2006-12-12

949. LA GORRA

Habrán visto ustedes las imágenes por la tele (y, si no, aquí las tienen en el medio que es la revolución de nuestro tiempo, aunque ruego no hagan caso a los comentarios que abundan en lo mismo), e imagino que se habrán llenado de estupefacta indignación, porque tiene miga la cosa. Toda la semana pasada intentando desde todos los estamentos hacer un llamamiento al sosiego, a aceptar el deporte por lo que es, o sea, ni más ni menos que un juego, y de pronto las cámaras nos convierten en testigos de un acto que va más allá del deporte para convertirse en una pura radiografía del acoso del fuerte al débil, una metáfora de las bajezas en las que puede caer el ser humano, de lo que es capaz de hacer cegado por una bandera y arropado en la muchedumbre y las dos cuartas de altura que le sacan a un señor cualquiera que sólo pretende ver un partido de fútbol por el que ha pagado religiosamente su entrada.

Lo triste del caso no es la estupidez del acto de violencia, convertir una simple gorrita amarilla en trofeo de guerra arapahoe de nuestro tiempo, ni que el público que rodea a ese hombrecito indefenso no diga esta boca es mía en su defensa, ni que el gañán de la camiseta azul siga erre que erre incordiándolo incluso después de que el agredido despeje el campo y busque la falsa seguridad de los bancos de abajo, ni siquiera que cuando se escupe la gorra amarilla haya un puñado de berzotas que animen al héroe de azul como si hubiera conseguido una proeza (un día después, recuerden, se conmemoraba la muerte de un chaval en Málaga por colocar hace tiempo una bandera). Lo triste es el sinsentido, la excusa, las ganas de provocar y buscarle tres pies al gato, a santo de qué se persigue a una persona y a los colores que puntualmente viste esa persona y, de rebote, a la población que vive donde viven quienes juegan al fútbol representando esos mismos colores. Uno es capaz de comprender un levantamiento, una revolución, un hasta aquí llegamos cuando el hambre aprieta y se vive políticamente una dictadura injusta, ¿pero sentirse diferente hasta la violencia de una gente que vive a poco más de cincuenta kilómetros de distancia? ¿Tan distintos somos? ¿Qué culpa tiene el señor agredido (que, para más inri resulta que era jerezano) de nada? ¿No tendrá igual que el gigantón de la camiseta azul y las gafas de ojos de mosca los mismos problemas a final de mes, el mismo gusto en tapitas o en música o películas? ¿No querrá también igual que él a sus amigos, a su familia? ¿Qué educación, o qué falta de ella, ha hecho convertirse al joven gañán en matón de estadio y paladín de una intolerancia? ¿Qué carencias hay en su vida y su entorno para ser capaz de convertirse en energúmeno y abusar de su fuerza física en defensa de una rivalidad ridícula, trasnochada, inútil y falsa? ¿Y por qué los bobos le aplauden? ¿Es que acaso, de haberle pegado dos trompás al hombrecito, habrían sido todos más hombres? ¿Más felices el día de mañana? ¿Más barata la factura de la luz, el precio del pan, la hipoteca de la casa?

Nos empeñamos en imitar todas las cosas tontas que vemos en la tele y que mayormente nos vienen de fuera. De los ingleses, que inventaron el fútbol (y el sherry) parece que ahora sólo nos interesa quedarnos con el hooligan, ese sucedáneo vikingo contemporáneo que llega a los partidos envalentonado por cánticos fascistas y pintas y más pintas de cerveza, cuando también habría que recordar que ellos fueron los inventores del fair play, dentro y fuera de las canchas. Mal vamos, una vez más, si hacemos de una banderita de colorines enseña de nuestra vida diaria, si nos empeñamos en convertir una simple diversión en centro de nuestra política.

Más que quince gorritas nuevas para desagraviar al señor agredido y su temple y su paciencia, quizás habría que haber enviado al gañán y su caterva un puñado de gorras y camisetas con dos palabras: inteligencia y tolerancia.

(Publicado en La Voz de Cádiz el 11-12-06)



Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/45351

Comentarios

1
De: INX Fecha: 2006-12-12 08:32

Por lo visto sí que somos tan distintos, desde luego, porque sino no se entiende qué leches hacía el imbécil del Xerez provocando de esa manera...no lo había visto, pero sí que es indignante. Y todo por un juego que ni les va a hacer ricos, ni más felices...así está el patio...



2
De: Hueso Fecha: 2006-12-12 09:34

Lo del tal Guille es patético, pero casi peor lo de los corifeos que le animan y le jalean. Porque si el gorrilla, un poné, hubiera sido cinturón negro de karate, el mamón del Guille se habría podido llevar una buena hostia (Cantona, te echamos de menos) pero los mierdecillas de alrededor, ahí habrían seguido, con sus risitas y sus cachondeos, tan hombres ellos.



3
De: Juaki Fecha: 2006-12-12 11:36

Es que vosotros no vivís aquí, chavales, en La Frontera, donde la gente enfila sus vidas por el "o estás conmigo o estás contra mí", donde subyace la paranoia profunda de que el universo entero les odia por ser jerezanos (lo cual, en sus estrechas mentes, es sinónimo de "dios del olimpo venido a menos por culpa de..."), donde términos como Tolerancia o Apertura brillan por su ausencia.

Llevo aquí diez años exiliado, y todavía ni siquiera me entra en la mollera por qué estas gentes son como son, o qué ganan con ello. El único adjetivo que me viene a la mente una y otra vez es "patético". Y, conste, yo soy de Cádiz, podría argumentarse que estoy cegado por el odio y por la envidia y tal y tal (allá ellos), lo sintomático es que toda la gente de fuera de esta provincia que vive aquí opina, por lo general, exactamente igual que yo. Algo habrá en sus maneras y sus actitudes, casi siempre iguales que las de este SuperGuille que acabamos de conocer, para que tanta gente de tantos sitios diferentes pensemos lo mismo.

Creo, porque vivo aquí y mis hijos tienen que soportar hasta acoso simplemente por ser "medio de Cádiz", que ya es hora de que se planteen un cambio: supongo que el resultado les sorprenderá agradablemente.



4
De: Vicente73 Fecha: 2006-12-12 12:41

PUfff, Rafa, enooooooooooooorme artículo. Enhorabuena. Ni siquiera tengo nada que añadir. Si no te importa te lo sindico en el foro ;)



5
De: Javi Gala Fecha: 2006-12-12 12:57

Energúmenos y furgol suele ser una combinación fatal.



6
De: Jesus Fecha: 2006-12-12 13:02

Ecclestone, el mandamas de la F1, ya les quito su Gran Premio de España por catetos. Ahora solo van alli a entrenar.



7
De: pablo marin Fecha: 2006-12-12 18:10

me ha encantado rafa

muy bueno



8
De: Ojo de Halcón Fecha: 2006-12-12 21:56

Tremendo artículo Rafa.



9
De: Coriguapo Fecha: 2006-12-13 09:53


No es por nada, pero:

Comentario 2: "Lo del tal Guille es patético, pero casi peor lo de los CORIFEOS que le animan y le jalean"

CORIFEO.
(Del lat. coryphaeus, y este del gr. κορυφαῖος, jefe).
1. m. Persona que es seguida de otras en una opinión, ideología o partido.
2. m. Director del coro en las tragedias antiguas griegas y romanas.

Es decir, el corifeo es el tal Guille.



10
De: Bengalí Fecha: 2006-12-13 14:39

Me alegra muchísimo que tanta gente haya reaccionado en contra de esas imágenes asquerosas y lamentables que llenan de impotencia y frustración. Artículos como este me devuelven la fé en el ser humano.

Es que parece mentira que a estas alturas de la Historia todavía haya tanta incultura, animalidad y gañanería...¿Dejará alguna vez el hombre de dividirse entre gente pacífica y humana y carne de cañón necia y salvaje?

Me queda un consuelo: tanto el protagonista de ese video como sus secuaces morirán en la más profunda ignorancia y su paso por este mundo habrá sido inútil y absurdo. Aunque eso sí, muy dañino.

Saludos y gracias por el artículo Sr. Marín.



11
De: Taiyou Fecha: 2006-12-13 22:14

Oi ayer por la radio que la directiva del Cádiz había regalado algo al hincha de la gorra por soportar lo que soportó o algo así.

De todos modos estas actitudes no son exclusivas del fúbtol. Yo mismo me he visto en el papel del de la gorra en los tiempos del Instituto donde tenía que callarme y joderme. Y nadie dio un duro por mí. Nadie me defendio. NADIE. Así que no me extraña.

El Fútbol no es más que una excusa que aprovecha toda esa escoria como la que había en mi instituto o en otros que una vez creciditos ya no saben donde más hacer el gorila (puesto que nadie se lo tolera ya) salvo en un estadio.

Taiyou



12
De: Alfred Fecha: 2006-12-15 04:25

Pues hacía tiempo que no dejaba yo por este rincón suyo, Don Rafael, ninguna coplilla carnavalesca, pero hete aquí que me encontraba escuchando esta noche el cassette de "Salado, dulce y amargo", curiosa comparsa que sacaran allá por 1981 Luis Ripoll y Felipe Campuzano, que hacía así su única incursión autoral en el mundo del carnaval, con dirección de un Catalán Chico en estado de gracia y sencillamente soberbio, sin cuyos inconfundibles quejíos no se entendería el singular pasodoble compuesto por el célebre pianista para la ocasión (y cuyo regreso este año a las tablas del Falla, por cierto, me da mucho reparo, que quien tuvo retuvo, ciertamente, pero el tiempo no perdona, ni siquiera a los mitos, como ya pudimos comprobar hace unos añitos con aquel fallido intento de retorno que fue "La Chusma"), cuando ha sonado en mis cascos un pasodoble acerca de la lamentable desunión de nuestra provincia que me ha recordado inmediatamente el suceso referido en el presente post, por cuanto tan absurdas rivalidades entre poblaciones vecinas subyacen, sin duda alguna, en el estúpido comportamiento de energúmenos como el impresentable este del vídeo (aunque ya no se sepa muy bien, en realidad, qué fue antes, si el huevo o la gallina, o sea, si la rivalidad futbolística o la politiquilla cateta y provinciana, nunca mejor dicho). He aquí, en cualquier caso, la letra en cuestión, a modo de curiosidad, y de llamada a la sensatez, que buena falta hace, visto lo visto:

Ay, qué amargo es
tener en Cádiz una provincia que nos tire sin querer reconocer,
ay, qué amargo es,
que tres mil años de cultura es garantía de respeto y de poder,
ay, qué amargo es,
ay, qué amargo es.
Ay, qué amargo es
que nuestras cosas y costumbres las critiquen y las hundan con muy mala fé,
ay, qué amargo es,
ay, qué amargo es.
Ay, qué amargo es
oir insultos y palabras, sin motivos, solamente por placer;
ay, qué amargo es
sentirse extraño en una tierra que lleva tu sangre y no lo quiere comprender,
ay, qué amargo es.
Yo soy consciente que esto lo digo en general,
y el que crea que obra bien
que se salga del platillo donde están los que obran mal.
Qué malamente me sienta que no exista esa hermandad
que por derecho merece nuestra capital,
ay, mi capital.

Para los buenos aficionados al tema que por aquí pululan, y que poco a poco irán asomando, imagino, como cada año, ahora que se acercan las fechas de la fiesta grande de la ciudad, comentar que según el original montaje que la citada comparsa llevaba, dividían los pasodobles de su repertorio en tres tipos, amargos, dulces y salados, según la temática de sus letras, sustituyendo en las otras dos clases de piezas la reiterativa coletilla de "ay, qué amargo es" que estructura la composición transcrita por las correspondientes a los otros dos sabores, a saber: "ay, qué dulce es" y "qué salado es". Una comparsa bien curiosa, ya digo, y apenas recordada hoy en día, entre otras muchas cosas, supongo, por lo poco ortodoxo de su propuesta y lo difícil de encontrar que resulta la grabación esta de cassette de la que hablo.

Un saludo.



13
De: WWfan! Fecha: 2006-12-15 15:24

>>>Lo del tal Guille es patético...

Lo de Guille es de ser MAESTRO con CASTA, BRAVURA y SOLERA, con perdón para cualquier otro jerezano y jerecista que visite el blog.



14
De: Mao Tze Ruj Fecha: 2006-12-15 19:53

Ahí en Cádiz no os llega toda la información:

1º El Señor de la gorra amarilla es de Jerez, si, del barrio Santiago y es conocido por sus habituales estrabagancias.

2º Es seguidor del Jerez Industrial C.F., que es para que lo entiendan vds. como el Atlético de Madrid de Jerez (En realidad más como el Rayo Vallecano).

3º Este hombre parece que vive hace 20 años, cuando el Jerez Ind. y el Xerez C.D. eran rivales y se montaban combates en los alrededores del antiguo estadio de la plaza del caballo (mira que ha llovido) y en la avenida de la zona Sur.

4º Aten Vds. Cabos. No es necesario ser muy inteligentes.

PD: Estadísticamente son mucho más habituales los enfrentamientos en Cádiz que en Jerez. Yo no se si será por la posición del estadio, o por lo que sea.

Fanáticos hay en ambos lados. Como dice Peter Caruana nos benefica "la buena vecindad" y post y comentarios que se pueden leer no conducen a ello si no a todo lo contrario.



15
De: RM Fecha: 2006-12-15 20:21

En Cádiz sí sabíamos que el agredido es de Jerez.

En el video se nota que es un señor "extravagante", por no usar una palabra que lo defina como bordelín.

Nada de eso, NADA, justifica ninguna agresión.



16
De: josem76 Fecha: 2006-12-15 23:21

habia oido hablar de este asunto pero no habia visto las imagenes de canal+. Tipos como el agresor ese los hay en todos lados (y los que los jaleaban) los hay en todas partes. Para mi, la cuestión mas importante es la que apuntaba RM ¿que es lo que hace que dicho personaje humille al de la gorra? ¿Falta de educación? ¿infancia dificil? ¿situacion laboral/afectiva nula?... Y mira que muchos dias antes del partido salieron jugadores, entrenadores (y incluso las alcaldesas) en tono reconciliador-amistoso para que, de una vez por todas, la gente vaya al futbol con rivalidad sana y no como una forma de hacer la puñeta al vecino, por decirlo en plan FINO. Los ataques entre Cádiz y Jerez son absurdos, al igual que en otros sitios como Sevilla-Betis. Siempre hay quienes van al futbol a liarla en vez de pasar una tarde entretenida.

El dia que la educacion se imponga, se veran menos situaciones como esta, que son mas habituales de lo que querriamos.

Saludos



17
De: Stirb Nicht Vor Mir Fecha: 2006-12-15 23:58

Yo creo que la mayoría de esta gente son personas violentas debido a que se han criado con violencia desde pequeños, es decir, barrios donde la pobreza llama a la delincuencia y esta a la violencia y ellos la viven directa o indirectamente y entonces, utilizan la excusa del fútbol para "deseahogarse".
Yo creo que la solución es un buen psicólogo.



18
De: Anita Fecha: 2006-12-16 12:41

Espero los mismos comentarios cuando suceda lo mimo en Cádiz. Yo no soy jerezana (por si alguno lo sospecha), sino de Cádiz, del barrio Santa María, y los catetos están, desgraciadamente, en todas partes, ya seas de la provincia o de la "capital". La distancia de tu lugar de origen y el conocimiento de otras gentes y pueblos es lo único que nos salva del chovinismo cateto y la barbarie.
Enhorabuena por la página, Sr. Marín



19
De: Mao Tze Ruj Fecha: 2006-12-16 13:37

Por delante vaya que yo soy el primero que está contra la violencia y no tolerancia. Espero que también se reseñe en la página y tenga proporcional repercusión los incidentes que hubieran en el partido de vuelta. Puesto que la violencia es despreciable en todas las localidades por igual.

No me gustaría creer que por el hecho de que el incidente sea vistoso y este recogido por las cámaras de canal+ tenga más importancia que otros que no son recogidos. Por ejemplo la tirada de macetas desde los pisos cercanos al campo.

Tampoco me gustaría que me pidieran el carnet de identidad para comprobar donde he nacido para venderme entradas donde yo desee, como a pasado otros años en Carranza y que no se queden asientos vacios "por seguridad" que no es necesaria en otros partidos.

Lo dicho, espero que si hubiese agresiones en el partido de vuelta y/o ostigamiento hacia la minoría, fuera recogido de forma proporcional.

Con todo mi respeto y cordialidad.



20
De: Mao Tze Ruj Fecha: 2006-12-16 13:43

Por cierto la palabra "Sherry" es como los ingleses en el Siglo XIX pronunciaban la palabra "Xerez". El producto ya existía, sólo "inventaron" la forma de pronunciarlo.



21
De: josem76 Fecha: 2006-12-16 17:08

Siempre he tenido curiosidad de porqué pronuncian sherry... ¿es que asi lo tradujeron ellos? de Jerez a sherry... no veo similitud... lo pronuncies como lo pronuncies!



22
De: Mao Tze Ruj Fecha: 2006-12-16 19:05

Creo que es así: Los fenicios conocía al lugar donde se ubica en la actualidad Jerez como "Xera", que estaba habitado por varios poblados Tartessos de un máximo de 500-700 personas.

La ciudad que más tarde se formaría, fué bautizada por los árabes como "Seris".

En la reconquista fué rebautizada como "Xeres" para los castellanos (además se le añadió "de la Frontera" porque era fronterizo entre Castilla y Granada.

Los castellanos pasaron de "Seris" a "Xeres", pero los anglosajones pasaron de "Seris" a "Sherry".

En el Siglo XIX el vino de Jerez se hizo muy popular en Inglaterra ya que era más facil para los exportadores Jerezanos llevar el vino a Londres que a Madrid. El proceso era el siguiente: De la actual zona Noroeste de Jerez se llevaba en Carros tirados por bueyes hasta la Estación de Tren. Se llevaba en tren hasta el Portal (Jerez-El Portal es el tercer recorrido en tren de España, más tarde se ampliaría hasta el Puerto). Del Portal en barca por el Guadalete hasta el Puerto, del Puerto en Barco hasta Londres.

En total unas semanas, en carro hasta Madrid tardaban meses.

En inglaterra se conocía como "British Sherry" una apropiación indevida, hubo un pleito, se ganó y pasó a ser simplemente "Sherry".

"Xerez" actualmente es un arcaismo (se pronuncia "Jerez"), como pueden ser "México" (la forma correcta de pronunciarlo es Méjico) o Texas (Tejas).

Buff!!!, resumir la historia del nombre en unas líneas es complicado, espero haber sido breve. He intentado resumir todo lo posible.



23
De: RM Fecha: 2006-12-16 19:10

Se te olvida decir que la fama exportadora la traen familias inglesas, irlandesas, francesas y portuguesas cuyos apellidos de rancio abolengo todavía suenan por la zona vinícola del marco: Osborne, Terry, Domecq, Gonzalez-Byass...

Un ejemplo:

La tradición familiar de las bodegas Domecq se inicia en 1730 con el precursor de la bodega, el irlandés Patrick Murphy. Pero la bodega adquiere la espectacular dimensión con la que cuenta en la actualidad a mediados del siglo XIX, con la llegada a Andalucía de Pierre Domecq, un joven y emprendedor aristócrata francés. Pierre era socio de la firma inglesa Ruskin, Telford & Ruskin y su misión era, precisamente, la de representar en España a esa prestigiosa casa londinense en el comercio de vinos. Pero las bodegas, los vinos, los caballos y los aires de Jerez hicieron su efecto y convirtieron al poco tiempo a Pierre Domecq en... Pedro Domecq.

Así fue como Domecq estrenó su propio negocio y su bodega se convirtió, rápidamente, en proveedora de la Casa Real. Pedro Domecq compró fincas y pagó en aquella época una fortuna (800.000 reales) por las mejores viñas del Jerez Superior, que se integran dentro del excelente pago de Macharnudo.

Desde el siglo XVIII, la familia Domecq ha reunido, en sus propiedades, los más cotizados viñedos de la zona del Jerez Superior. Esto permitió que la bodega fuera creciendo de forma vertiginosa y, de generación en generación, sus representantes fueron pregonando por todo el mundo el viejo lema familiar: 'Domecq Oblige'.

En 1839, Pedro Domecq Lembeye legó ya a sus sucesores más de 800 hectáreas que constituyen, todavía hoy, la base de sus históricos viñedos.






24
De: josem76 Fecha: 2006-12-16 19:24

Gracias Mao y RM!



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.108.19 (519c7a46e7)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?