Ayer hubo outing en el club. Ya saben ustedes, el club de mi casa, donde nos reunimos los amigos a cenar un par de sábados al mes, y que tiene como momentos culminantes la cena de Navidad (que hacemos un par de semanas antes de Navidad), y la cena de Carnaval, donde nos ponemos como el quico de queso y pan calentito y me temo que pasamos un kilo de las actuaciones en la tele, motivo por el que Vicente Q. no viene nunca.

Ayer hicimos una escapada fuera de las murallas de casa. Al nuevo restaurante indio que han abierto en Cádiz. Uno confiesa que está un poco hasta el colodrillo del sota, caballo y rey de la pizza, el pescao frito o el rollito de primavera, y como el restaurante japonés de Chiclana nos queda muy lejos, habría problemas con las restricciones cerveceras, y además tendríamos un caos con uno de nuestros miembros, que no come frío, acudir en tromba al restaurante, que es pequeñito-pequeñito y donde el aire acondicionado funciona a la mínima suponía una suerte de aventura.

No pudo venir ni el citado Vicente, ni Miguel (ambos de cumpleaños externos al club, abuelita y nena, respectivamente), ni Tomi, nuestro corresponsal-exiliado en Albión, pero eramos ocho. Ocho, santo cielo. Imagino que los dos cocineros cuando nos vieron entrar (o mejor, nos escucharon) no sabían la que les venía encima.

Porque, verán ustedes, no es que la comida sea escasa, aunque los platos sean pequeñitos, es que el esbozo que uno llevaba en mente de lo que íbamos a papear se quedó en pañales. Nada más plantarnos allí el primer cuenquecito con las viandas y zas, como estuvieras bebiendo en ese instante, te quedabas sin trinchar el trocito de verdura sazonada con especias ignotas o la carne en su jugosa salsa de curris y demás parientes.

Total, que ahí pueden ustedes imaginarnos, pasando calor y bebiendo cerveza a golpe de campana, y pidiendo platos, platos, y más platos. Las dos camareras (hermanas y residentes en la Viña) no daban crédito a nuestro apetito, y eso que insisto que tampoco fue para tanto, pero se ve que la gente va a estos sitios con cierta preocupación estomacal, porque si no no se entiende. A las cuatro menos veinte de la tarde, un par de muchachitas intentaron entrar a comer... y les dijeron que estaba cerrado. Justo cuando nosotros iniciábamos la segunda mitad del almuerzo. Un rato después, la camarera vino a preguntarnos de parte del cocinero si íbamos a querer algo más, que tenían que cerrar la cocina, y a poco antes de despedirnos nos confesó que nunca, nadie, había comido así en el restaurante.

Fuimos a saludar muy educadamente a los dos cocineros (juraría que uno de ellos era Mohinder, por cierto), y los pobres no salían de su asombro. Encima, no nos costó ni caro.

Nos definió Rodrigo, en una de sus frases que pasarán a la posteridad y que vamos a convertir en lema del club: Da gusto comportarnos como unos auténticos y maravillosos cafres.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/49556

Comentarios

1
De: POTUS Fecha: 2007-05-20 14:46

¡¡ Homérico !!
Doy fé de ello.
Propongo almuerzo en el Faro para cuando cumplamos 20 años de CLUB.



2
De: RM Fecha: 2007-05-20 15:13

En ese caso, empecemos a ahorrar...



3
De: V. Fecha: 2007-05-20 17:39

Jo. Qué pena de distancia.



4
De: vijapi Fecha: 2007-05-21 00:06

qué famosas se han hecho esas "queisadas" en nuestras clases...



5
De: El amigo de Josele Fecha: 2007-05-21 16:11

Jajajajajajajajajajajaja!
Cabroneeeeeeeees!!!



6
De: Vicente73 Fecha: 2007-05-21 17:16

Jajajajajaja!


Idem!!!!!!!!!!!!!!!!



7
De: Patón Fecha: 2007-05-21 19:46

Diga usted que sí, que ya lo había anticipado Michelle Pfeifer en "El precio del poder":

Nada satisface tanto como el exceso.



8
De: RM Fecha: 2007-05-21 20:12

8 personas, todas de buen saque. Pedimos:

2 Prawn Puri (dos empanadillas con gambas)

3 Papadoms (obleas finísimas)

2 Chana Chat Putty (garbanzos con especias)


1 House Special Grill (trocitos de carne al Tandorii, pa probar ná más)

1 House Vegetarian Special (lo mismo, pero con verdura, seis trocitos)

1 pan Nan
1 Cheese Nan (con queso)
1 keema Nan (con cordero picado)

1 arroz basmati
3 arroz con champiñones

2 Lahore Balti (mezcla de cordero, pollo, gambas y espinacas)

2 Pollo Madrás (con salsa curry picante)

1 Palik Paneer (espinacas con queso)

1 Spinach Bhajee


Cerveza imposible de calcular. Seis postres.

Téngase en cuenta que todo lo que es 2 o más es porque las cazuelitas no bastaban para todos.

25 euros por cabeza.



9
De: ruy Fecha: 2007-05-21 22:26

"Toma la vida a grandes bocados. La moderación para los monjes" (Robert A. Heinlein).
Y faltan los chupitos cortesia (tras petición) de la casa.... las libaciones posteriores .... que hubo sobremesa. etc.



10
De: Patón Fecha: 2007-05-21 23:14

¿Y el famoso y popular tika masala?



11
De: Leónidas Fecha: 2007-05-21 23:19

te aconsejo que la próxima vayas al Brocal restaurante del padre de un amigo mio, se come de escandalooooooo...



12
De: RM Fecha: 2007-05-21 23:37

Anda que no tenemos transitao el Brocal. Y además Richard cuando apruebe selectividad me va a invitar.



13
De: Leónidas Fecha: 2007-05-22 12:14

pues ya somos dos Rafa...jajaj pero ha rebajado su oferta con aprobar inglés nos pegamos un atracón.



14
De: RM Fecha: 2007-05-22 12:30

Inglés lo tiene aprobado y bien aprobado :)



15
De: Anónimo Fecha: 2007-05-22 17:21

pues me alegro porque gracias a ti nos vamos a pegar una buena comilona jaja..



16
De: INX Fecha: 2007-05-24 21:09

El japonés de Chiclana es muy bueno, buenísimo, pero escaso muy, muy caro.
El restaurante del que hablas no lo conozco, pero habrá que ir a echarle una visual...haber si batimos vuestr récord ;)



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.205.210.125 (b2f174e45a)
Comentario