2006-05-11

799. DÍA DE PLAZA

DÍA DE PLAZAT
Todavía hay gente que se enfrenta a su trabajo con una sonrisa, que saluda por su nombre a quien le compra y es capaz de alegrarte los diez minutos que le dedicas mientras miras el reloj y esperas que te despache el pescado o la fruta. Gente que se ensucia, pero canta. Gente que huele a café y a tabaco y se despierta temprano y duerme si puede la siesta, que escamonda su puesto y atiende sus productos como si merecieran (que lo merecen) todo el cariño con que los cogen, los pesan, los cortan o los envuelven en su papel de estraza.

Esta mañana, bajo la lluvia, he acompañado a mi mujer a la plaza. Pequeñita, casi nueva todavía, seis puestos de fruta, otros tantos de carne y de pescado, una panadería, una cafetería, un ciego vendiendo cupones y, en la puerta, un tenderete de caracoles con una balanza. Clientes que, como nosotros, pasan y miran y tardan en decidirse, y otros clientes que van del tirón al puesto de todos los días (esos son a quienes saludan por su nombre), y sobre todo esa gente que tiene allí su negocio y su vida. Maestros y aprendices que se enseñan los trucos y se relevan a la hora de tomarse el cafelito de cada mañana, padres e hijos que se legan el negocio y adornan, y eso es lo hermoso, su trabajo con retahílas de palabras donde se alterna la zalamería al que compra con el monólogo burlesco que es casi parte del paisanaje que ellos conforman.

Está viva esa gente, más sin duda que la otra gente que corre bajo la lluvia vestida de traje chaqueta y con carpetas en la mano, o pasea su soledad parapetados los oídos bajo los tapones de un MP3. Está viva y contagia de su vida la tristeza de esta mañana de lluvia de arena que me ha dejado el coche hecho un asquito (¡y lo había lavado la semana pasada!).

Esto debe ser eso que llamamos pueblo. Esto debe ser lo más admirable, el corazón y el pulmón y el alma de lo que somos todos nosotros. Respeto, humor, camaradería, tolerancia. El lugar de donde venimos y donde acabamos volviendo aunque sea de tarde en tarde, como hoy, para solazarnos con esa visión del mundo donde mañana será igual que fue ayer, pero donde existirá siempre la palabra amable, el chiste a tiempo, el sueño del número de la lotería o la quiniela.

Esto es pueblo y entre los olores de la fruta y el brillo de plata del pescado, me he dejado mecer por la cadencia del idioma vivo, del comentario irónico, mientras las manos acarician la fruta y la escogen como si fueran piedras preciosas, y el cuchillo corta el pescado con algo parecido a la ternura, y los tenderos saludan a la gente por su nombre y te hacen sentirte por un momento parte de ese paraíso en el que viven. Embobado en lo que hablan, hasta he dejado que una señora se me cuele, si hasta me interesaba ya más absorber todo el ambiente que las mojarritas caleteras que después me han llevado, como esas luces y esos olores, como ese habla y esa lluvia de arena, a saborear los rincones más atesorados de mi infancia.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/39874

Comentarios

1
De: Hueso Fecha: 2006-05-11 18:18

Perfecto ejemplo de qué es sentir un pueblo, una ciudad, una gente, un espacio no sólo físico... sin ser nacionalista excluyente o "abanderado" de alguna causa.

Señor RM (y otros lectores interesados en los libros) como profesor y, por tanto, encargado de despertar la curiosidad en sus alumnos, me gustaría que echara un vistazo al artículo que subí hoy a mi Blog sobre CLAVES PARA (FRACASAR EN) EL FOMENTO DE LA LECTURA que publiqué en el diario Ideal de hoy.

De verdad que me gustaría conocer su opinión.

Gracias y un saludo.



2
De: John Space Fecha: 2006-05-11 18:30

"Señor RM (y otros lectores interesados en los libros) como profesor y, por tanto, encargado de despertar la curiosidad en sus alumnos, me gustaría que echara un vistazo al artículo que subí hoy a mi Blog sobre CLAVES PARA (FRACASAR EN) EL FOMENTO DE LA LECTURA que publiqué en el diario Ideal de hoy.
De verdad que me gustaría conocer su opinión."

Onanista. Infantil. La pataleta de siempre.



3
De: Hueso Fecha: 2006-05-11 18:40

Infantil, seguro. Pero ¿onanista?



4
De: Jorge Fecha: 2006-05-11 19:33

NOTICIA!!!

HAN EXPULSADO A MARTINEZ PUJALTE DEL CONGRESO !!!! LOS FACHAS DEL PP ESTÁN INTENTANDO HACER UN NUEVO GOLPE DE ESTADO!!! PIDEN LA INTERVENCIÓN DE LA POLICÍA !!!

http://www.elmundo.es/elmundo/2006/05/11/espana/1147355823.html







5
De: Ojo de Halcón Fecha: 2006-05-11 21:08

Que les den a los fachas.

Texto precioso Rafa :)



6
De: Pregunta Fecha: 2006-05-11 21:12

Cito: "Está viva esa gente, más sin duda que la otra gente que corre bajo la lluvia vestida de traje chaqueta y con carpetas en la mano, o pasea su soledad parapetados los oídos bajo los tapones de un MP3."

¿Por qué?



7
De: Respuesta Fecha: 2006-05-11 21:49

Porque disfruta de los momentos maravillosos que nos tiene reservada la vida.



8
De: Pregunta Fecha: 2006-05-11 22:11

Bueno, realmente he formulado incorrectamente la pregunta, sin matizar: me refiero a que cómo puede asegurarse de que quienes pasean en su soledad escuchando un MP3 están "menos vivos". ¿Acaso la música no es una conexión increíblemente viva con la mente de un artista?



9
De: RM Fecha: 2006-05-11 23:13

¿Arrastrando los pies? ¿Aislados del mundo? ¿Perdidos en el ruido e ignorando la verdadera música que es la palabra hablada y viva de la gente que pasa alrededor? Anda ya.



10
De: Pregunta Fecha: 2006-05-12 00:30

Yo escucho música con MP3 y no creo que me aisle del mundo, sino que conecto con el autor de la obra musical. Además no arrastro los pies (no entiendo qué tiene que ver lo de arrastrar los pies para estar o no aislado del mundo) ¿Se supone que estoy entonces "menos vivo"? ¡Anda ya!



11
De: RM Fecha: 2006-05-12 06:31

En fin, quien no quiere entender, no entenderá jamás.



12
De: Ojo de Halcón Fecha: 2006-05-12 08:01

Joe macho, no te cierres tanto la mente. Este lo que pasa es que se nos ha ofendido. Yo voy siempre con música en los oídos en mis traslados a la facultad y en los paseillos hasta casa de mis amigos, pero aun así, le doy toda la razón a Rafa.



13
De: INX Fecha: 2006-05-12 09:47

A mí me encantaba ir a la plaza...incluso en Las Palmas, dónde el acento cambia un poco el color de las cosas...pero desde que trabajo por las mañanas, sólo tengo los Sábados para disfrutarla...y desde que descubrí la compra por internet suelo ir mas bien poco, pero la verdad es que sí que se vive de otra manera cuando el ritmo de los tenderos te anima el cuerpo.

Con respecto a lo del MP3...lo cierto es que la mayoría se pone los cachibaches en los oídos,no para "conectar con el autor", que está muy bien, (pero que sigue siendo una via de un sólo sentido, te guste o no, Sr. PREGUNTA) sino para aislarse del mundo, y a eso se refería Rafa. Es más rica una relación cuando tiene doble sentido y cuando interactuas con el interlocutor. Está claro que aprenderás más, y sí, te sentiras más vivo simplemente porque no estarás solo.
Y ojo, he dicho la mayoría...



14
De: JesusC Fecha: 2006-05-12 13:43

Leyendoos cualquiera diria que todo el que escucha musica por la calle es un pobre desgraciado.

El que va con traje de chaqueta no ha vivido su vida ni es capaz de disfrutarla.

Y los que viven en cierta parte de España son los unicos que tienen vida.

A veces es mejor levantar la vista y ver que aparte del ombligo de cada uno hay algo mas.

Vamos, digo yo.



15
De: Francisco Fecha: 2006-05-12 18:44

Vaya, yo creía que un facha era aquél que te intentaba expulsar del Parlamento. Entonces qué era Tejero, un demócrata???



16
De: Pedro Fecha: 2006-05-12 18:51

Me parece bastante ingenuo...como se nota que no ha trabajado en una de esas plazas...de lo que setrata es de ganar dinero (de ahi el tiempo seleccionando la fruta para deshacerse de la que lleva mas tiempo en el puesto)...creo que ha idealizado demasiado el MERCADO!



17
De: RM Fecha: 2006-05-12 20:45

Tehkiyá. El hombre que seleccionaba la fruta, todo lo contrario, iba apartando las que estaban pochas.

E idealizo lo que me da la gana, faltaba más.



18
De: RM Fecha: 2006-05-12 20:46

No entiendo el comentario 15. Está fuera de sitio en el post, entre otros sitios.



19
De: Jesús Cuadrado Fecha: 2006-05-12 20:59

¡ Qué suerte tenemos con usted, profe !

El tiempo que hacía que nadie conjugaba "escamondar" !
---



20
De: jose Fecha: 2006-05-13 01:29

Me has recordado a Dosflores con esta entrada.

"- Sabes cómo era la yurta del Pueblo Caballo, donde estuvimos anoche, ¿no?
- Zí.
- ¿No dirías que era un poco lóbrega, grasienta, y que olía como un caballo muy enfermo?
- Me padece una dezcdipción muy acedtada.
- Pues Dosflores no estaría de acuerdo. Diría que era una mágnifica tienda bárbara, con trofeos de grandes bestias cazadas por guerreros de ojos torvos, procedentes de los límites de la civilización y que olía a raras resinas y aceites robados de las caravanas que cruzaban los valles..., bueno, y así seguiría un rato."

(Rincewind y Cohen conversan en "Mundodisco: La luz fantástica")



21
De: Alfred Fecha: 2006-05-13 05:37

Qué poco romanticismo...

O dicho de otra manera, corren malos tiempos para la lírica.

Un saludo.




22
De: Francisco Fecha: 2006-05-13 10:42

Hombre, mi comentario 15 era una respuesta al absurdo comentario 4 (que ése sí estaba fuera de sitio). Quería decir que no entiendo que a uno, por ser expulsado del Parlamento, lo llamen "facha". No será más facha el que expulsa, en vez del expulsado?

Que sí, que el Pujalte había hablado en voz alta en clase y se lo merecía. Pero no nos engañemos, que trifulcas mucho más gordas se han armado en el Congreso y NUNCA se había tomado la radical medida de expulsar a un representante de la soberanía popular.



23
De: RM Fecha: 2006-05-13 10:45

Ah. No había caído en el comentario 4. De todas formas, me pareció sarcástico.

Y no estamos hablando aquí de eso.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.159.145.68 (3aab58e3b5)
Comentario