Fue un enfrentamiento de dos colosos. Gorgo y Supermán se citan en Tokyo. Sólo que fueron Christopher Priest y Andrzej Sapkowski. O sea, dos grandes, imagino que con sus pequeños grandes egos y sus manías, como todo quisque.

Estábamos en el recinto de la Semana Negra. Entonces en el lugar que más me gusta y que ya no dejan no sé por qué: El Molinón. Una mesa redonda tras otra, el sonido de los cacharritos, el olor de la fritanga, el enorme mogollón de gente que visita los actos y la feria. Era la hora de cenar, y como el sitio donde mejor cenamos en Gijón es La Iglesiona, allá que nos fuimos.

En La Iglesiona hay cosquis para pillar mesa, porque se corre pronto la voz y aquello se atiborra de escritores, periodistas, dibujantes, músicos y demás fauna semanera. Así que, como empezaba a hacerse tarde, nos pillamos un taxi allí mismo en el El Molinón, y nos largamos con rumbo al restaurante.

Ibamos todos: Luis G. Prado, Sapkowski, Juanmi Aguilera, Juanma Santiago (cito más o menos de memoria). Pero nos faltaba Christopher Priest, que había decidido ir en el coche de Sylvie Miller.

Nos sentamos, pedimos de beber mientras esperábamos. Y Sophie, Priest y compañía no llegaban. Pasó casi una hora. Las once de la noche. Desesperados, e intrigados, empezamos ya a comer cuando por fin aparecen todos. Un cepo en el coche, un follón camino de la comisaría, al final el coche que se les estropea o algo por el estilo. Total, que allí andaba el pobre Priest, con el estómago hecho al horario inglés, a punto de darle al hombre una lipotimia.

Vio que estaban comiendo huevos fritos con patatas y jamón, y fuera porque tenían buena pinta, o porque no daba ya más de sí, pidió lo mismo. A esas alturas el restaurante estaba ya de bote en bote, y la comanda se retrasó un ratito.

Por fin apareció la camarera, con la bandeja y el hermoso plato de huevos fritos, patatas y jamón. A Priest se le cambió la cara.

Entonces la camarera tropezó, y los huevos fritos y las patatas y el jamón acabaron diseminados por la mesa. Alguna patata impactó en el escritor inglés. A Priest se le volvió a cambiar la cara.

Impertérrito, mientras recogían el desaguisado y procedían a traer un plato nuevo, Sapkowski cogió una patata de su plato y se la ofreció galantemente al inglés, para que fuera picando.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/67284

Comentarios

1
De: Tehanu Fecha: 2010-07-06 12:51

Qué rica la foto...



2
De: RM Fecha: 2010-07-06 13:04

Te aseguro que el plato original estaba mucho más apetecible.



3
De: Manuel Nicolás Fecha: 2010-07-06 13:41

¡Huevos fritos con jamón! ¡Al ataqueeeeeeeeeeeeeeer!.
Que plato tan sencillo y tan magnífico. El día que me lo prohíban me hago monje ortodoxo ucraniano.



4
De: Pedro Fecha: 2010-07-06 17:23

Hay que ver como nos lo montamos! Cena por aquí, fiesta por allá,... Creo que me haré escritor.



5
De: Mirbos Fecha: 2010-07-06 17:54

Pero no digas que la Iglesiona esta bien, que entonces ira mas gente!

Que mal quedan las firmas en las fotos...



6
De: Jose Joaquín Fecha: 2010-07-07 17:42

Cabrones, vosotros de semana negra y yo de oposiciones...



7
De: RM Fecha: 2010-07-07 17:57

Eso te pasa por querer ser un hombre de provecho.



8
De: Ojo de Halcón Fecha: 2010-07-07 18:34

Joder Rafa, esa foto de los huevos fritos con patatas y Jamoncito está puesta a maldad.

¡Comilones, Reunios!



9
De: RM Fecha: 2010-07-07 18:56

Es curioso... es un plato que como una vez cada cinco o seis años...



10
De: Ivan Fecha: 2010-07-08 14:08

La impresión que me llevé de charlar dos minutos con Sapkowski, y sobretodo, de verle charlar con Prado y Faraldo (donde no está obligado, o menos, a ser amable) es que es un tipo con muy buen sentido del humor con el que debe ser agradable tomarse una cerveza. Es así?



11
De: anikiladorDX Fecha: 2010-07-09 12:54

Rafa,esto no se hace.Acabo de entrar el el bolg y me ha entrado un hambre que me voy a comer una vaca...



12
De: RM Fecha: 2010-07-11 11:42

Con Sapko es imposible tomarse UNA cerveza...



13
De: PAblo Fecha: 2010-07-12 10:30

...Y a Priest no se le ha vuelto a ver por la Semana Negra, ¿no? ;-D

Muy buenas estas anécdotas gastronómica sobre la Semana Negra. La verdad es que dan ganas de ir...

Impacientes Saludos.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 107.22.26.172 (2583f22f78)
Comentario