2007-09-11

1249. LA JUNGLA 4.0


Vivimos un revival de héroes viejos y cansados, quizá porque Hollywood, entre tanto adolescente, tanta explosión y tanto argumento sin pies ni cabeza no ha sido capaz de encontrar personajes (ni actores) que den el relevo a los hombres de acción de hace quince o veinte años (ha dicho no sé qué top model que pasa lo mismo en su terreno), quizá porque Hollywood empieza a verle las orejas al lobo y es un buen modo de atraer a los cines a espectadores que ya peinen canas o, como el caso de Bruce Willis, a.k.a. John McLane, ya no las peinen.

Han pasado un montón de años desde que John McTiernan diera una nueva interpretación al héroe de la camiseta y la sangre a raudales (en muchos aspectos McLane es el barroco del renacimiento que supuso Indy), y eso se nota no sólo en cómo el cine ha evolucionado o involucionado en su gramática, comido cada vez más el terreno por los argumentos más sólidos y los personajes más maleables de la televisión, sino en todo lo que nos ha caído como entonces a los seres humanos. La sombra del 11-S, que hoy se conmemora por cierto, ha afectado enormemente a los medios de comunicación de masas, y si reconozco que no ha acabado con el poderío del superhéroe en el mundo de la historieta, como llegué a creer hace seis años, sí que ha recubierto de una pátina de imposibilidad y hasta de distanciamiento entre chusco y doloroso cualquier acercamiento al tema de los atentados terroristas, las organizaciones en la sombra y los héroes aguerridos que ganan batallas ellos solos cuando vemos que hay batallas que no puede ganar ni el ejército más poderoso del mundo. Es la sombra del 11-S la que hace que Bond se vuelva más "realista" y menos fantasioso, no otra cosa.

Hemos visto a McLane en Los Angeles, entre aeropuertos, y en las calles de Nueva York. Ahora, recuperando cierta herencia de videojuego, pasa de ciudad en ciudad como Super Mario podría pasar de pantalla en pantalla, agenciándose todos los medios de transporte que puede, sobreviviendo y sangrando. Dicen que en versión original su vocabulario se contiene bastante, pero en el doblaje de Ramón Langa (y reconozcamos que sin él para nosotros Bruce Willis no es Bruce Willis) no se cortan un pelo.

El director Len Wiseman (de Underworld y su secuela), fan confeso de la saga, entrega una cuarta parte que, tal como está hoy el mundo del cine de acción, casi parece una obra maestra. Nos presenta un McLane cansado pero combativo, envejecido, sin familia (su ex-esposa está en San Francisco, de su hijo no se sabe nada, y su hija estudia en Nueva York y no quiere saber nada de él; no es extraño suponer que Lucy, que hereda muchos rasgos de su padre, ha tenido también un encontroanazo con mamá Gennero -¿por qué "Jenaro" en español?- y ha decidido independizarse estudiando en la otra punta del país). Expulsado de una familia desectructurada, McLane apenas tiene una línea de diálogo para reconocer que sus heroicidades son cosa de un pasado muy lejano, y que desde sus quince segundos de gloria ha vuelto a su trabajo como policía normal que no se encuentra con casos tan glamorosos como los que conocemos.

La película entretiene, el sidekick informático no molesta (no, no es Wesley Crusher, gracias a Dios), el papelito de Kevin Smith haciendo lo único que sabe hacer no desentona, la mala tiene el empaque que por desgracia le falta al malo (un Timothy Oliphant que es mucho más inquietante haciendo de "bueno" en Deadwood que aquí de malo, y que además dura frente a McLane el tiempo de no terminar de decir yipikahei). Los líos informáticos son explicados lo suficiente para que nos los creamos así con la sonrisita condescendiente, y aunque Mclane no jure y perjure en arameo sí tiene algún momentito políticamente incorrecto (los puñetazos a Mai Lihn, fíjense ustedes, se saldan con un mechón de pelos que le arranca a lo bestia).

Curiosamente, la percepción de la autoridad ha cambiado en esta nueva película. Los malos siguen perteneciendo a diversos países europeos, una característica algo xenófoba de los anteriores filmes que llegaba incluso a recalcar su entrada en escena con el Himno a la alegría que, no lo olvidemos, es también el himno de la UE. Pero esta vez el terrorista es de casa, y más que de casa, del meollo mismo del club de los vigilantes. Es curioso que para los terroristas a los que se enfrenta Mclane no exista nunca la ideología, sino la motivación económica. También, por primera vez, los burócratas y jefazos del FBI no son presentados como unos calzonazos inútiles.

Hay altibajos de ritmo cada vez que se paran a tomar aire (y McLane, a estas alturas, y es bueno que así sea, se tiene que parar mucho a tomar aire) y cambiar de vehículo y dar explicaciones. Pero es que un guión tan milimetrado y prodigioso como el de la película original es, hoy por hoy, un imposible. La fisicidad de los enfrentamientos de McLane se ha sustituido por espectacularidad motorizada. Hay un par de muy buenos momentos: la pelea en el ascensor, la persecución por la autopista regada de coches abandonados, y el remate contra un F-35.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/52088

Comentarios

1
De: IMAGENES Y PALABRAS Fecha: 2007-09-11 23:40

Donde estuviera Hans Grubber...

A la película le falta un malo con carisma. Le sobra la lucha contra el F-35, inverosímil. Y lo de Smith no tiene demasiada gracia.

Entretenida.

Saludos.



2
De: Anónimo Fecha: 2007-09-12 01:23

Joooooooooder si se sube y se baja de un caza como si fueran unas escaleras automaticas... y derriba a los malos utilizando como misiles taxis!!! más que de acción debería calificarse como una obra maestra de c.ficción!!!



3
De: Alfred Fecha: 2007-09-12 04:02

Yo vengo ahora mismo de verla, casualmente, y si no me hubiera dedicado a reírme de sus rocambolescas, y absolutamente inverosímiles y ridículas, por lo tanto, escenas de acción, la verdad es que me habría aburrido bastante, para qué nos vamos a engañar.

No me habría parecido una mala peli, tampoco, sobre todo comparándola con lo que hoy en día nos vemos obligados a ver, como usted dice, pero sí una mediocridad, sin nada especialmente novedoso o interesante que aportar.

Lo de Kevin Smith y el sidekick informático, como lo llama en su texto... pues bueno, parece que en la era digital los hackers "frikis", y a ser posible gordos, han sustituido a los negros graciosetes como secundarios cómicos tipo (véase también, sino, "Transformers"), y no sabría decir, sinceramente, qué es peor.

En cuanto a lo del caza, y visto lo visto... ¿quién quiere misiles y ametralladoras teniendo cajas?

Un saludo.




4
De: RM Fecha: 2007-09-12 08:52

Anónimo, hijo, que parece que no has visto las tres pelis anteriores. ¿Recuerdas cuando se tira del Nakatomi amarrado a una manguera? ¿Cuando va descalzo to la puta peli? ¿Cuando se disloca el hombro en la 3 y aun así acierta el tiro? ¿Cuando se tira desde lo alto del puente y cae al barco y sigue andando? ¿Cuando se tira por el otro hueco del ascensor y, cáspita, se agarra por la punta de los deditos al respiradero?



5
De: Javi Gala Fecha: 2007-09-12 09:14

Los actos de McLane no son más que mera sombra de sus propias palabras. La semana que viene la veré, aupa McLane!



6
De: Algernon Fecha: 2007-09-12 10:28

Yipi-ka-hey!



7
De: sergiofdezmir Fecha: 2007-09-12 11:02

A mí la peli me encantó; me lo pasé como un indio. Me esperaba una Jungla descafeinada y me encontré una peli digna de su saga. Eso sí, más flojita que las anteriores pero es que la primera y la tercera eran muy grandes.
Fantasma como ella sola,sí. Pero mil veces más entretenida que la mierda de hoy en día. El auge de las pelis de superheroes (que me encantan), con mil caras distintas y con todos sus efectos, ha acabado con los viejos héroes de acción. La Jungla 4 viene a dar su última palabra.
Como dijo un amigo mío al salir del cine, la peli se resume en la frase siguiente: "Un poli de los 80 viene a cagarse en vuestro puto mundo del siglo XXI". Pura diversión.

(Y perdón por el ladrillo!)



8
De: Flash Thompson Fecha: 2007-09-12 13:57

Admirado Rafa, me alegra que hagas mención al doblaje de Ramón Langa, esto y tu referencia hace pocos días al doblaje “neutro” de Daniel Boone, me llenan de esperanza, ya que normalmente te veo despreciar este noble arte, parte del arte del cine, queramos o no.
Ya sé que una película, para verla “de verdad” hay que verla en original, pero eso se puede extrapolar, por ejemplo, a la literatura. Si lees una traducción, ¿has leído la novela o una versión distinta en un idioma distinto hecha por un escritor distinto?
Abrazos.



9
De: RM Fecha: 2007-09-12 14:04

Evidentemente, prefiero las pelis en V.O.

Lo cual no quita para que haya muchos buenos casos de doblaje. El de Ramón/Willis es uno de ellos.

Además, el cine en V.O. me temo que sea un vicio solitario.



10
De: Flash Thompson Fecha: 2007-09-12 14:11

No digas eso de "vicio solitario",que nos hace pensar en otro tipo de cine (¡es broma!).
¿Qué opinas de lo que te he comentado de las traducciones literarias? Tú mismo eres traductor, y me figuro que tus libros también se habrán traducido.
Abrazos.



11
De: Anónimo Fecha: 2007-09-12 14:18

"...pero eso se puede extrapolar, por ejemplo, a la literatura. Si lees una traducción, ¿has leído la novela o una versión distinta en un idioma distinto hecha por un escritor distinto?"

Esta comparación no tiene pies ni cabeza. En una película doblada te estan colocando una traducción, mucho más distorsionada que la de un libro por motivos de sincronía y además, te estan colocando la voz de un señor que igual dobla a Bruce Willis que a Kevin Costner, que presenta un concurso o que hace la locución de un anuncio.
Y si el doblaje de una interpretación es válido ¿por que no doblan también las canciones de un musical como se hacía antes? Ah claro, porque entonces no podríamos apreciar la voz original.



12
De: Flash Thompson Fecha: 2007-09-12 14:27

Amigo anónimo, es cierto lo que dices y por tanto no te lo voy a discutir. Si ves una película doblada, no estas viendo el original sino una "versión".
Peeero, modestamente creo que la comparación sí es válida, pues si leo Guerra y Paz en castellano SÉ que no estoy realmente leyendo a Tolstoi.
Mi comparación viene: por qué una cosa se considera válida, y la otra se desprecia como "inferior".
Nada más. Y no es un dogma de fé, sólo es MI opinión.
Abrazos.



13
De: Algernon Fecha: 2007-09-12 15:51

Como italiano puedo decir esto: el doblaje en español hace años que superó en calidad al italiano. Vamos, que si yo fuera el Bruce pagaría por tener un doblador así (y tengo entendido que son amiguetes y todo).



14
De: Deyrsent Fecha: 2007-09-13 08:38

"La Jungla 4 viene a dar su última palabra. "

Pues no sé yo, ¿eh? Leí en no-se-donde que se estaba planeando la 5º...



15
De: Jack Corner Fecha: 2007-09-13 09:04

En la vida hubiera imaginado que era usted seguidor de las andanzas de McLane, señor Marin...
Desmontado me ha...



16
De: REFO Fecha: 2007-09-13 11:57


En la primera parte de la saga el FBI, con el mítico Robert Davi haciendo de arrogante jefazo metepatas.



17
De: poorpooland Fecha: 2007-09-13 13:08

De vicio solitario, como dijiste de ver pelis en V.O., nada, a mi es lo que más me gusta, antes las alquilaba para así poder disfrutarlas en su idioma original, ahora me las bajo directamente en inglés y palante.



18
De: Antoine Fecha: 2007-09-13 18:02

Siendo la primera la mejor todas las de la saga son estupendas pelis de acción. Esta cuarta parte es un soplo de aire fresco.



19
De: RM Fecha: 2007-09-13 20:21

Aquí podéis ver el final alternativo de la tercera peli:

http://www.youtube.com/watch?v=rSpYb0qKurY&mode=related&search=



20
De: Anónimo Fecha: 2007-09-14 01:37

"Además, el cine en V.O. me temo que sea un vicio solitario."

Una de las ventajas de entrar en la carrera de traducción es que por fin el cine en VO deja de ser solitario.



21
De: Anónimo Fecha: 2007-09-14 02:26

Yo cada vez que piso un aeropuerto y miro los horarios de los aviones no puedo evitar imaginarme que se empiezan a cambiar: delayed, delayed, delayed... es patológico. La misma influencia que la escena de la ducha de Psicosis tuvo en la generación de mis padres.

keep´n rocking



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.162.147.179 (ee4662b9c6)
Comentario