EL CRIMEN DE MAYO
Razón tenían, como en casi todo, los filósofos aquellos de la chirigota del Carapalo. Vale que lo mismo no sea un crimen en el sentido legal del término (no así en el del habla gaditana), pero desde luego la cosa tiene delito. A las comuniones, me refiero. Vade retro.

Aquí el cronista recuerda su propia primera comunión, una cosa sencilla de guantes blancos y zapatos negros de charol, iglesia de San José por la mañana temprano, muertecito de hambre porque entonces se comulgaba en ayunas y después, si acaso, un desayuno en casa con chocolate y galletas y brazo de gitano. O sea, una cosa formal, pero sin pasarse, y a años-luz de la primera comunión de mis padres. El momento más feliz de los siete años de vida del niño que yo era entonces. Poco boato y mucho cariño, la ilusión ingenua de ver a toda la familia reunida en torno a uno. Todavía tengo por ahí una foto donde parezco el que se sube a lo alto del mástil del Juan Sebastián Elcano.

Debe ser porque la vida de hoy va más acelerada, que los padres no estamos con nuestros hijos el tiempo que deberíamos estar según decreto-ley, que nos puede el figureo y a todos nos pirraría ser personajes secundarios de Dinastía o Corazón-Corazón, pero hay que ver el circo en el que hemos convertido las comuniones de los chiquillos. No sé si llegan ustedes a esa cifra de tres mil euros por familia que se anunciaba en la prensa el otro día (yo, desde luego, ni jarto de coles), pero un perraje sí se desembolsa por aquello de que el niño o la niña (que ya no son tan niños ni tan niñas como antes: tienen diez años) se crea aún más centro de la creación y recibidor de todos los juguetes electrónicos del mundo (tiempos lejanos en los que yo regalaba siempre álbumes de Tintín a los comunionandos). O sea, hagan ustedes cuentas: el uniforme de marinerito o de almirante con mando en plaza, que ya lo que le falta a algún padre es disfrazar al niño de Capitán Nemo; o, todavía peor, si es nena, el vestidito blanco que es apenas una talla menos (recuerden, ya tienen diez años) de los que venden en el escaparate de Pronovias. Y los zapatitos, y la pasadita, y los guantecitos de encaje, y los pendientitos a juego, y la recordatoria, y la ropita interior de estreno, y los calcetincitos, y las bambas post-ceremonia para que pueda correr a sus anchas en La Rana Verde, y el reportaje fotográfico con mucho flush y mucha pose neorromántica, que tal parece que hasta hemos contratado a David Hamilton para que nos saque más guapa que de costumbre a la niña de nuestros ojos. Y, naturalmente, no se olviden de incluir en el sumando el vestido y la peluquería de mamá, los zapatos de tacón alto, el bolso y la quincalla a juego. Y el traje de chaqueta de Emidio Tucci para esconder la barriguita de papá, y la corbata nueva que nos traerá locos diez minutos antes de la ceremonia porque nunca nos queda a gusto el nudo. Y la rebequita y los pantaloncitos y los zapatos nuevos del hermano o los hermanos. Y un nuevo reportaje fotográfico casi obligado a pie de altar, donde siempre nos salen los niños con los ojos cerrados, o bostezando, o mirando para otro lado. Y, por fin, el ágape que ya no es ágape ni es nada, sino un señor menú concertado en el restaurante de postín que uno puede encontrar, si lo encuentra, allá en el quinto pinto y que hay que contratar con meses de antelación. No les recuerdo el sofoco cuando después la nena o el nene se ponen el trajecito perdido, aunque normalmente sea un trajecito que no va a volver a usar nunca: la culpa es nuestra, por tener la ocurrencia de terminar la fiesta visitando la feria.

En medio de todo esto, a caballo entre presentación en sociedad familiar, puesta de semi-largo, herencia del bar-mitzvah judío y pase de modelitos que ni en Ascott, uno se pregunta dónde queda el sacramento. Pero teniendo en cuenta que hoy los niños tienen el acceso vedado a gran parte de las bodas (sin duda por aquello del precio del cubierto en el convite), a ver quién es el guapo que dice una palabra más alta que otra y propone una celebración más sencilla y sin tantos aspavientos lúdico-sociales: el montón de curas que conozco no pueden ni darlo a entender a esa marea de padres (y madres) que ponen estos días su máximo empeño en fardar de criaturas.

Si Juanito Valderrama levantara la cabeza...


(Publicado en La Voz de Cádiz el 1-5-2006)

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/39584

Comentarios

1
De: RM Fecha: 2006-05-02 21:23

Time out, gents.



2
De: John Space Fecha: 2006-05-02 22:01

Pff-Topic (vaya, qué errata más graciosa): RM, ¿qué opinas de la serie televisiva _Law & Order_? ¿Prefieres la de _Special Victims Unit_ o _Criminal Intent_?



3
De: RM Fecha: 2006-05-02 23:14

Pues como que no he visto ninguna....



4
De: Hypatia Fecha: 2006-05-02 23:50

La verdad, no sé que es peor, si la pompa y el gasto absurdo de las comuniones, o que a estas alturas alguien se crea que con la hostia consagrada se está comiendo un dios.



5
De: John Space Fecha: 2006-05-03 00:01

Y aún se me olvidaba la primera de todas, la que protagonizaba George Dzundza.



6
De: WWfan! Fecha: 2006-05-03 01:44

Cuentan por la tienda de tebeos que uno hizo la Primera Comunión con retraso únicamente para poder obtener un ejército de Warhammer con el dinero obtenido.

Es como vender tu alma al diablo. Salvo que en lugar de venderla por un amor o un sueño la vende por una caja de orcos.
Y en lugar de a Lucifer, a Dios.



7
De: Ojo de Halcón Fecha: 2006-05-03 08:55

"Cuentan por la tienda de tebeos que uno hizo la Primera Comunión con retraso únicamente para poder obtener un ejército de Warhammer con el dinero obtenido."

Joer con los frikis.



8
De: Juanmi Aguilera Fecha: 2006-05-03 09:11

Recuerdo que en la comunión de mi ex-cuñado escuché a dos de los níños hablar. Uno iba de maninerito y el otro de almirante. Y el que iba de almirante le preguntaba al otro: ¿Y tú cómo es que sólo eres marinero?
Juro que es cierto.



9
De: RM Fecha: 2006-05-03 10:02

Pues me enteré el otro día que un niño había hecho la comunión el sábado... y al fiestorro no fue ningún otro niño, sólo los amigos y parientes de los padres.

El crío se lo tuvo que pasar de puta madre, vamos.



10
De: juanmi aguilera Fecha: 2006-05-03 10:18

Lo mejor es tomar la comunión "por lo civil"



11
De: Alfred Fecha: 2006-05-03 10:49

"¡Niño! Ahora mismo nos vamos corriendo p'a casa la tita,
y si no hay mil pesetas, no des la estampita
¡Ay, mi mare, mi mare, mi mare!"

Estribillo de la chirigota del año 1989 "El crimen del mes de Mayo", citada en el texto, con letra de Francisco Abeijón "Carapalo", música de Pepe Martínez y dirección del Petra, quien por aquel entonces comandaba a su célebre grupo, con Manolito Santander en la punta, Andrés Gatica pegándole por arribita y la famosa perra aquella, disfrazada, sobre el escenario, como una más de la agrupacion.

Un saludo.






12
De: josem76 Fecha: 2006-05-03 11:12

Al final habrá que decir como en el anuncio, donde un conductor mira detras de su coche que en vez de perder aceite o gasolina, pierde dinero directamente y un motorista le dice: "UUUUUUH que shungooo, eso va a ser el seguro! qué, que no?"
Pero en vez del seguro, es la comunión (y por extension las bodas). Antes estas cosas eran mas sencillas, menos opulentas y se recuerdan con mas cariño (creo yo). Esto se ha convertido en otro circo capitalista como las Navidades. La gente gasta incluso lo que no tiene. No hace mucho lei que en España el endeudamiento era cada vez mucho mayor en tiempo y cantidad. O sea que vamos por buen camino. A este paso volveremos a las Comuniones sencillas y familiares de toda la vida... porque no se podrá hacer de otro modo.

"UUUUUUH, que shungooo" pues si.

PD: Se nota que me levantado hoy con buen pie.



13
De: Verdoux Fecha: 2006-05-03 17:27

Yo ya era agnóstico. Me prohibieron ir a la catequesis para no "perjudicar" a los demás niños. Y para no dar la nota siendo el único que no hacia la comunión, me convencieron ofreciéndome regalos, yo les pedí pasta en efectivo, pero no vi ni la mitad. Me tuve que inventar los pecados, pero yo estaba convencido de que me iban curtir a oraciones raras por borde.... fiu, menos mal que iban con poco tiempo y termine en dos minutos... eso sí, me siguen debiendo la pasta. La primera vez que me timaron a la española con el rollo de “vamos todos pal cortijo”.

Lo que siempre tuve muy presente desde crío, es ser considerado con los sentimientos religiosos de los demás, así que me comí la porquería esa con todo respeto y como si fuese en serio. Lo que me jode, es que no respeten los míos.



14
De: Virdi Fecha: 2006-05-03 17:54

Joer don Rafael, acabo de ver en Blogaditas que hemos sacado post sobre el mismo tema con 40 minutos de diferencia. Puntería, leñe.



15
De: RM Fecha: 2006-05-03 17:59

Yo fui antes: el artículo es del lunes :)



16
De: Virdi Fecha: 2006-05-03 18:04

Por cierto, en la foto hay un niño que se está trabajando una cascarria, me apunten el nombre que se va a enterar en la próxima catequesis.



17
De: Virdi Fecha: 2006-05-03 18:06

Maldición, me salté esas 24 horas, leo su blog en el agregador, me ha aparecid hoy y he dado por sentado que lo publicó ayer, como yo.

Cada día estoy más torpe.



18
De: RM Fecha: 2006-05-03 18:25

No, si publicarlo aquí lo publiqué ayer. En La Voz salió el lunes.


Y por cierto, mis condolencias por la parte que te toca. ¡Menudo gasto!



19
De: Manuel Nicolás Cuadrado Fecha: 2006-05-03 18:28

Atención al primer niño de arriba empezando por la izquierda. El uniforme está chulo, pero los galones que se marca me dejan estupefacto.
Yo, al mío, pienso hacerle un uniforme de general Espartero. Con medallas, cintas, botas de caña, espada al cinto y gorra de plato. No va a vacilar ni nada el muchacho.
Ah no, que me dice mi hermano, que es cura y que va a oficiar, que por encima de su cadáver. Que sus comunionados van todos de túnica blanca uni-sex y por lo tanto iguales.
Si es que...........

Un saludo



20
De: CarlosP. Fecha: 2006-05-05 07:30

Si hubieramos visto el año 2006 por un agujerito cuando eramos peques...le habriamos metido fuego a la fabrica de chicles Cosmos. ¡Nos engañaron como a niños!



21
De: RM Fecha: 2006-05-05 07:58

Y nos dejaron los dientes negros.



22
De: INX Fecha: 2006-05-05 09:02

Lo mejor es qe el niñ@ haga la comunión, y luego ni ágape ni ná...tos pa Disney Paris y se acabó...es el mismo gasto, pero te lo pasas PM



23
De: CarlosP. Fecha: 2006-05-05 10:18

O mejor aun Inexcess...que sea ya El Pato Donald quien le de la comunión al niño...eso si.... vestido pertinentemente con un chubasquero de Capitan Pescanova (por aquello de conservar la tradición marinera), que allí en Eurodisney no hace otra cosa mas que llover.



24
De: CarlosP. Fecha: 2006-05-05 13:46

me he excedido con el Inexecess, Inexs....mis disculpas, madam



25
De: Luis Alberto Barandiaran Fecha: 2006-05-23 21:00

Hay varias cosas que se pueden resaltar de esta foto:
1 - Todas las niñas tienen vestido blanco
2 - Los trajes de los niños son diferentes! Hay algunos con terno oscuro, con terno blanco, con trajes de marineritos blancos, con traje de marinerito azul, en short, en camisa y finalmente uno que parece un general...
3 - Se han fijado que NINGUNO de los niños sonríe... sólo UNA niña muestra un poquito de dientes, pero el resto, NADA!



26
De: RM Fecha: 2006-05-23 21:18

Ví el otro día a una niña de comunión con un vestido beige.

Parecía, sí, una novia de foto de David Hamilton.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.81.210.99 (74bd725255)
Comentario