EL ARBOL QUE DA SOMBRA
Que Osamu Tezuka fue uno de los genios más grandes que ha dado la historia de la historieta, comparable a gigantes como Segar, McCay, Foster, Caniff, Eisner o Hergé es algo que desconocíamos en este país aunque, a los que ya peinamos canas, nos fascinara en nuestra lejana infancia alguna adaptación al dibujo animado de su obra ("Simba el león blanco", por ejemplo).

Porque hasta hace una media docena de años Tezuka era un absoluto desconocido tanto para los lectores de historietas como para esos otros que, queriendo a posta y absurdamente diferenciar lo que no puede ser diferenciado, se empeñaron (y aún se empeñan) en hacerse creer a sí mismos que no es igual cómic que manga. Uno de los misterios de esto de editar tebeos es por qué, cuando la primera invasión del tebeo japonés en este país (e imagino que en otros) se empezó por la basurilla, habiendo tantísimo donde elegir, y tardaran tanto tiempo en llegar las obras maestras absolutas, que las hubo desde siempre. Y las hizo, también desde siempre, el señor Tezuka.

Si no han leído ustedes títulos como Fénix, Buda o Adolf, sepan que han dejado pasar algunos de los mejores libros que se han publicado jamás en la historieta. Porque (dejando aparte el caso de Fénix, mal recopilado en su formato cuando sus historias auto-conclusivas daban para haberlo hecho en tomos), lo más interesante de lo mucho interesante que tienen estos tres ejemplos de la obra ingente y casi imposible de Tezuka es que se han publicado como libros. O sea, tochos de trescientas y pico páginas y varios volúmenes de colección, nada de tebeítos de veinte. Eso que salimos ganando, por una vez, con respecto a su publicación en su país de origen.

Si en Buda Tezuka contaba, de manera muy sui generis, la historia del joven Siddartha y en Fénix se valía de la fantasía y la ciencia ficción para diseccionar al ser humano o en Adolf era capaz, a través de tres personajes llamados Adolf, de hacernos una hermosísima reflexión sobre el poder y la guerra, ahora nos llega otra obra del mismo calado: El árbol que da sombra, en japonés y para los entendidos Hidamari no ki, literalmente, según nos dicen, "el árbol en la solana", una historia que Planeta de Agostini publicará en ocho tomos (vamos aún por el segundo) y donde Tezuka se vale de su enorme capacidad de narrador para contarnos, entre otras muchas cosas, la historia de la modernización de su país y el trauma que supuso pasar del shogunato a la apertura a occidente a mediados del siglo diecinueve.

Tezuka nos cuenta la historia de su bisabuelo, Ryôan Tezuka médico como fue él, un joven algo tarambana que siente debilidad por las mujeres y está a favor de la "medicina holandesa" (es decir, la medicina occidental), y del imaginario samurái Manjirô Ibuya, apasionado y mala pata, espadachín pobre al servicio de los grandes señores que van a venirse a menos y enamorado, como el propio Tezuka, de la misma mujer. Entre rivalidades y honores, el retrato de una época y la alegoría del título que aquí hemos perdido, aunque se empeñen en explicarlo: Ese árbol a la solana es el propio shogunato, fuerte por fuera pero podrido y seco por dentro, y condenado a la muerte. Quizá habría sido más sencillo traducir la obra como "El árbol al sol" (como los franceses, una de cuyas portadas tienen ustedes ahí arribita a la derecha), o "El árbol podrido" o "El árbol hueco", pero la poca sutileza en las traducciones del japonés son algo a lo que por desgracia nos tienen acostumbrados (recordemos el absurdo de "El almanaque de mi padre" cuando "El velatorio de mi padre" tiene más fuerza y aclara mejor de qué va ese genial tebeo que ya tardan en reeditar en un solo tomo). No sé cómo hablarán los personajes en la versión original (o la francesa) pero a veces chocan expresiones muy de aquí (¡un samurai diciendo "olé"!) que podrían haberse limado un poquito: no todo el mundo tiene que hablar como nos han hecho creer durante décadas que hablan los superhéroes adolescentes.

De lectura absorbente, lleno de datos que fascinan (y con unas notas a pie de página o de viñeta que, de puro chiquititas, no se ven: quizá sería mejor poner todas las notas al final, señores), El árbol que da sombra sorprende de continuo por esa enorme capacidad de Tezuka de amar a sus personajes y hacer que el lector los ame inmediatamente, y de comprender a los villanos (que los hay, claro), y de pasar sin solución de continuidad, como por arte de magia, del humor más descacharrante a la tragedia más absoluta. Una obra maestra más, ya les digo. Me muerdo las uñas deseando ver cómo encajan estos dos personajes, médico y samurai, enemigos jurados y en el fondo amigos del alma, todos los cambios que se les van a venir encima con la guerra civil encubierta entre los partidarios del shogun y los del emperador, mientras las naves negras de los americanos, o sea, el futuro de ellos, el futuro de todos, esperan en la bahía a que se abran las líneas de comercio.


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/36246

Comentarios

1
De: WWfan Fecha: 2006-01-04 10:47

Totalmente de acuerdo Rafa.
Tezuka fue (y es) uno de los monstruos del medio.



2
De: Jon Nieve Fecha: 2006-01-04 13:11

Amén.
Y 20Th Century boys Rafa?, la estás siguiendo??.



3
De: RM Fecha: 2006-01-04 13:12

La estoy siguiendo, pero de cinco en cinco o de seis en seis números. En cuanto termine la biografía de Will Eisner que, casualmente (pues se cumplió justo un año de su muerte) empecé a leer ayer, sigo con los 20th.



4
De: pablo marin Fecha: 2006-01-04 16:28

a mi tezuka...ufff. reconozco l ogenio que es pero por ejemplo Adolf me parecia al principio la gran obra y el final me dejo frio.
astro boy no me llama mucho aunque reconozco que en su tiempo tuvo que ser la bomba y fenix no la he podido continuar por el desastre de formato.

Para cuando un homenaje al que a mi me parece como la gran revelacion de este comienzo de siglo Naoki Urusawa.
Es, emho, el mejor guionista que he visto en mi vida.



5
De: Pau Tomàs Fecha: 2006-01-04 17:16

Pues para seguir con las alabanzas a Urasawa y no perder a Tezuka de vista, os recomiendo que leais Pluto, un homenaje del primero al segundo, reintrepretando una historia del primer manga que leyó en su vida, el tomo 13 de Astroboy, de momento llevan dos tomos y apunto esta de publicarse el tercero.

La única pega (por decirlo de alguna manera) es que, de momento y si no sabes japonés, solo se puede leer en inglés por scanlation, aunque parece que Planeta tiene intención de publicarlo al finalizar 20th.



6
De: Alfredo Álamo Fecha: 2006-01-04 22:16

Yo me leí Adolf y la verdad es que me gustó muchísimo. Ahora la jefa quiere que leerse Buda, pero cada vez que veo los precios me da un mareoooo



7
De: RM Fecha: 2006-01-05 09:00

Pero son lecturas que cunden para un par de horas.



8
De: Denys Finch-Hutton Fecha: 2006-01-05 18:11

Pues no se como estará el 20 century boy ese, pero yo después de leer Monster me niego a repetir. Monster tiene algunas historias interesantes, pero como conjunto es muy flojita, incluso tirando a tramposilla... bueno, muy tramposa, para qué engañarnos. Y el final es una chorrada sacada de la manga porque ya no sabe por donde tirar. Así, reconozcamoslo, es mucho más facil crear tramas que enganchen. Total, al final no tiene ni que preocuparse en resolverlas.



9
De: Ojo de Halcón Fecha: 2006-01-05 21:52

Anda ya, Monster está de puta madre tío.



10
De: RM Fecha: 2006-01-05 21:54

Monster es magistral en el retrato de sus personajes, en la tensión que acumula, en las veces que se reinventa a sí misma cada equis tebeos. ¿Que no te convence el final? A mí me parece redondo. Y, en todo caso, si "decepciona" un tebeo después de leer dos o tres mil páginas de historia (que debe andar por ahí, supongo) ya es un mérito: anda que no dejo yo tebeos a la segunda o tercera páginas.



11
De: Dicker Fecha: 2006-01-05 23:17

Yo creo que Tezuka es el más grande, sin duda, más que cualquiera de los que mencionas. Es brutal, aborda toda clase de temas, y lo más fascinante, evoluciona constantemente, con los años es capaz de reinventarse a sí mismo.

Y por cierto, como me gustaría que esta clase de comics se hiciera en este país...



12
De: RM Fecha: 2006-01-05 23:44

Teniendo en cuenta que a un dibujante amigo se le ha propuesto 60 euros por página a color (y sin acordarse del guionista), me temo que jamás veremos tebeos así.



13
De: Jon Nieve Fecha: 2006-01-06 01:20

Monster flojita??, madre mía lo que hay que oir (o más bien leer)...por cierto Rafa, yo Monster la he leído recientemente (los 36 números de una tacada; no me ha tocado sufrir mes a mes!) gracias a un amigo que me la prestó (buen amigo, jeje) y a mí personalmente el formato me ha gustado. Eso sí, estaría (mucho) mejor con el doble de páginas, pero me ha gustado. Lo digo porque creo recordar que por aquí en su momento se polemizó con el tema de la calidad de la edición y la gente parecía estar bastante disgutada con ella (creo que a tí tampoco te gustó)y quisiera saber si es por el número de páginas como yo pienso o por otros motivos que a mí se me han escapado.

Personalmente Tezuka me parece un GENIO. Me ha sorprendido mucho recientemente "Mu". No es la obra que más me ha gustado de él, pero no creo que deje indiferente a nadie.

No deja de asombrarme que trate el tema de la homosexualidad con la naturailidad con lo que lo hace teniendo en cuenta los tiempos en los que la escribió. El tipo se atrevía con todo, un genio, sí señor.

Saludos



14
De: RM Fecha: 2006-01-06 07:47

Jon, sí te has leído los 36 números de Monster de una tacada, entonces estás dándome la razón: tebeo a tebeo, mes a mes, era un coñazo seguir la serie: te leías la entrega en un plisplás y te quedabas con un mono grandísimo. Ojalá la reediten algún día en siete u ocho tomazos tipo Tezuka.



15
De: Jon Nieve Fecha: 2006-01-07 00:32

(Sí Rafa, me los leí de una tacada. Sé que no está bien ir provocando envidia sana a los que tuvisteis que sufrir la espera mes a mes pero...jejeje). Eso te decía en el anterior mensaje: la única pega que le veo a la edición de la serie es el número de páginas por tomo. Pero yo preguntaba que si a parte del tema por el número de páginas (que era lo que a mí me parecía obvio) había alguna pega más que le pusierais a la edición y que a mí se me escapase. Personalmente me gustó bastante más (la edición) que la de 20Th Century Boys. Por ejemplo en cuanto a tamaño, viñetas más grandes y demás...(¿tal vez tuviera algo que ver con el formato de la edición original de ambas?). Si la editasen como tú dices en "plan Tezuka" con un montón de páginas sería ya la leche. Yo les he dado la tabarra varias veces con el tema a los de Planeta (con distinto nombre siempre, jejeje)porque quiero comprármela, pero nada chico, no claudican, la respuesta es siempre la misma: "Mientras haya existencias no se hará ninguna edición nueva de Monster" (lease esto con voz de ultratumba) ;-)



16
De: RM Fecha: 2006-01-07 08:31

Yo tampoco me leí Monster "mes a mes": era un coñazo. Esperaba a tener seis u ocho tebeos y entonces lo leía.

No me gusta la edición de 20th Century boys: es pequeña, poco manejable, se nota demasiado el pixelado... y se lee al revés, cosa que ya he dicho por ahí me parece una pijada y una afectacción (y una traba) innecesaria. Pero como me gustó tanto Monster, hago el esfuerzo de leerlo. Y me cuesta.

... y, en cierto modo, no me está gustando tanto como Monster.



17
De: Denys Finch-Hutton Fecha: 2006-01-07 12:18

Pues yo insisto, Monster en su conjunto es floja. El que tenga historias intermedias que esten bien, con algunos personajes realmente curiosos, no compensa a mi entender la continua sensación durante su lectura de que la obra va completamente a la deriva, de que cada nuevo giro, cada nueva información no es más que pura pirotecnia para impresionar sin una verdadera justificación ni un consecuencia posterior. La obra esta plagada de estas cosas, de sorpresas de las que despues el Urasawa se olvida completamente, de personajes que prometen la revolución y de los que no puedes más que acabar preguntandote para que co... los han metido en la obra. Y si además te la lees de un tiron, peor todavia, porque es más dificil que se te pasen estos detallen. Claro, pero si a vosotros os compensan las demás virtudes de la obra, que por otra parte yo no se las niego, pues nada, a disfrutar. Yo por mi parte, ya os digo, me niego a probar con el 20th Century Boys.



18
De: RM Fecha: 2006-01-07 12:19

Si en los últimos veinte años de producción de historietas en todo el mundo hubiera habido más ejemplos como ese prodigio de "Un sobrecillo de azúcar" (o como se llame), otro gallo cantaría al medio.



19
De: Magnus Majere Fecha: 2006-01-07 14:02

Acabo de adquirir el primer tomo. Esta tarde aprovechando la resaca navideña me lo leeré.

Si es la mitad de bueno que mi otra gran pasión "oriental", Usagi Yojimbo, será dinero bien invertido.



20
De: de paso Fecha: 2006-03-30 16:12

Me pillé al azar el 1º tomo de "El árbol que da sombra" en un salón del comic, y según más voy leyendo más me voy enganchando.
Ya me acabo de terminar el 3º.
Me fascina todo lo que rodea a la trama de la novela: los dibujos a veces ligeros y rápidos y otras veces ricos y minuciosos mostrando el Japón del siglo XIX, la profundización en la sociedad japonesa tradicional, el detallado contexto histórico, etc.

Estoy en una nube...



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 174.129.148.239 (ea1a2519d2)
Comentario