2007-06-28

1135. FIN DE CURSO

Como ahora tienen que devolver los libros, ya no vuelven a casa con las mochilas repletas y las espaldas encorvadas, pero todavía, sobre todo los más pequeños, regresan al nido cargados con trabajos manuales y cartulinas enormes que aletean al viento de verano con cierto olor a pegamento antiguo y, a veces, al esfuerzo de los padres que echaron una mano.

Vienen vestidos ya de playa, en chanclas, en bermudas, con camisetas chillonas y las gafas de sol sobre el pelo mojado. Exóticamente liberados, en algunos casos, como si recoger las notas fuera un trámite en el camino, como el que pide un vaso de agua o guarda el envoltorio de un caramelo, por si trae premio. Hay quienes se acongojan de pronto porque tienen uno, dos, o hasta más suspensos, ignorando que posiblemente no hayan hecho un curso modelo y que, en realidad, si la enseñanza fuera todavía lo que antes era, volverían con las alforjas cargadas de los frutos descuidados del esfuerzo que no hicieron.

En algunos casos, hay alegría. En otros, cada vez menos, hay lágrimas de cabreo (nunca, me parece, de arrepentimiento). Siempre hay un padre a deshora que quiere hablar a destiempo, lo que no ha hecho durante los nueve meses que han quedado atrás, lo que pueden hacer, todavía, esta tarde.

El colegio, a mediodía, se queda vacío de la vida que le da vida hasta que pase el verano. En la puerta, los profesores nos quedamos un poco como Ethan Edwards al final de Centauros del desierto: sin saber muy bien qué hacer, aturdidos, en suspenso.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/50555

Comentarios

1
De: PAblo Fecha: 2007-06-28 18:51

Ese pegamento imedio que lo impregnaba todo... Es una lástima, pero es cierto que los padres intentan "arreglar" las notas de los hijos hablando con los profesores (y en algunos casos discutiendo con ellos) cuando en realidad lo que tendrían que hacer es dedicar, en la medida de lo posible,tiempo de más calidad a sus hijos.



2
De: Pedro.J Cifuentes Fecha: 2007-06-28 18:51

Dos cosas:
1. Lo de la foto es todo un hit, máxime cuando a Edwards se le abre el widescreen panorámico del Monument Valley tras esos muros oscuros y opresivos. A todos nos ocurre lo mismo cuando nos vamos de vacaciones.
2. Digas lo que digas, la mayoría de tus colegas pillarán una trompa en la cena/comida de despedida de curso y se olvidarán de los malos rollos, etc etc. Lo digo con conocimiento de causa: llevo 10 años aguantando comidas/cenas de profes al otro lado de la barra!



3
De: RM Fecha: 2007-06-28 18:55

No, es algo más que irse de vacaciones. Hay chavales con los que has convivido hasta cuatro años y sabes que no vas a volver a verlos.

Y en el fondo te queda la duda de si lo has hecho mal o bien.



4
De: RM Fecha: 2007-06-28 18:55

Evidentemente, a partir de mañana por la noche toca desconectar.



5
De: Villon Fecha: 2007-06-28 19:07

Y algunos ya empiezan a echar de menos el colegio. Por cierto Rafa, que no te quepa la menor duda de que eres el mejor profesor del colegio. Lo has hecho genial durante estos 3 años que has sido mi profesor. Lo importante es aprender de los que saben y nosotros hemos aprendido mucho de ti. Muchas gracias por ello. Un saludo y a disfrutar del verano !! .. Ya no quedo de pelota.. jejeje.



6
De: Javi Gala Fecha: 2007-06-29 09:32

Si que quedas. Pelota ;).

Lo de los nueve meses es como me decía mi padre (que la charla me la daba siempre al principio de curso, no al final): esto es como el embarazo de la niña, a los 9 meses lo sabremos.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.214.93 (e2eca22045)
Comentario