Nos comentaba hace tiempo Valentín Hernández, sacerdote y matemático que de esto sabía un rato --porque se pasó la vida a pie de obra, dando clases y repartiendo clase--, que una de las principales características de la educación era ni más ni menos que la gratuidad. O sea, la entrega del puñado de hombres y mujeres que se sientan de espaldas a la pizarra día tras día y que saben que su esfuerzo tendrá una recompensa a muy largo plazo, dentro de muchos años, o quizá no lo tenga nunca, detalle insignificante porque para eso están, o estamos.

Ya andábamos hechos a la idea de que esta sociedad de tarados a la que intentamos cambiar con armas desproporcionadas y pacíficas (lápiz, goma, tiza y borrador) pasaba del colectivo docente como de la mierda, escudado siempre en el chiste fácil de las muchas vacaciones que según parece los docentes disfrutan (¿o será que hay papis que no quieren tener a sus hijos en casa?), y el manido refrán que aseguraba que nadie pasa más hambre que un maestro de escuela. Ya andábamos hechos a la idea de que, por la gratuidad que nos viene de fábrica, nadie nos iba a reconocer ningún mérito (Alejandro Magno aparte), ni tampoco se pretendía más: un saludo por la calle años más tarde, encontrarte con la sorpresa en la consulta de que tienes un ex alumno que ahora es el médico que te atiende o el camarero que te invita a una tapita. Ya andábamos hechos a la idea de que todos los males de este mundo loco en el que vivimos (la violencia, la intolerancia, el acoso, el machismo, escriban ustedes lo que quieran) son cosas que alegremente se publicita que tiene que arreglar la escuela, como si la escuela no fuera la pobre el simple reflejo de la locura colectiva y no puede actuar de paliativo ni cargar con las culpas de su causa.

De ser ignorados, objeto de chiste, apóstoles contra corriente de un credo en el que cada vez se cree menos, los mensajeros del pasado para que el futuro no sea tan apocalíptico como nos tememos, hemos convertido a nuestros docentes, de un tiempo a esta parte, en saco de boxear donde entrenarnos sin tener que pagar la cuota del gimnasio. Ya vieron ustedes hace unas semanas cómo un vándalo adolescente la emprendía a patadas con un ex profe, mientras la chorbi ji ji ja ja lo grababa todo en el móvil (¿es que no ven a Grissom y no se enteran de que no hay que dejar pruebas que te incriminen?) , y esta misma semana hemos tenido cerquita un incidente similar, padre cabreadísimo no se sabe muy bien a santo de qué, decidido a emprenderla a golpes con el profesor, y encima el día en que se celebra la paz en el mundo. Una vez es casualidad, dos es ciencia, cuidadín no vaya a ser que acabemos engrosando estadísticas como las mujeres maltratadas o los accidentes de tráfico.

Ante tal acto de ignominia, aparte del orgullo herido del compañero, y lo que no es el orgullo, uno se pregunta qué carita se le ha podido quedar a la hija del agresor, cómo va a enfrentarse al qué dirán del resto de los compañeros de la clase, si habrá quien la trate como la heroína de los tiempos que corren o será objeto de cuchicheos, señalada por el dedo de los demás alumnos del colegio. En el fondo, el suceso nos vuelve a dejar claro que lo que se pretende enseñar durante la semana en clase, más allá del temario y los conceptos, salta dinamitado cuando se llega a casa o se sale a la calle.

Traducir un desencuentro en una paliza digna de John Wayne parece una clara salida de tiesto, un error que no tendría que haber existido. Quizá es que se entiende la gratuidad como se entienden otras cosas: si el colegio no cuesta dinero, no se le da ningún valor; si cuesta, no hay diferencia entre un criterio de evaluación y una queja al servicio de atención al cliente: porque pago, mando; y si no me gusta lo que veo, doy un zapatazo sobre la mesa, o sobre la nariz del señor del bolígrafo rojo.

A ver cómo encajan en los programas de formación del profesorado los cursos de jet kune do y taekwondo. Be water my friend…


(Publicado en La Voz de Cádiz el 5-02-07)

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/46952

Comentarios

1
De: Juaki Fecha: 2007-02-07 11:27

Cerca de 5000 estábamos ayer en La Frontera. En silencio, de forma pacífica, sólo exigiendo el respeto y la dignida que, siguiera por tener forma de seres humanos, creemos que nos merecemos. Según nuestra querida y amantísima Delegación, estábamos incumpliendo la ley y nos puede caer un expediente administrativo; por la calle, algunos cenutrios nos increpaban con que no tenemos derecho a quejarnos por nuestro sueldo (?) y nuestras prolongadas vacaciones.

Creo, sin aspavientos, que estábamos luchando por nuestras vidas. Y no exagero. A mí me amenazan de muerte o paliza unas cinco o seis veces al día; conozco a compañeros y compañeras que, simplemente, no pueden más, no soportan la presión de tener que estar pastoreando adolescenes sin más armas que una tiza a la que desprecian y la palabra que ni siquiera entienden. Luego llegan sus padres y te denuncian por insultar a su hijo (cuando lo único que le has llamado es "individuo", anécdota triste pero real), o te pegan una paliza que te deja al bode del Mancomunitario.

La Admiistración, a todo esto, condena, pero sin pasarse, que no son más que sucesos aislados y esporádicos.

Yo, la verdad, no tengo alma de mártir por la causa. Si alguno de ustedes pude ofrecerme un trabajo donde no me humillen ni me insulten ni corra peligro mi vida ni la de los míos y esté medianamente bien remunerado, hagan el favor de ponerse en contacto conmigo.

Soy uno de los que, de verdad, ya no puede más.



2
De: RM Fecha: 2007-02-07 11:33

Animo, Juaki.

El jueves que viene creo que hay convocada una huelga en toda Andalucía.



3
De: Cradle_of_Freak Fecha: 2007-02-07 12:08

Pues fíjense ustedes que en mi antigua escuela ocurría exactamente lo contrario: más de una vez he visto dar un par de bofetadas a los profesores y no pasar NADA. En concreto, esta profesora (que tenía una considerable mala leche) vio a dos tipos peleándose mientras recogíamos todos los bártulos y ni corta ni perezosa los separó y (a pesar de que era considerablemente más bajita que ellos) les arreó dos sopapos. Tampoco gran cosa, pero es más el hecho que otra cosa. No digo que esté bien haber sacudido a los alumnos, pero desde luego opino que la situación actual es MUCHO peor. No se puede tolerar la cantidad de profesores que dimiten por problemas emocionales, las amenazas, las palizas... Que vamos a tener que traer a exlegionarios para hacer de profesores que impongan el orden a hostias, cojones, como si esto fuera una versión castiza y (aún más)cutre de "El Sustituto".



4
De: Mel Fecha: 2007-02-07 12:42

Sólo por curiosidad, ¿nunca se ha dado el caso de que no hayan conseguido tumbar al profesor por sorpresa y este haya hinchado a hostias a los agresores?

Sí, sí, ya sé que no es la solución. Pero tengo curiosidad por saber si ha sucedido...



5
De: Juaki Fecha: 2007-02-07 13:32

No puedes tocarle un pelo a uno de tus alumnos, por mucha paliza que te estén pegando. Se supone que tú eres el adulto y que tienes más fuerza que él y puedes hacerle daño, físico y psicológico. Esto es así. De hecho, la Administración presta atención jurídica al alumno y presenta cargos contra ti llegado el caso.

Patético pero cierto.



6
De: Manuel Nicolás Fecha: 2007-02-07 14:40

Lamento comunicarte, maestro Juaki, que no hay otra profesión más hermosa que la tuya, a pesar de las amenzas, la falta de medios y las hostias. En cuanto al sueldo y las vacaciones, como empleado de empresa privada, simplemente, no puedo compararme. Lo mismo que no puedo compararme con un policía o un bombero.
Lo vuestro es un servicio público que abarca la educación de nuestros hijos. Nada más grande ni más, por desgracia, degradado.
El problema ya no es solo la administración, sino la propia sociedad. Solo puedo decirte que soy un padre que no opina que por ser gratuita, la educación es mi derecho. La educación, la que tú y otros como tú impartís, es un PRIVILEGIO.
Por favor, maestros, apretad los dientes y luchad. Por los niños, por esos que, aunque les cueste, sí aprenden.
Saludos.



7
De: Mel Fecha: 2007-02-07 14:48

No, no, JUAKI. Me refería a agresiones por parte de los padres :)



8
De: Vijapi Fecha: 2007-02-07 15:48

Lo que yo me pregunto es ¿quién demonios hoy en día sigue pensando aquello de España va bien?

Da vergüenza como algunos cerebros adolescentes producen serrín en vez de frases coherentes. Yo no vivía hace 20 años, ni 30, ni 40... pero tengo la ligera impresión de que la cosa no estaba tan mal como ahora. ¿A qué vamos a llegar en unas décadas? ¿Sobornos, chantajeos? ¿Extorsiones al profesorado?

¿Se supone que esta gente tiene que dirigir el país algún día? Yo espero que sepan dirigir el boli para rellenar el formulario del INEM y poco más.

España NO va bien...



9
De: AMs Fecha: 2007-02-07 16:53

Yo diría que EL MUNDO no va bien.
De todos modos Juaki, te digo que defenderse de una paliza es legítima defensa y ya puede la delegación decir misa, que ganarías el juicio.
Y desde luego contestar la agresión de un padre entra dentro de lo legítimo. Pero creo que el caso de la frontera fue a traición, o sea ni siquiera avisó, simplemente le dió la primera y después se ensañó.



10
De: Juaki Fecha: 2007-02-07 18:33

Y el energúmeno, delante de testigos, se fue diciendo que iba a por la escopeta para rematarlo. El día anterior había salido del trullo, y hoy por hoy sigue en libertad.



11
De: josem76 Fecha: 2007-02-07 18:45

Sin autoridad ni respeto dificilmente se puede enseñar... y claro los enanos se te suben a las barbas. Y en casos asi ¿que hacer? ¿¿Darle collejas al niñato que te da patadas y zancadillas?? ¿¿Requisar los moviles mientras te graban??... ¿O por el contrario tragar con lo que hay? Manda webos!
Y me imagino que habra muchos profesores que tengan la suerte de no toparse con energúmenos así, pero si te ha tocado un colegio como el mencionado de Jerez... más vale armarte de mala leche y clases de Jet kun DO!!



12
De: Juanmi Fecha: 2007-02-07 19:05

Como dijo Heinlein, el dolor físico ha demostrado durante miles de años ser una estupenda herramienta de aprendizaje. Ahora lo hemos sustituido por otra cosa, buenas palabras, comprensión, sicología... Es estupendo ser civilizado, pero habrá que ver el resultado de estos nuevos métodos a largo plazo.



13
De: RPB Fecha: 2007-02-07 19:18

Bush estaba equivocado: las armas de destrucción masiva estaban en Occidente, y respondían al nombre de "mal sistema educativo".



14
De: Toni Fecha: 2007-02-07 20:33

Como soy hijo de maestros este es un tema del que estoy especialmente sensibilizado, y la verdad es que me mosquea ver la impunidad con que se agrede, amenaza e intimida al profesorado, y no se hace nada.

Hemos pasado de una época en la que cuando un profesor te pegaba, tu padre encima te pegaba más, a no poderle tocarle ni un pelo al niño no sea que el padre o la delegación (o ambos) se enfaden.
ojo, yo no defiendo volver a lo de antes, pero tampoco el despiporre actual. Ni tanto ni tan calvo, vamos.



15
De: jp Fecha: 2007-02-07 21:19

Pues si no te importa,RM, me gustaría copipastear el post para ponerlo mañana en el tablón de anuncios de la sala de profesores de mi centro.
Me parece magnífico.
Y, evidentemente, creo que todos iremos a la huelga el jueves que viene.



16
De: RM Fecha: 2007-02-07 21:25

Adelante, jp.



17
De: Larsen Fecha: 2007-02-07 21:45

Bueno, yo hablo con conocimiento limitado pero me parece que uno de los problemas es la formacion del profesorado. Hice el cap hace algunos anyos, y ni en trabajo en aulas, ni practicas pase el tiempo que pasan, por ejemplo, los profesores que hacen la formacion equivalente en el Reino Unido (por poner el ejemplo que conozco). Alli no hubo apenas debate ni actividades enfocadas al control de la disciplina, ni mucho menos una evaluacion de como podiamos enfrentarnos a problemas asi. Fui a algunas clases, hice algunos tranajos que la gente por lo general copiaba y mis "practicas" se limitaron a preparar una hora de clase y a dar otra. El pgce britanico (y que tampoco lo pongo de modelo a imitar) es mucho mas intenso y es un filtro un poco mas realista que las oposiciones, que solo prueban capacidad memoristica.
Y todo esto no quita que la profesion haya perdido prestigio de forma dramatica en gran parte por el chascarrillo de las vacaciones y el sueldo de funcionario, que vaya tela.



18
De: RM Fecha: 2007-02-07 22:32

¿Y eso qué tiene que ver con que un energúmeno le parta la nariz a patadas a un maestro?



19
De: Hanónimo Fecha: 2007-02-07 23:25

En mi opinión debería existir una E.T.O (Educación terciaria obligatoria)para algunos padres, que son incluso más animales que sus propios hijos y que se enorgullecen de que sus hijos les tomen como modelo a seguir .



20
De: Darthz Fecha: 2007-02-08 02:09

Y se supone que los que deben ir al colegio con temor a un exámen, a un profesor, a unas palabras que no se ha aprendido, es el alumno; los casos se invierten, es cuanto menos paradójico. Con las cosas que escucho, doy gracias a haberme educado donde lo hice.



21
De: Ojo de Halcón Fecha: 2007-02-08 10:16

Crecí tan alejado de esta movida (y no hace tantos años de cuando estaba en el colegio) y mi colegio era muy tranquilo al respecto, no solo el mío, en mi época tampoco pasaba nada en otros colegios e institutos, que cada vez que leo una noticia sobre este tema, se me hiela la sangre.

Siempre había el profesor que te caía mejor y luego el típico que por circunstancias no te hacía ninguna gracia (pero una vez vistos desde fuera, entiendo que todos, a su manera, querían formarnos de la mejor manera posible), pero no llego a entender cómo se puede amenazar y golpear a una persona que te está ayudando a crecer todos los días.

Escapa de mi comprension, y se supone que no me queda lejos esta generación de "monstruitos y padres", porque sólo tengo 23 años...



22
De: Larsen Fecha: 2007-02-08 13:41

No estoy diciendo que la culpa sea de la formacion del profesorado, pero si que ante una situacion asi deberian adaptarse tanto ellos como el gobierno. No son situaciones aisladas, el bestia este es un caso extremo, pero la violencia en las escuelas es un problema serio que deberia figurar mas en la agenda politica.



23
De: RPB Fecha: 2007-02-08 13:48

" mi colegio era muy tranquilo al respecto, no solo el mío, en mi época tampoco pasaba nada en otros colegios e institutos"

Esto me recuerda... Se dice que estas cosas ocurren más frecuentemente en ciudades. ¿Es cierto? Yo tengo la impresión de que sí, ya que una de mis hermanas ha sido profe de secundaria en varios pueblos y nunca le ha pasado nada.



24
De: Hanónimo Fecha: 2007-02-08 15:39

Porque normalmente en los pueblos el macarra que no quiere estudiar se va a trabajar al campo y así por lo menos no pierde el tiempo.



25
De: Alfred Fecha: 2007-02-08 17:41

¿Quién no guarda en el recuerdo
la figura de un maestro
referente de su infancia?
¿Quién es el que no recuerda
siendo un niño a esa maestra
que quería y que admiraba?
El cariño y el respeto
que en las clases se mezclaban
hoy se torna en sufrimiento
para aquellos que están viendo
que su vocación se maltrata.
¿Quién no guarda en el recuerdo
la figura de un maestro
referente de su infancia?
Y esos padres que no aceptan ser los culpables
y están permitiendo el desastre
haciendo de un niño solo un consentío,
esos padres que ceden con cualquier capricho.
Si a algún profesor le contestaba
me imponían mis padres un buen castigo,
esos que hoy te vienen y amenazan:
cuidaíto con decirle algo a mi hijo.
Cuando a algún maestro se le pega
no es tan solo un niño el responsable,
porque ese maltrato es consecuencia
del descaro y desvergüenza
que le enseñaron sus padres.

Así cantaba hace algunas noches en el Falla, uno de sus pasodobles, "El Desafío", la comparsa de Luis Manuel Rivero, licenciado en magisterio, si no me equivoco, al que el tema le afecta, por lo tanto, de lleno.

Un saludo.





26
De: Ojo de Halcón Fecha: 2007-02-08 19:04

"Esto me recuerda... Se dice que estas cosas ocurren más frecuentemente en ciudades. ¿Es cierto? Yo tengo la impresión de que sí, ya que una de mis hermanas ha sido profe de secundaria en varios pueblos y nunca le ha pasado nada."

Hombre, yo soy de Cádiz, así que estudié en plena ciudad, y como dije antes, nunca hubo ningún problema.



27
De: josem76 Fecha: 2007-02-09 23:43

Ojo de Halcon, tu no has pasado por Valcarcel como yo. Alli tiraron a un profe por la ventana, actos vandalicos eran frecuentes como romper una tuberia del WC, tirar una silla por la ventana, rajarle la silla de la moto a un profesor o dejarle "recaditos" en el cajon de su mesa...

Y si me pongo a contar tengo para un libro. Esto no es de anteayer, sino de mas de una década.

La gran pregunta es qué hacer con el alumno que va al colegio solo para hacer el gamberro. Aprender no quiere y le da igual repetir... y aun asi sus padres diran que si "pobrecito de mi hijo que el profesor le tiene mania y tal..."



28
De: Anraman Fecha: 2007-02-10 01:16

Lo de los pueblos, depende, como todo, pero la mayoría de maestros que conozco coinciden en que en los pueblos (hablamos de pueblos "de verdad", no suburbios de las capitales) hay menos problemas.

Parece que allí los maestros siguien siendo figuras "de autoridad", de alguna manera, y tanto los padres como los alumnos tienen más respeto.



29
De: Alfred Fecha: 2007-02-20 20:40

Tuve de niño un maestro;
le hablaba de don
porque era un señor
y lo respetaba;
alguna ocasión
me dio un coscorrón
y no pasó nada.
Lo que me enseñó
aquel profesor
ya nunca se me olvidaba;
aproveché sus lecciones
y ahora que ya soy un hombre
el cosqui se me olvidó.
Hoy he vuelto a ver al profesor,
un abuelo que peina canas,
y un abrazo le he dado a ese hombre
porque hasta mi nombre
lo recordaba.
Ya está cerca mi jubilación,
y me alegro -me contaba-
Cómo han cambiado los tiempos;
ya me han perdido el respeto,
ya no somos nada.
Un profesor ahora no,
ya no,
se siente que es un señor,
señor;
conmigo se cachondean, ya ni en la escuela hay educación.
Ya no puede jamás un maestro, jamás un maestro,
reñirle a los niños,
que hay que aguantarse, que hay que aguantarse.
Yo soy quien teme al castigo,
yo soy quien teme a los padres.
Cuando veo a mis niños de entonces
que se han hecho hombres
y en vez de reproches
le traen a su profe
el mejor recuerdo, el mejor recuerdo,
solo pienso que triunfé,
que el trabajo quedó bien hecho,
pero ahora son otras reglas las que mandan en los colegios;
ahora nadie me habla de usted,
soy colega en vez de maestro,
y no estamos criando niños,
que estamos criando cuervos.

Otra de las letras que este año se han interpretado en el Falla sobre el asunto, en este caso un excelente tango de "El mejor coro del mundo", de Julio Pardo y Antonio Rivas.

Un saludo.





30
De: bubu Fecha: 2007-02-22 10:26

Gracias, buscaba la letra de este tango del coro de julio pardo desde hace dias.



31
De: Alfred Fecha: 2007-02-22 18:07

De nada, hombre. Y ahí le dejo de propina, para que vea, otra letra más sobre el asunto, que se ha cantado este año, en este caso perteneciente al repertorio de la comparsa portuense de los gitanos "La guapa de Cádiz", que así cantaba, en uno de sus pasodobles:

Para conseguir su meta, esa por la que luchó,
muchos fueron los esfuerzos,
pero por fin hoy ya es maestro,
como soñó.
Y pa lograr alcanzar esa proeza
tuvo que sacrificarse,
resistiendo con nobleza
aquellas dificultades
y el rigor de la enseñanza de una dictadura infame.
Y soportar la indigna represión
de aquel vil profesor
que le amargó la infancia
que padeció
al son del Cara al Sol.
Por fin todo cambió y se acabó por siempre
el poder y el abuso de aquel tiempo indecente.
Tanto cambió que los derechos de los niños
han pasado de la nada al mismísimo infinito.
Tanto cambió que aquel sueño logrado hoy es su pesadilla
porque ahora son sus alumnos los que le amargan la vida,
ay, los que le amargan la vida.

Un saludo.




32
De: RM Fecha: 2007-02-22 18:22

pATXI Andión también se acordó de nosotros hace la tira de años:


Con el alma en una nube
y el cuepo como un lamento
viene el problema del pueblo
viene el maestro
el cura cree que es ateo
y el alcalde comunista
y el cabo jefe de puesto
piensa que es un anarquista
le deben 36 meses
del cacareado (mento)
y el piensa que no es tan malo
enseñar (toreando )un sueldo
en el casino del pueblo
nunca le dieron asiento
por no andar politiqueando
ni ser portavoz del cuento
las buenas gente del pueblo
han escrito al menisterio
y dicen que no esta claro
como piensa este maestro
dicen que lee con los niños
lo que escribio un tal Machado
que anduvo por estos vagos
antes de ser exilado
les habla de lo inombrable
y de otras cosa peores
les lee libros de versos
y no les pone orejones
al explicar cualquier guerra
siempre se muestra remiso
por explicar claramente
quien vencio y fue vencido
nunca fue amigo de fiestas
ni asiste a las reuniones
de las damas postulantes esposas de los patrones
por estas y otras razones
al fin triunfo el buen criterio
y al terminar el invierno
le relevaron del puesto
y ahora las buenas gentes
tienen tranquilo el sueño
porque han librado a sus hijos
del peligro de un maestro
con el alma en una nube
y el cuerpo como un lamento
se marcha,se marcha el padre del pueblo
se marcha el maestro.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.162.164.86 (a2b1e5285a)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?