El carnaval es un coñazo, eso lo sabemos todos. Trae suciedad, trae orines, trae ruido e incomodidades. Pero trae también un soplo de libertad irrenunciable. Durante tres, cuatro días, estreñidos y oprimidos por una sociedad mojigata que lleva siglos dándonos por ahí mismo, cada cual puede ser lo que siempre quiso ser, o lo que se le antoja ser por unas horas, un diluvio milimétricamente controlado, aguas que volverán a su cauce cuando caigan las últimas lentejuelas y se pierda en el primer charco el rastro de los papelillos y el recuerdo de aquella mirada entre las máscaras.

El carnaval es un coñazo, eso lo sabemos todos. Pero es el barómetro que mide nuestro cansancio, la espita que nos permite respirar, el balón de oxígeno que nos ayuda a soportar todos los otros días de molicie, hastío, hartazgo, depresión y mierda sistemática que caracteriza el sistema que nos rodea.

El carnaval es un coñazo y molesta a quien tiene la desgracia de vivir justo debajo del tío que toca el bombo, de la chica que se corre entre magreos o el borracho que canta las verdades del barquero a todos los que ni siquiera se detienen a escucharlo en cualquier esquina. Pero son tres días. Los otros días hay humos, hay atascos, hay claxons y pitos, hay máquinas perforando la tierra, hay trenes que asustan, gente que grita, vecinos que ponen la música a toda pastilla, motos que tosen, grúas que chirrían, aviones que espantan, otras chicas que se corren entre otros magreos y otros borrachos que rompen farolas y no tienen la gracia de cantar verdades porque tampoco hay nadie que se detenga a escucharlos.

El carnaval es un coñazo, pero es una fiesta necesaria. El único disfraz que a nadie se le ocurriría poner a estas alturas es la mordaza.

Hasta hoy, en Tenerife. Porque quien manda cree que manda y lo mismo no es más que un mandado.

No sabe su señoría que, con la mordaza de hoy, lo que está es dando letra para la música de lo que le va a caer encima.

Nuestra solidaridad, desde Crisei, al compás de un bombo y una caja y la guasa de un pito de caña.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/47003

Comentarios

1
De: RM Fecha: 2007-02-08 21:50

La noticia, aquí.

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/juez/suspende/fiestas/callejeras/carnaval/Tenerife/ruido/molesta/vecinos/elpepusoc/20070208elpepusoc_8/Tes



2
De: AMS Fecha: 2007-02-08 22:11

El juez no sabe la que le ha caído encima. ¿Como se puede ser tan cenutrio?
¿Lo del beneficio de la mayoría no lo tiene en cuenta?
¿Prohibiría tambien la Semana Santa? Porque el que viva en la carrera oficial lo lleva claro.
Joer con la (in)justicia



3
De: Vijapi Fecha: 2007-02-08 22:19

He visto en las noticias que lo deciden el lunes... Pues como lo aprueben... la que se va a líar va a ser "chiquita" comparada con la de San Quintín...



4
De: Toni Fecha: 2007-02-08 22:32

Que fuerte... estas cosas me dejan sin palabras, no sé si el juez tiene ganas de ser famoso, o es un retrógrado carca de marca mayor, pero no me lo explico.



5
De: V. Fecha: 2007-02-08 23:17

Tonto perdío es lo que es. Si es que...



6
De: Alfred Fecha: 2007-02-08 23:48

Lo veía hace un rato en la tele, y ciertamente me parece lamentable la actitud de los vecinos de los que ha partido la iniciativa, refrendada luego por el juez de turno, de cargarse de una patada, y por puro egoísmo, la diversión de toda una ciudad entera, y parte del extranjero, además de una tradición que supongo casi centenaria, si no mayor aun.

Buena ocasíón esta, por cierto, para alabar una vez más el extraordinario espíritu de sacrificio y colaboración que siempre han demostrado los vecinos del casco antiguo de Cádiz, que cada año sufren en sus carnes las inevitables secuelas del Carnaval, y más concretamente a los del barrio de La Viña, punto neurálgico de la fiesta. Y digo una vez más, porque ya lo hizo Pedro Romero, en 1990, con el siguiente pasodoble de su comparsa de aquel año "Solera, duende y misterio", todo un homenaje a su barrio de Santa María en el que no faltó, sin embargo, este piropo al barrio caletero:

Decir La Viña
es sentir como la boca sabe a sal.
Decir La Viña
sabe a mojarra, a flamenco, a caballa y Carnaval.
Perfumao por la brea de la mar,
y colgando cien mil cañas de pescar,
con sus calles de un tipismo peculiar,
es un museo al atardecer,
cuando el sol se duerme en el gran charco de la Caleta,
y se oyen los cantos de las sirenas y los poetas.
Regresan las barcas cargás de plata recién pescá;
es ya todo un pregón,
un derroche de sal,
un inmenso orfeón
con murmurllos del mar.
Tú eres, barrio viñero;
eres tú Catedral del Carnaval,
piano de Campuzano y musa de Juan Villar.
A tos mis hermanos viñeros
se lo vamos a dedicar,
hombres, mujeres y niños,
y a toda la vecindad,
que sacrifican su sueño
luchando por Cádiz y su Carnaval.

Un saludo.




7
De: WWfan! Fecha: 2007-02-09 00:19

Es la eterna lucha entre la "seguridad" y la "libertad".

En esta sociedad que habla de libertad resulta que están prohibiéndolo todo.



8
De: WWfan! Fecha: 2007-02-09 00:25

A parte, los jueces, como no tienen lo que hay que tener para echar cojones a los de ETA, pues se lo echan a la gente humilde que se pone a festejar con confetis 3 puñeteros días.



9
De: Javi Gala Fecha: 2007-02-09 09:11

Como decían hoy en Pablo Motos, el juez ha conseguido que tal y como lo pillen por la calle le pongan a él la faldita de platanos.



10
De: Vicente73 Fecha: 2007-02-09 14:10

Me recuerda esto una anécdota, quien sabe si leyenda urbana o no, sobre el carnaval y un juez. No se si lo contaré bien, porque además no soy docto en leyes, y como sé que tenemos a un señor Juez entre nosotros, seguro que tendrá la amabilidad de corregirme si algo de lo que cuento no se ajusta a la realidad.

Resulta que una chirigota canta una copla "cachondeandose" de un personaje gaditano (creo recordar que Paco "el tieso") y dicho personaje se persona en el juzgado para poner una demanda por intromisión en su honor o algo así. El juez de guardia no admite a trámite la demanda. El personaje gaditano acude al Juez, al que conocía personalmente, para pedirle explicaciones por no haber aceptado a trámite su demanda, a lo que el Juez le contesta: "Paco, pisha, si acepto esa demanda el que sale mañana en las chirigotas soy yo, así que dejalo estar o nos van cantar 20 cupleses más a tí y a mí." XD

Moraleje: Podría haber tomado ejemplo el juez de Tenerife.



11
De: AMs Fecha: 2007-02-09 17:48

Je, no conocia yo esa anécdota. Pero podría ser.
Hay otra de un juez que se presentó disfrazado a un juicio un martes de carnaval directamente del baile del Falla o de la Carpa. Le metieron un paquete, dice la leyenda urbana porque yo no me lo creo, la verdad.
Lo de Tenerife es abracadabrante. ¿Habra cuplé en Cádiz contra el juez?



12
De: Alfred Fecha: 2007-02-09 19:51

O pasodoble y tango, que no se sabe muy bien para qué da el tema.

Un saludo.



13
De: Juanan Fecha: 2007-02-12 19:01

pues gracias por el apoyo; sí que ha llegado la noticia lejos. De todos modos, esto viene de lejos, ya que el año pasado ya se había presentado la demanda y la gente salió de todas maneras.
Lo realmente preocupante ha sido ver hoy al abogado de la parte demandante siendo escoltado por la Policía para evitar que se le echaran encima.



14
De: Juanan Fecha: 2007-02-12 20:35

Últimas noticias


http://es.news.yahoo.com/12022007/4/juez-declara-inadmisible-suspension-carnaval-calle.html



15
De: RM Fecha: 2007-02-12 20:39

Era de esperar.

Lo que no haga cierta gente por joder...



16
De: Alfred Fecha: 2007-02-13 17:49

En Cádiz ya cayó el primer cuplé sobre el tema, el otro día, con la actuación del coro de Julio Pardo, que supo enlazar la polémica de Tenerife, muy hábilmente, con otra polémica local, de índole cofrade, metiendo en el mismo saco, al final, con mucha guasa, y en resumidas cuentas, a todos los malages que se oponen al Carnaval de una u otra forma.

Un saludo.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 107.20.115.174 (11f5ebe2a4)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?