2009-07-31

2012. FROM HELL



Que el siglo XX, o por lo menos la cultura popular que ha configurado el siglo XX, no empezó precisamente el uno de enero de 1901 es bien sabido, y un vistazo a los mitos que configuran los placeres y los temores de nuestra sociedad de ahora, ciento y pico años más tarde, y la moda revival que nos invade periódicamente (desde el pastiche al steampunk), bien lo atestigüa. Los últimos coletazos del siglo XIX, los grandes personajes de la literatura victoriana, y también las grandes conquistas científicas, sociales y hasta los grandes misterios de ese periodo oscuro y a la vez esperanzador todavía encienden periódicamente nuestra imaginación, y entre nieblas misteriosas y exploradores audaces, entre detectives hieráticos y vampiros surgidos del corazón decadente de la vieja Europa que pronto haría limpieza total de sangre, el caso de Jack el Destripador, el asesino de prostitutas de Whitechapel, conforma uno de esos puntos álgidos de la imaginación y la imaginería populares, tanto por el morbo que despierta la aparente falta de motivación de sus crímenes como, por supuesto, por ese final aparentemente abierto que legó para la posteridad. Como mito, como enigma, como misterio, Jack el Destripador sigue siendo un libro abierto, y nunca sabremos quién fue en realidad, ni si sus asesinatos nocturnos obedecían a una lógica que se nos escapa o si, por el contrario, seguían la ilógica de una mente particularmente enferma.

El gran guionista Alan Moore, fielmente auxiliado por un eficaz Eddie Campbell que rememora en su estilo las viejas ilustraciones de los periódicos sensacionalistas del momento, entrega en esta inconmensurable novela-río (quizás el punto culminante de la historieta de fin de siglo) años enteros de investigación sobre el tema, y hace alarde en su exposición de una ingeniosísima capacidad de puesta en escena, de análisis psicológico de unos personajes y sociológico de toda una época que está justito allá debajo de la nuestra.

La tesis de Moore respecto a la autoría de los crímenes, y respecto a sus motivaciones, no es original (y recuérdese Asesinato por decreto): para esta historia, y siempre según sus investigaciones (concienzudamente comentadas en notas posteriores a la historieta), el Destripador fue el doctor Gull, médico de la reina, masón, hombre de dos caras (como la sociedad en la que vivía), y fiel devoto seguidor de las órdenes que se le dan: eliminar los frutos del amor prohibido entre un miembro de la casa real británica y una simple prostituta. Pero lo que hacen Moore y Campbell es realizar una vivisección audaz sobre los mecanismos de defensa de una sociedad enferma y, al mismo tiempo, sobre una mente que progresivamente se va hundiendo en la locura. Eso permite a Moore enlazar su investigación con grupos de iluminados, con la aparición de un juvenil Aleister Crowley, con explicaciones misticistas y puro new age sobre la simbología oculta en el trazado de las calles y los edificios londinenses, la cábala y las logias. De ahí a dar el salto y enlazar este primer asesino en serie conocido con el nacimiento de Adolf Hitler, con los otros asesinos en serie que vinieron luego, no hay más que un paso: en la explicación de quién fue Jack está la explicación de quiénes hemos aprendido luego que somos nosotros. Insuperable el momento en que, en pleno delirio, el Destripador sale a la calle y ve los edificios del Londres moderno, una especie de salto en el tiempo o de recuerdo del futuro que, según parece, hasta tiene su explicación o al menos su relato en las declaraciones de algún testigo contemporáneo.

Es quizás el tebeo más realista de todos cuantos ha hecho Alan Moore, y el tebeo más realista de todos cuantos se hayan hecho, en tanto cada viñeta, cada comentario, cada explicación y cada personaje histórico invitado tienen su investigación detrás, su comprobación histórica.

Y, sin embargo, paradójicamente, la maestría de Alan Moore es tan grande que, en el epílogo de la historia, es capaz de desmontar en apenas siete u ocho páginas las centenares de páginas y el montón de años de trabajo y esfuerzo que le hacen completar su From Hell. Porque, sí, según su tesis fue el doctor Gull el asesino, pero también podrían haberlo sido cualquiera de los otros secundarios, cualquiera de los otros sospechosos, cualquier otro elemento anónimo que pululara por las calles de un Londres hastiado de sí mismo, encaminado hacia el cambio sin perder las raíces de todos los horrores que lleva en sus cimientos. Con las páginas finales de ésta su obra magna, Moore da una vuelta de tuerca y, mago al fin y al cabo, nos demuestra que todo puede haber sido (o no) un juego escénico, un truco de humo y espejos, la realidad embozada y disfrazada a su capricho. Fantasía. Su propia fantasía, nada menos.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/63953

Comentarios

1
De: RBZ Fecha: 2009-07-31 10:38

Para mi, la obra cumbre de Moore es V de Vendetta, quizá porque su contenido "político", que enlaza con Orwell o Huxley, me toca particularmente. Luego, confieso que Watchmen tb me parece un comic soberbio, que trasciende y agota su género y que merece varias relecturas para valorarlo en su justa medida. Y así llegó From Hell... una obra a la que llegué tarde por desidia más que por otra cosa y que me golpeó como un bate en el estómago. Moore me rompió los esquemas y Campbell contribuyó al hechizo. Ahora, para mi, Londres siempre quedará marcada por esta historia tatuada en su piel por el barbudo. Es cierto que en ocasiones se me hizo larga y que, como con la Liga, tanta referencia y tanta nota al final del libro me entorpecieron un poco la lectura. Pecata minuta. Al final, las sensaciones que me produjo la obra compensaron con creces esas pequeñas dificultades, herederas, quizá, de los apéndices de Watchmen y que, para lectores más impacientes como yo, siempre puedes dejar de lado en la primera lectura y recuperar después.

Una maravilla, pero no entra en mi parnaso particular por delante de V.



2
De: dani Fecha: 2009-07-31 10:55

Creo que es la mejor pieza de ficción sobre el destripador, y soy un fanático del amigo Jack (no sé si eso es muy sano, peor bueno...)

Lo cierto es que en cuanto al caso del Destripador en concreto, Moore toma la teoría más "literaria", llena de intrigar, y también la más falsa en mi opinión, desde el momento que apareció allá por los 70.

Lo de menos creo que es su labor de documentación. Estoy seguro que le dedicó mucho tiempo, pero no es necesario, hay tantas publicaciones al respecto (y algunas incluso muy buenos), que con leerse un par de libritos se puede contar todo lo que se cuneta en From Hell.

Otra cosa es como lo cuenta, es cómo habla del miedo y la mezquindad de la gente. Un tebeo tan largo, que en el primer número ya conoces casi la trama "criminal" y sin embargo te engancha, es algo muy especial.



3
De: Iván Lasso Fecha: 2009-07-31 10:57

Sin duda, la obra cumbre de Alan Moore. Pocos tebeos me han hecho estremecer como éste. Una verdadera maravilla. Y cuando encima te añade esas notas y ese epílogo...



4
De: guevillos Fecha: 2009-07-31 12:05

Aunque el dibujo de Cambell como bien indicas retrotrae al estilo folletinesco utilizado en las publicaciones de la epoca, el caso es que en demasiadas ocasiones se hace muy confuso siendo uno de sus mayores problemas y es que una historia tan densa que ademas tiene un dibujo por momentos ininteligible tiene un handicap enorme, aun asi, hay que aplaudir el trabajo de Moore en esta obra, tanto en la documentacion como en la inmersion a la locura de Gull.
yo tampoco pondria esta obra por encima de v de vendetta o watchmen, y es que tanto el ritmo como el dibujo hacen demasiado y no a su favor en esta obra, al menos para mi.



5
De: RM Fecha: 2009-07-31 12:19

Yo creo que From Hell no sería From Hell sin el magistral trabajo de Eddie Campbell...




6
De: dani Fecha: 2009-07-31 12:44

A mí el dibujo me encanta, incluso veo que Campbell hace alardes en algunos números. En especial recuerdo ese en el que se ve la mañana de las putas a la vez que la mañana de Gull, una dibujada con el estilo del resto del tebeo y la otra "acuarelada"... es espectacular.



7
De: Daniel Santos Fecha: 2009-07-31 12:57

Aunque es cierto que el dibujo de Campbell no sea llamativo, cuando lo lees te das cuenta de que es perfecto para el ambiente de From Hell. Para mí, la obra cumbre de Moore.



8
De: RM Fecha: 2009-07-31 13:02

Tuve la suerte de ver los originales en la Semana Negra de Gijón hace unos años... y eran la caña.



9
De: WWfan! Fecha: 2009-07-31 14:20

La parte más odiada por muchos de este tebeo es la que más me gusta...
La del paseo en carro por toda la ciudad creo que en el primer número.
Me encanta...



10
De: Dicker Fecha: 2009-07-31 16:54

Tendré que releer From Hell...el recuerdo que tengo es gris, en blanco y negro, frío, desapasionado y prácticamente no recuerdo pasajes que me impactaran o me gustaran como para recordarlos ahora mismo, así como recuerdo el "llévatela ya de este lugar desolado, nada recordará su rostro bello y tierno, pero dile de mi parte, cuando haya despertado, que una flor con su nombre crece en el infierno", o muchas más frases de comic de moore, de V, de Watchmen, de Miracleman...pero de From Hell...



11
De: Apático Fecha: 2009-07-31 19:19

Que una historia tan buena haya tenido una adaptación al cine tan mala... es que lo de Moore y el cine ya es mala suerte... no me extraña que ande quemado con eso.



12
De: sergiofdezmiranda Fecha: 2009-08-01 00:17

Pues a mí me parece su obra magna. Claro que depende del mes, a veces Watchmen le arrebata el puesto.
Es emocionante, a veces terrorífica, honda, pero a la vez cerebral y fría cuando tiene que serlo.
Campbell está magistral.
Y está llena de pasajes inolvidables:
El asesinato convocando a Gilgamesh delante del Hospital es sublime. La epifanía de Gull, la confesión que le hace a Leeds, el crimen final eterno...
Ya digo. Me encanta.
Es obligado volver a From Hell, donde la disección de la sociedad victoriana es la nuestra, la de todo el siglo XX y la de nuestros recovecos morales.

Pero mi pasaje favorito es el apendice, "Los cazadores de gaviotas". La sutileza de los juegos de palabras, la ironía y autocrítica...
Y además Campbell se suelta "un poco más" y regala unos registros deliciosos.

Una puta obra de arte, vamos.



13
De: guanamino Fecha: 2009-08-01 00:36

¿Dónde podría encontrar este tebeo en cádiz??



14
De: Cradle_of_Freak Fecha: 2009-08-01 04:24

Nada puedo añadir a lo que ya se ha dicho aquí. From Hell es una obra maestra y posiblemente uno de los comics más profundos, no solo de la bibliografía del mago de Northampton, sino de toda la historia. Se podría hablar durante horas y horas y horas de sus detalles, su sutileza, su minuciosidad, sus temas... y al final siempre volveríamos al punto de partida. Brillante.



15
De: WWfan! Fecha: 2009-08-01 15:24

>>>¿Dónde podría encontrar este tebeo en cádiz??

En Sopa de Letras de Puerto Real está.



16
De: INX Fecha: 2009-08-03 07:54

¿Pero Jack no era el Dr. Watson?



17
De: RM Fecha: 2009-08-04 00:54

Hoy mismo he visto el tomo en El Corte Inglés.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.158.25.146 (cb0b53f212)
Comentario