VERANO DE LEVANTE
Al final van a tener razón los de las comparsas (o sea, los poetas populares, que también se dice) y a Cadi se la disputan los vientos, el de levante los días pares, el de poniente los impares, y sólo de vez en cuando aparecen en plan testigo de la defensa el viento sur y, si es invierno, el viento norte.

A lo que iba: que por la situación en la que andamos en el mapa lo mejor es el poniente para el verano, pero sin pasarse tampoco, porque es un viento fresquito que viene del agua. Lo peor de los peores, el levante, que viene de tierra y nos lo pone todo perdido de niebla de arena, que parece el flush de algún fotógrafo cursi, y por más que juguetee con las faldas de las niñas (aunque son pocas las que llevan ya faldas) es un coñazo sentir la metralla de sus mil puntitos si estás en la playa y da hasta algo de miedo cuando ves que empiezan a volar a tu vera las sombrillas, si sigues estando en la playa y no has tenido el buen sentido de largarte corriendo a casa con pesos en los bolsillos del meyba, para no volar tú también como vuelan de pronto los delgaditos, los flotadores y las pelotas de los desconsiderados que se creen que la Victoria es el Camp Nou. La cosa se complica cuando ves que en la calle los árboles y las palmeras bailan un tembleque que ni el muñeco Elvis del anuncio de coche (¿de qué coche, me pregunto, si todos los anuncios de coches, y hasta todos los coches, son igualitos?) y no es extraño darte en los morros con una página extraviada del Diario o de La Voz o ver cómo los contenedores de basura se desplazan lentamente lentamente calle abajo.

Es un coñazo el verano de levante, lo que yo les diga. Porque hace un calor abrasador y, jolín, no puedes ir a la playa o a según qué sitios de la playa, y te duelen los ojos con los perdigones de arena, y no puedes abrir las ventanas, y como entre en jueves ya sabes que dura hasta el domingo, pero como entre cualquier otro día de la semana, ni las abejas saben hasta cuándo dura.

Lo de las abejas tiene hasta su explicación cuántica, oigan: El reino animal es muy sabio y por lo visto cuando las abejas ponen los panales mirando pacá, es que va a hacer levante el verano entero, y cuando los ponen mirando pallá, es que no. Me temo que, este verano que todavía no ha llegado pero ya es, los han puesto mirando pacá, mismamente. O sea, que ya sabemos la que nos espera. Porque, joder, es que uno va dando cambayás por las calles de la que hace.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/40537

Comentarios

1
De: AMS Fecha: 2006-06-04 20:49

Pues con lentillas si que es divertido el levante y en el paseo marítimo. Vamos, de llorar por lo bonito que es Cádi :)



2
De: Juaki Fecha: 2006-06-04 21:15

Tú lo que ere é un derrotista, Fonzo :)



3
De: AMS Fecha: 2006-06-04 22:58

Yo lo que soy es un dolido y ojeroso miope que usaba lentillas salvo cuando se le llenaban los ojos de arensa variadas. Y dueeeeele, que no veas



4
De: Cristina Fecha: 2006-06-04 23:02

jaja rafa , has tenido post mejores, el levante por lo que se ve también aburre una jartá:P



5
De: el exalumno que vuelve Fecha: 2006-06-05 00:34

Menudo ladrillo que te has marcado para decir que nos vamo a coce (en levante) este verano, Rafa, Rafa



6
De: Jangel Fecha: 2006-06-05 13:55

A mí me ha pillado este fin de semana en La Barrosa. ¡Qué buena playa! Lástima de viento.

El viernes por la tarde se estaba la mar de bien; el sábado empezó a soplar, así que regulín; el domingo ya era insoportable, aunque aguantamos en el agua un buen rato (la gente no se bañaba, sosteniendo como podían las sombrillas), a pesar de que no había suficiente oleaje para divertirse. Pobres domingueros.



7
De: John Space Fecha: 2006-06-05 16:21

Pues yo me voy este verano a las Rias Baixas, donde el viento es fresco.



8
De: AMS Fecha: 2006-06-05 18:28

Y el albariño estupendo. La lluvia es sólo un daño colateral.



9
De: jose Fecha: 2006-06-07 19:41

pero con levante es como mejor está el agua: transparente y bien en calma, bien con olas aprovechables. Con poniente hay olas pequeñas y molestas, con sur hay algas y se pone turbia y con norte hace frio y no dan ganas de meterse :-P



10
De: Alfred Fecha: 2006-06-08 20:36

Pues ahora que dice lo de las sombrillas voladorás... sí que son un peligro, sí. A mi tío abuelo, hace varios años, sin ir más lejos, le fue a dar el pico de una de ellas, que venía rodando rodando, desde allá a lo lejos, en el horizonte, en todo el ojo derecho. Que ya hay que tener mala suerte, lo sé. Pues el pobre hombre la tuvo, ya ven. Pero bueno, al final le dieron unos puntos en el botiquín, y se recuperó sin problemas, por lo que la cosa solo quedó en el susto (que tampoco es poco, vaya)

Un saludo.



11
De: Ojo de Halcón Fecha: 2006-06-10 09:40



Ya te digo, yo también lo paso fatal :D



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.197.150.255 (8b4cd48190)
Comentario