Fue una serie mítica de la televisión británica no estatal allá por los primeros años setenta, el reflejo de un pasado de nobles muy estirados y clase obrera a su servicio hecho con conocimiento, cariño, melodrama y enclave histórico. Los Bellamy en su mansión, los criados encabezados por el icónico señor Hudson abajo, como mandan los cánones. El inicio del siglo veinte, el hundimiento del Titanic, la Primera Guerra Mundial, el crack del 29, hasta el cierre de la mansión al filo de 1930.

Ahora, curiosamente, la BBC (dicen que a rebufo del éxito de otra serie independiente que bebe de la tradición de Arriba y Abajo, Downton Abbey) rescata el título, la mansión y el personaje de Rose y continúa, en tres episodios, el relato de ese mundo que está tan lejos y que al mismo tiempo configura tanto el presente.

Una nueva familia de aristócratas, jóvenes, conservadores liberales, arriba. Y una clase social de siempre que despierta, abajo. En tres capítulos solamente, y sin poder evitar la comparación con Downton Abbey ni con su encarnación anterior, algo que siempre es un reto y que parece que no ha hecho demasiada gracia al público inglés, nos ofrece una docena de personajes que, desarrollados en una serie futura, sin duda acabarán por tener el mismo carisma y el mismo atractivo que sus predecesores.

La serie es ambiciosa y la ambientación es apabullante (nadie parece recordar que la Arriba y Abajo original era un claro decorado estilo Estudio 1), pero lo que cuenta es, sobre todo, valiente. La mansión y sus moradores son parte de un momento histórico, y ese momento histórico queda delimitado en el principio y el final de los tres capítulos que la componen: el breve arco temporal que va desde la muerte del rey Jorge V a la abdicación de su hijo Eduardo. Y, en esos pocos meses, vemos cómo la sociedad inglesa coquetea con el fascismo que ya ha devorado a Alemania y otros países de Europa (no, no hay tiempo para hacer ninguna mención a España, pero se grita "¡No pasarán!" en la manifestación que precede a la batalla en las calles contra los camisas negras). Y quienes coquetean son, al mismo tiempo, las clases bajas, ejemplificadas en Harry Spargo, el chófer de la mansión, y las clases altas como Wallis Simpson (la amante del rey y del embajador nazi von Ribbentrop), y sobre todo la casquivana Lady Persephone: es paradójico cómo la historia de amor prohibido entre la joven dama rebelde y el criado se escuda en el nazismo como evocación de la libertad.

En apenas tres horas de narración se nos plantea un ambiente social y político al borde del cambio: los señores y los sirvientes están condenados a entenderse, a borrar barreras. Cada capítulo tiene un título adecuadamente polisémico y bellas alusiones visuales (el pajarillo, las canicas, el hilo de lana) que redondean la personalidad de los personajes. Hay momentos gestuales que luego interpretaremos como matices de carácter: Spargo desgarrándose la camisa negra para huir de los manifestantes que lo apalizan, la identificación por parte de éste de la criada judía que procede de otra clase social y otro país, la compleja personalidad de Persy, las dudas de George, futuro rey (que aquí, por cierto, no es tartamudo). El descubrimiento final del gran secreto de los Holland es también una forma de exorcisar pecados sociales. Unos monstruos que no son salen del armario y otros que no lo parecen huyen a Alemania.

La Segunda Guerra Mundial espera a la vuelta de la esquina, y ojalá que la BBC sea capaz de continuar la serie y mostrarnos cómo viven esos señores y esos criados el Blitz y el final, ya sí, de su época.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/68574

Comentarios

1
De: Jamonero Fecha: 2010-12-31 16:00

Hace poco lei una critica muy buena de Downton Abbey,habra que darle una oportunidad



2
De: RM Fecha: 2010-12-31 17:31

Estoy empezando a verla, ya os diré.



3
De: Carlos Fecha: 2011-01-01 11:32

Como bien dices, la serie original se basaba en un mismo estudio, y parecía más teatro que serie de tv, pero a mí me enganchó. Recuerdo que hacía novillos algunas tardes para poder ver la serie que empezaba a las 16.30.
Intentaré ver esta nueva que comentas.
Un abrazo y feliz año.



4
De: RM Fecha: 2011-01-01 11:37

La serie original es una maravilla. Curiosamente, en España está incompleta en video: faltan unos seis episodios de la primera temporada, en blanco y negro (los primeros se volvieron a rodar en color).

Ya he visto tres episodios de Downton Abbey.... y han fusilado descaradamente Arriba y Abajo. Con unas gotitas de Jane Austen, que nunca ha sido santo de mi devoción.



5
De: Alfred Fecha: 2011-01-03 03:34

En primer lugar, Don Rafael, feliz año nuevo. A ver qué tal nos trata el 2011.

Y en segunda lugar... perdón por el off-topic, pero acabo de leer que estará usted implicado en la presentación del libro sobre Serrat "Serrat. Cantares y huellas", de Luis García Gil, el próximo 11 de enero, ahí en el Centro de Arte Flamenco de La Merced.

¿Sabe si la entrada al acto será libre, o si hay que solicitar una invitación en agún sitio o algo?

La verdad es que me interesaría muchísimo asistir al mismo, así que agradeceré cualquier información al respecto.

Un saludo.




6
De: RM Fecha: 2011-01-03 09:37

Que yo sepa, la entrada será libre, claro.



7
De: Manuel Nicolás Fecha: 2011-01-03 12:57

Habrá que ver estos tres episodios de Arriba y Abajo.
El fusilamiento de Dowton Abbey es público y notorio, pero no quita que sea muy buena.



8
De: RM Fecha: 2011-01-03 12:59

He visto los tres primeros de Downton. Y es descaradísimo el fusilamiento... y no le llega a U/D ni a la suela de los zapatos. Hay cosas que no se las cree ni dios.

Eso sí, Maggie Smith impresionante. Y hay un chorro de pounds ahí metidas. Pero es una historia de niñas solteras a la caza de marido, y en siete episodios se comen tres años. Tsk tsk...



9
De: RM Fecha: 2011-01-03 12:59

Recibido el DVD con las dos temporadas de Misftis. Trae el extra navideño, subtítulos en inglés, y algún extra.



10
De: Alfred Fecha: 2011-01-03 23:07

Ok, gracias.

Por allí nos veremos, pues.



11
De: Meritxell Fecha: 2011-04-26 19:30

Me encantaría ver la original de esta serie. Esta versión me gustó bastante y coincido tanto en la descripción que hacéis aquí como en los comentarios. El final, por eso, me pareció algo precipitado y demasiado color de rosa.
La he seguido tal y como la televisión me la ha ofrecido, enganchada a Downton Abbey. Y no hay color, sinceramente. Creo que Arriba y Abajo le da varias vueltas en muchas cosas, empezando por unos personajes que de planos tienen poco. El problema de una producción plagada de 'buenos' es que los matices brillan por su ausencia. Personajes tan adictivos como Lady Persephone devuelven a una la fe en el trabajo bien hecho.



12
De: carmeta Fecha: 2011-05-02 00:53

yo quisiera encontrar una serie que ambiwn iba de criados y señores.. Norecuerdo el título. No es arriba y abajo ni dowton abbey. Habia un mayordomo gordito y su hila de criada. Eran bastante trapisondos. No puedo recordar más pero sé que me gstaba mucho. SAlguien sabe su nombre?. Gracias por adelantado



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.81.6.121 (6cc81e50b0)
Comentario