Spartacus sigue siendo, para quien esto escribe, la mejor serie de televisión del momento. Sí, es excesiva: hay demasiada sangre y demasiadas vísceras, demasiadas truculencias y escenas a cámara lenta, demasiado efectismo que echará para atrás a los espectadores que prefieren ver otras series más limpias y descafeinadas, como CSI y similares. Pero precisamente entre sus cartas de naturaleza se cuentan dos elementos que adquieren un enorme poder narrativo y que no se ven en otras series (ni en el cine): el uso del sexo como motivador de la acción, sin tonterías, sin ataduras, como algo natural y a veces obsesivo (tal como en la vida real), y lo redondo de sus personajes, movidos unos por la pura ambición y movidos otros por el inevitable deseo de libertad.

La serie, lo saben ustedes, tuvo un parón cuando el actor principal enfermó y murió más tarde. Mientras tanto, para no perder la comba, se sacaron de la manga una precuela que, en muchos aspectos, superaba a la serie original (y que no puede verse como precuela, sino como flashback). Y por fin lo que es la segunda temporada, aunque a todos efectos sea la tercera.

La temporada en cuestión parte con varios problemas añadidos: el cambio de actor (al pobre de Liam McIntytre le han llovido críticas de todas partes, pero la verdad es que el hombre cumple, y muy bien, y compone un Spartacus serio y ceñudo aunque no tenga la masa muscular de Andy Whitfield), y sobre todo la desaparición de ese grandísimo malvado, Batiatus, encarnado con toda la sorna y toda la teatralidad del mundo por un John Hanna que tendría que haber ganado todos los premios habidos y por haber. Se repescó in extremis a Lucy Lawless, aunque el final de la temporada anterior no diera a entender que fuera capaz de sobrevivir a la escabechina de los gladiadores (es lo que tiene ser la esposa de uno de los productores), y hubo que buscar sustituta al personaje de Naevia, quizá la peor apuesta, en tanto que el personaje podía haber desaparecido sin más.

Con el statu quo del setting y los personajes debidamente subvertido, los diez capítulos de Vengeance han jugado una vez más a contraponer la fuga de los esclavos con los intentos de los romanos por someterlos y, de rebote, ganar posición con ello. Ha habido algún momento para la improvisación, como bien reconocen los autores, como la relación incestuosa entre Seppia y su hermano, eliminada para que no pareciera que iba a rueda de la de Juego de Tronos. De los escenarios cerrados del ludus y el circo hemos pasado, pero poco, a escenarios algo más abiertos: el Vesubio y los bosques. La serie no tiene un presupuesto deslumbrante y se nota y se va haciendo necesario que las escenas de batalla que vengan en el futuro parezcan algo más que planos cortos.

La serie sigue siendo valiente: lo es en su tratamiento del sexo, ya se ha dicho, y lo es en tanto es consciente de que tiene fecha de caducidad. Sigue libremente los hechos históricos pero todos sabemos cuál va a ser el final. Y por eso no le duelen prendas en eliminar a los personajes cuando el espectador parece estar encariñándose con ellos o con las muchas perspectivas narrativas que parecen ser capaces de desarrollar. En este sentido, el final de la temporada hace un legrado gigantesco entre los secundarios, por lo que la nueva temporada (para el año que viene ya, ay) tendrá que recurrir a nuevos secundarios que sustituyan a los riquísimos personajes que han mordido el polvo. Ya se habla de la aparición de Julio César y de Pompeyo.

El habla de los personajes sigue siendo tan divertida, tan insólita, que les recomiendo que la vean ustedes en versión original: ningún doblaje puede acercarnos a esa gramática sin artículos y esas expresiones tan ricas en su simpleza ("Tiberius! I would finish. Place cock in arse!"). Las aventuras de Spartacus y sus gladiadores liberados remiten en ocasiones a los tebeos del Jabato o el Capitán Trueno y los peplums de nuestra infancia, pero aquí la sangre corre a borbotones y los buenos sentimientos (Spartacus los tiene, pero no es cristiano, en tanto Cristo no ha nacido todavía) no empañan que cuando llega el momento de dar caña se de caña.

Los movimientos de ajedrez entre los romanos (nunca sabremos quién está dispuesto a traicionar a quién ni por qué motivos) se compensan, de manera magistral, con el encuentro de todos los personajes: Gannicus, Oneomanus, Crixus, Spartacus. Cierto, Spartacus tiende a soltar demasiados discursos electorales cada episodio, pero es su función y su papel en esta serie coral donde los esclavos son tan adelantados que no hacen distingos ya entre hombres y mujeres a la hora de combatir, y donde el grito de libertad, en los tiempos que corren, tendría que ser un mantra para todos esos esclavos que existen hoy día.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/71577

Comentarios

1
De: Manuel Barrero Fecha: 2012-04-01 11:06

Es una producción excesiva, en efecto, tanto en la plétora como en el sarcasmo. El sexo como motor de las motivaciones de los personajes también está en American Horror Story, que es otra gran serie (esperamos anhelantes la segunda temporada).
Sí, es verdad, es como una peli de casas encantadas estirada en una docena de episodios de cuarenta minutos. Pero Spartacus no se libra de esa comparación, pues puede considerarse un peplum muy estirado muy estirado y con gente follando todo el rato.



2
De: RM Fecha: 2012-04-01 11:22

Yo creo que Conan tendría que ser llevado a la tele en esa línea, fíjate.



3
De: Ant Zur Fecha: 2012-04-01 12:16

Como he escrito en tu facebook
Epico
No sabes cuando te van agarrar por lo huevos los guionistas,no esperas que hagan eso,van y lo hace dejandote con los pelos de puntas "¿que hijoputas?"
Dificil no entrar en el destripe para comentar las jugadas.Dejemos avanzar esta entrada para decir algo mas adelante
El personal comenta lo del sexo excesivo pero en el ultimo no tenemos ni una misera teta



4
De: Eduardo Lopez Fecha: 2012-04-01 16:28

Me atrae la serie, pero no soy amante del gore o sea que pasaré. Ya me ha parecido excesiva la violencia de algunas escenas de Juego de Tronos, o sea que esta otra debe de ser la repanocha.



5
De: RM Fecha: 2012-04-01 18:18

También es excesiva la violencia de Tito Andrónico y ahí la tienes, un clásico de Shakespeare.



6
De: sir_eider Fecha: 2012-04-01 19:47

Suscribo lo dicho por RM de hacer una serie de Conan con este estilo y (de paso) gran presupuesto. Sería la repanocha, y material "canónico" (perdón, jeje) hay mucho y muy bueno donde escoger.

Después de las sosainas series de Hércules de cartón-piedra y vestuario de baratillo sería un puntazo hacer una serie similar diametralmente opuesta (viajes y aventuras de Conan hasta que se hace Rey con destrucciones, sangre y sexo por toneladas, jeje)

Un saludo



7
De: Eduardo Lopez Fecha: 2012-04-01 21:22

Sí, claro, cuando digo excesiva me refiero para mi nivel de tolerancia. No tiene nada que ver con la calidad de la obra. Es simplemetne que yo lo paso mal cuando veo escenas muy gore. Es simplemente algo personal.



8
De: RM Fecha: 2012-04-01 21:45

Es tan irreal todo, que no puedes sino decir "jo, qué exagerao", y no tomártelo en serio.



9
De: Eduardo Lopez Fecha: 2012-04-01 22:14

¿En plan 300?



10
De: RM Fecha: 2012-04-01 23:11

Más exagerao



11
De: Oscar Fecha: 2012-04-02 10:34

Buenas.

Esto no tiene nada que ver con el tema y pido disculpas con antelacion, pero necesito ayuda y no he encontrado gran cosa por la red.

Siempre he querido leer corto maltes, pero las ediciones se me van de presupuesto y estan cambiando de formato constantemente. Ultimamente estoy valorando comprarme los 3 cofres de norma y queria saber si alguien por aqui puede ayudarme.

Se que es una edicion remontada, pero no tengo ni idea de si comprende todo el material de corto maltes o se dejaron cosas sin publicar. Tampoco se que tal esta de traduccion/rotulacion y esas cosas.

Por lo demas, no se si se han modificado viñetas o cosas asi o solo se ha remontado.

Muchas gracias



12
De: Juan Fecha: 2012-04-02 13:21

Me encanta esta serie. Estoy deseando que llegue ya esta nueva temporada al plus (¿alguien sabe para cuándo?. Es como ver por fin Conan, solo que sin el cimmerio. Sin duda una serie de nuestro bárbaro favorito debería ser en esta línea. La serie es ÉPICA.



13
De: V. Fecha: 2012-04-02 14:24

Es que no es excesiva ni gore. Vivimos en el XXI, y nos hemos convertido en un tipo de ser humano tan desnaturalizado que ahora nos da asco y repelús hasta la nariz con sangre de los niños, así que la única forma de acercarnos a la moral Romana y de hacernos entender los Juegos en los Circos como el espectáculo que eran, o la futilidad ante los golpes de la vida, o los riesgos aceptados y aceptables para los paisanos de entonces es coreografiarlo todo y hacer brotar quince litros de sangre de un brazo cortado para que no sea realista, sino estético. Ahora meten goles, entonces cortaban brazos. Maomenoigual.



14
De: V. Fecha: 2012-04-02 14:26

Conste que la tres yo no la he visto aún, pero las otras dos eran lo mejor que podía verse en la tele. Si Shakespeare viviera hoy, firmaría los guiones de Spartacus.
Y desde luego que un potencial Conan futuro debería reinventarse en esta línea. Eso, o no salir de nuevo del cajón donde se encuentra.



15
De: Balthus Dire Fecha: 2012-04-03 11:47

Una serie de Conan, siguiendo la línea de Spartacus, sería la repanocha, desde luego.

Claro que si hacen de nuevo lo que hicieron con Conan como serie de Tv... ¿Alguién la recuerda? bufff, era como Hercules pero a lo pobre... (y que conste que tanto Hércules como Xena, me divertian un rato, pese a todo). Una serie espeluznante la de Conan el aventurero (creo que era asi como se llamaba el engendro).

Sobre Spartacus, pues aunque personalmente, me gusta mucho más las anteriores temporadas (el ludus era mucho ludus. Y john Hanna... mucho John Hanna.), he disfrutado horrores nuevamente.
Y a mi, más que el cambio obligado de Whitfield, me ha costado mucho más adaptarme al cambio de la actriz que interpreta a Naevia, pese a lo breve del papel.



16
De: Javi Gala Fecha: 2012-04-03 15:23

Ya hay confirmación de Julio Cesar y de Craso.

Esta serie, como muchas otras, la he empezado a ver gracias a los comentarios de rafa, y la estoy disfrutando de lo lindo (todavía no he empezado a ver Vengeance). En cuanto a la violencia, aclarar que mi esposa detesta la violencia en pantalla y ha podido ver la serie perfectamente, y es que es tan hiperbólica que se ve irreal



17
De: Antoine Fecha: 2012-04-08 21:21

Esta serie nunca ganará premios, pero le da sopas con honda a otras que son respetadísimas.
Los personajes no pueden tener más carisma (sobre todo Gannicus, mi favorito) y el concepto de épico se le queda corto.
Los carácteres están perfectamente definidos (más que el último capítulo, destacaría, entre un nível excelente, el noveno, en el que Glaber e Ilithia se reconocen a sí mismos como monstruos y se dejan de subterfugios para justificar sus actos)



18
De: cristian Fecha: 2012-06-11 08:11

spartacus es la mejor serie de la historia del cine... sin palabras



19
De: lancelot Fecha: 2012-07-01 07:17

esta serie como alguien ya menciono es de bajo presupuesto,pero no deja indiferente a nadie ,una trama muy bien encaminada mucho dinamismo buenos guiones y no escatiman en colocar efectos especiales cuando son requeridos...por eso hay que verla.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.167.188.64 (05bb721c8d)
Comentario