2011-03-23

2423. LIZ

Tenía ojos de color imposible y, en tiempos, una cintura de avispa que la vida se encargó de destruir a base de barbitúricos, alcohol y peleas con su galés del alma. Fue, durante los años sesenta, con su marido de entonces y de más adelante, Richard Burton, el equivalente de lo que hoy son Brad Pitt y Angelina Jolie, con peleas homéricas y reconciliaciones celestiales. Todo el glamour y toda la degradación que uno pueda imaginar en aquella Costa Azul que tan bien explotó Ripley.

Hizo cine y cine bueno: la vimos en Lassie, donde siendo niña ya mostraba una belleza inquietante, y volvió loco a Spencer Tracy haciendo de hija modosita que, de todas formas, tenía derecho a iniciar una vida propia. Nos enamoró en Mujercitas, no importa que su papel fuera el más antipático del gineceo, y a pesar de su escasa altura no desentonó en aquel juego de magnitudes que fue Gigante. Nadie interpretó como ella a Tennesee Williams en el cine. Nos enseñó a temer a Virginia Woolf, y de paso a verla con otros ojos, incluso a tenerle un poco de miedo a ella misma: había que tener mucho valor para confesarse en público de aquella forma.

Fue, sobre todo, Cleopatra.

Tuvo siempre una mala salud de hierro y sus enfermedades y recuperaciones fueron, en el mundo del cine, el equivalente hollywoodiense a la tía May. Tuvo muchos matrimonios, robó maridos y en su vejez, quizá por miedo a la soledad, dejó que se le acercaran mindundis de medio pelo. Michael Jackson la amó como se ama a este tipo de mujeres, como a un incono equívoco, como una amiga que, estoy seguro, más de una vez tuvo que hacerle las veces de madre.

El viejo Hollywood se queda cada vez más solo, y las miradas luminosas del mundo, más turbias. Liz Taylor. Inglesa ella de nacimiento. Mito por vocación. Ya eterna.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/69268

Comentarios

1
De: PEDRO ANGOSTO Fecha: 2011-03-23 15:23

¡Muy bonito, Rafa!

En cuanto he leído la noticia he venido a ver que decías tú, y no me has defraudado, como siempre.

Se te dan muy bien las elegías de actores.



2
De: Manuel Nicolás Fecha: 2011-03-23 15:52

De entre las dos "monstruas" británicas hollywoodienses, Vivien Leight y Liz Taylor, sin duda me quedo con los ojos celestes. Tal vez porque despertaron mi instinto heterosexual aún siendo niño desenrollándose de una alfombra a los pies de César.
¡SALVE, CLEOPATRA!



3
De: AJC Fecha: 2011-03-23 16:10

"Ahora que te miro, me doy cuenta de que soy culpable de muchas más cosas de las que me acusan".
Monty Clift, dixit. Un lugar en el sol.
Por una mujer así, uno comprendía, e incluso encontraba lógico, que el desesperado George Eastman no sólo engañara a su esposa, sino que concibiera y realizara su asesinato.



4
De: RM Fecha: 2011-03-23 17:13

No eran azules: eran turquesa



5
De: INX Fecha: 2011-03-23 17:36

Ya sabía yo que no duraría mucho tras la marcha de Michael...
Donó sus impresionantes ojos violeta a la ciencia, creo que porque son únicos en el Mundo. Ahora sabrán que ése, es el color de los ojos de los ángeles...D.E.P.



6
De: RM Fecha: 2011-03-23 17:42

Lo de la cintura de avispa, Pedro, va con todas las segundas del mundo: Yo creo que se basaron en ella para Janet Van Dyne.



7
De: Jordi Juanmartí Fecha: 2011-03-23 19:07

BRICK (Paul Newman): ¿Qué es la victoria para una gata sobre un tejado de zinc caliente?

MAGGIE (Liz Taylor): Supongo que aguantar sobre él todo lo posible...

Los ojos más hermosos de la historia del cine aguantaron en ese tejado de zinc caliente hasta hoy... Descanse en paz. Y bonito homenaje, Mr Marin.



8
De: V. Fecha: 2011-03-23 19:13

Pena de noticia...



9
De: Rafael García Fecha: 2011-03-23 19:19

Poe casualidades de la vida la sexta 3 tiene previsto emitir mañana por la noche "El Padre de la Novia".



10
De: Fernando Fecha: 2011-03-23 19:28

La ultima de su especie, quien nos queda vivo de la época de oro de Hollywood??

Creo que siempre vivirá en nuestros recuerdos como Cleopatra. Ojala que alguna vez puedan restaurar la versión de 6 horas y la editen en bluray.

Aunque esa película, como tantas otras!!, habría que verlas en el cine en formato digital, a ver si alguien se avispa en vez de estrenar tanta porquería 3d.



11
De: Francisco Fecha: 2011-03-23 19:56

El áspid del tiempo alcanzó al fin a la única y verdadera Cleopatra. Descanse en paz.

Gran post, Rafa, como siempre.



12
De: PEDRO ANGOSTO Fecha: 2011-03-23 20:09

Ya lo pillé, ya, pero yo, aunque no soy de la época, creo que está más basada en Audrey Hepburn.

http://miscartelesdecine.blogspot.com/2010/06/audrey-hepburn-oro-en-barras-1951-one_18.html

Aquí tiene ese aire graçon y feérico de la joven Janet, más delicada.

La Taylor era una mujerona, yo creo que más bien sería LADY SIF, o la Morgan Le Fey de Demon...



13
De: Rafael García Fecha: 2011-03-23 20:20

"Cleopatra" es una película que se ahoga en su propio gigantismo y eso le impide ser una gran película, pero no cabe duda de que es un gran espectaculo, y ojalá los que no habiamos nacido en aquella época pudiesemos disfrutarla en un pantallón bien grande. Escenas como la llegada de Cleopatra a Roma merecen verse en cine.



14
De: jose antonio Fecha: 2011-03-25 17:08

joer Rafa, qué grande eres cuando te pones a ello....
¿no hay manera de subir estas joyas literarias tuyas a facebook????
serías un gran letrista de pasodobles de comparsas.



15
De: RM Fecha: 2011-03-25 21:26

Joder, qué "halago".

Este post sí está subido en feisbuk.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.167.253.186 (f02b049600)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?