2009-08-16

2032. ARZACH



Si la canción American Pie indicaba el día que murió la música, esta hermética serie de comics bien podría marcar, a su manera, el final de la historieta y el principio de un género nuevo. Los efectos de la revolución cultural de mayo del 68 arrollaron en su camino a una revista como Pilote, donde se habían cimentado las bases de todo el comic francés de los años sesenta, y entre los productos surgidos al socaire de una rebelión que identificaba editores con explotadores y con guionistas (quizás porque René Goscinny y Jean-Michel Charlier, directores de la revista, fueron además dos de los mejores scénaristes de la historia) surgiría el colectivo Les Humanoïdes Associés y su revista Métal Hurlant.

Es en las páginas de Métal Hurlant (en España en Tótem) donde la transmutación de Jean Giraud en el ecléctico Moebius se completa y complementa. Tras las experimentales páginas en blanco y negro de "La Déviation", publicada en Pilote, el dibujante abandona momentáneamente su western Lieutenant Blueberry y se consagra a dar rienda suelta a su imaginación como artista. Las páginas de Arzach (o Harzak, Arzak o Harzakc, como serían tituladas cada una de las entregas de ocho páginas de que constaría la serie) suponen un ejercicio de libertad, un capricho estético que a su vez proclama una auténtica revolución creativa, en tanto que lo que se cuenta es anodino (en una de las historias, Arzach se encapricha de una mujer, cabalga en su pájaro sin plumas y elimina a su marido... para descubrir que ella es un adefesio; en otro se enfrenta a un simio gigantesco por la posesión de un trozo de puente donde descansar de su viaje; el tercer episodio nos muestra una especie de mecánico verde que es asaltado por otros humanoides hasta que, por control remoto, "repara" la montura del personaje protagonista), o simplemente incomprensible: el episodio final, contado como una historieta convencional en sus primeras páginas, y en el que el silencioso personaje parece encontrar la muerte tras su búsqueda de sexo, y donde la historia (contada desde entonces en viñetas-página) parece ser un flashback de episodios pasados, el tránsito de la vida a la muerte (remedando al Arlequín de Picasso, una página muestra a un Arzak desnudo que espera), mientras que el remate de la entrega, y de la serie entera, muestra una especie de enigmático consejo de ancianos donde se pronuncia la única palabra de las cuatro aventuras, ahora con una grafía nueva, Harzach.

Fue el origen, ya digo, de lo que luego hemos aprendido a ver como colección de contrasentidos, el capricho estético por encima de las necesidades narrativas, la eliminación del guión como paso para conseguir que la historieta fuera quizá equiparada como medio artístico a la pintura o la poesía. De lo que vino después, gran parte fue pura paranoia, fuegos de artificio que ni siquiera se justificarían por sus hallazgos estéticos. Y sin embargo, estas cuatro historias son modélicas, no sólo en la manera que tienen de mezclar el comix con el comic, aupando a la categoría de mainstream lo que hasta entonces sólo había sido underground, sino por la endiablada habilidad del autor para crear mundos fantacientíficos donde se adivina, se intuye, se sabe que hay biologías y civilizaciones detrás de los pasajes de enrojecido desierto. Hay una estética que proviene, sin duda, de un poso infinito de lecturas y experimentaciones gráficas, no un mero juego de azar, como tantos artistas mucho más mediocres han intentado hacernos creer luego. Desde los cabalgadores de dragón de Pern, a quienes remite inmediatamente este guerrero en su extraño pájaro blanco (que asomaría más tarde en la serie John Difool), hasta los iconos de uniformes o edificios, los ejércitos en marcha de la impresionante página doble del episodio cuarto, las grecas que adornan el hueco entre viñetas, las nubes de tormenta y los pseudópodos verdes que a modo de vegetación cubren la tierra... Es ciencia-ficción en estado puro, quizá la primera vez, desde la mezcla de escenarios exóticos de Flash Gordon, en que la historieta (y, si me apuran, la cultura) puede mostrar mundos alienígenas que son de verdad, que podrían existir más allá de los efectos alucinógenos de algún hongo mexicano que formara parte de la dieta del artista.

Quizá Moebius no contara nada en sus cuatro experimentos gráficos (él insiste en que fue improvisando de viñeta en viñeta), pero la magia, la capacidad de seducción, el deseo de encontrar un sentido a su mundo de enigmas es más fuerte aún que su maravillosa puesta en escena, y uno de los grandes goces de esta serie es la de imaginar cómo se configura ese mundo más allá de la línea del horizonte.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/64119

Comentarios

1
De: Apático Fecha: 2009-08-16 11:36

De todas formas, creo que a la larga las drogas acaban siendo perjudiciales para el artista (bueno, y para el resto de seres humanos no creativos). Moebius es un ejemplo perfecto.



2
De: RM Fecha: 2009-08-16 12:03

Díselo a los Rolling.



3
De: Mirbos Fecha: 2009-08-16 15:34

buena entrada, RM, me gusta tanto el extraño comic de arzach y la forma en que lo has tratado, asi que doble gallifante



4
De: CarlosP. Fecha: 2009-08-16 17:47

España es el único país del mundo donde los Stones son los Rolling.

Un ejemplo más, primo. Arzach es el ejemplo más claro que echa por tierra aquella tonteria de que..."los dibujantes que usan "rayitas" lo hacen para esconder su defectos artísticos"..usease, a más rayas...peor calidad artística.

¿Qué hacemos con Moebius o Barry Windor Smith?

Cuánta chorrada ha pululado por el mundo de los tebeos, por Dior.



5
De: Dicker Fecha: 2009-08-16 18:23

Excepto para decir que Moebius es un gran dibujante, creo que Arzach nuncá me interesó más allá.

Es más, ni siquiera Arzak, el cocinero, me gusta, ni Adriá.

Soy más de los cochinillos de Casa Cándido, o de los huevos estrellados.

Y en cuestión de comic, toda la movida del Metal Hurlant me parece...comic deconstruido.



6
De: EMPi Fecha: 2009-08-16 19:42

No me extraña que no te guste el juanmari A. El otro día cené allí con amigos y cada menú (con vino y aperitivos, manhattan creo) costaba 170 Euros... Y no lo valía claro.
Y el arzi del Moebius untostonozo. Los Stones supieron metabolizar los narcóticos bastante mejor.



7
De: Dicker Fecha: 2009-08-16 23:11

Vaya sitios gastas EMPi, a esos sitios hay que ir con la pasta por delante...para que te den comida creativa, deconstruida y con agar agar (que debe ser el no va más de la cocina de innovación).

Si tuviera que pagar, ya digo que sería más feliz comiendo en Casa Lucio unos huevos estrellados, o en Casa Cándido un buen cochinilillo.

Que donde esté la comida de las abuelas...la comida de toda la vida...vamos, la que llena el plato, como que no tenemos en este país buena comida para dar y tomar, desde el Jamón de Jabugo, al fuet de girona (ese cercano a Olot, con su frio...), al pulpo gallego, o las fabes asturianas, o el cocido madrizleño, o la butifarra amb munchetas, o el jamoncito de Teruel, la paellita valenciana, el jamoncito de guijuelo y el embutido en general de esa zona, las pochas de Tolosa, el cordero aragonés...si lo que yo digo, que no me gustaba el Hurlant ese...voy a picar algo que tengo gusa, a ver si mi panza adquiere fuerza gravitacional propia o se colapsa y crea un agujero negro...



8
De: Luis. Fecha: 2009-08-17 00:28

"Si la canción American Pie indicaba el día que murió la música -...-"

Jesús.



9
De: RM Fecha: 2009-08-17 00:41

A long, long time ago...
I can still remember
How that music used to make me smile.
And I knew if I had my chance
That I could make those people dance
And, maybe, they´d be happy for a while.

But february made me shiver
With every paper I´d deliver.
Bad news on the doorstep;
I couldn´t take one more step.

I cant remember if I cried
When I read about his widowed bride,
But something touched me deep inside
The day the music died.

So bye-bye, miss american pie.
Drove my chevy to the levee,
But the levee was dry.
And them good old boys were drinkin´ whiskey and rye
Singin´ , "this´ll be the day that I die.
"this´ll be the day that I die."

Did you write the book of love,
And do you have faith in God above,
If the Bible tells you so?
Do you believe in rock ´n roll,
Can music save your mortal soul,
And can you teach me how to dance real slow?

Well, I know that you´re in love with him
`cause I saw you dancin´ in the gym.
You both kicked off your shoes.
Man, I dig those rhythm and blues.

I was a lonely teenage broncin´ buck
With a pink carnation and a pickup truck,
But I knew I was out of luck
The day the music died.

I started singin´,
"bye-bye, miss american pie."
Drove my chevy to the levee,
But the levee was dry.
Them good old boys were drinkin´ whiskey and rye
And singin´, "this´ll be the day that I die.
"this´ll be the day that I die."

Now for ten years we´ve been on our own
And moss grows fat on a rollin´ stone,
But that´s not how it used to be.
When the jester sang for the king and queen,
In a coat he borrowed from james dean
And a voice that came from you and me,

Oh, and while the king was looking down,
The jester stole his thorny crown.
The courtroom was adjourned;
No verdict was returned.
And while lennon read a book of marx,
The quartet practiced in the park,
And we sang dirges in the dark
The day the music died.

We were singing,
"bye-bye, miss american pie."
Drove my chevy to the levee,
But the levee was dry.
Them good old boys were drinkin´ whiskey and rye
And singin´ , "this´ll be the day that I die.
"this´ll be the day that I die."

Helter skelter in a summer swelter.
The birds flew off with a fallout shelter,
Eight miles high and falling fast.
It landed foul on the grass.
The players tried for a forward pass,
With the jester on the sidelines in a cast.

Now the half-time air was sweet perfume
While the sergeants played a marching tune.
We all got up to dance,
Oh, but we never got the chance!
`cause the players tried to take the field;
The marching band refused to yield.
Do you recall what was revealed
The day the music died?

We started singing,
"bye-bye, miss american pie."
Drove my chevy to the levee,
But the levee was dry.
Them good old boys were drinkin´ whiskey and rye
And singin´, "this´ll be the day that I die.
"this´ll be the day that I die."

Oh, and there we were all in one place,
A generation lost in space
With no time left to start again.
So come on: jack be nimble, jack be quick!
Jack flash sat on a candlestick
Cause fire is the devil´s only friend.

Oh, and as I watched him on the stage
My hands were clenched in fists of rage.
No angel born in hell
Could break that satan´s spell.
And as the flames climbed high into the night
To light the sacrificial rite,
I saw satan laughing with delight
The day the music died

He was singing,
"bye-bye, miss american pie."
Drove my chevy to the levee,
But the levee was dry.
Them good old boys were drinkin´ whiskey and rye
And singin´, "this´ll be the day that I die.
"this´ll be the day that I die."

I met a girl who sang the blues
And I asked her for some happy news,
But she just smiled and turned away.
I went down to the sacred store
Where I´d heard the music years before,
But the man there said the music wouldn´t play.

And in the streets: the children screamed,
The lovers cried, and the poets dreamed.
But not a word was spoken;
The church bells all were broken.
And the three men I admire most:
The father, son, and the holy ghost,
They caught the last train for the coast
The day the music died.

And they were singing,
"bye-bye, miss american pie."
Drove my chevy to the levee,
But the levee was dry.
And them good old boys were drinkin´ whiskey and rye
Singin´, "this´ll be the day that I die.
"this´ll be the day that I die."

They were singing,
"bye-bye, miss american pie."
Drove my chevy to the levee,
But the levee was dry.
Them good old boys were drinkin´ whiskey and rye
Singin´, "this´ ll be the day that I die."


Don McLean. Curiosamente, habla del día que yo nací.



10
De: CarlosP. Fecha: 2009-08-17 01:31

¿Naciste el día en que murió Buddy Holly?

¡Qué cosa da el que para mucha gente American Pie sea el nombre de una cosa que proyectaron en los cines hace tiempo, eh!



11
De: RM Fecha: 2009-08-17 09:23

y Ritchie Valens y Big Booper Richardson, que sale en "La Bamba" :)



12
De: CarlosP. Fecha: 2009-08-17 17:17

Ritchie Valens, que en realidad se llamaba Ricardo Valenzuela...que cosas.



13
De: corsariosinrostro Fecha: 2009-08-17 22:28

Sería genial tener todas estas reseñas en un libro para tenerlas a mano todas juntas recogidas en papel. ¿No te has planteado el tema?



14
De: Cayetano (Discómic). Fecha: 2009-08-18 02:56

Es curioso el tema del "pastel americano",single que cuando salió nos lo compramos un compañero de curro y yo,al haber una tienda de discos en la esquina del taller.Resulta que fuimos a descanbiarlos porque en las cara b del single se cortaba con un pitido,la dependienta nos dijo que todos estaban igual,claro era una frase censurada de aquellos tiempos,salian otros discos con los traseros tapados lineal a colores cuando en las tapas originales extranjeras estaban normal,pitidos en gravaciones en lps y mil censuras mas,como pasó en los cómics como sabeis.
Curioso fué el single del grupo español Barrabás "Wild Safari" que en la primera tirada pusieron la cabeza descuartizada de un hipopótamo,(foto cenefa verde) no tardaron ni una semana en retirarlo,je,je,y reeditarlo con la cara del logotipo del grupo.(foto cenefa roja).
En fin, son curiosidades,buen repaso a los superclásicos y resto,que sobrepasan el marcador.



15
De: CarlosP. Fecha: 2009-08-18 12:29

En otro tiempo a los Stones se les censuró el Sticky Fingers y se publicó el de Blind Faith sin problemas. Hoy sería al revés.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.145.120.69 (4983684d82)
Comentario