Empezó el nuevo curso. Nuevas experiencias, nuevos profesores, una forma distinta de ver la vida, tal vez. La universidad, o un sucedáneo que se le parecía (no podíamos notar la diferencia). Caras nuevas, gestos desconocidos, la misma ansiedad en cada mesa, repetida. Un juego de tacones retrasado cada mañana, un abrigo verde de espigas, y unos ojos chispeando, un olor, una sonrisa.

No podía reprocharle nada a mi amigo Manolo. Empezó el nuevo curso y también mi bolita cayó en el hoyo.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/54193

Comentarios

1
De: RM Fecha: 2007-12-19 10:46

La historia sigue aquí:
http://www.crisei.blogalia.com/historias/13638



2
De: Verdoux Fecha: 2007-12-19 11:00

¿tú crees que ha cambiado algo de puertas para adentro en este país?

No me refiero a las formas o la política, si no a lo que llevan dentro muchos, toda una generación, que sigue latiendo dentro de ellos.

Lo que yo noto es que existe menos miedo al lobo, pero aunque viejo, sigue merodeando cerca del rebaño.

Solo que ahora lleva piel de zorro.



3
De: Ojo de Halcón Fecha: 2007-12-19 11:32

Me estoy enganchando totalmente a esta biografía, me alegras las mañanitas libres :)



4
De: RM Fecha: 2007-12-19 11:38

Pues queda ya muy poco...



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 23.20.225.97 (89e00f6a88)
Comentario