Ni supersticiones ni leches, me dije muy ufano el final del año pasado. Se acabaron las tonterías de los buenos deseos, las lentejas, los anillos en las copas de champán, engullir doce uvas asquerosas a toda prisa, la ropa interior roja, colgar las chorradas de rigor. No es que yo odie la Navidad: es que odio el fin de año, así que decidí actuar en consecuencia. Un nuevo Scrooge para el año que entra, yo.

Así (y tengan en cuenta que además la semana pasada estuve chungo de salud, la factura de los primeros excesos que han impedido que se produzcan excesos nuevos), ni champán, ni uvas, ni ropa interior de colores (que esa no me pongo nunca, por cierto), ni buenos deseos colgando del árbol. Nasti de plasti. Se acabaron las supersticiones. Seamos chicos racionales. Hoy es igual que ayer. Mañana igual que pasado mañana.

De esta forma, empecé el primero de año como lo empiezo siempre: en coche, viajando solito del Puerto a mi casa, donde me espera siempre el ordenador y un par de horitas tranquilo donde escribo o traduzco y, a veces, le echo un vistazo a esta bitácora. Justo cuando estoy entrando en la calle perpendicular a mi casa, diez y media de la mañana, un gato negro hace amago de cruzarse en el camino de mi coche (recién salido del taller, oigan, la semana pasada).

Y en parte porque soy un chico bueno y en parte porque era un gato negro me desvío con el coche hacia la izquierda, para que el gato no me intersecte el camino y para no despanchurrarlo en la acera. Pongamos un fifty fifty entre no querer asesinar al bicho y no querer tampoco tentar a la suerte.

Día uno normal, el coñazo de rigor porque está todo cerrado, regreso al Puerto, se me llevan los demonios por la improbable e insoportable adaptación de Los Tres Mosqueteros con Jack Bauer, la niñera loca y Robin que pasaron ayer en Cuatro, y a eso de las seis y pico, vuelta a casa.

Y justo cuando estoy entrando en la calle perpendicular a mi casa, seis y media de la tarde, el coche hace clic clad prrrrrtttrrrrr y me deja tirado, a mí y a los míos, dejando un reguero de líquido. Kaputt. Finito. Morto in acto. Menos mal que nos abandona a una calle de distancia de casa y no en plena carretera. Tiempo de soltar los bártulos, de llamar a ADA, de esperar una grúa, porque el coche no arranca ni con rogativas.

El reguero de líquido, curiosamente, se ha producido justo en el sitio donde unas cuantas horas antes se me cruzó el gato de marras, y la huella que deja en el asfalto es justo-justo el trayecto complementsario al que tracé para esquivar al bicho, reflejado en un espejo, el camino que tendría que haber seguido por la mañana.

Para que luego digan. Una gracia. Ya me han dicho hace un rato que la avería es de las caras.

Anoche, el ordenador no me encendía. Esta mañana, el viento ha acogotado mi último paraguas.

¿Quedarán uvas de la suerte en alguna parte?

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/54508

Comentarios

1
De: Mel Fecha: 2008-01-02 13:24

Venga, hombre...

un gato negro trae mala suerte... pero sólo a los ratones...

y las doce uvas traen buena suerte... a no ser que padezcas de azúcar.

;P

Feliz Año!!



2
De: jose Fecha: 2008-01-02 13:33

lo ves, lo ves? eso por intentar pasarte de listo.

el año que viene a armar toda la parafernalia, y con fotos de santos incluidas :-D



3
De: RSMCoca Fecha: 2008-01-02 13:43

En el resto de los paises de Europa no comen las uvas, y no les va tan mal... así que no creo que el origen del problema del paciente sea ese, ¿no, Dr House?

Pero, Don Rafael, si que ha empezado usté el año con mal pie ¡coñe!

Y por cierto, hace unos días, delante de mi casa, una chica rompió el depósito del aceite contra un saliente de la acera... ¡Había que ver como dejó el asfalto! Y la cara de la pobre chica, un poema de desolación.

En fin, que espero que la cosa mejore el resto del año...



4
De: ifrit Fecha: 2008-01-02 14:27

RM, no has oido eso de hacer las cosas por si acaso? :D "Yo no creo, pero por si acaso..."



5
De: RM Fecha: 2008-01-02 14:28

Precisamente: "yo creo, pero por si acaso..."



6
De: Janderlöwe Fecha: 2008-01-02 19:10

Pos la verdad a mi me llega a pasar eso y la verdad esq como me vea al gato lo reviento xD
Pos na señor Marin el año q viene se toma las uvas por si acaso



7
De: Rotebor Fecha: 2008-01-02 19:51

Esto fue lo mejor. Imaginarse què pasarìa si hubieses arrollado al gato.
Por las dudas, yo tengo en casa un gato (gata) negro, que de tanto cruzarse en el camino de toda la familia, nos ha vacunado... Y aquì ha entrado, miràndome: -"Vamos, Negrita, tranquila, que estoy hablando bien de vos. Y sì, es buenìsimo tener un gato negro, o mejor, una gata. Todo el mundo deberìa tener una..."
-Y hablando en serio, yo controlarìa què fue lo que hizo el mecànico...



8
De: AJC Fecha: 2008-01-02 19:54

En mi caso ha sido al revés: yo esta mañana me he cruzado en el camino de un gato negro. Si hay reciprocidad, el pobre debe haber cogido un mal fario que no veas.



9
De: Anónima de las 9.59 Fecha: 2008-01-03 09:55

Hay un remedio: Vete corriendo a comprar unos calzoncillos rojos. ¡Con un poco de suerte ya estarán de saldo!

Visto lo visto, serán una gran inversión.

;)



10
De: Sergio Fecha: 2008-01-03 10:06

Pues va a ser verdad eso de las uvas. Yo tampoco las comí este año, por primera vez, y desde el día 1 tengo una otitis, mi mujer tiene un gripazo, me ha caído un marrón impresionante en el trabajo,...miedo me da lo que venga. Eso sí, las ví, porque como estaba de impresionante la Anne, daban ganas de comer las uvas y hasta melones si ella lo pidiese.
Feliz año a todos.



11
De: V. Fecha: 2008-01-03 11:48

Lagarto, lagarto.
Yo no creo, pero el año pasado no me las comí (o me las comí a mi ritmo, o sea, que para las doce me quedaban dos) y el año no ha sido nada bueno; así que el presente lo he iniciado engullendo las doce cada una donde tocaba. Faltaría.



12
De: Juaki Fecha: 2008-01-03 12:05

Pues a mí me debe esperar un Annus Terribilis... porque es que no he hecho ná de lo que se supone que uno debe hacer. Por no hacer, ni me he propuesto buenas intenciones, juas, juas...



13
De: Gorinkai Fecha: 2008-01-04 15:22

Nos sea leve. O_o



14
De: Jose Joaquin Fecha: 2008-01-05 10:22

En estos casos yo quemo en la hoguera una bruja...



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.163.210.170 (f1b1af664d)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?