Carlos Giménez, no sé si concurren ustedes, no es solo el mejor autor de historietas que ha dado este país, sino uno de los tres o cuatro mejores autores que ha dado la historieta en el mundo y en su historia. Hay mejores dibujantes, hay mejores guionistas, pero no hay mejores narradores, ni hay gente que le haga sombra en su ojo especial para desarrollar la historieta y exprimir sus posibilidades a tope.

Giménez ha hecho crónica de su propia vida, como testigo del paso de los tiempos, y en series punteras como Paracuellos, Barrio o Los Profesionales hemos visto el rito de transición de su alter ego de nombre cambiante y, con él, el de la sociedad a la que perteneció y que sigue siendo, en el fondo, la sociedad de la que venimos todos y a la que a lo peor volvemos algún día. Si una característica más define a Carlos Giménez es su férrea fidelidad a sí mismo.

Tras la impresionante 36-39, Malos tiempos, donde volvió atrás en la historia para contarnos la guerra civil española desde el punto de vista de una familia del Madrid asediado, Giménez vuelve ahora su mirada hacia Pepe González, el fallecido dibujante de Vampirella, que fue su amigo personal y un referente en la historieta española y mundial y, también, un hombre lleno de extrañas luces y sombras.

Giménez vuelve, en parte, al universo de Los profesionales (donde Pepe González era "Jordi"), pero se notan algunas sutiles diferencias, no solo en la cuadrícula de la página (ahora hay menos viñetas y se lee más claro), sino en el abandono consciente del tono jocoso de aquel otro título que tuvo su contrapunto en "Rambla arriba, rambla abajo", donde la inconsciencia y las bromas de los dibujantes en ciernes acababan en un brusco contraste con la realidad de una dictadura en la que estaban (estábamos) encerrados todos.

En Pepe, sí, hay humor, evidente en tanto hasta ahora es un anecdotario de situaciones más o menos absurdas (y por tanto reales) sucedidas al protagonista y los demás personajes que lo rodean. Pero, o mucho me equivoco, la obra (que estará compuesta por cinco álbumes de más páginas de lo ordinario) acabará tirando hacia otras situaciones para completar el retrato del amigo y su inevitable descenso a los infiernos. Carlos Giménez llegó a comentarme que, cuando investigaba los rincones no conocidos de la vida de Pepe González, llegaba a sentir miedo.

El deseo de retratar a Pepe tal como fue, o tal como lo ven quienes lo trataron, es responsable de una de las características más curiosas del libro, ya que al regresar al universo de Los Profesionales Giménez ha decidido volver a cambiar los nombres a los secundarios... aunque altera muy poco el físico de sus protagonistas. Es una decisión que choca al principio (nos habíamos acostumbrado a conocer a Toutain como "Filstrup" y ahora es "Truffaut") pero que tiene lógica en lo que se pretende contar. Hay también una evolución en el físico de los personajes, en tanto toda la primera parte nos cuenta la creación de Selecciones Ilustradas y es divertido ver a Truffaut con el físico juvenil que no habíamos visto cuando era Filstrup. Y, algo que no se había dado en los primeros relatos de Los Profesionales, se recuerda al elemento femenino dentro de la agencia.

Giménez no juzga a Pepe González: lo retrata con cariño, sabiendo que nadie puede meterse en la psicología de otra persona. Pero el retrato es, de momento, hermoso y coherente, con la envidiable capacidad de siempre para mostrar diálogos naturales. Queda el propio Carlos en segundo plano, desplazando en el alter ego de Jose María Beá la relación con Pepe, pero la página sin texto en que vemos la llegada de Carlines con la maleta de cartón es un prodigio de narración.

Giménez está, una vez más, poniendo en orden sus recuerdos, que son los recuerdos de mucha gente. Tiene un personaje más grande que la vida de quien solo se presenta, de momento, la juventud y la luz: queda todavía por llegar el éxito internacional de Vampirella, los dineros pulidos en tonterías, las traiciones románticas, las noches de canción y oscuridad en los antros de Barcelona, el abandono, la decadencia física, los dibujos cambiados por el menú del día en cualquier bareto de la zona y la muerte en soledad de Pepe González. Solo cabe esperar que la edición del resto de la obra sea rápida.

Carlos Giménez ha vuelto a dar en la diana, contando esas historias que siguen haciéndonos falta.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/72530

Comentarios

1
De: CarlosP. Fecha: 2012-10-14 09:45

Carlos esta a agnos luz del resto.....sigue estandolo....



2
De: RM Fecha: 2012-10-14 09:46

Y lo malo es que nadie intenta alcanzarlo.



3
De: CarlosP. Fecha: 2012-10-14 10:23

Quizas sea porque quienes conocen su obra son conscientes de esa distancia...y quienes la desconocen siguen pensando que lo de contar experiencias personales es propio de la Novela Grafica y que es algo que se invento ayer.





4
De: RM Fecha: 2012-10-14 10:34

También cuenta que la gente o no ha vivido o no es consciente de lo que ha vivido.



5
De: Jordi Juanmartí Fecha: 2012-10-14 10:52

Pocos narradores como Giménez saben transmitir toda una gama de emociones tan fuerte cuando cuentan una historia. Usted lo ha clavado, hay mejores dibujantes (muy pocos, eso sí) o mejores guionistas (puede que aún menos, pero haberlos haylos), pero desafio a quien pueda contar con los dedos de una mano mejores narradores.

Y sí, el tono de este primer tomo es dulcemente jocoso, pero no hace falta conocer la vida de Pepe González para saber que la cosa va a ir a las sombras: el final del tebeo, soberbio, da claros indicios.

OBRA MAESTRA.



6
De: CarlosP. Fecha: 2012-10-14 11:07

La ultima pagina...el discurso de Bea....es brutal.



7
De: RM Fecha: 2012-10-14 11:17

Toda la escena del concierto frustrado es magistral.



8
De: Miles Teg Fecha: 2012-10-14 12:07

Habrá que echarle el guante.

¿Por qué Miquel Fuster y Pepe Gonzalez pasaron tan malas experiencias pese a su evidente talento?.
Miquel parece afortunadamente recuperado.
Pero de la muerte de Pepe me enteré casi dos años despues, es triste como trata el mundo editorial a los "pintamonas" como decía Ibañez.



9
De: RM Fecha: 2012-10-14 12:18

Pues la noticia apareció en casi todas partes...



10
De: tristan Fecha: 2012-10-14 13:00

El primer tomo me ha gustado mucho. Ha sido como volver al territorio conocido de Los Profesionales pero con leves diferencias. Coincido con ud. en su calificación sobre la obra de Carlos Giménez y para mí Los Profesionales es su obra más redonda. Por lo tanto una alegría y una fiesta a la espera de los próximos capítulos donde, como ud afirma, seguramente encontraremos un tono más duro y oscuro.
La sorpresa - al menos en mi caso - ha sido comprobar que Giménez cada vez dibuja mejor; lo de narrar ya lo sabíamos pero el dibujo de este álbum es impresionante.
Por lo tanto como decimos aquí: Festa major!

Saludos.



11
De: WWfan! Fecha: 2012-10-14 13:20

A mí me ha encantado la presentación. El cante en el balcón y todo eso que transcurre en las primeras 6 páginas.



12
De: tierra616 Fecha: 2012-10-15 09:21

Perdone Sr. Marín, esto es un Off Topic total: supongo que sí, pero ¿habeis visto el detallazo Little Nemo de la pagina de inicio de Google de hoy día 15? Qué chulada; id, id tirando de las pestañas de la última viñeta.



13
De: RM Fecha: 2012-10-15 09:32

Mola, sí.



14
De: Yo hago yoga hoy Fecha: 2012-10-15 09:44

Pues me falta por leer este Pepe, pero con todos los respetos y desde mis muy escasos conocimientos comiqueros, no colocaría yo a Carlos Gimenez entre los cuatro o cinco mejores narradores del mundo....

De España sí, sin duda, pero del mundo...

A mi Paracuellos 1 me pareció magistral, el resto, teniendo momentos magistrales, al final me acaba pareciendo un alargamiento de las historias, aveces pelín reiterativas.

Con Barrio me pasa lo mismo de lo mismo.

36-39 me parece ya que está bastante por debajo de Paracuellos o Barrio, o Los Profesionales.

Pero bueno, insisto que es una opinión y no soy ningún profesional.

Al hilo de las series, si a alguien le interesa, me han gustado bastante The Fades y American Horror Story (esta llega a ser desosegante, mientras que la primera es una constante referencia al friki, con menciones a Alan Moore, Neil Gaiman....)



15
De: CorsarioHierro Fecha: 2012-10-15 14:16

Personalmente, y sin querer levantar ronchas yo le daría el Premio Nacional del Cómic execuo (¿o el Príncipe Asturias?) a Carlos giménez y a Ibáñez, cada uno por sus motivos.

Tengo el cómic y aun no lo he leído pero de momento recordé una anécdota del propio Ibáñez cuando se encontró a un excelente dibujante trabajando en el mantenimiento/chapuzas de una piscina. Estos casi que tuvieron suerte aunque lo de Pepe sin haberlo leído-más esqa parte sin publicar- suena a no saber administrar el éxito.



16
De: CorsarioHierro Fecha: 2012-10-15 14:18

Aclaración. El que casi tuvo suerte es el de la piscina por tener trabajo.



17
De: RM Fecha: 2012-10-15 14:50

Yo es que no comprendo qué le ve la gente a Ibáñez, la verdad.



18
De: RM Fecha: 2012-10-15 14:54

El premio nacional de comic, y ese es el fallo, se da a la obra del año, no a la trayectoria. Espero que este año le toque a Giménez, naturalmente.



19
De: CorsarioHierro Fecha: 2012-10-15 15:55

Si cierto esta es la oportunidad de oro para QUE LA GANE GIMÉNEZ.
CON RESPECTO A iBÁÑEZ APARTE DE SU RECREACIÓN A LA PICARESCA MODERNA ES QUE MÁS ALLÁ DEL MUNDILLO ES (perdón por las mayúsculas: ha sido un accidente) al único autor de cómic que conoce todo el mundo. Eso debería significar algo.

En cualquier caso, también Serrat ganó hace poco un premio Nacional. Ciertamente se lo merecía pero no cumplía el criterio de ganarlo por una obra.



20
De: RM Fecha: 2012-10-15 17:11

¿Que Ibáñez recrea qué?

¿Y entonces qué recrearon antes y mejor gente como Vázquez, Peñarroya, Cifré....?



21
De: RM Fecha: 2012-10-15 17:12

Sí, significa que es chicle. "Easy listening", como se clasifica en las tiendas de disco británicas a ese otro cantante que conoce todo el mundo: Julio Iglesias.



22
De: Yo hago yoga hoy Fecha: 2012-10-15 18:43

Yo creo que Paco Roca, actualmente, no tiene mucho que envidiar a Carlos Gimenez.

Vuelvo a insistir en que no soy ningún experto, pero Arrugas, Las calles de Arena o el Invierno del dibujante me parecen grandes comics, redondos.

Tal vez Paco Roca esté más premiado? o tal vez Carlos Gimenez no lo esté lo suficiente?



23
De: RM Fecha: 2012-10-15 19:02

Paco reconoce su deuda con Giménez.



24
De: CorsarioHierro Fecha: 2012-10-15 20:47

Supongo que valoro que Ibáñez sobreviviera/resistiera. De todos modos, hace añosque sus historias fallan y no dehjan de ser las dos primeras páginas una especie de trabajo para El Jueves.
En cualquier caso todo esto sin acritud, es una opinión, nomás.



25
De: RM Fecha: 2012-10-15 20:53

Naturalmente. En mi opinión, Ibáñez no ha sabido salir de la historia de siempre, la de los años cincuenta, la del golpe y porrazo, la que es heredera del cine mudo: lo intentó, y le salió bien (Franquín mediante) con El sulfato atómico, y desde entonces sigue haciendo la misma historia en segmentos de cuatro páginas hasta que llega a las necesarias para un álbum: pero no hay guión detrás. Nunca lo hubo.



26
De: Eduardo López Fecha: 2012-10-15 20:53

Es cierto que Ibañez lleva 30 años viviendo de trabajos puramente alimenticios, y que sus grandes (y escasas) obras maestras las dio en un periodo corto de dos tres años. Pero chico, a la pregunta de "¿qué se le ve a Ibañez?" yo respondo "leanse el Sulfato Atomico, o Valor y al Toro o Safari Callejero". Para mí son obras prodigiosas. Y en tu caso, Rafa, seguro que las has leido, y aun asi no te convence tanto Ibañez, pero bueno, cuestión de gustos. Ibañez era un genio que podía haber dado mucho más de sí de haber podido limitar su producción y poder dedicar más tiempo a cada álbum, pero así eran las cosas en este país. Eso no significa que aún así, no nos diera un puñado de obras maestras que pudieron ser más. Y no fue el primero, y bebió de Franquin y Vazquez, y etc, pero joder, todos los artistas beben de los que le precedieron. La genialidad de Ibañez ha quedado oculta tras su enorme productividad alimentica, llegando a estar de moda meterse con él, pero no hay que olvidar que cuando estuvo en su punto culminante, fue grande entre los grandes.



27
De: Eduardo López Fecha: 2012-10-15 20:54

Y lo de google una verdadera chulada. ¡Que bien se lo montan estos yanquis!



28
De: RM Fecha: 2012-10-15 20:54

Sin embargo, como cartoonist, el chiste de sus portadas, creo que es cuando es mejor y expresa su genialidad.



29
De: Alvaro Pons Fecha: 2012-10-15 21:43

El Premio Nacional de Cómic es idéntico al de Literatura u otros similares, se da a una obra publicada el año anterior. Sólo se da a trayectorias cuando es difícil definir una obra por año (como el de Fotografía). Cuando se definió, en las reuniones previas la Dirección general del libro dejó clara su intención en este aspecto: debía ser igual.
Y yo creo que no es mala opción: existen otros premios para reconocer trayectorias (como la Medalla de Bellas Artes, que ya tiene Carlos, o el Príncipe de Asturias, que merece sin duda) y éste tiene una funcionalidad de promoción de ventas de libro (de hecho, se compran ejemplares de la obra ganadora para bibliotecas, etc). Confundimos a veces los Premios Nacionales con otros tipo el Cervantes, etc (que tb merecería Giménez!).
Por cierto, yo debo discrepar en los elogios a la última obra de Carlos. Vaya por delante la perfección de su narrativa y que nadie, absolutamente nadie, cuenta las historias como Carlos, pero el punto excesivamente hagiográfico me parece que va en contra de la obra y que le resta la habitual fuerza de sus otros tebeos. Lo que no quita que sea un buen tebeo, ojo.



30
De: RM Fecha: 2012-10-15 22:20

¿Y tú no crees que la hagiografía no va a acabar en retrato descarnado?



31
De: Ivan Fecha: 2012-10-16 12:48

Ayer preguntaba en facebok si la obra valía la pena sabiéndose de memoria "Los Profesionales".

Hoy ya lo tengo comprado, leido y babeado.

La valoración de Alvaro sobre el carácter hagiográfico sería pertinente si no fuera el primero de una serie de tomos. Creo sinceramente que esas páginas de enumeración de virtudes, que en algún momento puede parecer excesiva, tendrá un pronto y duro contrapunto en breve, y que cuando se complete la serie o salga el "Todo Pepe" :) quedará claramente justificada narrativamente.

Impagables también las últimas páginas con las fotografías y los dibujos del propio Pepe, que efectivamente hacen babear: esos bocetos en un papel, sin corrección alguna ni nada, quitan el aliento.

Y no se vosotros, pero yo me muero de aans de encontrar en internet el dibujo de las coristas bajando de la diligencia.



32
De: Ivan Fecha: 2012-10-16 12:52

Me muero de ganas, perdón



33
De: CorsarioHierro Fecha: 2012-10-16 16:14

Pidiendo disculpas por volver al tema de Ibáñez: todios apreciamos El sulfato atómico...pero juraría haber leído que Ibáñez no estaba muy contento de ese cómic.



34
De: Danielgd Fecha: 2012-10-17 11:33

Lo que me suena que dijo Ibáñez del Sulfato Atómico es que no merecía la pena esforzarse tanto para vender lo mismo.



35
De: Anónimo Fecha: 2012-10-17 11:35

... que eslo que ha venido haciendo desde entonces.



36
De: Eduardo López Fecha: 2012-10-17 17:07

Cierto, lo cual es un una lástima.



37
De: Álvaro Pons Fecha: 2012-10-19 15:44

Pues eso espero, RM, eso espero, pero entonces la división en álbumes le hace un flaco favor a loa obra. Más que nunca, es fundamental esperar a que la obra esté terminada... Este primer volumen me ha dejado este regusto, pero soy un entregado a Giménez sin remisión! :) Esperaré a valorar ese conjunto que, estoy convencido, difuminará estas primeras impresiones...



38
De: RM Fecha: 2012-10-19 17:14

Yo creo que pone el punto final del primer capítulo (porque es eso, un primer capítulo de una "novela gráfica" de cinco), precisamente en el comentario amargo que indica lo que va a pasar luego con el personaje.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.196.167.69 (a73ae07343)
Comentario