Javi, que es el hermano mayor de Alfonsito, sabe que al abuelo le encanta el fútbol. Tanta es su pasión por el deporte, por los resultados, por los partidos, que Javi llegó a creer que abuelo era fubtolista.

--No lo veo --dijo Javi, una vez que retransmitieron un partido por la tele.

--¿A quién? --preguntaron sus padres.

--Al abuelo. No está en el campo.

Fue así como la familia supo que cuando el abuelo decía cada domingo "me voy al estadio" Javi entendía que lo hacía no como espectador, sino como profesional dedicado a meter goles.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/62761

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.108.189 (60c925b8af)
Comentario