2009-09-26

2091. INCOMUNICADO


Una tormenta de proporciones spielbergianas nos sorprendió de madrugada cuando regresábamos de la boda de mi amigo Vicente, que al final ha caído sucumbiendo al lado oscuro. Entre cubos de agua y aparataje eléctrico, llegamos sanos y salvos a casa, aunque los tamtams del cielo hacían presagiar que fuera a caerse de un momento a otro sobre nuestras cabezas.

Ha sido al revés, como de costumbe: como si viviéramos en el desierto de Gobi y las instalaciones de cañerías y desagües fueran cosa sobrante, ha pasado lo que pasa cada año: revientan las cañerías, los husillos se desbordan, y mi calle, que por fortuna está en pendiente, está ahora mismito llena de papeles del perrito suave y de coprolitos, y hasta de tampax sin guita. O sea, hecha una mismita mierda.

Dos veces se nos ha ido la luz esta mañana, por breves minutos, chafándome la descarga del tercer episodio de Supernatural que se emitió el jueves en USA. Iba a llamar a algún amigo para comentar cosas de tebeos y otras cosas, cuando me he dado cuenta de que un rayo me ha matado el teléfono.

Pero no internet, qué cosas. Me llamo a casa desde el móvil y nada, línea muerta. Llamo a mi mamá, que es de la misma compañía, y ella sí tiene línea. Llamo al servicio técnico y de momento me dicen que el número no existe. Llamo por segunda vez y resulta que ha resucitado y ya está ahí. Me pide que marque lo que quiero. Joder, mi móvil es de pantalla táctil. ¿Cómo marco el uno, el dos, o el tres, mientras hago la llamada? Me pide el DNI. Idem de idem. Lo marco y el teléfono, inteligente pero muy tonto, empieza a llamarlo. Corto la llamada. Por fin, el robot me dice que le diga qué me pasa. Se lo digo: oigan, que no tengo línea. Me ponen, de nuevo, en espera. Y me va descontando como Ed Harris en Cabo Cañaveral, los minutos que me faltan para que alguien me atienda, porque, obviamente, todas las líneas están saturadas. Le quedan a usted cuatro minutos. Joder, cómo me va a salir la cuenta. Le quedan a usted dos minutos. Por fin, alguien me habla. Acento remoto, Argentino. Joder, cómo me va a salir la cuenta. Le cuento mis cuitas, me pregunta el DNI (¿pero no lo había tecleado antes?), mi nombre, mi teléfono. Y me dice lo que ya sospecho: que es una avería general en la zona, y que están trabajando en ellou. Que ya me avisarán por sms al mismo móvil, que no me preocupe. Ah, y que esperan que la avería esté arreglada (todavía no son las doce del mediodía) allá sobre las siete de la tarde, muchas gracias.

Y entonces me asalta la desesperación, el llanto y el crujir de dientes, la sensación de estar náufrago en mi misma casa. Por el amor de Dios, Montresor. Sal, Neville, anda. Sábado sabadete, el día en que uno no hace nada de nada. El día en que, cuando no estás haciendo nada, te llaman los amigos. O tú los llamas. Y quedas con uno porque no puedes quedar con otro.

Incomunicado. Tendré que llamarlos al móvil para decirles que me llamen al móvil si quieren charlar de algo o de nada. Tendré que llamarlos al móvil para decirles que me llamen al móvil si vamos a quedar esta noche si por fin escampa.

Incomunicado pero menos, porque internet, de la misma compañía, sí que va. Será que usa otro cable distinto, o que el rayo ha caído en la cajetilla de al lado. En fin, a lo hecho pecho. Vuelta a las cavernas durante un par de horas. Si funciona la mula de carga, lo mismo antes de las siete de la tarde me entero de qué le pasa por fin a los Winchester.

Llegan las lluvias y no solo a Ranchipur. Desde la ventana cerrada, por fortuna no puedo oler la calle donde flota la mierda.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/64576

Comentarios

1
De: Francisco Fecha: 2009-09-26 15:42

Y la impresión que se te queda cuando estás sin luz, sin tele, sin teléfono y sin internet...

Aunque yo sin teléfono no me he quedado nunca, cuando se va la luz y el inalámbrico moderno falla, tengo el de baquelita de toda la vida, que para un apuro ya va bien...



2
De: INX Fecha: 2009-09-28 12:41

Esa sensación como de "Perdidos", incomunicado...brrrr!!!



3
De: Toni Fecha: 2009-09-28 12:45

Que gran verdad que parece a veces, por no decir casi siempre, que no estamos preparados para las visicitudes climatológicas...

A ver, señores, por aquí por el sur no suele llover mucho, pero cuando lo hace lo hace con ganas... algo harán mal cuando siempre se saturan las alcantarillas...



4
De: Alfred Fecha: 2009-09-28 16:58

Cuando de paseo voy con mi nieto
veo toas las vallas que hay colocás
colgándose las medallas el Ayuntamiento:
publicidad, publicidad, publicidad.
Si abres un diario va el mismo cuento,
si pones Onda Cádiz te jartas ya;
malgastan nuestro dinero
anunciando mil proyectos
aunque nuestro Ayuntamiento
no ponga ná.
Que yo no niego
que ahora Cádiz está más bello,
que el color se le está viendo,
que no lo niego,
pero no lo cuentes ya más.
Que ese dinero
que se tira en los panfletos
hace falta en este pueblo
para otra necesidad.
Que ya está bien
de tanta foto, que ya cansa,
y derroche en propaganda,
deja que yo te lo pida:
que te gastes el presupuesto
arreglando alcantarillas,
pa cuando vuelvan las lluvias
no me acuerde de la rubia
porque otra vez se ha inundao La Viña,
porque otra vez se inundó La Viña.

Y quien dice La Viña, como dijeron en este pasodoble suyo "Los superabuelos. Una chirigota niñera", durante los pasados carnavales, dice su calle, Don Rafael, u otras muchas de la ciudad en la misma situación.

Un saludo.





5
De: INX Fecha: 2009-09-29 09:05

Pues, si aquí no estamos preparados para la lluvia, imaginaos en Las Palmas, donde no llueve nunca, como en California...pero cuando lo hace...Puff!!
Atascos, la gente en chanclas por los charcos, las cañerías rotas, las Guaguas averiadas...un desastre por cuatro gotas...y no exagero.Cuatro.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.156.90.21 (687e7f7a15)
Comentario