En formato más grande que los semanarios comunes de la casa (30 X 21,5) recuperando y amplificando un título que todavía en aquellos tiempos tenía una fuerza de la que hoy carece, Gran Pulgarcito asoma a los kioscos en 1969. En ciertos aspectos, es un BRAVO remozado, puesto al día, casi mejorado.

La parte francesa, la continuación de los episodios inconclusos y tan largamente demorados de Michel Tanguy y Fort Navajo, se ve acompañada y reforzada por Astérix, que de ser el único adorno en DDT pasa a convertirse en el gran aliciente de este nuevo título. Los álbumes que Bruguera ha editado del material galo, en imitación del mismo movimiento realizado fuera de nuestras fronteras por Dargaud, no han tenido con el western de Blueberry o la aviación de Tanguy más que una leve presencia testimonial. La falta de respuesta del público o la desidia tan característica de la editorial hacen que sólo dos o tres volúmenes salgan a la venta. El caso de Astérix, sin embargo, viene precedido por la fama, la buena prensa, el éxito de sus adaptaciones al cine... incluso una marca de chicle (Dunkin) empieza a comercializar muñequitos minúsculos con los más destacados personajes de la serie. Es el principio de un boom que aún se extiende hasta nuestros días.

El califa Harun-el-pussah, más conocido por Iznogud, es la nueva serie francesa que ocupa las páginas de Gran Pulgarcito, pese a lo repetitivo de sus planteamientos y su relativo interés, junto con lo más light de un artista provocador como Gotlib, alguna historieta secundaria realizada ex-profeso para Francia por autores españoles como Bielsa, y un recuperado Aquiles Talón, más pequeñoburgués que nunca.

Pero la apuesta de Gran Pulgarcito por material español, material siempre "de la casa", es clara. Vázquez crea para este título las aventuras más hilarantes y surrealistas de su genial Anacleto agente secreto, y aumenta los personajes de su particular universo para este y otros títulos con Feliciano, Don Polillo, Los casos del inspector O´Jal, El fakir Ali-Oli, La abuelita Paz y Los cuentos del Tío Vázquez, curiosa serie de tintes biográficos donde el autor hace jocosa publicidad negativa de sí mismo. Raf (pseudónimo del gran Juan Rafart), todavía sin dar rienda suelta al genio que llevaba dentro, y que se consolidaría de forma clara un año después con el título que vendría a sustituir a Gran Pulgarcito y, más tarde, con sus colaboraciones para El Jueves, pone su granito de arena con Flash el fotógrafo y Manolón, conductor de camión, típicas series Bruguera de la época sin más interés que el puramente anecdótico. Figueras aumenta las páginas de su Topolino, ahora subtitulado El último héroe, e inicia con sus aventuras un curioso crossover con otro personaje propio, el inepto Colodión compañero de Aspirino.

Pero la parte del león se la llevan Mortadelo y Filemón, que ven ampliados los estrechos horizontes de sus páginas a aventuras más largas, casi de "continuará", que luego son recopiladas en álbumes a imitación del material francés, como también sucedería brevemente con la reedición en color de El Capitán Trueno y El Jabato.

Mortadelo y Filemón, agencia de información había sido hasta ese momento una serie creada en 1958 para Pulgarcito, donde una pareja de esquizofrénicos personajes, subordinado y jefe, compartían una nunca del todo definida agencia de detectives y acababan sus historietas de una o dos páginas con el manido recurso del cachiporrazo y la persecución, secuelas de un cine mudo que por fuerza tendría que haber resultado ajeno ya a sus lectores. El éxito de la serie, sin duda, habría que explicarlo en la cuasi-mágica habilidad de Mortadelo para expresar sus diversos estados de ánimo cambiando de forma, asumiendo los más variopintos y disparatados disfraces... herencia tal vez de Sherlock Holmes y su habilidad para introducirse en los más diversos ambientes gracias al mismo recurso.

Afianzados lo suficiente entre el público lector y con la habilidad gráfica de Ibáñez en un momento culminante, los personajes son sometidos a un aparente lavado de imagen que, de entrada, suprime la "agencia de información" que rima en pareado con el título y traslada a jefe y subalterno a una red de espionaje, la TIA, parodia algo burda de la CIA americana y de las películas de James Bond o las series televisivas como El agente de CIPOL o Misión Imposible. Al parecer, poco importaba que en la misma editorial hubiera ya otro agente secreto, igualmente patoso pero muchísimo más experimentador y surrealista: Anacleto. El casting de la serie, hasta ahora reducido a los dos personajes, se amplía al superintendente Vicente, el típico exponente del principio de Peter que ya Ibáñez desarrollaba en series paralelas como Pepe Gotera y Otilio (desde 1966) o El botones Sacarino (1963), una inutilidad andante que basa en la autoridad y la violencia toda su supuesta gracia, y al Profesor Bacterio, especie de druida Panorámix calzonazos y torpón, cuyo físico da miedo, y cuyas continuas meteduras de pata y experimentos fracasados serán el móvil de las aventuras por resolver.

Con una más que casual inspiración en el estilo de Franquín (cuyo Spirou se mezcla con Gaston Lagaffe para dar vida al Botones Sacarino), Mortadelo y su jefe de los dos pelos dan el gran salto y se introducen en el mundo de las aventuras de 44 páginas que luego son recopiladas en álbum. Más o menos. Imposiciones editoriales, deseos de jugar sobre seguro o la incapacidad para guionizar argumentos más largos y complicados, hacen que las "nuevas" aventuras se presenten en segmentos de cuatro páginas, y que se estire al máximo un hilo lógico que poco tiene de complicado. En realidad, esas historias largas no son más que las sempiternas historietas cortas adosadas hasta conseguir la magnitud necesaria para colocarles dos tapas de cartoné blancas y lanzarlas al mercado. El sulfato atómico es la innovadora aventura que abre fuego, para ser seguida por otras como Contra el gang del Chicharrón o Valor y al toro. Hay algunos ligeros intentos de experimentación temática, pero muy pronto la serie se convierte en una pura fórmula de éxito cómodo que explora una y otra vez, hasta la saciedad, los mismos postulados simplones: caídas, equívocos, persecuciones, torturas, carreras, violencias son el pan nuestro de cada día de un universo desquiciado donde todo se resuelve por la tremenda.

Mortadelo es el primer personaje del comic español que se traslada al cine, en maratones de cortometrajes al estilo Tom y Jerry, muy populares entre la chiquillería cinéfila de la época. La animación es simple, las voces chirriantes, los guiones deslavazados. Pero el éxito de la serie es continuo, incluso fuera de nuestras fronteras (1).

El producto se convierte en una cadena de montaje, como ya había sucedido con El Capitán Trueno, y al final, como también sucediera con Trueno, el recurso acabaría abriendo un conflicto entre Ibáñez y Bruguera. Manos anónimas sustituyen al dibujante con las historietas "cortas" que en modo alguno habían abandonado el Pulgarcito original. Los planteamientos son los mismos, el humor igual de burdo, pero la resolución gráfica sigue estando a años luz de la de su creador. Los sustitutos no están a la altura de quien, gráficamente, es un maestro. Lástima que su capacidad como guionista se agotara tras las primeras aventuras (2).

No puede dejar de advertirse, en el desarrollo de la serie durante las décadas siguientes (cuesta trabajo hablar de "evolución") el deseo de Ibáñez de estar al día y reflejar una especie de crónica de la realidad contemporánea: Sucesivas olimpiadas, mundiales de fútbol, expos, roldanes y demás sucesos de la historia española son reflejados en las aventuras de sus más populares héroes. En cierto modo, Ibáñez podría estar pretendiendo hacer un comic de crítica social; títulos como "La Gomeztroika", "El atasco de influencias", "El quinto centenario", "La crisis del golfo", "Maastrich... Jesús", "La prensa cardiovascular" o "El pinchazo telefónico" así parecen sugerirlo. Pero el público infantil al que van destinadas las historias no parece el más indicado para tal intento. El humor grueso, las situaciones violentas repetitivas y la limitada capacidad de crítica válida del autor o del medio en el que Mortadelo y Filemón se mueven coartan ya de entrada cualquier intento satírico. Para que esa pretensión hubiera surtido efecto, Ibáñez habría tenido que tirar por la borda mucho del bagaje que ya llevaba a sus espaldas y haber apuntado hacia un público más adulto (como hicieron Vázquez y Raf con sus colaboraciones en El Papus y El Jueves). Instalado en el éxito, no es de extrañar que no supiera o no quisiera empezar de cero (3).

Inexplicablemente, como sucediera con el caso de BRAVO un par de años antes, la editorial deja languidecer a Gran Pulgarcito cuando la revista apenas lleva poco más de año y medio en el mercado. El protagonismo de las series francesas se reduce, Mortadelo y Filemón, consolidado su éxito, se convierten en secundarios. Gran Pulgarcito publica durante sus últimos números, posiblemente con el mismo éxito o más que antes, a pesar de su notable bajón de calidad, las "aventuras" de Félix Rodríguez de la Fuente, el televisivo odontólogo convertido en precursor de ecologista que ya empezaba a ser conocido como "el amigo Félix", hasta tal punto que el título de la revista se colapsa y pasa a ser, o a leerse al menos como FELIX el amigo de los animales, Gran Pulgarcito edición especial. Las portadas, hasta entonces dedicadas a historietas, se convierten en anuncio de las historias con animales que esperan en el interior, e incluso una foto del malogrado profesor comparte el logotipo.

El interior es desigual. Historias donde Félix tiene una participación secundaria (donde los protagonistas "cuentan" al profesor sus historias o éste las relata a su vez a los lectores), y en las que se potencia el parecido físico con el personaje real y la plasmación más o menos adecuada de los animales protagonistas, sean leones, tigres o elefantes. Presentadas como "una realización de Jesús Durán", cuya firma adorna al menos las portadas, las aventuras se deben a varios dibujantes, entre los que destacan Usero y J. Peña, corriendo la "adaptación literaria" a cargo de E. Sánchez y Pascual.

Mayor nivel gráfico, de la mano de L. Blasco y siempre con Félix Rodríguez de la Fuente como hilo conductor, tiene la otra serie complementaria, "Gran Fauna", donde en cuatro páginas se presentan al lector datos y curiosidades de los animales tratados, sin la excusa de la aventura exótica de por medio.

Quemada una etapa, Gran Pulgarcito desaparece del mercado tras 84 números, sin dar más explicaciones. Pero la fórmula Bruguera dista mucho de estar agotada. Pocos meses más tarde aparece el relevo con Mortadelo.


NOTAS

(1) Sorprende que la más reciente adaptación animada televisiva de Mortadelo y Filemón, dejando a un lado su cuestionable calidad, no haya despertado las iras de los padres respecto a su violencia, máxime en un periodo en que las sensibilidades están a flor de piel aunque las tintas se carguen contra las series animadas japonesas.

(2) La enorme maestría para el dibujo y el chiste gráfico de Ibáñez queda bien patente en las portadas de revistas como Super Mortadelo o los álbumes de la colección Olé, donde la controlada acumulación caótica de detalles (casi siempre en los disfraces de Mortadelo) indica una capacidad para el humor absurdo que ha sido pasada por alto en los comics.

(3) Cuando Bruguera desaparece y los derechos de los personajes quedan en el aire, el dibujante tiene que empezar de nuevo. Contrariamente a Vázquez o Raf, que exploran nuevos caminos en el humor para adultos e incluso adoptan pseudónimos (Sappo y Dino respectivamente), Ibáñez crea unos nuevos personajes como Chicha, Tato y Clodoveo, de profesión sin empleo o 7 Rebolling Street que retoman o parafrasean sus creaciones anteriores, aportando bien poco a la trayectoria del autor hasta la recuperación de sus títulos clásicos y emblemáticos.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/42538

Comentarios

1
De: CarlosP. Fecha: 2006-08-31 13:16

No se porqué no he olvidado nunca aquel caso en el inspector O'Jal que logró dar con el transformado Don Edmundo, esposo de la desconsolada dama que encarga el caso a O'Jal, convertido en un objeto por un genio maligno.

De todos los objetos posibles...O'Jal averiguó cual era realmente Don Edmundo.... porque......

EDMUNDO ES UN PAÑUELO!!!!

Que cosas tenía el Tio Vázquez....



2
De: RM Fecha: 2006-08-31 14:41

Qué gran película se podría hacer con la vida y aventuras del maestro Vázquez. ¿Pero quién podría intepretarlo?



3
De: RSMCoca Fecha: 2006-08-31 15:55

Si no fuera por la altura, creo que Danny deVito daría el pego...



4
De: RM Fecha: 2006-08-31 17:30

No, no, tiene que ser aspañó y castizo, si no no tiene gracia.



5
De: ediciones vée Fecha: 2006-08-31 23:01

pq no ablas de los personajes de Escobar?? zipi y zape tambien son muy divertidos



6
De: RM Fecha: 2006-08-31 23:18

1. Son anteriores al punto de arranque de este estudio.
2. Prefiero a The Katzenjammer Kids.



7
De: lang Fecha: 2006-09-01 09:54

ya estoy harto de que critiqueis a ibañez es el mejor . te lo dice uno que tambien sabe de esto .si no te gusta te jodes .por cierto , hace poco lei una historieta con guion tuyo. espantoso.



8
De: RM Fecha: 2006-09-01 11:41

Si no te gusta que no me guste, jodete tú. Lo mismo te da gustito.



9
De: Jesús Cuadrado Fecha: 2006-09-01 12:10

Le dará; seguro.
--



10
De: JesusC Fecha: 2006-09-01 12:45

Es increible lo que pasa en este pais con Ibañez. No me lo explico. El unico comic que ha perdurado y sigue con vida de la epoca de Bruguera junto con Superlopez y no hacemos mas que mirar sus puntos debiles. Que los tiene y muchos. Pero por algo sigue (y seguira) publicandose con exito. Esta critica desmedida hacia el trabajo de Ibañez me parece anclado en la envidia mas que en otra razon objetiva. Si no, no me lo explico. Ya quisieran muchos autores (ya sean dibujantes o guionistas) tener el tiron de Mortadelo. Y si no a los datos me remito de los ultimos años. Cuantas series españolas han tenido continuidad?

En el caso de Mortadelo yo si utilizaria la palabra evolucion, porque la ha habido, tanto en el apartado grafico como en el de las historias. No ver esa evolucion es seguir con las anteojeras puestas y una falta de respeto hacia la obra de Ibañez, porque esa evolucion se ha producido a todos los niveles. Pero bueno, son ganas de enredar y querer ver el mundo desde una posicion inamovible. Supongo que es una de las razones por las que ese libro no ha visto la luz nunca. Sin animo de ser poco respetuoso, cuando uno hace una investigacion de este tipo deben buscarse las fuentes, los datos originales (no dudo que tu coleccion no sea grande, no voy por ahi), y trabajar sobre ellos. No basarse en hablar de memoria y de forma subjetiva. No vale con haber vivido esa epoca y despues contarla desde un punto de vista personal. Hay que basarse en datos, en informacion que luego sea demostrable. No hablo de cuestiones cientificas, por si a alguien se le ocurre ir por ahi, hablo de dar al trabajo cierta enjundia academica. Esa es una cuestion en la que la investigacion en el mundo del comic cae una y otra vez. No aprende de sus errores.

En cuanto a la comparacion que haces de Raf y Vazquez (otros dos grandes genios injustamente olvidados por la mayoria), no veo que haya lugar. Lo que Vazquez hizo despues de su etapa bruguera es practicamente basura en un 90%, material desechable que le permitia comer todos los dias. Un intento vano por encontrar un personaje con cierta continuidad en multitud de revistas. Todos ellos sin exito y olvidados, arrinconados en algun lugar. Excepto Tio Vazquez, que si ahora se recuerda minimamente fue por la edicion que hizo Glenat hace unos años y que muchos hemos comprado de saldo.

Lo mismo para Raf. Seguramente descolocado por el hundimiento de Bruguera y posteriormente del fracaso del intento de Grijalbo, tengo la sensacion de que no supo encontrar su lugar de nuevo. Lo que hizo para el jueves y para aquel invento de la puta mili... no le llega ni al barro de la suela de los zapatos a su trabajo anterior. Para que va a empezar Ibañez de 0? NO LO NECESITA PARA NADA. Sin embargo RAF y Vazquez intentaron en vano reinventarse una y otra vez, porque lo necesitaban para vivir.

Pero bueno, parece ser que a algunos se le perdonan los pecados y a otros no. Dependen del exito que tengan. Se mitifica lo que no se puede conseguir y se ataca ferozmente lo que si es accesible. Ibañez es un genio y lo seguira siendo durante muchos años, cuando a la mayoria de los supuestos autores imprescindibles/maestros/genios de hoy en dia haga tiempo que han sido olvidados, Mortadelo se seguira reeditando, en multitud de formatos, como debe ser, para que llegue a todo el mundo. Cuando mi hija crezca le ofrecere para leer mi coleccion de mortadelos, de zipi zape. Seguro que se divierte como se divierte su padre con su lectura. Yo en mortadelo no busco mensaje ni buen guion, busco lo que se me va a dar: buenos y divertidos ratos de lectura. Se que no da para mas, y que ultimemente no lo consigue, pero soy feliz con mi aventura larga de Mortadelo. Y le doy las gracias a Ibañez por las risas que me ha dado.



11
De: RM Fecha: 2006-09-01 13:21

Chico, vale, pero qué quieres que te diga: hasta comer jamón todos los días cansa.



12
De: JesusC Fecha: 2006-09-01 13:25

Ya..., claro.



13
De: lang Fecha: 2006-09-05 10:09

soyo otra vez,la verdad es que no estuve afortunado y te pido disculpas,pero es que me cansa mucho lo que los supuestos enterados en esto decis muchas veces con comentarios un poco despreciativos y tu en este caso de ibañez tampoco ha sido para tanto,porque la verdad es que uno ha leido cosas mucho peores,pero es que es siempre lo mismo con los mismos coñe.yo no soy critico,ni falta que me hace,porque si hay que no me gusta ,pues no me gusta y ya esta.por que a mi no me guste no tiene porque ser malo .por ejemplo a mi no me gustan Goscinny,Hugo Pratt,Herriman,Alan Moore,Moebius,etc,y yo no creo que sean mediocres o como dices tu de ibañez que es incapaz de hacer buenos argumentos eso con todos mis respetos es una chorrada y es darle vueltas a algo que no tiene sentido o te gusta o no,ya esta si es muy sencillo,lo que pasa es que cuando algo no te gusta lo encuentras un coñazo,soso,aburrido,es normal y dices joer que le veran a esto que gusta tanto,a mi por ejemplo Asterix nunca me ha gustado ni me ha hecho gracia,pero no creo que ni Goscinny ni Uderzo sean buenos,algo tendran,y no lo digo porque sean de los mas vendidos, como en el caso de Mortadelo,sino porque cada persona tiene sus propios gustos,y no me valen los analisis sesudos como demostrando lo listo que es uno y lo que sabe de esto,por que no es cuestion de saber de tebeos o de cine o lo que sea ,a mi me mustan tanto los tebeos com te puede gustar a ti,y como en todo coincidimos en unas cosas y en otras no,pero como en este pais somo asi de envidiosos,que Vazquez ,que por cirto me encanta,es el mejor,para vosotros,claro,pues nada hombre tendreis razon nosotros la masa ignorante,la plebe estamos aborregados y claro no sabemos apreciar lo bueno,joer me he pasao de darle a la tecla y esto no creo que nadie lo lea,pero bueno me he desahogado un poco.y reitero mis disculpas por el comentario anterior.



14
De: Jesusc Fecha: 2006-09-05 11:34

Pero chico, pon algun punto de vez en cuando!!.

Creo que es la frase mas larga de la historia de las frases largas. No hay quien se lo lea.



15
De: lang Fecha: 2006-09-06 10:05

perdon por los fallos,es que no estoy muy ducho en esto de teclear en el ordenador.



16
De: pablosd Fecha: 2006-09-27 14:53

el problema con Mortadelo y Filemon es el mismo que con muchas otras series, caso de Azterix. LLega un momento de falta de ideas y se prosigue aun asi. Disfrutemos de sus primeros años y busquemos nuevos herederos jejejjeje
por cierto, para cuando un recoplicion en condiciones del genial Anacleto ?



17
De: yecenia Fecha: 2010-06-13 19:02

esa pelicula es un disparate nunca abia visto algo komo es k asco



18
De: Doctor paco Fecha: 2011-01-26 06:35

Yo que no entiendo mucho del cómic, a, pesar de haber comprado más de 5000 a lo largo de mi deplorable existencia humana, o haber dibujado unas cientos de paginillas en plan amateur, y editado alguna cosilla, e incluso cobrado por ello, reitero que existe buenas obras de cómic y mediocres obras de cómic. Algo parecido a las añadas en el caso de los vinos. Por ejemplo de la misma marca, un año es mejor que otro, por las condiciones climatológicas y eso. Resumiendo y dejándome de rollos ; Vazque hizo muchas cosas divertidas cuando estuvo en Bruguera, pero cuando esta se fue al traste, la capacidad creativa del que fuera un genio se diluyó. Y para mi toda su producciòn posterior fue terriblemente mediocre e incluso vomitable.
En cambio Ibañez tuvo una evolución positiva, y que es la que le va a hacer inolvidable para muchas generaciones. Aunque hay que anotar, que en mortadelo y filemon no todo es guay. Despues de no se cuantas paginas dibujadas, lo raro seria que no se repitiera. Inolvidable el caso del bacalao.



19
De: manolo Fecha: 2012-03-17 02:01

Cuando salió el Gran Pulgacito, yo tenía 12 añitos, y compré como 20 números , o algo así. Todavía recuerdo bastante, lástima que perdí los tebeos.

Fue una explosión de calidad para aquella época, y era fundamental el formato grande. Ibáñez hizo su primera historia larga, como otros han reseñado: el Sulfato Atómico, que para mi sigue siendo la mejor que ha escrito, sin desmerecer otras. Las reediciones en formato reducido no son comparables al original. Y la de Ibáñez era la primera historia que mis amigos y yo leíamos.

Harun-el-pussah era el califa de Bagdad, Iznogud era el gran visir que quería ser califa en lugar del califa... historias desternillantes también, eran largas, ocupaban todas las últimas páginas.

Bueno, también estaba un tal Astérix que entonces no me hacía demasiada gracia (tampoco ahora) y unas historias tontas de aviadores franceses, pero que nos enseñaron otro tipo de dibujo, aunque fuera malo.

Lo que estoy dudando ahora es si también el Gran Pulgarcito incluía las historias del teniente Blueberry. Sí, seguro que sí! Eso fue lo importante de la revista: una ventana al mundo, y una oportunidad para los escritores/dibujantes españoles.



20
De: Anónimo Fecha: 2012-03-17 07:59

¿Michel Tanguy dibujado por Uderzo malo? Haztelo mirar...



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.108.19 (519c7a46e7)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?