Que no, que no vamos bien. Le hemos dado la vuelta al viejo dicho hippie, “No confíe en nadie mayor de treinta”, y nos hemos instalado en una sociedad cateta y post-orweliana donde, tontos del culo como cada vez más vamos siendo, desconfiamos de los propios huevos que nosotros hemos ido poniendo en nuestros nidos. La cosa lo mismo viene de antiguo (recuerdo que cuando era jovencito me molestaba enormemente que me trataran como si no existiera por el simple hecho de tener veinte años y parecer más joven, por lo bajito), pero es que la cosa me temo que empieza a pasarse de castaño oscuro. Yo no sé si la culpa es de la tele, de la capa de ozono, de la prensa, de los conservantes y aditivos o las restricciones de la ley del tabaco que todo quisqui se salta a la torera a poco que puede, pero me da que se está instalando en nuestra sociedad la idea absurda y peligrosa de que todos nuestros jóvenes son unos delincuentes en potencia y que por tanto hay que tratarlos con la punta del pie, para que se vayan acostumbrando.

Sí, así como me leen. Aquí servidor de ustedes, que se gana la vida bregando con ellos cinco días por semana, sabe que no es así, pero traten de explicarle a un tertuliano radiofónico que hace cuarenta años que no pisa un aula que las cosas no pintan tan mal en todas partes. Y no les digo ya a uno de esos expertos en selecciones de fútbol y soluciones a crisis políticas que tanto abundan en nuestros gremios, desde los taxistas a los camareros.

Vengo de pegarme la gran paliza con cien chavales y tres compañeros por la capital del reino. De viaje cultural, teatro, musical y mucho autobús. Uno ya está hecho a la idea de que el señor que te ha dejado sobre la mesa el bollito y la leche del desayuno tenga una hipoteca en todo lo alto, que se tenga que chupar dos pueblos y cincuenta kilómetros de atasco cada mañana, que su trabajo no fomente precisamente la creatividad ni el enriquecimiento personal, pero que se enfade porque los cien estudiantes no estén todos a la voz de ya a en el minuto acordado del desayuno y vayan bajando en grupos según sus habitaciones y no se teletransporten desde la cuarta planta al comedor le suena un poco a chirigota de las que ni siquiera pasan la primera criba. Es inútil recordarle al buen señor que, si en vez de un grupo fueran cien clientes individuales, tendría que servirles uno a uno y cumpliendo el horario de apertura, o sea, hasta casi el mediodía y no a las nueve y media. A veces recurrir al tópico de las películas “Mi dinero vale tanto como el suyo”, pondría muy en su sitio al personal.

Más grave me parece el trato que se da a nuestros grupos de estudiantes en los museos. Vale que haya que pasar por detectores de metal y soltar las mochilas y todo lo demás, pero te obliguen continuamente a no hacer corrillos delante de una estatua o un cuadro, que te manden a estar en silencio delante de un Goya o un Greco, que por asuntos de convenios colectivos los profesores no puedan pararse allí con ellos y explicarles un par de cosas in situ sigue siendo un absurdo de los que hacen época. Si se contrata a un guía, la cosa es hasta peor, porque la guía no se ha reciclado desde la ley de Villar Palasí y suelta un rollo patatero, sin respirar, tratando de explicar todos los detalles no de un cuadro en concreto, sino de la pinacoteca entera. Como resultado, los chavales se desconectan y se aburren. Parece que es más cómodo para celadores y vigilantes y directores que los museos sean una cosa muerta, exclusiva para guiris alemanes de la tercera edad, que son los que van a comprar las guías turísticas. En vez de tener museos atractivos que fomentaran el amor al arte y el placer de la contemplación, nuestros museos son cadáveres exquisitos donde parece que lo importante es que el ganado entre por una puerta y salga por la otra en el menor tiempo posible y levantando la polvareda mínima. El espíritu de la LOGSE todavía no ha llegado a esas zonas del ministerio de cultura, signore Marchesi.

De nada sirve que el comportamiento de nuestros cien chavales haya sido ejemplar en todo momento. No se les aplica la presunción de inocencia porque son jóvenes, y punto. Todo al mismo saco culpable.

Lo malo es que me temo que con los viajes organizados de nuestros viejos pase tres cuartos de lo mismo.

(Publicado en La Voz de Cádiz el 20-11-06)

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/44770

Comentarios

1
De: Hueso Fecha: 2006-11-21 09:12

Siempre me ha sorprendido e indignado eso de que las personas que saben no puedan explicar o comentar un monumento o una obra de arte por aquello de los convenios colectivos. Es ponerle puertas al campo. Siempre con los corralillos...

Pérez reverte escribía sobre ello en su artículo de el Semanal de este domingo. El tío caerá mejor o peor, pero hay veces que tiene más razón que un santo.

Excelente artículo. Enhorabuena.



2
De: Javi Gala Fecha: 2006-11-21 09:34

Y no solo delincuentes, sino a veces, simplemente gilipollas. En el ámbito laboral, me han tocado incluso compañeros con 20 años más que yo, que instalados en su "experiencia" me rebatían que 2+2 es 4. ANte eso ya sólo me queda responder que en mi modesta opinión lós años sólo dan sabiduría a unos pocos, al resto solo arrugas.



3
De: Mel Fecha: 2006-11-21 11:36

Aún recuerdo cuando una vez, con 13 años, entré con dos compañeros de instituto en un Corte Inglés y nos salió un dependiente en el cogote...



4
De: Mario Fecha: 2006-11-21 12:45

Rafa siento repetirme, pero es que dejé este comentario en el post de Defalco ayer y temo que no te des cuenta:

-------LLego tarde, pero espero que me puedas contestar a una pregunta Rafa. Según las palabras de Defalco:

"ue para hacer tebeos adultos mejor no hacer superhéroes, que los superhéroes son una fantasía infantil, como mucho adolescente, y que es una chorrada contar ciertas historias con un tono adulto que choca con los disfraces y todos los demás convencionalismos del género."

¿Donde encajan Dark Knight, Watchmen o Animal man?
Creo que he querido entenderle, pero hablando de esa forma parece que englobamos obras como estas tres, que para mí son autenticas obras maestras.
¿Qué opinas?-------------------------

Perdona por repetir, pero me interesa mucho tu opinión sobre esto.

Gracias!



5
De: AMS Fecha: 2006-11-21 12:50

Estamos haciendo con los jóvenes lo mismo que hicieron con nosotros. La "criminalización" de los jóvenes es connatural en los mayores.
Es así y así será por los siglos de los siglos.



6
De: mogamb0 Fecha: 2006-11-21 14:27

Y aquí una buena explicación para mi Mamá.



7
De: RM Fecha: 2006-11-21 15:04

Mario: el superhéroe para adultos está reñido con la continuidad. No puedes ser superhéroe adulto toda la vida: Dark Knight, o Watchmen son historias de un solo tiro: son novelas contadas en viñetas.

El problema es cuando quieren tener siempre la posibilidad de la vuelta atrás abierta: nunca hacen ni historias adultas ni historias juveniles.



8
De: Mel Fecha: 2006-11-21 15:07

"Los jóvenes de hoy aman el lujo, tienen manías y desprecian la autoridad. Responden a sus padres, cruzan las piernas y tiranizan a sus maestros" (Sócrates-485 AdC)



9
De: RPB Fecha: 2006-11-21 16:17

"la idea absurda y peligrosa de que todos nuestros jóvenes son unos delincuentes en potencia y que por tanto hay que tratarlos con la punta del pie, para que se vayan acostumbrando."

Pues yo creía que lo que se llevaba hoy en día es que a los jóvenes no hay que negarles nada. Y que tampoco hay que castigarlos, ni enseñarles a respetar a los demás, ni nada, que si no se traumatizan, se rompen, se mueren en el acto.



10
De: Mario Moreno Cortina Fecha: 2006-11-21 16:22

Hombre, Rafa, me ha dado mucho gusto leer este artículo. Me pasa como a tí, estoy hasta las napias de escuchar tonterías sobre los chavales. Especialmente por boca de personas de mi generación (tengo 36 años) que hace dos días se la meneaban y tenían espinillas y tuvieron que aguantar los mismos comentarios.

No te preocupes, que te lo discutirán. Seguro que te suena esta escena: estás en una reunión de tus colegas y se ponen a hablar de trabajo. Escuchas compaciencia las lamentaciones laborales de todo el mundo. Pero si comentas algo de tu trabajo, de repente, parece que tú, que trabajas con crios todo el puto día, no sabes nada del tema y eres un ingenuo (¡¡y gente sin hijos, que aún es más grave!!). Es como si vas a un ingeniero a explicarle cómo debería construir puentes. La educación es un trabajo jodido entre otras cosas porque jamás te reconocen como profesional, o como tal, como persona "que sabe de qué va el tema"; todo blas tiene su teoría y su opinión y pretenden que valga tanto como la tuya.

Supongo que a los directores de cine les pasa lo mismo.

A seguir bien.



11
De: Antoine Fecha: 2006-11-21 16:22

Que bien oir a un profesor que no trata a los chavales como navajeros o delincuenes, que por lo que se ve en la tele es lo que quiere hacernos creer que son.(Que alguno hay)



12
De: Zifra Fecha: 2006-11-21 16:28

No entiendo... ¿el convenio colectivo de otro colectivo me impide a mí explicar cosas en un museo?



13
De: Alejandro Fecha: 2006-11-21 17:15

Rafa, cual es tu dirección de correo, he probado la que vienen en el blog y me lo devuelve



14
De: Anónimo Fecha: 2006-11-21 17:38

"Los jóvenes de hoy aman el lujo, tienen manías y desprecian la autoridad. Responden a sus padres, cruzan las piernas y tiranizan a sus maestros" (Sócrates-485 AdC)

Coñe! Sócrates... Eso lo dijo anteyer ¿no? xDDDD



15
De: Anónimo Fecha: 2006-11-21 17:38

"Los jóvenes de hoy aman el lujo, tienen manías y desprecian la autoridad. Responden a sus padres, cruzan las piernas y tiranizan a sus maestros" (Sócrates-485 AdC)

Coñe! Sócrates... Eso lo dijo anteyer ¿no? xDDDD



16
De: josem76 Fecha: 2006-11-21 17:39

"Los jóvenes de hoy aman el lujo, tienen manías y desprecian la autoridad. Responden a sus padres, cruzan las piernas y tiranizan a sus maestros" (Sócrates-485 AdC)

Coñe! Sócrates... Eso lo dijo anteyer ¿no? xDDDD



17
De: josem76 Fecha: 2006-11-21 17:51

vaya, me ha salido triple el comentario! Yo lo que digo es que hace 20 años no se les pegaba a los profesores delante de todos y humillarlos. Hay alumnos violentos y hay alumnos ejemplares. Solo que los radicales de hoy son mas radicales que hace 20 años. Y el tratamiento que los medios de comunicacion le da a esto es la misma que cuando demonizaban a los jugadores de rol y cada vez que salian un joven delincuente en las noticias metian la coletilla de que "ademas juega a rol"




18
De: WWfan! Fecha: 2006-11-21 18:09

Una de las cosas que hago con mi peña cuando les doy clase de Diseño Gráfico es ponerle El Señor de los Anillos.
Que en principio no tiene na que ver...

Al día siguiente empiezo a meterle fotogramas y a decirle porqué utiliza esa luz, ese encuadre, y si ese efecto que se hace en pantalla son capaces de reproducirlos con una foto suya con el Photoshop, etc.

Flipan y aprenden a la vez.
Hay que saber conducirlo.
Soltarles una cosa memorizada o que ellos memoricen lo mismo sin entenderlo es un mojón pinchado en un palo que no sirve para nada.
Pero algunos no se enteran,.

Lo de no dejar que los profesores hablen con los alumnos en un Museo me parece una barbaridad.

Es lo que suelo decir.
Yo todavía no he visto a un político diciendo qué tipo de cemento hay que poner en una estructura para un puente, se los dejan a los arquitectos y sin embargo, todos los políticos tienen un plan para la educación sin consultar con esas molestos profesionales llamados maestros.

Y eso último, que no va por nadie de Jerez.



19
De: Mario Moreno Cortina Fecha: 2006-11-21 18:09

Respecto a las famosas palizas a profesores, cuando yo tenía 15 años no teníamos teléfonos móviles para "inmortalizar" nuestras hazañas. Ni móviles ni ninguna otra cosa, y por lo tanto, nadie se enteraba. Pero te aseguro que esas cosas ocurrían exactamente igual en los ochenta.

Y eso de que "al menos había respeto al profesor" me parto cada vez que se lo oigo a alguien de mi generación. Podría contar anecdotas que he visto con mis propios ojos en mi época de estudiante.

Claro, si estudiaste en un colegio de pago del Escorial, y ahora das clases en uno público de Carabanchel, te vas a llevar una impresión muy fuerte, pero no por la época, sinó por el salto social.

Lo del convenio colectivo me lo tenéis que ampliar...



20
De: Manuel Nicolás Fecha: 2006-11-21 18:54

Por lo visto en el convenio colectivo (no sé a si a nivel nacional o solo autonómico) de los guías de museos, está que solo ellos tienen el monopolio de la explicación de una obra de arte sita en un museo o monumento histórico. Es decir o pagas para que te expliquen (algunos son muy buenos y otros unos soporíferos sueltarollos) o contemplas la obra en silencio y éxtasis artístico.
Una auténtica aberración.

Un saludo:
Manuel



21
De: Mario Fecha: 2006-11-21 19:33

Gracias Rafa. Perfecta la respuesta. Siento haber metido un off topic en este canal.
Saludos!



22
De: RPB Fecha: 2006-11-21 21:11

Ha muerto Robert Altman.



23
De: Cradle_of_Freak Fecha: 2006-11-22 17:06

http://www.xlsemanal.com/web/firma.php?id_edicion=1547&id_firma=3371

El artículo de Pérez Reverte. Suficientes palabras dichas para un tema que no las merece. Esta clase de cosas dan ganas de vomitar.



24
De: Taiyou Fecha: 2006-11-23 16:57

Cuantas veces habra tenido que ir mi madre al banco a hacer algo que yo tendria que haber sido capaz de hacer, y que por tener 24 (no 14 años) no me han dejado.

Está claro que muchas veces a los jóvenes nos ven cara de tontos y se aprovechan de éso.

Taiyou



25
De: Clarice Starling Fecha: 2006-11-26 20:07

Y no sólo a los profesores que explican a 30 niños, a mi me han regañado por explicarle a mi hermana y un par de amigos, en voz bajita y sin molestar a nadie.(ah y también hay que tener un título especial para poder ser guía de una ciudad, y debe ser ámbito nacional, o también autonómico en Andalucía al menos)



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.161.91.76 (6e2d5e1d62)
Comentario