2009-08-23

2046. HELLBOY


Sobre todo en Estados Unidos, el mundo de los creadores de historietas tiene unas normas establecidas que, si bien permiten la continuidad en el tiempo de unos títulos con la llegada de sangre nueva a sus riendas creativas, también coartan las posibilidades de expansión narrativa de esos personajes (en tanto no pertenecen a los sucesivos guionistas a dibujantes encargados de continuar con el desarrollo de sus historias). De esa imposibilidad de expresarse a sus anchas, y de las apetecibles prebendas que ofrece la posibilidad de conservar la autoría del trabajo y los derechos de explotación en cine y otras franquicias, surgen a finales de los años ochenta todos los cismas y todas las nuevas líneas editoriales que, siquiera brevemente, hicieron tambalear el bipolio del mercado, en manos de DC y Marvel Comics. De todos aquellos autores y personajes, muchos de ellos flor de media década, son Mike Mignola y su Hellboy los que más pueden representar una visión casi europea de la necesidad intrínseca de contar de un modo personal y propio historias que difícilmente podrían haberse contado en otros ámbitos.

Hellboy representa un agradable equilibrio entre tebeo de autor y tebeo popular, una mezcla de géneros que va de lo policíaco a lo paranormal, del terror a lo superheroico, de lo bélico a lo surrealista, donde se notan los gustos y las influencias que Mignola ha ido recibiendo toda la vida: del trazo tosco con grandes masas de sombra y la recia hechura de su personaje protagonista (un demonio con cuernos afeitados y una mano de piedra que recuerda a La Cosa en más de un aspecto de su personalidad), herencia de Jack Kirby, a los tebeos de guerra, la cosmogonía de H.P. Lovecraft, los fantasmas de Edgar Alan Poe o el terror intrínseco en buena parte del folklore centroeuropeo.

Invocado en un aquelarre nazi a finales de la Segunda Guerra Mundial, el demonio protagonista, rescatado por el ejército americano y educado como un ser humano y tal vez con un destino terrible donde vaya a crear el Apocalipsis a su pesar, Hellboy funciona como detective y como exorcista a la vez, y se rodea, en la Unidad de Defensa e Investigación Paranormal a la que pertenece, de un grupo de secundarios (Abe Sapiens, Liz Sherman, Johan Kraus) tan atractivos como él... y con pasados tan interesantes como el suyo.

Y es que Mignola, que quizá no sea todo lo buen guionista que pudiéramos desear, sí ha sabido rodear su creación de unos parámetros creativos envidiables. El universo de Hellboy es un universo propio que, debiendo mucho a muchos otros universos, resulta enigmático y subyuga cuantas más sombras se entrecruzan en sus pocas luces. La mezcla de nazismo, vampirismo, hombres-lobo, demonios, muertos insepultos, seres paranormales, de folklore tradicional y cultura pop contemporánea es la gran baza de la serie, junto con los esperpénticos enemigos tan llenos de matices pulp: Rasputín resucitado, la diosa Hécate, Herman von Klepmt (¡una cabeza en un tarro!) y su fascinación por los experimentos con gorilas.

Llevado dos veces a la gran pantalla por Guillermo del Toro, existen además algunas novelas del personaje firmadas o escritas por el propio Mike Mignola, señal de que los filones, cuando se encuentran, no sólo deben explotarse, sino que ofrecen para ser explorados muchas más riquezas de las que pudiera parecer a primera vista.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/64189

Comentarios

1
De: Xelo Fecha: 2009-08-23 02:11

Diga mejor "hoy gaga" y todo se explica...



2
De: sergiofdezmiranda Fecha: 2009-08-23 05:08

Qué ganas de trolear la de algunos, la verdad. Ya hay que estar aburrido.
Hace siglos que no me pasaba por la bitácora.
A modo genérico y en plan repetitivo, aplaudir esta serie veraniega historietil, que está dando para mucho.
Oye y ya de paso, ¡qué bien narra Mignola! A mí es que me encanta...



3
De: Ivan Fecha: 2009-08-23 08:48

Me parece que alguien no se ha enterado que Hellboy es un cómic... en fin... como decimos por aquí "d'on no n'hi ha no en raja..."

Felicidades por los artículos RM!



4
De: Mignola Fecha: 2009-08-23 12:31

Me acabo de enterar por este blog de que he escrito algunas novelas de Hellboy. ¡Qué bien!



5
De: RM Fecha: 2009-08-23 13:03

Igual que George Lucas escribió la novela de Star Wars.



6
De: dennel Fecha: 2009-08-23 19:46

No le perdáis ojo a AIDP, empieza aburridillo pero luego tiene algunos tomos cojonudos en los que Arcudi coge el argumento que le da Mignola y lo mejora, entre otras cosas porque desarrolla los personajes. La máquina universal es un buen ejemplo, y además ahí vemos el poético final de uno de los personjes.



7
De: Cradle_of_Freak Fecha: 2009-08-24 11:59

A mí Hellboy me encanta, pero sólo cuando Mignola todavía dibujaba. Los primeros tomos, en especial los de historias cortas, son brillantes (aunque a vecesse le note la tosquedad narrativa). A partir de "El Gusano Conquistador", cuando a Mignola le entra la pereza y decide que no quiere dibujar más manchitas y que se pasa al minimalismo, la cosa decae muy mucho. Comparar su obra posterior con la de sus inicios (como por ejemplo, esas maravillosas adaptaciones que hizo de los relatos de Fafhrd y el Ratonero Gris con Chaykin), casi da ganas de llorar.



8
De: Jaime CM Fecha: 2009-08-25 00:04

Estoy en parte de acuerdo contigo, Craddle. Sin embargo creo que es fruto de una evolución. A mi Fafhrd me gusta, pero creo que en cuanto al storytelling es un poco repetitivo y creo que flojea en las expresiones faciales. En los primeros HB mejora el dibujo y el storytelling, aunque en obras posteriores mejora todavía más el modo de narrar, quedando el dibujo un poco al margen, volviéndose más expresivo pero menos objetivo. No me desagradan sus últimas historias, pero si con los mismos layouts las hubiera dibujado tal y como hizo en por ejemplo, wake the devil, creo que serían todavía mejores.

Saludos.



9
De: Cradle_of_Freak Fecha: 2009-08-25 12:19

Coincido con usted, en sus primeras obras se le nota una narrativa algo tosca. Hay páginas algo confusas, que debes de leer varias veces para entender la sucesión de acontecimientos (y no por ambigüedad o complicación, sino por pura torpeza), pero eso es algo que puedo perdonar, y que cuando llevas veinte minutos de lectura más o menos te acostumbras. En cambio, lo de un dibujo TAN feísta...



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.162.164.86 (a2b1e5285a)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?