2009-02-24

1843. DE CAJÓN


Si cada mujer lleva en su interior una princesa y cada español un seleccionador nacional de fútbol, cada gaditano lo que lleva es un miembro del jurado del concurso de agrupaciones del carnaval. Año tras año, la decisión de los encargados de dar los premios será, por narices y por tanto, cuestionada y criticada: cuando no se sabían los puntos y los sistemas de votación, porque no se sabían; ahora que la cosa parece que está más o menos ordenadita y al ratito de terminar la final ya se sabe quiénes ganan, porque se reduce todo a la mecánica de la matemática y la suma, sin que parezca haber el necesario debate y el intercambio de opiniones que todo concurso (y más el nuestro con lo igualado, competitivo y difícil que es) necesita. El intento de que las votaciones sean prístinas está bien, porque así se evita según se dice la manipulación… lo cual no quiere decir que, como los grandes jugadores de black jack, haya quien sea capaz de ir contando las cartas y, en nuestro caso, ir sumando mentalmente qué puntos dar, pasándose o no llegando (ya saben ustedes que se eliminan las votaciones más altas, por ejemplo), para que al final la cosa acabe como acaban, aunque no se manipulen, estas cosas: en cajonazo.

Un jurado es necesario, claro. Si no, a santo de qué queremos un concurso. Pero tenemos un jurado que parece, en ocasiones, porque picaditos hay en todas partes y en Cádiz ya nos conocemos, que tendrían que acudir al Falla con la capucha de verdugo puesta: porque se sospecha de todos, los pobres, y porque lo que en principio parece un gran honor acaba siendo, al correr de los días y las decisiones (matemáticas, pero decisiones al fin y al cabo) una actividad un tanto vergonzante.

Nadie queda satisfecho con el fallo del jurado (ganadores aparte): ni siquiera el propio jurado, me contaba hace unos meses un ex – jurado. Así será. Pero el carnaval no puede reducirse año tras año a ser lo mismo y, peor aún, a cambiar las bases del concurso para que todo quepa en esa insoportable final televisada: por muchas chirigotas que quiten a la retransmisión, no son las actuaciones lo que alargan la cosa, es el tiempo que se tarda en cambiar los forillos y el atrezzo (con lo barato y rápido que sería hacerlo con proyecciones tipo PowerPoint), y las tonterías de los presentadores, el coñazo de la publicidad, los topicazos de los entrevistadores y las no menos poco ingeniosas respuestas de los entrevistados. Que levante la mano quien no graba la final y al final acaba por volver a grabarla quitándole toda la paja.

Por lo mismo, en el tiempo futuro en que vivimos, donde las nuevas tecnologías nos invaden queramos o no queramos, y donde para cualquier cosa en la misma tele te piden que llames o votes y des tu opinión, parece inexcusable que a estas alturas de la historia de nuestro carnaval y nuestro concurso no exista un voto popular. El mismo ordenador que hace las sumas y quita trabajo deliberador al jurado puede aplicarse al menos al pueblo de Cádiz que pasa por taquilla, para que de su opinión, su voz, su voto, su SMS, lo que ustedes quieran. Se hace en festivales de cine de gran solera (San Sebastián, mismo) y no veo por qué la fiesta popular por excelencia tiene que seguir enclaustrada en un pasado franquista (¡cachis, ya dije la palabrita de moda yo también!) de espaldas a lo cómoda que nos hace la vida la tecnología.

Lo demás es seguir confiando la polémica a un grupo de señores a quienes se seguirá considerando unos enteraos, les guste o no les guste. Dicho lo cual, el cajonazo al Selu de este año pasará a la historia como una decisión bochornosa a la altura del cajonazo a los Cubatas. A lo mejor es por eso, por los cubatas, dice mi amigo el enterao mal pensado.

Publicado en La Voz de Cádiz el 23-02-2009

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/62049

Comentarios

1
De: Toni Fecha: 2009-02-24 09:59

Yo no sé qué es lo mejor... voto popular?, mira lo que ha salido en la aguja de oro.

Respecto a lo de la pérdida de tiempo, creo que las entrevistas normalmente no son el causante, porque aprovechan el tiempo de cambio de forillo... no estaría mal lo de aprovechar las nuevas tecnologías para reducir el tiempo entre actuación...



2
De: RM Fecha: 2009-02-24 10:10

Voto popular de verdad: un hombre, un voto. No un móvil mil votos.



3
De: Carlos Fecha: 2009-02-24 14:43

Si ha funcionado siempre así, no querrán cambiar. Pero luego viene la polémica de si pasa o no pasa. Me comentan que yo no estoy muy puesto en carnavales, que El Selu iba muy sobraíto en preliminares, y pasaron por el nombre que tienen, porque había muchas agrupaciones mejores que ellos. Bueno otro año será...



4
De: RM Fecha: 2009-02-24 14:44

La única chirigota que le hace sombra a la del Selu es la callejera de Los-ex (este año de turistas).



5
De: WWfan! Fecha: 2009-02-24 22:06

Es que lo que dice Rafa podría ser interesante.
Premio de la crítica, o sea, el de toda la vida.
Premio de la prensa.
Premio del público.

El ganador de verdad y el que tenga mayor relevancia siempre será el del jurado, pero bueno, alguno puede que se "conforme" con otro y siempre se puede repartir alegrías.
E incluso quien se haga con el honor de ganar los 3 premios puede enorgullecerse de que no ha sido sólo la opinión de 5 tíos.



6
De: Toni Fecha: 2009-02-25 11:43

Me gusta la opción de WWfan, al estilo de lo que pasa en los festivales de cine... un premio del jurado, un premio del público...
Eso sí, como bien indica Rafa (con lo que estoy totalmente de acuerdo), una persona un voto.



7
De: ATQ Fecha: 2009-02-25 13:21

No he escuchado todas las chiris y coros, y ninguna comparsa, pero me atrevo a recomendar el siguiente artículo, y pido a los enterados, en el buen sentido de la palabra, si están de acuerdo, si es verdad que una de las esencias del Carnaval de Cádiz se está perdiendo.


http://www.votoenblanco.com/Los-carnavales-de-Cadiz-han-sido-castrados_a2915.html?PHPSESSID=01e437e7a5ece7aadb7663014c9f6743



8
De: RM Fecha: 2009-02-25 16:37

Volviendo al carnaval: hombre, sí, es cierto que las agrupaciones han perdido mucho de la crítica de antaño. Pero no creo que sea porque estén vendidos al psoe andaluz: entonces atacarían a Teófila y nadie le pone un pero.

Simplemente, se ha perdido el tono reivinidicativo y ya está. Hay agrupaciones y carnavaleros muuuuy de derechas y tampoco mientan a Chaves, por ejemplo.

Ni las ilegales se meten en política: cachondeo puro y duro (y agradecido por parte del público).

O sea, que no creo que la conspiranoia se deba extender al carnaval.




9
De: Alfred Fecha: 2009-02-25 16:57

A mí el artículo que enlaza el amigo ATQ me parece una soberana pamplina escrita por alguien que debe escuchar poquito Carnaval, me parece a mí. Si se hubiera tragado todo el concurso, como un servidor, habría podido escuchar letras como esa que le dedicaba el amigo Juan Carlos Aragón a Zapatero, con motivo de la crisis, la que le dedicaba José Antonio Vera Luque a Bibiana Aido, y a su Ministerio de Igualdad, o la que cantó el coro de Julio Pardo en la final, muy crítica con la salida que la Junta le ha buscado al conflicto de Astilleros, mediante la construcción de buques de guerra para el gobierno de Hugo Chávez. Vamos, que de sometidos al poder socialista nada de nada.

Otra cosa es que el autor del artículo sea un facha pepero al que le gustaría que se le diera aun más caña al PSOE de la que ya se le da, tal y como tiene toda la pinta de ser el tipo en cuestión. Lamentablemente para él, o para los que son como él, cada uno en Carnaval canta lo que le da la real gana, y no lo que les gustaría a unos y a otros, y a sus malditos intereses políticos.

Y muchas callejeras sí que se meten en política, ojo, aunque lo hagan con humor. Eso sí, es un mundillo en el que predomina una ideología más bien izquierdista, por lo que casi todos los palos van hacia el PP. Eso no impide, no obstante, que este mismo año, por ejemplo, una de las mejores, la conocida como la chirigota del perchero, por acompañarse siempre de semejante mueble en sus actuaciones, se burle abiertamente de Bibiana Aido, por ejemplo, en una de sus magníficas canciones, cargadas de punzante ironía.

Ya digo: menos querer servirse del Carnaval para los fines de uno, y más escuchar coplas, antes de escribir chorradas.

Un saludo.






10
De: WWfan! Fecha: 2009-02-25 23:06

Coincido con Alfred.
Los carnavaleros, por fortuna, aun escriben lo que quieren (entre ellos de política) cuando les sale de las narices.
Y el público aplaude tanto una alabanza a Carlos Díaz como un ataque a Bibiana, una crítica a Teo, una condena a la política antiterrorista de Zapatero, una crítica al partidismo de Onda Cádiz o de Canal Sur, sin que por ello ni el Carnaval y el público sea de izquierdas o de derechas.
Cádiz por fortuna está por encima del gilipollismo bipolar de la sociedad.



11
De: R.E.T.F. Fecha: 2009-03-23 10:36

"Cádiz por fortuna está por encima del gilipollismo bipolar de la sociedad."

Falso. Y tu que te lo has creido.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 107.22.26.172 (2583f22f78)
Comentario