Se nos ha muerto Lauzier. El inimitable Lauzier. El único Lauzier. El heredero de Plauto y de Moliere. El que nos puso ya hace veinte años el espejo delante de la cara y nos hizo ver adónde íbamos, porque todos veníamos del mismo sitio y el camino es común para todos.

Despiadado con la sociedad burguesa francesa, con la dulce complacencia de las izquierdas, con la hipocresía de la vida en familia y de la empresa, con los falsos remiendos que hemos querido ver en el sexo, consigo mismo, en sus cómics Lauzier nos mostró que la vida, sí, es una carrera de ratas y que al fin y al cabo las obsesiones de cada cual, sus contradicciones, la búsqueda del status y del placer personal pueden contarse con una carcajada sarcástica porque lo contrario sería una lágrima.

No es extraño que en el mundo del cómic de ahora Lauzier no tenga sitio. Pero créanme: fue uno de los grandes, un caricaturizador de su entorno burgués, un hombre lúcido que no pasó por alto a nadie. La historieta se le quedó pequeña y por eso dio el salto al teatro, el cine y otros medios.

En España, Dagoll Dagom adaptó varias de sus Cosas de la Vida al teatro con el nombre de Glups!. Y no sólo no se notó nada, sino que pareció que de pronto Lauzier, el heredero de Plauto y de Moliere, el gran satírico, había vuelto a casa.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/60950

Comentarios

1
De: Pedrin Fecha: 2008-12-08 11:31

Tan lúcido que hay cosas suyas que me resultan difíciles de leer, incluso dolorosas...no puedo evitar que me entre el bajón cada vez que releo "recuerdos de un joven".



2
De: Atila Smith Fecha: 2008-12-08 12:00

En esa es donde más cruel fue con sus personajes, por lo menos con el protagonista. En la segunda parte bajó un poco el tono. Cuántos años leyendo a Lauzier, qué mordaz y qué brillante era. La carrera de la rata, La cabeza entre las tetas (que no "Querer no es poder"), Crónicas de la Isla Grande, Cosas de la vida, etc. A mí se me quedó un poco descafeinada la adaptación de Dagoll Dagóm, aunque también tenía su gracia. Bueno, otro más que desfila, qué mierda.



3
De: RM Fecha: 2008-12-08 12:08

Por aquella época yo llevaba con mis chavales el taller de teatro del colegio. Como nunca nos daba tiempo para montar una obra "de verdad", recurría a adaptar al teatro comics y relatos cortos: cositas de Torpedo, de Los profesionales, algún relato corto y duro de Wilde, el "Basta S.A." de Stephen King y los cuentos de Bob Sheckley.

Todo sin un duro, claro.

Ver que Dagoll Dagom hacía lo mismo, trasvasar el comic al teatro, pero con medios, me llenó de sana envidia.

¡Y hasta salía el Corto Maltés!



4
De: Pep Fecha: 2008-12-08 12:25

Atila Smith, a raiz de la parte final de tu comentario, mira lo que decía Lauzier en un artículo de El País:

"Si se le comenta que Cacao es bastante más amable que el tebeo que la inspiró, Lauzier sonríe y asegura: "Es probable, pero también yo soy más amable y más positivo que cuando dibujé La course du rat a finales de los setenta"".

http://www.elpais.com/articulo/cultura/LAUZIER/_GERARD_/COMIC/TEATRO/CINE/Gerard/Lauzier/afirma/fue/autentico/dibujante/comic/obra/carrera/raton/acaba/convertirse/elpepicul/20000405elpepicul_3/Tes/



5
De: CarlosP. Fecha: 2008-12-08 14:51

Tranches de vie.....

Cuatro comentarios...es para reflexionar sobre el paso de los años...



6
De: EMPi Fecha: 2008-12-08 18:32

Te creo. Me resulta un autor fácil de leer. Algo raro para Pilote (que publicó sus primeras Tranches... y sus Crónicas de la Isla Grande, y creo que casi todo, ahora que lo pienso.) Mi favorita la traducida como La cabeza entre las tetas.



7
De: anguloagudus Fecha: 2008-12-10 00:48

Duele leerlo.



8
De: Blanca Fecha: 2009-05-21 05:33

A mí no me gustan mucho los tebeos, exceptuando los de Asterix y adláteres ( el malvado Iznogud etc.), los de Hergé, los de Snoopy y los de dos maravillosos franceses: Lauzier y Claire Bretechen, que es otra incisiva conocedora del alma humana. De las "Cosas de la vida"me faltan tres números que eternamente busco por las librerías de viejo especialistas en comic. Cuando hablo de Lauzier la mayoría no sabe/no contesta. Para mí, es más un novelista que otra cosa. Me divierte enormemente su humor salvaje. Acabo de enterarme hoy de su muerte. También de que es autor de esa película tan mediocre de Depardieu haciendo de padre consentidor. Cuando era"malo"era mejor: casi profético: la muerte vendida y relatada en directo se ha cumplido con la Gran Hermana Inglesa.
En fin. Que Alá, con su inmensa indulgencia, lo conduzca al mejor de los lugares mientras nosotros, en este pícaro mundo, lo releemos, como siempre, de tanto en tanto, deseando que se nos olvide para poderlo volver a releer.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.162.109.90 (aa5135dc73)
Comentario