Pese a que lleva no sé cuántas vidas muriéndose, el teatro sigue gozando de buena salud. Lo que al principio pareció competencia desleal, la llegada de las nuevas tecnologías y nuevos ocios del siglo veinte (o sea, el cine, la tele, la radio y todo lo demás) ha acabado por convertirse en aliado escénico. Para hacer teatro sólo hace falta un actor y un espectador, y es entonces cuando se produce la magia del encuentro. En ocasiones, los montajes son espectaculares y extravagantes; en otras, son sencillos. A veces se recurre a luces y a veces se recurre a gestos.

A veces, como en este caso, se vuelve a lo que el teatro ha sido siempre, un juego. Aunque se haga acercándose a un material cinematográfico: la película de Alfred Hitchcock sobre la novela de John Buchan, adaptada al medio por Patrick Barlow y dirigida aquí, tras su éxito en Londres y Broadway, por Eduardo Bazo.

Cuatro actores (Jorge de Juan, Gabino Diego, Patricia Conde y Diego Molero) se las arreglan para desbaratar en hora y media una de las obras cumbre del thriller cinematográfico y hacer una divertida parodia donde tres de ellos son capaces de interpretar ciento y pico de personajes. Un par de sillas, el marco de un cuadro, dos cajas y una cama plegable de quita y pon sirven para contar, y contar de manera espectacular, la misma historia de la película, subvertiéndola a tope y, al mismo tiempo, respetándola al cien por cien, demostrando que no sólo la adulación es uno de los síntomas de la admiración, sino que también la parodia puede serlo.

Basta comprobar los diálogos, calcados de los de la película, o ver después la película, para comprender hasta qué punto se han estudiado los planos, los gestos, las situaciones, los acentos, y a partir de todo ello se ha buscado el chiste: la parodia de los gestos de Mister Memory, la elegancia brit de Richard Hannay y el chiste "O... Hammond", la modorra del viejo carcamal político, la cojera del campesino, las trenzas de su esposa, los arenques, el intraducible acento escocés y, sobre todo, el juego de sombras chinescas que calca la escena a contraluz de la película.

Un divertimento donde destacan Gabino Diego y, sobre todo, Diego Molero, interpretando la mayor parte de los personajes secundarios y llegando al tour de force de ir alternándolos en meros segundos de componer y descomponer el vestuario. Jorge de Juan da una prestancia a su protagonista que no tiene nada que envidiar a la de Robert Donat en la película original, y Patricia Conde sale airosa de sus cuatro personajes femeninos, arrancando además algún que otro suspiro desde las butacas.

Yo de ustedes no me la perdía.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/60609

Comentarios

1
De: Dicker Fecha: 2008-11-18 22:46

Offtopic Rafa, disculpa.

¿Cierras los comentarios de los post anteriores o ha cambiado algo y no me he enterado?

Gracias.



2
De: RM Fecha: 2008-11-19 06:45

He cerrado algunos por motivos de limpieza.



3
De: PAblo Fecha: 2008-11-19 11:28

Me lo pasé bomba.

Le dejo lo que escribí en su momento:

http://ellectorimpaciente.blogspot.com/2008/09/39-escalones-de-eduardo-bazo.html

Impacientes Saludos.



4
De: WWfan Fecha: 2008-11-19 13:21

La viste en Madrid, ¿no?.
Ay la Patri omá que rica está.



5
De: RM Fecha: 2008-11-19 13:41

Sí, Teatro Maravillas.

Y no veas el furor que causó Miss Patricia en el respetable.



6
De: WWfan! Fecha: 2008-11-19 14:22

Es que la niña es un encanto.
Se le ve lista, guapa y simpática.
Seguro que es del Xerez o del Barcelona, porque algún defecto tiene que tener la criatura. XD



7
De: Narbiz Fecha: 2008-11-19 14:51

Pues lo que me aburrí yo... Destaca Gabino Diego, que es un cómico estupendo que saca petróleo de donde sea, y una excelente escenografía que en principio yo doy por descontado en producciones con posibles como esta, pero por lo demás... Igual fue por no haber visto la película.



8
De: PiliBaena Fecha: 2008-11-19 16:46

Yo iría pero Madrid me pilla lejos y muy liada con las clases.
Me encanta Patricia Conde, me estoy enganchando a SLQH. Pero mi tv de Sevilla no pilla la cadena.



9
De: TempleOfDeath Fecha: 2008-11-22 18:20

No la he visto, pero la peli de Hitchcock me parece sublime. Me extraña que hagan una parodia porque el 39 escalones del cine ya era en sí una película llena de humor por los cuatro costados. De hecho era una versión casi-humorística de la novela de Buchan. En cambio en los 70 se hizo una versión seria de la novela.

Además 39 escalones era el precedente británico de Con la muerte en los talones. Imagino que la obra de teatro será más en la línea del Mel Brooks de Máxima ansiedad.



10
De: RM Fecha: 2008-11-23 15:40

La obra es absolutamente fiel a la película. Casi es una traslación de los planos a la escena. Con mucho cachondeo.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 107.22.26.172 (2583f22f78)
Comentario