Me hicieron ayer una entrevista para Radio Nacional que se emitirá este sábado, de madrugada, a cuenta de mi libro Sins entido dedicado a Spider-Man, y eso me recuerda que tenía que contarles a ustedes por aquí un poquito no de la gestación del libro, sino de qué tiene ese título que no tienen ni tuvieron otros títulos de superhéroes, y por qué cuando todos nos encandilamos como pazguatos cuando nos llegó en tromba y por sorpresa el desembarco Vértice-Marvel en España nos decantamos hacia ese personaje y no hacia ninguno de los otros muchos y atractivos que de pronto se desplegaron ante nuestros ojos.

Spider-Man, lo he dicho muchas veces, juega a la baza triunfadora de ser un perdedor. De ser, además, un adolescente perdedor como éramos los adolescentes de hace treinta años y como fueron, en los USA, los adolescentes de hace treinta y muchos. En ese proceso de identificación y en la catarsis estriba gran parte de su éxito.

El primer número de Marvel que uno lee se queda grabado siempre en la memoria. En mi caso, quedó el título, pero no el tebeo: "Contra el Hombre de Cobalto", un número de El Hombre de Hierro. No entendí nada de nada. El universo que ni siquiera fui capaz de intuir tras aquellas peleas y aquellas manchas de negro me sobrepasó.

Pero aquellas novelitas tenían algo. Tenían un sello inconfundible que unió en mi generación a gente que nunca se había sentido atraída por los tebeos (yo era ya fan inconfeso de El Capitán Trueno y El Jabato, de Astérix, de Michel Tanguy, de Fort Navajo, de Strong) y que, por esas casualidades del destino, sirvió para acercarnos a los empollones con los merdecillas, a los buenos deportistas con los maletas. El término "Generación Vértice" abarca a muchos más que a quienes continuamos leyendo tebeos desde esos tiempos.

Mi segundo tebeo Marvel fue mi primer tebeo de Spider-Man. El número 18. "El siniestro Conmocionador". Me lo compraron justo antes de ir a la boda de un tío mío y ahí está, en una de las fotos, en manos de mi hermano. Me enganchó ese número, me enganchó ese personaje, me engancharon los dibujos de Romita padre y me enamoré de Gwen Stacy todo en uno (es inolvidable la viñeta en que va a la fiesta con esa minifalda y ese vestido de gasa).

La primera historia de las dos, la del Conmocionador propiamente dicho, estaba bien, se entendía, y me pareció todo un alarde de ingenio que Spider-Man fuera capaz de detener al maloso cuasi-indestructible poniéndole sendas férulas de telaraña en los pulgares. Pero la segunda fue la que me abrió los ojos al Universo Marvel: Peter se independizaba y vivía en un apartamento de lujo junto a Harry Osborn, las chicas que aparecían eran bellezas de otro mundo, y se entendía perfectamente, cuando Kraven el Cazador intentaba que Norman Osborn le pagara el trabajito de un número anterior, que el papá millonetis del chaval aquel del pelo tan raro era un ex-maloso con amnesia.

Jose Mari, mi vecino del primero, gran deportista y buen estudiante hasta que tontamente dejó de serlo, el compañero precoz que nos fue descubriendo la vida en tantas cosas, me comentó luego que de todos aquellos personajes tan raros, los superhéroes, el que más le gustaba era Spider-Man. Por el melodrama, sin duda, aunque él me lo explicó en términos adolescentes, haciendo grandes halagos del personal femenino que aparecía en la serie.

La suerte quiso que mi tercer tebeo Marvel fuera el número 15 de la colección (¿o fue el catorce?), precisamente el momento de relevo entre Steve Ditko y John Romita: la primera historia, la del boxeador llamado Joe, estaba bien, pero la segunda... la segunda de pronto me llenó de angustia, de sorpresa, y curiosamente empalmaba muy bien con el número 18, pues era precisamente el desenmascaramiento de Peter Parker, su captura por el Duendecillo Verde, el repaso a la serie o al menos a los encontronazos entre ambos personajes, y la resolución. Muchos meses más tarde fui capaz de darme cuenta de que eran tres episodios y no dos, como se publicaba casi todo entonces.

Desde ese momento fui un spidermanófilo empedernido. Como lo éramos casi todos, por otra parte. Cierto, nos gustaban también Los Vengadores. Más que Los 4 Fantásticos (aunque el fin del mundo de la llegada de Galactus fuera impresionante). Más aún que Dan Defensor, que en algunos números estaba dibujado por "el dibujante bueno" de Spider-Man.

Poco a poco, porque entonces era fácil encontrar tebeos de saldo, me fui haciendo con toda la colección de Spider-Man. Al principio, imagino que como casi todo el mundo, me rechinó un poco los dientes la estética de Steve Ditko, pero poco a poco fui comprendiendo que ese Spider-Man era infinitamente mejor que el "bien dibujado". Por un error de traducción, curiosamente, durante algún tiempo creí que el dibujante se llamaba Artie Simek, que era en realidad el rotulista.

Uno atesora prácticamente los momentos en que compró el número uno, con aquella portada amarilla, a pesar de que no contara el origen de Amazing Fantasy (eso tuvo que esperar a la reedición en formato revista), y recuerda el momento en que compró, a costa de estar a punto de partirse la crisma al saltar de golpe veinte o treinta mil escalones de la escalera del Piojito, los números 12 y 13: la saga del Planeador Maestro y el momento culminante de Spider-Man atrapado bajo los cascotes y la tía May muriéndose de envenenamiento radiactivo. Leí aquel número en el autobús, camino de casa, un sábado de verano, y recuerdo haberme detenido en la lectura y haber pensado: "Esto es bueno".

En aquella época los tebeos se leían hacia adelante y hacia atrás, lo cual dice muy poco de la importancia de la continuidad. Por adelante y hacia atrás quiero decir que tú podías comprar cada mes o cada-cuando-puñetas-salga el título que te interesaba, pero como te faltaban los anteriores, los leías en el orden que los podías ir pillando, en saldos a tres duros o en reediciones o redistribuciones a cinco.

No les quiero contar a ustedes lo que supusieron las historias de Ditko ni la sorpresa de aquella saga de la tableta de arcilla y su portentoso final. Cierto, con el tiempo uno acaba por reconocer que justo después de aquella historia todo perdió un poco de fuelle (las aventuras con el Camaleón, con el limpiacristales, con el Gibón), pero se recuperó con lo que luego comprendimos que era un homenaje a Terry y los piratas y, sobre todo, con la aventura en la Tierra Salvaje y la saga de los cuatro brazos. Más o menos por entonces vimos por primera vez a Spider-Man en color, la historia de la muerte del Capitán Stacy, en la revista de importación El Tony. Faltaban páginas, la rotulación mecánica y la traducción dejaban bastante que desear (el personaje se llamaba "Hombre Araña", claro), pero el shock de ver cómo eran aquellos tebeos en color (el maravilloso color de puntitos de la época) fue abrir de nuevo el mundo a una gama impresionante de matices.

En algún lugar ya he contado la terrible puñalada de la muerte de Gwen Stacy, cómo nos dimos la noticia de una ventana a otra, incrédulos porque esas cosas no solían pasar en los cómics. Y por si fuera poco, más tarde Gwen resucitó en forma de clon en unas historias magistralmente guionizadas por Gerry Conway donde Peter Parker ya fue más moderno, más parecido no sé si a como queríamos ser o a como creíamos que ya éramos.

Llegó la transición, llegó el "nuevo comic", llegó el comix y la línea clara y la línea chunga y las revistas, y picoteamos de todo aquello y nos sumergimos alegremente en otros mundos y otras estéticas. Olvidamos momentáneamente a los superhéroes hasta que Forum los presentó por primera vez más o menos como tendrían que haber sido presentados siempre. Pero yo nunca abandoné a Spider-Man. Mi placer como lector fue enorme aquella vez que compré un número de Totem (Valentina y Baba Yaga en blanco y negro en portada), y a la vez, en la reedición formato revista, dos historias inéditas del grande, enorme, portentoso Steve Ditko: Spider-Man contra el Duendecillo Verde y los gangsters y Spider-Man contra la Antorcha Humana y El Escarabajo por el amor de Dorrie Evans.

Aborrecimos a Nova, porque considerábamos que era (como en efecto fue) una copia descafeinada de los tiempos pretéritos de Spider-Man, sin saber que en el futuro nuestros rumbos iban a torcerse y ya dejaríamos de sentirnos identificados con aquel personaje que era gafe y era burlón, que vencía y perdía por igual, que ligaba y le daban palos y se escoñaba y pillaba gripes y estaba siempre a la cuarta pregunta y era un adolescente perdido en un mundo de adultos desquiciados. Como éramos nosotros, como todavía somos los que procedemos de aquello.

Hoy, cuando las generaciones más jóvenes se identifican con los personajes oscuros (me niego a llamarlos "héroes"), cuando no son capaces de ver más allá de la violencia y la propaganda reaccionaria el bello valor de la parábola de cuento de hadas que es Spider-Man, la sensación que me abruma es que algo hemos hecho, entre todos, para oscurecer de algún modo los sueños de la adolescencia y de la infancia.

Antes, Spider-Man era nuestro y nada más que nuestro. No era el icono en que se ha convertido ahora. Pero es que antes Spider-Man era Spider-Man, y por eso sigue teniendo mi casa a su disposición, mis estanterías a su cargo, y el reflejo de mis recuerdos en un humilde repaso a su vida y obra, que en tantos aspectos es también la mía.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/49875

Comentarios

1
De: JC Fecha: 2007-05-31 15:51

Enhorabuena Rafa por el artículo. Cuantos buenos recuerdos de mis inicios con Spidey me has hecho recuperar. Gracias.
Hace mucho que no sigo las coles arácnidas: me aburren, no me dicen nada y sobre todo ya no me identifico con las historias. ¿Qué rumbo debería tomar el personaje y las historias para recuperar la magia de antaño? Esa es la pregunta que me hago una y otra vez. No puede ser que todo esté contado, que el personaje esté tan agotado como algunos dicen.



2
De: RM Fecha: 2007-05-31 16:24

No, agotado no está; está pluriempleado.



3
De: PAblo Fecha: 2007-05-31 16:44

Gran post, RM y estupenda reflexión final. Yo creo que para empezar podrían dejar de hacer peliculas en las que se represente a Peter Parker como un imbécil y no como el ser humano que tantos buenos guionistas ayudaron a construir.



4
De: Mel Fecha: 2007-05-31 17:00

En descargo de los comics actuales de Spiderman, tengo que decir que en los dos primeros años de Stracinsky, yo me sentí identificado con el Spiderman treintañero... quizá porque por primera vez en mi vida de lector, coincidimos los dos con la misma edad.



5
De: RM Fecha: 2007-05-31 17:01

... hasta que metió la gamba con lo de Gwen y de rebote echó a Romita Jr. del título.

Por cierto, que puedo explicar perfectamente que esa idea no es tal, que no era Gwen...



6
De: Mel Fecha: 2007-05-31 17:04

te se escucha...



7
De: RM Fecha: 2007-05-31 17:06

Ni hablar: que me llame Joe Quesada.



8
De: Mel Fecha: 2007-05-31 17:09

Ahhhhh...tu te refieres que sabrías "arreglar el dasaguisado"

Creía que te referías a que podías demostrar que esa no era la idea original de Stracinsky



9
De: Mel Fecha: 2007-05-31 17:16

(espero que no sea que Norman Osborn se cepilló en realidad al Camaleón XDDD)



10
De: RM Fecha: 2007-05-31 17:22

Al superskrull.



11
De: Ludwig Fecha: 2007-05-31 18:50

Cuentan que la idea original de Stracinsky era que Peter fuera el padre de los retoños, por eso Deodato no le puso al chico pelo Osborn, sino Parker.

Y al parecer, cuando quedó más o menos claro que había sido Norman, el personal creía que iba a ser una violación, no un acto consentido por parte de Gwen.



12
De: Antoine Fecha: 2007-05-31 19:08

Mi Spiderman favorito es sin duda el de Gerry Conway, a mi tambiém me gustó el principio de Stracinsky poque se veía que por una vez el personaje crecía y se hacía adulto, algo que tambiém parecía en los X Men de Morrison. Por un momento, parecia que los comics marvel, al menos sus series principales, contaban cosas nuevas y dejaban crecer a sus personajes (momento en el que volví a ilusionarme con los tebeos marvel). Por supuesto, todo fue un espejismo, y tardaron poco tiempo en deshacer todo lo hecho, para volver otra vez a lo mismo.



13
De: Antoine Fecha: 2007-05-31 19:11

Por cierto felicidades por el librito de Spiderman, muy interesante, pero por desgracia muy cortito.



14
De: Anónimo Fecha: 2007-05-31 21:27

>>>que me llame Joe Quesada.

Rápate al cero y ponte a hacer cosas oscenas con los dedos de la mano y Quesada te -censurado-.

Yo no entiendo tanto follón con lo de Gwen Stacy.
Dicen que lo peor de una pareja es que te engañe con tu mejor amigo.
Y Gwen le puso la cornamenta con su peor enemigo. O sea, todo lo contrario.



15
De: WWfan! Fecha: 2007-05-31 21:27

El anónimo era yo



16
De: Epsilon Fecha: 2007-05-31 21:48

Rafa, por curiosidad, ¿ Mañana vas a estar por el colegio ?
Es que tengo que comentarte un par de cosillas sobre cierto tema que quizás te interese.

Saludos



17
De: RM Fecha: 2007-05-31 21:52

Estaré, pero no puedo asegurar la hora.



18
De: Epsilon Fecha: 2007-05-31 21:54

Ok, gracias.



19
De: RPB Fecha: 2007-05-31 22:17

¿Te vale DiDio, Rafa? Yo es que soy bastante DCerillo...



20
De: Ignacio Fecha: 2007-05-31 23:47

Ay, pero qué requeteidentificado me siento con el artículo, la leche... :D Pero 15 años después.

Aquellas tardes del Viernes en Benicassim, esperando a que llegara mi padre a buscarme con el tebeo de esa semana de Spider-Man. ¿Qué faltaban páginas? ¿Que la rotulación y la traducción eran una mierda? ¿Que los episodios estaban desordenados? ¡¡¡Qué más da!!!!

Qué magia rebosaban las páginas protagonizadas por ese personaje que ni volaba, ni tiraba rayos, ni movía edificios, pero al que le pasaba de todo y casi nada bueno. Por entonces mezclé números de Marv Wolfman y Pollard con otros de Lee y Romita, con alguno (pocos) de Ditko, con otros de Andru. ¡Aquel personaje cambiaba de dibujante a todas horas!

Luego pillé ejemplares de vértice del volumen 3 en tiendas de saldo... y algunos tebeos ya los tenía! me estaban timando :p, poco después llegaron aquellos dos tomos de Montena "Yo soy el hombre araña" y "Spiderman contra la Antorcha Humana" y acto seguido llegaba Fórum... pero yo para entonces ya estaba totalmente enganchado.

Aquellos números de Roger Stern y Romita jr, los infumables Marvel Team Ups, la saga del Duende, la Gata Negra contra el Dr Octupus y el Buho, Ron Frenz y Mary Jane revelándole a Peter que siempre había sabido quién era.

Ya en la adolescencia llegaron las interminables búsquedas de los tebeos de vértice, pateándome todas las tiendas de tebeos y de rastrillo de Valencia, de Madrid, de Alicante, de Barcelona, en el Salón, en el Rastro... hasta que uno a uno conseguí completar mi colección de ese tipo que debía ser del Barça, entre otras muchas, claro.

La verdad es que no está mal del todo esto de los tebeos... y todo se lo debo a Spidey.

Saludos a todos, spidermaníacos o no.



21
De: RM Fecha: 2007-05-31 23:59

Por cierto, Ignacio: tienes un mensaje en la página de créditos del librito de Spiderman.



22
De: Ignacio Fecha: 2007-06-01 00:04

Algo de eso ha llegado a mis oídos... :p

A ver si mañana me hago con el libro, puedo leerla, y darte el oportuno agradecimiento con más motivos que si no la leo :p

Un abrazo, maestro.



23
De: Ojo de Halcón Fecha: 2007-06-01 00:10

24 años recién cumplidos... y más de 12 con Spidey... Es parte de mi vida.



24
De: RM Fecha: 2007-06-01 08:08

Para ti también hay un mensajito en la página de créditos del libro, Jesús.



25
De: David Mateo Fecha: 2007-06-01 08:15

Tampoco es muy justo juzgar a Stracinsky por una sola saga cuando el tipo se ha marcado su más de medio centenar de comics.



26
De: RM Fecha: 2007-06-01 09:04

Pero, por desgracia, será recordado por ese error.



27
De: WWfan! Fecha: 2007-06-01 11:16

De hecho es recordado por ese error.
Superando con creces al error anterior del 11-S.
Siempre claro puede ser recordado por algo peor. Y es algo que a priori no conseguiría ni Tia May haciéndoselo en un puticlub con JJJamenson.

Yo creo que lo mejor es dejar Spiderman y empezar con Wonder Woman ahora que por fin, tras varios años de absurdo, se lo van a dar a Gail Simone.



28
De: Ignacio Fecha: 2007-06-01 11:58

Yo he leído poco el Spider-Man de JMS. Llevaba años completamente desconectado y cuando salieron los tomos de Panini me dije "a ver qué tal está esto de lo que la gente habla bien" y bueno... el primero me gusto mucho y los otros dos, bastante menos.

A la movida de Gwen no he llegado ni creo que llegue, pero ya sé de qué va el tema.

Saludos.



29
De: Pedro.J Cifuentes Fecha: 2007-06-01 14:47

Bueno, pues llámame pirado, pero yo siempre he sido mas de los X-men. He disfrutado con muchas aventuras del trepamuros, pero en la densa almagama que cada lector de cómics construye con sus propias colecciones, decidí dejarlo de lado.
Para un fan suyo de toda la vida como tú, resultará difícil de entender, pero Spiderman me producía siempre un tufillo sadomaso, en el sentido de que consideraba al personaje como un "pupas" con en que no conseguía conectar.
Por suerte, está bien eso de rectificar, aunque supongo que te tirarás de los pelos cuando descubras como lo hice: Todo cambió con un pequeño detalle en los doce números que guionizó Mark Millar. Cuando Mary Jane le comenta que tenían problemas económicos y esas cosas comprendí que Peter Parker era como yo... ¡también paga hipoteca! ¡tiene treinta y pocos! ¡la vida se le ha echado encima!
De ahí a descubrir al JMS hay un paso, y la verdad es que ahora mismo disfruto mucho con ese Peter Parker adulto que Marvel se ha sacado de la manga. Los de la vieja escuela guardaréis vuestros buenos momentos, pero yo creo que esa retroalimentación que han recuperado en la casa de las ideas beneficia al conjunto del universo marvelita: Veremos que tal va Civil War y sus secuelas, yo de momento pienso que tampoco está de mas desacralizar a los mitos del comic.



30
De: Ignacio Fecha: 2007-06-01 16:23

Peter Parker ya era un adulto cuando lo guionizaba Roger Stern. Otra cosa es que rejuveneciera 10 años de golpe de la mano de Michelinie, McFarlane y todos los que vinieron detrás.



31
De: Bruce Fecha: 2007-06-01 18:28

Excelsior!



32
De: Bruce Fecha: 2007-06-01 19:19

Rafa ¿qué opinas de las tiras de prensa? a mí me ha costado bastante terminar el tomo..



33
De: RM Fecha: 2007-06-01 19:41

Digamos que la tira no es el formato ideal para los superhéroes... No olvidemos que ya Supermán fue rechazado para ese medio.



34
De: Bruce Fecha: 2007-06-01 19:59

Desde luego no es lo más entretenido que he leído en mi vida, aunque Romita está genial como siempre



35
De: RM Fecha: 2007-06-01 20:10

Aparte de que la espectacularidad de las escenas se pierde con el formato, está el handicap de que "va por libre" y las historias son de andar por casa, sin villanos extravagantes.

Y la limitación más importante: contar la aventura en solo ocho semanas.



36
De: Bruce Fecha: 2007-06-01 20:14

Muy de andar por casa,desde luego.
Creo que invertiré los 20 euros del 2º tomo en alguna otra cosa, como el Flash de Geoff Johns



37
De: Mt Fecha: 2007-06-01 20:55

Pues que conste que a mí el Spidey de JMS es el que más me ha gustado en muuuuchos años. Sus treinta primeros números. Tras lo del cumpleaños (e incluso lo del cumpleaños)es cuando me parece que se va por el agujeo. ahora bien, la histporia de Morlun (hasta Laconversación) me parece estupenda, y el resto, muy entretenida.



38
De: Holoisto Fecha: 2007-06-01 21:12

Como no saber nada de los héroes en leotardos nada puedo aportar a este tema, pero como estamos en junio y el Señor Marín hace tiempo que no nos cuenta nada del tercer volumen de PV, ando desasosegado e inquieto y me resulta imposible dominarme para no interrumpir su conversación y rogar alguna pista en un próximo post.
Gracias y perdonen la interrupción.



39
De: RM Fecha: 2007-06-01 23:45

Se está en ello. Hay alguna cosita que puede retrasar el número 3, pero tranquis, que saldrá.



40
De: Ojo de Halcón Fecha: 2007-06-02 00:22

Ya tengo guardadito el libro en una librería. Mañana iré a por él por la mañanita :D



41
De: WWfan! Fecha: 2007-06-02 14:51

Rafa, a mi me gusta más actualmente Spidergirl que las series de Spiderman.
¿Has leído algo de la serie de la hija de Parker?.



42
De: RM Fecha: 2007-06-02 16:05

Nope.
Pero reconoce que lo tuyo con las supertitis es preocupante..



43
De: WWfan! Fecha: 2007-06-02 16:24

Sí, pero uno sabe cuando lo que lee es una mierda por mucha supertipa que haya.
Y bueno, tampoco es que la Supergirl sea presentada con una mujer 90-60-90...
Y Supergirl está entretenido y es una buena "continuación" de la leyenda Spiderman.
Lo raro es que se supone que está en el futuro y siempre toman referencias actuales, pero quitando eso creo que es más Spiderman que Spiderman.



44
De: WWfan! Fecha: 2007-06-02 16:25

Spidergirl no Supergirl, quise decir.



45
De: WWfan! Fecha: 2007-06-02 16:25

Spidergirl no Supergirl, quise decir.



46
De: Ignacio Fecha: 2007-06-04 20:48

Bueno, pues ya tengo el tomito y ya he leído la dedicatoria.

Mil gracias, Rafa :)



47
De: RM Fecha: 2007-06-04 20:55

:)

Ahora, a leerlo y comentarlo.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.155.164 (b9d4cd68e1)
Comentario