería bueno que el padre muriera y la familia tuviera que salir adelante por su cuenta. Y la niña sería ideal que no abandonara la historia del cine y se viera metida de lleno en los líos del destape: pero son unos cagaos y esbozan las situaciones y luego no las explotan. Por ejemplo, si el niño es un rojillo, sería interesante verlo metido en lo que fuera un partido político más o menos serio y organizado, no tirando octavillas y bailando en los guateques. No sé, la historia es tan rica y se está explotando tan poco...


Y, por supuesto, Carlitos todavía tiene que conocer los tebeos Marvel en la edición de Vértice.

Y sería divertido que el facha del vinatero fuera un comunista solapado que cada vez que desaparece de la serie estuviera por ahí organizando células del partido.



4
De: RM Fecha: 2003-06-21 17:54

No creo que la serie venda la idea de "con Franco vivíamos mejor". En todo caso, la idea de "con Franco eramos unos cagaos y unos comodones". Me extraña que la serie (que a veces es durísima cuando quiere) se emita en la primera cadena, cuando parece -ellos mismos lo dijeron- un producto del Canal Plus.



5
De: Pedro Fecha: 2003-06-21 19:00

Yo no puedo evitar pensar, cuando veo una serie española, que todas tienen un gran defecto: los capítulos duran más de lo que debieran. Muchas series que en principio están bien y tienen posibilidades siempre me dejan la impresión de meter más minutos de los que el guión realmente exige. Supongo que estoy acostumbrado a las series "condensadas" americanas y me molesta un poco que se tomen tanto tiempo para hacer lo de siempre (si al menos hiciesen algo diferente, como hacía Garci con la segunda del otro lado (?), pues bueno, ya me gustaría más).

Con los, pocos, episodios de Cuéntame que he visto tengo esa impresión: capítulos de una hora que deberían durar media.



6
De: RM Fecha: 2003-06-21 21:32


Muy cierto.



7
De: efedito Fecha: 2003-06-21 21:47

¿Cuántas series dramáticas americanas duran 30 minutos?

(Las de mucha risa Maria Luisa duran unos 22 minutos sin la publicidad)



8
De: RM Fecha: 2003-06-21 21:49


Y las de una hora duran exactamente 42 minutos. Pero sin tiempos muertos. Una cosa que me marea en la nueva temporada de "Cuéntame" es cómo las escenas no se desarrollan, sino que se van cortando y contando en paralelo. El cambio de director le ha hecho mucho daño a la serie.



9
De: RPB Fecha: 2003-06-22 01:05

Espero que algún día se haga una versión de Cuéntame ambientada en los 80, en la que los hijos vean La bola de cristal y disfruten de la movida... :)



10
De: Pedro Fecha: 2003-06-22 07:23

Y los americanos en 42 minutos son capaces de contar la biblia. Cuánto duraba un episodio de aquellos maravillosos años?



11
De: RM Fecha: 2003-06-22 15:31


22 ó 23 minutos. Lo mismo pasa en Sexo en Nueva York: antes de que se les vaya de las manos el episodio, se acaba.

Ayer estaba viendo lo de los tres matrimonios en el programa ese de JL Moreno, y pensé lo mismo: está gracioso, pero los sketches deberían ser más cortos. Sobran al menos dos intervenciones.



12
De: Pedro Fecha: 2003-06-22 17:51

Sexo en Nueva York, efectivamente, qué buen ejemplo.



13
De: JJ Fecha: 2003-06-22 18:21

Al final, es una especie de reality show en diferido. No creo que pretenda otra cosa.



14
De: efedito Fecha: 2003-06-22 19:53

Lo de los tres maridos en el programa de Moreno es directamente ABORRECIBLE, si alguien vuelve a compararlo con SiNY juro que lloraré.

Ayer vi mi primer capítulo de Andrómeda y fue el típico de "asesinato a bordo". Dejando a parte las actitudes de unos y otros sólo había UNA trama principal. Nada de llevar una subtrama para casi cada personaje, que supongo es lo que hace que las series sean de 22 o de 42 minutos... Bien, ¿alguien recuerda HILL STREET BLUES? (*) ¿Algo a la altura por ahí?

(*) Atención, es una pregunta retórica. Circulen, circulen.



15
De: RM Fecha: 2003-06-22 20:25


¿Algo a la altura de HSB? LA Law, sin duda.

Y Babylon 5.

Y Buffy.



16
De: RPB Fecha: 2003-06-22 20:34

Creo que Cuéntame sí está llena de mensajes subliminales. Fijaos en esta carta de El País de hoy: "llevo observando últimamente que en los créditos de dicha serie sólo salen imágenes de Franco (...) los créditos han terminado con una imagen del águila imperial". Ya decía yo que... :(



17
De: RM Fecha: 2003-06-22 20:39


También sale en la presentación nueva, a la derecha de la pantalla dividida, una imagen de ciencia ficción: una mujer piloto que no logro identificar. ¿De Galáctica? ¿De Spermula? :)



18
De: RPB Fecha: 2003-06-23 01:37

Dudo que sea de Spermula, ya que no es un tipo de cf que admitirían en la Primera ;)



19
De: RM Fecha: 2003-06-23 02:25


bueno, en la primera pasaron Valentina-la-serie, long ago, ¿no?



20
De: RM Fecha: 2003-06-23 02:26

por cierto, efe, el acróstico de Sexo en Nueva York debe ser S&TC (Sex and the City) :P



21
De: Efedito Fecha: 2003-06-23 06:49

¡OOOOPPPSSSS!



22
De: Melkart Fecha: 2003-06-24 09:26

LO malo de las series españolas no es ni siquiera que duren más de lo debido, sino que todas cuentan lo mismo.
El Pantano, una serie que tenía que ser de misterio, Twin Peaks a la española (sin Lynch, sin los actores, sin presupuesto...) a mi me parecía lo mismo que Menudo es mi Padre, o Compañeros, solo que con una subtrama de misterio.
En España intenta hacerse todo para el gran público, sin concevirse que hay sectores menos amplios que están dispuestos a engancharse a la tele por tal de ver algo que no sea "Luis, lo hemos dejado, pero te quiero, pero mi padre alcohólico está en la carcel y se supone que soy una reproducción de a realidad española".



23
De: RPB Fecha: 2003-06-24 20:31

Así se habla, Melkart :)



24
De: Verbal Fecha: 2003-06-27 00:44


Me aprece que la cuestión es que los guionistas españoles de televisión se mueven más por "Tiene que pasar COSAS" uque por "Hay que ir narrando una historia". Comparando esta serie con "Aquellos maravillosos años" se puede ver como evolucionaron ambas series. La española empieza a tener argumentos inexplicables e inverosímiles y, pese a eso, es la serie más vista, rozando en su última emisión el 50% de Share. Claro qeu als otras dos son "Ana y los 7" y "Los Serrano". ¿En qué momento se decidió enterrar "Anillos de oro", "Turno de oficio", "Chicas de hoy en día" o incluso "Farmacia de Guardia" para dar paso a esto?



25
De: bollocks Fecha: 2003-10-31 22:05


De sufrir nada, majo. Lo disfrutamos a base de bien. ¡Cómo se nota que eres de la edad de Carlos! Yo soy mayor que Herminia.



26
De: Iván Fecha: 2005-07-01 16:16

Cuéntame trata de informar sobre echos de nuestra historia, como esta serie no hay nunguna



27
De: corto maltes Fecha: 2005-08-25 23:25

la verdad me estoy convirtiendo en un nostalgico empedernido, pero aquella serie de chicas de hoy en dia me marco bastante y me encantaria conseguir algun capitulo yo hasta ahora no lo he podido conseguir en la red. Gracias anticipadas



28
De: corto maltes Fecha: 2005-08-25 23:25

la verdad me estoy convirtiendo en un nostalgico empedernido, pero aquella serie de chicas de hoy en dia me marco bastante y me encantaria conseguir algun capitulo yo hasta ahora no lo he podido conseguir en la red. Gracias anticipadas



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.144.250.128 (f3e9777bd7)
Comentario