2011-12-26

2600. CANON

Cuando Stoker se marchó, el lacayo se volvió hacia su amo.

—¿Cruces? ¿Ajo? ¿Luz del sol? ¿Estacas? ¿Por qué le has contado esas cosas, maestro?

—Porque mientras los hombres crean que así nos pueden matar, estaremos siempre a salvo —contestó el no muerto.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/70981

Comentarios

1
De: Dicker Fecha: 2011-12-26 10:33

O sea, que es cierto que brillan....



2
De: RM Fecha: 2011-12-26 10:34

No, ese fue el subterfugio del amo cuando los propios vampiros se creyeron el canon y empezaron a espicharla.



3
De: Mirbos Fecha: 2011-12-26 13:43

En las ocasiones en que casi nos damos cuenta de su treta, nos ha distraido con los zombies...



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.197.177.123 (d29f138cb4)
Comentario