Rodar una película no es poner a dos tíos con una cámara delante y una pared detrás. No es como muchos creen que se hace una foto.

Lo mismo con un libro. O con un tebeo.

Nunca por casualidad. Siempre pensando.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/71869

Comentarios

1
De: Rafael García Fecha: 2012-05-23 22:14

Pero algunos necesitan pensar más que otros para conseguir resultados.
De todos modos si que en la creación artística puede existir un elemento de casualidad que afecte al resultado final. Un ejemplo; Spielberg siempre ha comentado que si "Tiburón" le salió tan bien, se debe al hecho de que la bestia mecánica se le estropeara, obligándole, en muchas escenas, a sugerir la presencia del tiburón más que a mostrarlo, con lo que redundó en un mayo suspense y en una puesta en escena más creativa, elegante y sutil.



2
De: RM Fecha: 2012-05-23 22:32

Ya, pero lo que estoy diciendo es que hay quien piensa justo lo contrario: que se hace porque sí y ya está. Y muchos son "creadores"



3
De: Rafael García Fecha: 2012-05-23 23:27

Ya, pero es que los toros se ven muy fácil de torear desde la barrera, pero claro cuando ellos cogen el capote, o la pluma, o la cámara, entonces es cuando por fin se dan cuenta de que la cosa no es tan fácil como parece.



4
De: Ovideo Fecha: 2012-05-24 00:40

Una película es una transformada de Fourier de la imaginación.



5
De: Macdonald Fecha: 2012-05-24 09:52

Yo creo que más que casualidad lo que se da en la creación, y aquí hablo de creación literaria, es ir desarrollando una historia y de repente ver un camino nuevo justo al lado del que estas siguiendo y empezar a caminar por esa senda para llegar a un lugar muy diferente al que tenías pensado en origen. Y esto a veces sale bien y otras, para que engañarnos, mal, pero qué se le va a hacer...



6
De: Mixmerik Fecha: 2012-05-24 12:42

Vivimos en una época en que prima la naturalidad, que muchos confunden con espontaneidad, de ahí que, efectivamente, se piense a menudo que con darle una cámara al crío nos va a salir Spielberg. Pocos saben del difícil artificio y la maestría en el oficio que se ocultan detrás de esa aparente sencillez.



7
De: Gambitero Fecha: 2012-05-24 16:36

Me gusta escribir (no estoy diciendo que lo haga bien ni que sea bueno en ello, digo que me gusta) y tengo amigos que a menudo me dicen: "Tío, ¿por qué no escribes algo y hacemos un corto?", y me parece muy curioso porque lo plantean como si fuera algo muy sencillo que pudiera hacerse como una actividad de fin de semana, sin apenas esfuerzo ni trabajo (no obstante, debo aclarar que son unas personas estupendas, aunque en este tema no comparta su punto de vista...).



8
De: Jose Joaquín Fecha: 2012-05-24 19:39

Recuerdo muchos años atrás, cuando nos pusiste Drácula en clase y nos explicaste la simbología, los detalles, lo que se contaba pero no se decía... Un compañero me dijo al salir de clase: "No veas el Rafa cómo se come el tarro, vamos, ¿no se cree que la película es como un libro?"

Obviamente, ese chico es actualmente un cargo intermedio del gobierno.



9
De: RM Fecha: 2012-05-24 19:47

Es el motivo de esta entrada, Jose.

Ayer fui a sustituir a un compañero y les estaba poniendo "Huracán Carter", película que nunca he visto entera porque los biopics falseado me molestan un algo.

Veo la peli mientras jugueteo al mismo tiempo con el ordenador.

Denzel Washington, al llegar a la celda, reza aquello de "el valle de las sombras de la muerte".

Veinte minutos después, se ve hablando con un negrazo que lleva abrigo y el gorrito típico del Neru.

Veintidós minutos después, cuando van a ver a Huracán a la cárcel (han pasado años desde el principio) lo vemos vestido de blanco y con el gorrito ese de vendedor de helados.

Y les digo: "¿No habéis notado que ha pasado algo?"

No, ¿qué?, me dicen.

Se ha convertido al Islam, les digo.

Me miran como si fuera un bicho raro.

Como tengo el ordenador abierto, consulto en internet. Y en la entrada de Huracán dice exactamente: se convirtió al Islam y se cambió brevemente de nombre.

Todos me miran entonces boquiabiertos.

Victoria.

Pero en la calle, el más inteligente de la clase me comenta: Tú estás loco.



10
De: RM Fecha: 2012-05-24 20:04

Hace mucho tiempo, les puse en inglés Pactar con el diablo.

Sale Al Pacino haciendo de diablo.

Y les explico: Es el diablo porque se llama John Milton. Y paso a explicarles en dos patadas el Paraíso Perdido.

El inteligente de la clase (y era, igual que en el otro caso, el inteligente de la clase) me dijo que yo estaba inventando cosas.

La física y la química me temo que no sirven para entender las complejidades y sutilezas del alma humana...



11
De: Juanma Ruiz Fecha: 2012-05-28 14:10

En ocasiones he impartido cursos de cine y narrativa fílmica a profesores, en los antiguos CAPS (luego CTIFs, y luego nada) de la Comunidad de Madrid. Los alumnos: profes de instituto, en rango de edad desde los 30 hasta los 60 años aprox.

Siempre reservo una sesión para "los géneros cinematográficos". Empiezo preguntándoles cuál es el género que más les gusta, y cuál el que menos. Siempre, invariablemente, alguien dice que lo que menos le gusta es el cine "fantasioso", porque lo que quiere es que las películas "hablen de cosas de verdad".

Siempre, invariablemente, es secundado por murmullos de asentimiento por muchos de sus compañeros.

Y es entonces cuando empiezo la clase.

Dos horas después, y tras proyecciones comentadas de secuencias de X-Men (Bobby habla con sus padres / el preadolescente ángel se corta las alas a escondidas en el baño), V de Vendetta, La venganza de los Sith ("para garantizar la seguridad, la estabilidad...") y similares, les pongo un par de momentos de Superman Returns. Y me dicen, "pero es que ahí el tema de la pasión de Cristo es muy evidente".

Sí, claro. Lo es ahora. Cuando ya te has convencido de que las cosas, en una película, siempre significan algo. Hace dos horas, X-Men 2 solo hablaba de cosas "fantasiosas".



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.204.107.91 (0a8e75f7a1)
Comentario