Tranquila, señora, que no hay motivo de alarma. Y usted, caballero, quite el pulgar del móvil, que nuestros agentes de la ley y el orden tienen mucho que hacer regulando la movida y cuidando del estado de las playas hasta que la gente venida de fuera se la cargue alegremente la noche de las barbacoas. Ese bulto extraño que hace ruiditos en la habitación de al lado no es un ladrón, ni un gato perdido, ni un ente extraterrestre que haya aterrizado de pronto en la cama de su hijo. Es su hijo. Exactamente. Carne de su carne, amor de sus entretelas.

No, hoy no es fiesta. Es lunes. Pero ya ven ustedes, es que la vida del menor, y del estudiante, es tal que así. Cuando el curso se acaba, se acaba. Las criaturitas se han deslomado nueve meses y medio (o no han dado un palo al agua, que también los hay, y cada vez más, con la bendición del beato Marchesi y el nuevo evangelio de la LOE), y llega el momento que ustedes tanto temen y ellos anhelan como el capillita la Semana Santa o el más jartible el Carnaval chiquito. Eso que duerme a pierna suelta, y hace ruiditos raros (yo que ustedes lo observaba y si no lo llevaba al pediatra, no vayan a ser vegetaciones), es su vástago y está, creo que justamente, de vacaciones.

Sí, ya sé, les hace a ustedes un pie agua. Tanto trabajo, ¿verdad? Correr de un lado a otro, que si los informes, las hipotecas, las reuniones, tener la tienda abierta hasta las fiestas de guardar, la nueva promoción de la empresa, la carrera de ratas que es la vida moderna. Cachis. Con lo bien que encaja todo, más o menos, cuando los nenes están aparcados en el cole: toda la mañana dando guerra en otro sitio y, sobre todo, aprendiendo para ser un hombre de provecho el día de mañana, como Fresita o cualquiera de los del Tomate. El comedor que nos soluciona el problemón de que nunca me comen nada-de-nada. Y por las tardes, el inglés los lunes, miércoles y viernes. Las clases de yoga y taichi. El taller de pintura. Las dos horitas de natación. Los cursillos de informática. Y las horas de entrenamiento y los partidos que libran los fines de semana. Y no olvidemos el baile si son ustedes padres de una nena. De aquí a veinte años vamos a tener la generación más hiperchachipreparada del planeta.

Y ahora fíjense ustedes, ¿qué hacemos con la(s) criatura(s)? No, ya sé que lo de Eurodisney les pilla fatal este año, con lo de Hacienda, y lo caro que va a salirles el alquiler del apartamento los quince días de agosto allá en Tarifa. Y además, que hacen ustedes bien, que mejor esperar a que el niño sea un poquito más mayor, y celebran la comunión todos allá, haciéndose la foto de rigor con el ratón Mickey. Les queda a ustedes el recurso de mandarlo al extranjero a que aprenda inglés, o por lo menos, a que aprenda a comer hamburguesas con sésamo de desayuno, almuerzo, merienda y cena. Sale carillo, sí. Y ya se han informado a ustedes que, como allí el clima es una perpetua primavera, poliniza cada dos por tres y les puede reaparecer el brote de alergia. Sí, me han dicho que los campamentos de verano son lo más. Vuelven hechos unos tarzanes, con toda la ropa chica o rota, y además durante quince días después se comen hasta los dibujitos de los platos. Es una opción que está muy de moda, no crean. Y mientras, ustedes, libres para disfrutar de las mil opciones de ocio cultural nocturno que nos ofrece el verano en la ciudad. Si es que en el fondo a los niños no se les puede llevar a ninguna parte.

Bueno, tampoco es pa ponerse así, que decía el Selu cuando iba cocido de mollate. Siempre se puede recurrir a las nanis de confianza (o sea, las abuelas), y si la vecina o la tita les inspiran seguridad, siempre les puede encasquetar el retoño para que se lo lleve a la playa. Dicen que hay unos talleres de manualidades, recortables, castillitos en la arena y baile salsa que es la caña. Mojarse, además, así no se mojan.

No se me depriman, porfa: si el tiempo pasa volando y el quince de septiembre está como quien dice a la vuelta de la esquina.


(Publicado en La Voz de Cádiz el 25-06-07)

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/50485

Comentarios

1
De: RSMCoca Fecha: 2007-06-25 17:42

Je,je,je
Vaya un retrato mas lúcido sobre la vida familiar actual...
Me encanta.
je,je,je



2
De: yo ¿quién si no? Fecha: 2007-06-25 19:08

¡qué difícil es ser padre ein rafa!



3
De: Jeremias Fecha: 2007-06-25 19:17

Tu has ido a Eurodisney con los crios? xD



4
De: Jazz Fecha: 2007-06-25 21:04

Pues sí Rafa, así es. Llega el verano y apenas lo niños han soltado las mochilas cogen las maletas de viaje, pero no para irse a un lugar paradisíaco, sino para volver a un colegio, con la diferencia de que éste está en el campo. Aquí los chiquillos pueden divertirse plantando tomates, ordeñando vacas apestosas o haciendo un espantoso jarroncillo de cerámica que luego se coloca en el lugar más oculto de la casa.
No hay nada como ser padre sin ver a los niños en todo el año.
¡Adios!



5
De: El Hombre Verde Fecha: 2007-06-25 22:28

"No hay nada como ser padre sin ver a los niños en todo el año"

Ese es el problema. Menos mal que no todos los padres piensan así, si no mal iríamos...



6
De: Jose Joaquin Fecha: 2007-06-25 22:41

Hombre, Rafa, se te olvida la opción que muchos padres eligen: la de contratarme como profe particular y tener al niño leyendo tebeos en inglés, viendo smallvilles en v.o. y películas de historia todo el verano. Que sí, que 9€ la hora sale caro, pero algún milagro que otro se produce, y hay quien dice que algún niño ha acabado estudiando por cuenta propia... lo que yo te diga, la magia del verano.



7
De: Alfred Fecha: 2007-06-26 04:30

Hay que vel cómo han cambiao las cosas en los colegios,
ya los niños no le tienen ni lespeto a los maestlos.
Ese mal compoltamiento,
según dicen los expeltos,
es polque el niño tiene calencias psicosociales
y su integlación se hace muy compleja pol sus ploblemas conductuales...
que es un hijo la glan puta.
Antes la maestla decía: "tú, tabla del ocho";
y ahola el niño coge la tabla y le da en el cuello.
Pelo también los plofesoles están muy delicaillos;
polque un chaval le saque un ojo al maestlo en el pasillo...
tienen que complendel que esas son cosas de chiquillos.
Los padles confiamos a los maestlos el polvenil
de nuestros hijos, y eso ellos lo tienen que asumil.
Y si hace falta que el niño pol la talde dé clases de infolmática o de inglés tiene que estal el maestlo ahí pala ayudarle en su futulo.
La escuela pala el chaval
es el sitio más segulo;
donde no debe de estal
es en casa dándome pol culo.

Pasodoble de Selu García Cossío para su chirigota de este pasado Carnaval 2007, "Lestaulante chino Casa Lafaé", en el que con su habitual ironía daba con la tecla, sospecho, al señalar la dejación de funciones, por decirlo de alguna manera, que realizan muchos padres hoy en día, y que se encuentra, sin duda alguna, en la raíz de tantos y tantos problemas como luego se dan.

Un saludo.




8
De: AMS Fecha: 2007-06-26 11:33

Vamo a de vel, polque no todo es blanco o neglo.
Dejación de funciones: no estoy de acuerdo en que exista. Dada la vida que llevamos el 90% de la sociedad actula, es imposible dedicar al niño mas tiempo del que se dedica, y me estoy refiriendo a los que se lo dedicamos. Imaginemos, y no es dificil, una pareja que trabajan los dos. Si el horario es idéntico podrán compatibilizar el cuidado de los hijos en el resto de la jornada entre los dos. Pero si no lo es, y en infinidad de casos es así, a uno de los dos le tocará hacerse cargo de los niños, después de haber terminado su jornda laboral. Y si hablamos de las vacaciones pasa igual. ¿Y si no coinciden? En ese caso será mejor ya que un mes se ocupará uno y el siguiente otro. Pero si coinciden, quedan dos meses libres que no hay manera de llenar en el cuidado. Y eso es lo normal, porque aquí se va todo dios en agosto.
El problema no es que no se quiera, es que no se puede materialmente. Y si se quiere un nivel de vida medio-alto para nuestros hijos, o trabajan los dos o uno de los dos gana mucha pasta y, generalmente, eso no suele ocurrir. Por eso en verano los niños son "aparcados" en campamentos de verano o mariconismos semejantes, porque los padres no tienen opción para cuidarlos, al menos mientras son pequeños.



9
De: Pablo Fecha: 2007-06-26 11:50

Rafa..estás viendo Jericho?



10
De: RM Fecha: 2007-06-26 11:53

Lo tengo en la pila



11
De: Manuel Nicolás Fecha: 2007-06-26 14:04

1. ¿Y como va la pila?
2. Lo de Jericho, están anunciándolo en tele five. ¿Es en plan postapocalíptico?
3. ¿Alguien me recomienda alguna película decente para ver?. Es que he colocado a mis hijos con mis suegros y tengo tiempo para el ocio. Muhahahahahahaha



12
De: Ismael Fecha: 2007-06-26 15:14

¿Ya ha terminado el encierro escolar obligatorio? ¡Qué afortunados los niños, ahora a compartir habitaculo con esas personas extrañas que a veces les hablan como si fueran sus padres!



13
De: RPB Fecha: 2007-06-26 15:32

"El problema no es que no se quiera, es que no se puede materialmente. "

Entonces, mejor no tener hijos. Mejor comprar un gato, que se las sabe apañar por su cuenta. Y es lo que deberían haber hecho muchos padres, viendo cómo está el patio...



14
De: Eduardo Lopez Fecha: 2007-06-26 17:51

Rafa, ya se que no viene a cuento, pero... ¿Alguna noticia de cuando podemos esperar el tercer tomo del principe valiente?



15
De: RM Fecha: 2007-06-26 18:08

Ahora mismito estoy repasando la rotulación. Para más info, envíame un privado.



16
De: AMS Fecha: 2007-06-26 21:01

¿No tener hijos?
No. Lo que ocurre es que la forma de cuidarlos, enseñarles y amrles ha variado. ¿Era mejor antes? No lo sé, pero seguro que tambien había sus problemas.¿O es que el movimiento hippy o el mayo francés surgen porque se educaba fetén?
Y los padres se las apañan como pueden y les dejan. Pero nuestras costumbres han cambiado y tanto padres como hijos han de adaptarse a ellas o perecer :)



17
De: Anónimo Fecha: 2007-06-27 09:20

los hippies luchaban en contra de Vietnam. Los angangos se dedican a joder la vida sin objetivo.



18
De: AMS Fecha: 2007-06-27 15:17

¿quienes son los angangos?



19
De: RM Fecha: 2007-06-27 17:51

tú y yo los conocíamos por caletis



20
De: AMS Fecha: 2007-06-27 18:14

Vale. Entendido



21
De: Javi Gala Fecha: 2007-06-28 08:31

Son una versión mejorada de los caletis: tienen más dientes, van tuneados, y el día que Cádiz se hunda por le cambio climático serán los únicos que sobrevivan: sus zapatillas de deporte especiales les hará flotar.



22
De: RPB Fecha: 2007-06-28 11:05

Por las zapatillas, y por lo que tienen de cucaracha y rata...



23
De: Duke Fecha: 2007-07-02 23:19

Ole! Ole! Angango sucks!!

Los gatos, decis? El dia que aprendan a usar el abrelatas, prescindiran de nosotros...



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.81.210.99 (74bd725255)
Comentario