2009-07-29

2010. SANDMAN



En nuestra mitología carpetovetónica y mediterránea, el coco viene a llevarse a los niños que no quieren dormir. En los países del norte anglosajón, cuando los niños y no tan niños ya duermen los visita un ser indefinible que sopla una bolsa de arena y les produce sueños. Es Sandman.

En el mundo de los cómics ya había habido algún personaje pseudo-superheroico llamado de esa forma, pero cuando en 1989 el joven escritor británico Neil Gaiman obtiene una envidiable y casi inaudita carte blanche para iniciar su personalísima serie, se hace borrón y cuenta nueva y se presenta a un personaje nuevo, novísimo, aunque a la vez sea viejo como el tiempo mismo, pues se le identifica por el nombre de Morfeo.

Durante setenta y seis números, dentro del subsello Vértigo de DC Comics, Neil Gaiman y un distinguido elenco de dibujantes (unos mejores y otros muy peores, para qué vamos a negarlo) fueron rompiendo una por una las normas y las reglas de esto de hacer tebeos, creando un título único y mítico donde las alas de la fantasía y la crueldad y la belleza y la emoción y la dulzura y la sorpresa fueron dando cabida a un festín único, a una serie de historietas como jamás se habían explorado anteriormente... y como puede que jamás vuelven a explorarse en el medio.

Gaiman es un escritor de clase y casta, ex-discípulo aventajado del que es sin duda el mejor guionista de cómics de nuestro tiempo, Alan Moore. Siguiendo las huellas del barbudo maestro, y hallando de inmediato una voz propia y particularísima, Gaiman fue capaz de ir tejiendo mes a mes un cosmos personal que, partiendo de mitologías ya establecidas y populares como la griega o la egipcia, se funde a la perfección con su propia mitología. Los referentes de este tebeo, y ahí radica su mayor gloria, no están en el mundo del tebeo, sino más allá: en el mundo de las nursery rhymes, de las grandes sagas literarias, de los cuentos de miedo de Hoffman y las estéticas entrecruzadas del expresionismo y el gótico pop, de los cuentos de hadas y los mitos de Cthulhu cocidos a fuego lento en el caldero de una parca que olvida cada vez sus raíces latinas y las conjuga y las mezcla con tamtams africanos o ensoñaciones metalingüísticas, al tiempo que ensancha hacia límites aún inexplorados las fronteras del desordenado Universo DC, al que dota de un sentido de la maravilla infinito precisamente al nublar las líneas de sus convencionalismos característicos.

Hay de todo y de todo bueno en esta serie que avanza como una ola hacia su cantado final impredecible. Buenos y malos que intercambian sus papeles, semidioses locos que lo borran todo a su paso en arrebatos incontrolables de cordura, mortales y eternos, demonios con crisis de fe y ángeles con cargo de conciencia, asesinos en serie que celebran convenciones en hoteles remotos, niños fantasmas que quieren ser detectives y amantes castigadas a infiernos de dolores inacabables, cuervos sabios, mansiones siniestras, emperadores romanos y revolucionarios franceses, bibliotecas de fábula, resurrecciones y reencarnaciones, juegos y velatorios, y poetas isabelinos que pagan el precio de su propia sangre por la magia de la inspiración divina, por el acto increíble de crear para la eternidad el sueño de la palabra y el teatro.

De Julio César a Orfeo, de Muerte a Shakespeare, de Oberón a Caín y Abel o Lucifer y Puck, los personajes de la saga cruzan sus destinos en un todo que tiene sentido, que es redondo en sí mismo en cuanto termina un ciclo y cierra una puerta y no estira como chicle unos conceptos. De DC depende cumplir el compromiso y no explotar al personaje o cederlo a otros autores... aunque muy loco habría que estar para intentar calzar los zapatos de Gaiman en ese aspecto: su obra es tan personal que no extraña que Morfeo y el propio Gaiman se parezcan.

Durante los años que Sandman estuvo en candelero, fue un comic-book que se sabía más que un comic-book. No es extraño que sea un superventas hoy en día en bellos tomos de tapa dura donde se recopilan esas sagas que, mes a mes, quizás no supimos ver como estructuras de relojería mágica. En el futuro, Sandman-el-cómic será lo que es Sandman-el-personaje dentro de la ficción de sus historias: ni más ni menos que un mito.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/63932

Comentarios

1
De: CarlosP. Fecha: 2009-07-29 10:54

¡Qué bueno es que haya tebeos que les puedan gustar a quienes no les gustan los tebeos!

Sigo con Turok, Son of Stone, ventajas de la red. Grande Alberto Giolitti.



2
De: David Saltares Fecha: 2009-07-29 10:55

Tenía ganas de leerme Sandman, estaba en mi lista de cómics, pero es que ahora tengo muchas más ganas. Mmmm mi cumpleaños está cerca... ¡A ver si cae!

¡Gracias por la recomendación!



3
De: Mt Fecha: 2009-07-29 12:20

Y la explosión de genio debió de dejar exhausto a Gaiman, que aún no se ha recuperado del todo.



4
De: Ivan Fecha: 2009-07-29 13:42

Cierto, la tendencia ha sido hacia la baja, y cada vez más.

En cualquier caso, y ahora mezclo mi opinión de Gaiman como autor de comics y de novelas, salvo Neverwhere, Gaiman me parece un maestro de la narrativa corta que no acaba de lucir en la larga. Un claro ejemplo es American Gods, donde personalmente le hincaba mejor el diente a los relatos de la llegada de los dioses a América que a la trama del libro en sí.



5
De: Mt Fecha: 2009-07-29 18:27

Pues lo siento Iván, pero ése me parece uno de los lugares comunes más engañosos que sobre Gaiman triunfan en la red. Sorprende que para brillar más en el relato corto, su obra maestra sea una serie de 74 números, mientras que empresas más leves -casi todas las demás, por lo general miniseries- ni se acerquen al nivel de calidad de Sandman.

Y sí, es cierto que la serie sobre Morfeo introduce una buena cantidad de historias cortas, pero no creo que sea en ellas mismas donde aparece mejor el genio de Gaiman, sino en cómo se interrelacionan muchas de ellas a lo largo del relato.



6
De: Vazquez Fecha: 2009-07-29 20:48

Pues yo soy de los que opinan que lo mejor de Sandman son las historias cortas. De hecho, casi no pude aguantar las bebevolas.



7
De: Mt Fecha: 2009-07-29 23:57

Yo me aburrí en "El fin de los Mundos". Y en "Noches Eternas" me llegué a cabrear por momentos.



8
De: Dicker Fecha: 2009-07-30 00:14

Supongo que cada uno tenemos nuestras manías, a mi me gusta leer un tebeo con una determinada música, o coincide que cuando leía ese tebeo escuchaba esa música.

Así, al Return of the dark knight le tengo asociado el Rendez Vous de Jarre, a Sandman le tengo asociado el disco MCMXC de Enigma.

Y al Señor de Los Anillos el Islands de Mike Oldfield, y el Ride the wild wind de Queen.

En fin, uno de los mejores comics de la historia.



9
De: JuanT Fecha: 2009-07-30 00:35

Que gran antología, leches!



10
De: Mt Fecha: 2009-07-30 08:56

Jo. Para mí El Señor de los Anillos es indisociable del Tubular Bells.



11
De: Magnus Majere Fecha: 2009-07-30 14:40

Mi tebeo favorito de todos los tiempos...



12
De: Dicker Fecha: 2009-08-02 22:46

Ahora vengo yo a comentar por aquí...

Estoy disfrutando mucho, muchísimo, leyendo "La sombra del viento" de Ruiz Zafón (la falta de tiempo me obliga a pillar sólamente aquellos libros que son absolutos superventas, no tengo tiempo ni paciencia ni conocimiento para descubrir grandes obras entre los libros y me guio por estas cosas), los personajes me parecen geniales, pero bueno, a lo que voy:

¿Soy yo, o hay similitudes chocantes entre lo poco que llevo leido de la novela (200 pgs) y Sandman?

El cementerio de libros perdidos -- la biblioteca de Lucien, el personaje de Coubert y aquella pesadilla con cara de cuero cuyo nombre no me sale(ahora recuerdo al incomparable Campo del Violín) pero que me suena que era algo semigriego, o griego...incluso pequeños párrafos de la novela, en las que un personaje va leyendo el libro de Julián Carax y no se fija en la "estaciones de niebla".....

Seguramente serán cosas mías, porque abrá más referencias anteriores, sin duda, a la librería de lucien (pienso en Farenheit 451)...etc.

En fin, cosas mías, imagino.



13
De: Dicker Fecha: 2009-08-02 22:47

El corintio....



14
De: Darthz Fecha: 2009-08-08 15:21

Wow, qué fantástica reseña.

Resulta que me empecé a comprar hace un par de añetes los tomos de grapas que sacó Planeta. Llegué hasta el número 18 (cada tomo trae unas 40 páginas, no más), y el de la tienda me dijo que ya dejaron de distribuirlos. Nos dejaron así, en pelotas y con ganas de más sexo. Se llevaron la ropa. No dijeron nada, los muy cerdos. Durante meses seguí preguntando e informándome, para ver si se sabía algo de que se continuara la saga. Y al parecer no. Así que ahí tengo la saga, incompleta, con ganas de haberla seguido pero jodido porque no voy a mezclar ahora otras ediciones y comprar los tomos duros de antaño (creo que eran de Norma). En fin, si alguien sabe la mejor forma de hacerse ahora con los cómics de Sandman al completo, le estaré enternamente agradecido.

Saludos Rafa, que hacía tiempo ya que no pasaba.

pd: por cierto, compré 'Ahora y siempre', de Bradbury. Me gustó la sorpresa de ver al traductor... Ya voy por la segunda novela corta. Te contaré.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.109.48 (753af037c7)
Comentario