Me han preguntado hoy mismo, en el seminario de la historieta de San Roque, cómo decido qué historia se cuenta en narración y qué historia planteo como guión de historieta, y qué diferencias hay, si las hay, entre una cosa y otra. Mi respuesta es que son medios distintos que tienen herramientas distintas y que por tanto la forma de abordarlos y el resultado final son diferentes. En la narrativa, el escritor usa a tope su herramienta principal, la palabra. En el guión de historieta, tiene que hacer la palabra a un lado y dejar que hable la imagen.

Lo que sigue son las once primeras páginas del guión del intento de adaptación de "Detective sin licencia" a la historieta. Si han leído ustedes la novela, o si han leído "Lona de tinieblas", verán que es una mezcla curiosa: el final de Lona y casi las treinta primeras páginas de Detective, contado casi sin palabras, dejando que sea la narración gráfica la que cuente la historia.

PÁGINA 1

Cuatro viñetas, apaisadas, que ocupan todo el ancho de la página.

En la primera, primerísimo plano del joven TORRE, una ceja ensangrentada, a cubierto tras dos guantes de boxeo. Los guantes son negros.

Segunda viñeta, el contraplano. Casi la misma pose, los guantes son rojos, y a quien vemos es al primer plano de KID LEVANTE. Puede o no puede vérsele el bigotito.

Visto un poco desde arriba, un puñetazo de Torre.

Ahora, en más cercano, un puñetazo del Kid.


TEXTO: CÁDIZ, PABELLÓN PORTILLO, 1972.


(Todos los planos, contraplanos, picados y contrapicados del mundo del boxeo los tienes en BEN BOLT).



PÁGINA 2


Plano general, quizá visto desde las cuerdas. Vemos a MORENO, con su purazo en la boca, la nariz rota, animando a sus pupilos en el ring, a los que vemos: las piernas, o en plano general.

Un golpe de Kid a Torre.

Torre cae.

Torre en la lona, intentando incorporarse. Se le ha caído el protector de la boca. Vemos el borrón del puño del Kid que le busca la cara.

La viñeta es la foto que luego vamos a ver repetida muchas veces, la “foto de Juman”, que se verá en sepia o en blanco y negro.


PÁGINA 3


Es el momento del impacto del golpe. Torre que recibe el puñetazo en toda la sien. Saltan gotas de sudor y sangre.

El árbitro con los brazos abiertos, intentando detener la pelea.

Torre que cae KO, esta vez del todo. La viñeta empieza a borrarse por abajo.

Dos viñetas blancas debajo.

PÁGINA 4


Otras dos viñetas blancas.

Lentamente, la realidad se va consolidando. Vemos la casa de Torre, la habitación del salón: una foto de Torre, la Lola Flores sobre el televisor, todas las cosas típicas y cutres. Un teléfono que parpadea (pero no suena).


TEXTO: CÁDIZ, 2000.


Torre, ya mayor, con gafas de sol a las que les falta una patilla, una camisa de mangas cortas abierta hasta el pecho, chanclas y un meiba de calzón todavía mojado, que vuelve de la playa. Lleva la toalla al hombro

Ve que la luz del teléfono parpadea.

Se acerca y lo aprieta. En algún momento de estas viñetas tendríamos que ver bien (puesto que antes, con los guantes y tal, quizás no hemos visto bien su cara) que es el mismo boxeador que vimos de joven.

No escuchamos el mensaje (el tebeo es mudo de momento, hasta que empiece la investigación), pero sí la reacción de estupor de Torre.

PÁGINA 5

La toalla playera caída en el suelo. Vemos que, en segundo plano, Torre se está poniendo un pantalón blanco (que luego veremos que está mojado por el bañador).

Baja rápidamente las escaleras de la casa.

Sale a la avenida.

Lo vemos caminar junto al estadio.

Torre llega al Tanatorio.

PÁGINA 6


En primer plano, el ataúd con los restos mortales de Pepito Fiestas. Vemos que lleva puesta una corbata amarilla y azul, una insignia. En segundo plano, los dolientes.

Torre se acerca a donde están CHARO, la mujer (Monica Belucci gaditana), ANGELITO (joven de 16 años, gordo, friki), y la DAFNI (Naomi Campbell de 18 años). Charo lleva una rebeca amarilla sobre los hombros, minifalda. Dafni va algo más provocona. Angelito está hecho un berzas.

Sensación de que pasa el tiempo. Gente que llega a dar el pésame. Tendrían que ser conocidos e identificables: Teófila Martínez, desde luego. Selu el del carnaval. Téllez, Pérez Peralta, etc.

Torre, sentado en un rincón, se siente fuera de lugar.

PÁGINA 7

La página 7 es costumbrismo puro: la gente que aguanta las horas del velatorio: unos susurran, otros cuentan chistes, otros fuman, otros comen pipas. Se nota que hay quien no le quita ojo a las cachas de la Charo ni al escote de la Dafni. Angelito dormita, o lee un manga. Una vieja lee un rosario. Alguien habla por el móvil.

Tendríamos que ver a alguno de los personajes que van a salir luego: CAYETANO DEL ANO, el socio de Torre. Y al menos CARMEN ABRIL, la doctora.

PÁGINA 8

El responso. Un cura hablando, la gente de pie en el tanatorio tan chiquitito, todos apretujados y sudando. Es verano, no lo olvides en la ropa.

El coche fúnebre que espera a que carguen el ataúd.

La comitiva que sale hacia Chiclana.

La espera en el crematorio.


PÁGINA 9

Los encargados del crematorio, horas más tarde, le dan a Charo una urna con las cenizas.

Charo, llorosa, le entrega la urna a Torre.

Pueden haber pasado horas, o incluso un día: en el Vapor del Puerto, de extranjis, Torre deja caer las cenizas al agua.

Los peces acuden a las cenizas.

Las gaviotas acuden a los peces.

El barco vuelve a puerto.


PÁGINA 10


Una viñeta de la ciudad, o de la avenida, de noche, o en cualquier caso, que avise que ha pasado algo de tiempo.

Otra viñeta similar, del paseo marítimo a la altura del cementerio (que es donde vive Torre).

Torre, otra vez en bañador y chanclas, abre el buzón de su casa.

Ve una carta, con el remite JOSÉ FIESTAS, ASESORÍA. El matasellos debe verse claramente. Elige un día de julio de 2000 (no sé si en la novela se dice).

Torre abre allí mismo la carta, nervioso.


PÁGINA 11

Vemos a Torre sentado en el sofá, leyendo la carta. Podría estar guiándose con un dedo.

El texto de la carta (¿en contraplano desde el punto de vista de Torre?): Torre, tengo miedo, tienes que echarme una mano una vez más, creo que hay alguien que quiere matarme.

Torre absolutamente fuera de juego. Mira la carta.

Mira una foto donde, más joven, está sonriendo junto a Pepito Fiestas, también más joven. La foto es de finales de los años 70. Podemos ver que están en un mitin o algo así.

Y repetimos de nuevo la viñeta del golpe en el combate.

Y la viñeta en blanco.


(A partir de aquí, veremos en unas cuantas páginas lo que se cuenta en el relato “Con la memoria partida”, cómo Pepito Fiestas “rescata” a Torre cuando se queda amnésico y le ofrece trabajo y protección. Luego empieza ya el caso detectivesco propiamente dicho).

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/73607

Comentarios

1
De: Mirbos Fecha: 2013-07-27 20:57

Pero no aparecen los rayos gamma...

Esto del curso multimedia está mucho mejor. Se nota muchisimo que la forma literaria de Torre se basa en lo que sería el "relato oral" que el propio Torre te contaría en un bar, un remedo de la voz en off chandleriana, pero sin embargo el ambiente gaditano y/o detectivesco se transmite en el cómic sobre todo en el atrezzo: los guantes, el teléfono, la Lola Flores... y supongo eu en otros muchos puntos



2
De: RM Fecha: 2013-07-27 21:00

En el paisaje y el paisanaje, sí.

En el comic, además, Torre y los demás tendrían que "hablar", y eso es un problema.

¿Hablan en gaditano?



3
De: Mirbos Fecha: 2013-07-27 22:00

La verdad que eso supone un problema, en cuanto el dialogo gaditano suena falso cuando se escribe de forma literaria (en los blogs de carnaval queda estupendo) al igual que el andaluz de Canal Sur o de cualquier otra serie.

Aunque por supuesto es algo que veo reflexionado en los relatos de Torre, en Una canica en la palmera, en Son de piedra...

Yo siempre que he intentado perpetrar un relato "serio", de los que son en Cádiz y no en Cai (que no Cadi) he visto es imposibilidad de tomar en serio a un personaje que te habla en gadita. Suelo resolver escribiendo de forma usual, quizás incluyendo términos locales, que veo que es mejor que falsear un chauvinismo.

Aún así, es casi un callejón sin salida.



4
De: Antonio Romero Olmedo Fecha: 2013-07-28 16:14

A los problemas de lenguaje que comentáis hay que sumar que en esa primera novela de la saga, aún existiendo una trama, esta es menos importante que la forma en que es expuesta. Todo en "Detective sin licencia" es casi una abstracción, un paisaje mental de su protagonista. En un medio visual como el comic -aún cuando la capacidad para la interiorización de este es ligeramente superior a la del cine-, se hace muy difícil proceder de la misma manera sin caer en esa misma artificiosidad con el lenguaje coloquial que comentáis.
Yo era el dibujante para el que se pensó este guión, por cierto.



5
De: RM Fecha: 2013-07-28 18:12

Evidentemente.



6
De: Javi Lara Fecha: 2013-07-31 15:37

A ver si algún dia lo llevais a buen terminal Antonio!



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.121.67 (1c765f6b79)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?