SERRAT
Hace treinta años, que se dice pronto, asistí por primera vez a un recital de Joan Manuel Serrat. Allí al ladito mismo de donde lo escuchamos otra vez anoche, en el mismo Parque Genovés, junto a la cascada de los patos, en el Cortijo Los Rosales donde, siguiendo la costumbre de la época, tuvo que cantar en sesión doble. En aquella ocasión, a punto de publicar Para Piel de Manzana, Serrat venía cojo. Anoche venía viejo. Es decir, venía sabio. Y cómplice.

Después de la gira "Serrat sinfónico", donde se hacía acompañar por una orquesta inmensa que le daba a su obra una magnitud que a muchos los dejó un poco a contrapie, anoche Serrat sólo traía cosas muy básicas: su guitarra y su taburete rojo; el piano y la presencia de Ricard Miralles; unas ganas enormes de divertirse y hacer que lo pasáramos bien. Fue un recital íntimo, casi un "unplugged", donde a lo largo de dos horas y pico nos hizo emocionarnos recordando canciones que él mismo confesó tenía olvidadas en el baúl de las pequeñas cosas que uno va dejando atrás, y donde también nos fue contando batallitas de abuelo y nos hizo reír con sus comentarios, las presentaciones de sus canciones y el inevitable tú a tú con el público que llenaba a rebosar el teatro José María Pemán.

Lo vi en buena forma y él se sabía en buena forma. El concierto fue creciendo en intensidad a través de la noche. Sin estridencias, confiando solo en una voz que ya no es lo que era pero que todavía pone los pelos como escarpias y que él sabe modular mejor que nadie, fue un encuentro íntimo con un amigo de décadas, un reencuentro con lo mejor de nosotros mismos y de nuestro entorno, un recordatorio de que todavía existe otra manera de entender la poesía y la música y la amistad y la familia. Hubo quien se emocionó con "Esos locos bajitos" y quien lo hizo con esa versión de "La Saeta" (una de las más sentidas que le he escuchado en las cuatro o cinco veces que lo he visto), quien sonreía melancólico con "Tu nombre me sabe a hierba" o lo miraba burlón cuando se atrevió con "Señora", y quien recordó amores de antaño con los compases de "Penélope" o de "Lucía". Hasta nos cantó, y hacía tiempo que no lo hacía en giras, una canción en catalán donde volvió a demostrar que Serrat es mucho más Serrat en su propia lengua.

Burlón, cínico, sentimental y cándido, no tuvo Serrat reparo en acercarse brevemente al cabaret (a un lado del escenario había una mesita con su silla y su botella de champán helado), y de interpretar con toda la garra del mundo lamentos tan desgarrados como "Por dignidad" o evocaciones tan sencillamente magistrales como "Es caprichoso el azar".

Y todo al aire libre, bajo las estrellas. Un amigo y su música. Lo dicho, todo un honor, un guiño continuo. Cien por cien Serrat. El gusto es nuestro, Juanito. Que nos disfrutemos por muchos años.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/32356

Comentarios

1
De: jmponcela Fecha: 2005-08-18 14:56

Con todo mi respeto a la figura y la obra de Serrat... eso de que los cantantes populares se hagan acompañar por una orquesta sinfonica, como que no lo entiendo.

Vamos a ver, la voz de Serrat irá amplificada ¿no?... ¿Y la orquesta tambien? Meter el sonido de una orquesta clasica en un sistema de amplificacion electrico es una aberracion. Para eso metes un CD y te sale mas barato, no necesitas pagar a tanto musico.

Y si no está amplificada...¿que clase de balance haces entre los volumenes de ambos sonidos? Porque el volumen de la voz de Serrat no es la de Caruso precisamente, ni falta que le hace dicho sea de paso ¿Que resultado artificial resulta de eso? ¿alguien puede disfutar de algo asi? Yo desde luego no.



2
De: RM Fecha: 2005-08-18 15:03

Ni idea. Ayer cantó poco menos que a capella. Pero el éxito de la gira anterior, y del disco sinfónico, ha sido rotundo.

No entiendo del tema, pero imagino que en la ópera (por lo menos en los musicales los hay, y a veces los llevan en el pelo) también habrá micrófonos, aunque sean de ambiente.



3
De: jmponcela Fecha: 2005-08-18 15:15

Desgraciadamente, se está extendiendo la costumbre de amplificar electricamente las voces en los teatros de opera de segunda ante la alarmante escasez de voces de calidad que se padece en la lirica... pero en principio es un autentico anatema, Rafa. Ni mentarlo.

Si no fuera asi, cualquiera valdria para cantar opera, igual que cualquiera vale para cantar pop. Y los grandes cantantes de opera son personas de cualidades excepcionales, fuera de lo común. Acaso divinas, de ahí lo de "divos".

Gordos y feos, pero de voces inalcanzables.



4
De: jmponcela Fecha: 2005-08-18 15:37

No me hable de voces inalcanzables... ja, ja,ja ...tendria usted que escuchar los escalofriantes sobreagudos acabados en pianisimo que me marco en la ducha. ¡¡Gloriosos!! ¿Y que decir de mis voces mixtas o de mis solidisimos graves? ¡¡Inenarrable como afronto el racconto del Tannhäuser...!

Luego mi mujer aporrea la puerta y se acaba la gracia.

¡Ay, las puertitas del sr.López!



5
De: RM Fecha: 2005-08-18 15:44

ni caso al hijoputa trol pasado de emanems, jm. Yo canto bastante bien.



6
De: jmponcela Fecha: 2005-08-18 15:49

Oye Rafa, aprovechando que estamos solos... quiero darte las gracias por contagiarme tu entusiasmo por los comics clasicos. Transmites tanto entusiasmo por ellos, que uno no puede evitar simpatizar con tu afan y probar a comprarlos.

Ahora mismo me bebo un tercio bien frio a tu salud.



7
De: RM Fecha: 2005-08-18 15:59

Gracias, y que aproveche :)



8
De: Isabella inghirami Fecha: 2005-08-18 17:56

Sin permiso :), interrumpo el duo de ustedes dos, no para hablar de Serrat sinfónico -no puedo hablar de un trabajo que, creo, no he escuchado-, ni del Serrat que ayer le emocionó a usted -al que tampoco he escuchado, cachis en los mengues, eso sí que me da mucha rabia, sí-, a mí personalmente me gusta el Serrat de toda la vida, el que conocí cuando un amigo me hizo el favor de copiarme dos CD's que siguen funcionando divinamente, a Dios gracias-, interrumpo, repito, para preguntarle qué ocurre con su blog que se me despanzurra por los laterales de la pantalla (Firefox), y para leerlo -una es cómoda- he de pulsar comentarios, y así sale como siempre, sin scroll lateral.

Saludos



9
De: RM Fecha: 2005-08-18 19:00

Pues no tengo ni idea, Isabella. Debe ser cosa del navegador. Con el terrible explorer se ve bien, creo. Y con Mozilla, al menos yo, también.



10
De: Alfred Fecha: 2005-08-18 19:43

Con su permiso, Don Rafael, y si no le importa, cuelgo por aquí mi propia crónica del evento, que le acabo de mandar hace unos segundos a los amigos:

Todavía me picaban las enrojecidas manos, anoche, al salir del concierto, de tanto y tanto como aplaudí, durante su actuación, al mejor poeta español de la segunda mitad del siglo XX (y digo poeta, y no cantautor, porque esto otro ya lo doy por sentado).

Momentos antes de que comenzara el acto se amontonaba ante las puertas del teatro el numeroso público que poco después lo habría llenado hasta la bandera, si es que bandera hubiera tenido. Un lleno absoluto, como siempre, el que registraba anoche el recinto, con más de una celebridad local, de las de andar por casa, entre los asistentes, como Gonzalo Córdoba, propietario de "El Faro", quizá el restaurante más importante y renombrado de la ciudad, Juan Manzorro, periodista y locutor de Canal Sur Radio, algún que otro corista, y hasta cierto escritor y guionista, bitacorero de relumbrón, que aunque no llegué a ver entre la muchedumbre, me consta que por allí andaba. Otros rostros de amigos y vecinos, menos populares ya, pero igualmente conocidos, también podían verse, que Cádiz es muy chico, como el de Jose, quien antes le vendía los cupones a mi señora madre, en la esquina de casa, hasta que se retiró hace algunos años, y que allí estaba ayer, sentadito en su palco, dispuesto a regalarse durante un par de horas su sentido más desarrollado. Abundancia de matrimonios ya maduritos entre el público, por lo demás, y las mismas caras, seguramente, que siempre acuden a orillas del escenario, con devota fidelidad, y como en peregrinación, cada vez que Joan Manuel Serrat arriba, con su valioso cargamento de buena música, sensibilidad y poesía, a la ciudad gaditana.

La cita, por cierto, tuvo lugar en el mismo teatro de verano, bautizado con el insigne nombre de Jose María Pemán y ubicado dentro de ese parque nuestro, nacido a un mismo tiempo gaditano y genovés (que no cabe mayor lujo, como bien decía el pasodoble aquel de los viudos), en cuyo exterior se apostaban para escuchar al amigo Serrat, ya entonces, hará ahora unos treinta años, con unos bocadillos y unas cervezas, mi padre y mi tío, su cuñado, cuando todavía no había llovido tanto como luego llovió y la cartera no daba para más. Y junto a ellos dos, de quienes he heredado mi amor por la obra del catalán, precisamente, acudía yo ayer al espectáculo.

Ya dentro, y sobre el escenario, al aire libre y bajo las estrellas, sin manto de guirnaldas ni nada, para que el cielo nos viera, con el suave ulular de la brisa que arrimaba el mar haciándole los coros, un pedazo de la historia de España al que quiere el pueblo con locura y que fue recibido nada más salir, como se merece, entre una atronadora salva de aplausos y con el público puesto en pie. Un público ante el que se presentaba, volviendo a sus orígenes más sencillos y humildes, y tras la grandilocuencia de su gira sinfónica, con la sola compañía de una guitarra, un taburete y Ricard Miralles, su inseparable arreglista, a las teclas del piano, magnífico contrapunto, que si algún virtuoso de la interpretación instrumental había anoche sobre las tablas, ese era él, sin duda alguna, tal y como pudo comprobarse con el delicioso solo que se marcó el buen hombre, mientras descansaba el cuerpo y la voz su compañero, hacia la mitad del concierto. Y aunque pueda parecer poco, que lo dudo, no le hizo falta más, al viejo maestro, para ir desgranando una por una las canciones de su repertorio, que durante tanto tiempo, toda una vida, han acompañado al público, y que ya son parte fundamental, como muy pocas composiciones lo son, de la memoria colectiva del país.

La selección de temas presentada bajo el nombre genérico, y acertado, de la nueva gira, "100 x 100 Serrat", les diré, me agrado muchísimo. Cantara lo que cantara, lo sé, me habría agradado, que son las ventajas que tiene, supongo, no haber compuesto nunca una mala canción. Pero es que además, creo, estaban perfectamente escogidas, las escogidas, y tras romper un hielo que no necesitaba romper (porque se le quiere, insisto, y la complicidad existía incluso desde antes de que se abrieran las cortinas) con uno de los poemas de Miguel Hernández que musicara en su día, "Menos tu vientre", y uno de sus mayores éxitos, "Mediterraneo", el cantautor comenzó a alternar sabiamente temas de ayer y hoy, pausados y movidos, propios y ajenos (solo uno, en realidad; una canción popular catalana, cantada en su idioma, "sobre un ladrón - introducía con malicia Serrat – antigua, de cuando los ladrones robaban embozados, por pudor, y no como ahora, que te los encuentras ahí, en el telediario, a las tres de la tarde, enchaquetados y con su mejor sonrisa").

Eso sí, justo es reconocerlo, mientras los temas más recientes y/o menos conocidos de su repertorio ("Una mujer desnuda y en lo oscuro", "Me gusta todo de tí (pero tú no)", "Por dignidad"), se escuchaban con atención y respeto, y hasta se admiraban convenientemente, ya fuera por su exquisita mordacidad ("Disculpe el señor"), ya fuera por su arrebatadora belleza ("Es caprichoso el azar"), cuando de verdad se derretía el público en sus manos, para qué nos vamos a engañar, era cuando acometía los títulos más memorables de su trayectoria. Fue mientras cantaba "Esos locos bajitos" que suspiraron varias personas a mi alrededor, tocadas en lo más hondo, y los matrimonios mayores se abrazaron, probablemente reviviendo por su edad ese inevitable adiós de los hijos del que habla la canción en su remate. Fue cuando sonaba "Aquellas pequeñas cosas" cuando a la gente, bastaba con verles la cara, se le removieron mil recuerdos dentro del pecho. Fue cuando entonó, con un brío inesperado, dada su edad, y una valentía considerable, visto el desgaste de su voz, "La Saeta" de Machado, que un público tan devoto como el gaditano se estremeció por entero. Fue esa maravillosa inyección de adrenalina y vitalidad, "Hoy puede ser un gran día", la que animó al respetable y lo hizo levantarse para partirse las palmas aplaudiendo en una de las ovaciones más largas de la noche. Fue "Señora", esa canción de amor adolescente cantada ayer, con bastante sorna, por un Serrat sexagenario, la que hizo patente el paso de los años y la que dejó, pese a todo, una sonrisa embobada en las caras de los espectadores. Fue "Fiesta" y su arrolladora alegría la que borró el mal sabor de boca que siempre deja el "Romance de Curro el Palmo", canción amarga donde las haya y que no desentonaría, por su estructura, su temática y su ambientación, junto a las más célebres composiciones de Quintero, León y Quiroga. Fue "Cantares" una de las canciones que más bravos y oles arrancó a su finalización, entusiasmada la gente con la fuerza que todavía desprende, cuando el tema lo requiere, este moderno trovador que es un maestro, de lo tuyo, de lo mío, de lo nuestro, que tanto camino lleva ya hecho, y al que tanto camino, esperemos, le queda aun por hacer. Fue "Tu nombre me sabe a hierba" la canción que le dejó a los asistentes, en el paladar, ese bendito sabor de juventud perdida, pero recuperada allí mismo, siquiera por unos instantes, a través de su melodía. Fueron "Penélope" y "Lucía", a petición del público, las dos canciones que cerraron su deslumbrante actuación. Y es que su voz no será ya la que fue, por más que todavía conserve su marcada personalidad, su sello inconfundible, y aun embelese, pero sus canciones sí lo siguen siendo.

No todo fue cantar, sin embargo, y entre tema y tema, para amenizar la velada y quitarle hierro a la densidad de sus creaciones, escritas para saborear cada metáfora, para detenerse en cada imagen, para apreciar y atesorar cada verso, el maestro Joan Manuel Serrat, sirviéndose despreocupadamente unas copas de cava, que había confianza y estábamos en familia, iba filosofando, bromeando, o rememorando capítulos de su pasado, según se lo pidiera el cuerpo o se lo exigiera el guión, tal y como hizo con esa delicia de monólogo, en absoluto improvisado (alguien, a mis espaldas, en la oscuridad, demostró sabérselo de memoria), con el que prologó la no menos deliciosa "Una de piratas", recordando aquellas emocionantes lecturas de infancia, tan cargadas de aventura y romanticismo, de Robert Louis Stevenson, de Emilio Salgari, que un buen día lo impulsaron a componer el más maravilloso y tierno homenaje que jamás se le haya hecho al entrañable terror de los siete mares del sur. No le faltó oportunidad, tampoco, para dialogar con el respetable y responder a sus gritos con una agilidad y un sentido del humor más que envidiables, que no sé yo quién puñetas le colgaría al pobre hombre, en algún momento indeterminado de la historia, el san benito de serio y aburrido. Especialmente entrañable me pareció, llámenme cursi, y con esto acabo ya, el sonoro grito de "¡¡¡guapo!!!" que una mujer le dirigió al comienzo del espectáculo. Una mujer, la que gritó, que no cumplirá ya los cincuenta, a buen seguro, que probablemente se lo habrá gritado siempre, desde hace treinta años, cada vez que el músico haya visitado la ciudad, y que ayer, ni corta ni perezosa, volvió a hacerlo una vez más, como si el tiempo no hubiera pasado, ni por ella ni por él, y el cantante siguiera siendo aquel muchacho apuesto, de espesa melena y atractiva mirada, que nunca más será.

Un saludo.



11
De: RM Fecha: 2005-08-18 20:05

Pues yo si lo vi a usted, señor Alfred. Estabas sentado unas seis filas por detrás de mí. Pero por más señas que te hice, nada, que no me viste. Otro siglo te doy el comic :)



12
De: RM Fecha: 2005-08-18 20:07

por cierto, también andaba por allí Fernando Santiago, ex-concejal del ayuntamiento y hoy jefe de prensa de la diputación (creo), y presidente de la asociación de la prensa de Cádiz (y amiguete). Y doña Teo (que se fue antes de terminar), y el concejal Vicente Sanchez y algún otro. Y Chiqui Pérez Peralta y el ex-cantautor Julián, que cantaba canciones de Serrat allá por el 77.


Y mucha gente que, la verdad, no me pegaba nada como serratianos de toda la vida, pero eso es lo que tiene la "normalidad democrática".



13
De: RM Fecha: 2005-08-18 20:09

Divertidos dos detalles: nos tomamos unas tapitas de jamón serrano en la calle Veedor y aquello estaba empetadísimo de gente. No hacía falta preguntar: todos íbamos al concierto. El camarero, con la guasa gaditana típica, comentó que allí sólo faltaba el cantante.


Y, justo delante mía, un friki serratista que, vamos, no creo que haya tenido más orgasmos en su vida. Saltaba como un resorte para aplaudir cada vez que terminaba una canción, llevaba la cuenta de lo que cantaba (21 canciones en total), comentaba que en no-sé-qué-teatro catalán había alterado el orden... Un experto. A su lado, una señora (no sé si su mamá o una simple conocida), también era de las que se morían vivas con las canciones. Unas risas. Decíamos en broma que nos había costado diez euros más la localidad por el show que teníamos delante.



14
De: Alfred Fecha: 2005-08-18 20:21

No se me encele, Don Rafael, pero yo anoche solo tenía ojos para Serrat.

Y también ví, entre las celebridades de cartón piedra, a Antonio Mariscal, concejal de fiestas durante el mandato de Carlos Díaz.

Y uno parecido al que tenía usted delante, tenía yo detrás (el que demostró saberse el monólogo de los piratas). De los que se reían con los chistes antes de que Serrat los dijera, vaya.

Y el cómic lo recojo yo en su casa el día que usted me diga.

Un saludo.



15
De: Respetuoso Off-Topic Fecha: 2005-08-18 21:14

Rafa, qué te parece la saga Dark Tower de Stephen King? Qué has oido de ella?

PD: Serrat, como tú ninguno...



16
De: RM Fecha: 2005-08-18 21:16

Ya lo hemos comentado por aquí: me temo que no he leído más que las primeras páginas del primer libro, y no me enganchó en su día...



17
De: ssuyman Fecha: 2005-08-19 00:40

Sabina dijo sobre Serrat que lo envidiava porque cuando subia al escenario "Todas las mujeres querían ser su novia y todos los hombre su mejor amigo",
me encanta...



18
De: V. Fecha: 2005-08-19 07:46

Un artista de los pies a la cabeza; mi enhorabuena a quienes pudieron disfrutarlo en su faceta más acústica y pura. Me pregunto, ¿no estaría Torre en el concierto, soltando lagrimitas como puños tras lo de Curro el Palmo o la de Penélope...?
Y ahora un off-topic que a lo mejor interesa por estos lares:

http://axxon.com.ar/not/153/c-1530252.htm

Es la primera noticia que tengo de esto, pero pinta bien.
V.



19
De: Javierg Fecha: 2005-08-19 09:08

Para Isabella. El "problema" es que la imagen que ha colgado Rafa en el post del principe Valiente es muy ancha. Por eso si vas a comentarios de un artículo en concreto como no está esa imagen se ve bien.
Yo, de todos modos lo veo bien. Mi resolución es 1024 X 768, supongo que si tienes menos, no se verá bien.

Y, de todas formas, el artículo del principe Valiente está a sólo 2 artículos de "desaparecer" por abajo, con lo que todo volverá a la normalidad.

Un saludo



20
De: RM Fecha: 2005-08-19 12:44

una pregunta para los serratistas, si queda por aquí alguno: después de escuchar los dos "Serrat eres único" y el "Cuba canta a Serrat"... ¿es que en Cuba entienden mejor a Serrat que aquí? Porque sus versiones son preciosas, escrupulosas, y hasta únicas, mientras que los destrozos a los que la someten los cantantes de por acá... como que duelen un poco.



21
De: Toni Fecha: 2005-08-19 19:31

Javierg, espero que el motivo del "descontrol" sea el que dices, y pronto desaparezca, porque yo uso Internet Explorer y tengo que estar con la barra de desplazamiento a izquierda y derecha para poder leer los textos :(

Torpe que es uno, no me había dado cuenta que dándole a comentarios me ahorro del "trabajo"...



22
De: Juaki Fecha: 2005-08-19 20:04

No hay descontrol en los navegadores. Lo que ocurre es que Rafa pone unas fotos enoooooooormes, y ésas son las que los desaajustan, sobre todo en resoluciones de 800x600.

Comprobado, que yo entiendo de esto.



23
De: RM Fecha: 2005-08-19 20:50

Pos va a ser verdad. Es que la foto de Principe Valiente es muy grande, sí. Pero desaparecerá en un par de días.



24
De: Alfred Fecha: 2005-08-20 00:57

Yo del primero disco en homenaje a Serrat solamente he escuchado, por razones obvias, la versión que Sabina hacía de "No hago otra cosa que pensar en tí", y ciertamente me gustó, incluyendo el simpático cambio, o la añadidura, que ahora no recuerdo, de los dos últimos versos (probablemente fuera el único, en todo el disco, que osara tocarle una coma al maestro).

Del resto de las versiones, o del nuevo disco, nada puedo decir, pero realmente cuesta separar las canciones de la voz que las ha dado a conocer, y siempre suelen sonar cuando menos extrañas al salir de otras gargantas.

En otro orden de cosas, vengo ahora del Paseo Marítimo, y cual no ha sido mi sorpresa cuando me he topado con el Gómez y Paco Mesa, menudo par de dos, recitando un romancero. Pero lo mejor no era eso, sino que el amigo Gómez, demostrando una vez más su maravilloso ingenio, había articulado todo el discurso de su "Romancero Veraniego" en torno a las señales del cartel que enumera, junto a la playa, los distintos servicios y actividades de la misma, y allí lo andaba usando, el hijo de su madre, como cartelón, pegándole los preceptivos palos a cada estrofa. Qué arte y qué benditas ganas de cachondeo que tienen siempre algunos paisanos.

Y entre el público que se había arremolinado alrededor, para variar, las mismas caras que uno se encuentra luego, en febrero, escuchando a las ilegales en el Carnaval Chiquito, con la presencia destacada de Jose María Jurado, profesor de la universidad de Cádiz, colaborador de la Cadena Ser durante la retransmisión del Concurso, columnista del Diario por la misma época y aficionado insigne al asunto de nuestras coplas.

Un saludo.




25
De: Desaad Fecha: 2005-09-10 03:07

Busquen sus discos en catalán y encontrarán al auténtico Serrat, al "Nano de Poble Sec". Es su lengua materna y realmente se nota. Me gusta en castellano pero en catalán es cien veces mejor. Saludos a todos, especialmente a Rafa.



26
De: joan Fecha: 2006-10-30 17:09

la verdad es k serrat es el mejor cantautor k ha dado el panorama musical.spero k los serratistas sigamos aprendiendo i disfrutando con sus canciones. junto con sabina i ismael serrano, forman el mejor grupo de cantautores aunk el mejor es serrat



27
De: maría teresa Fecha: 2007-01-16 14:56

hola a todos. me metí en esta página porque estoy a pocos días de ir a un recital de El Nano, y la anciedad me esta matando.
Soy argentina, vivo en la provincia de Neuquén. el 1º de febrero Serrat se presenta aquí, en un estadio, y realmente estoy agradeida de poder acceder al espectaculo. mi marido me regalo la entrada para mi cumple que es en unos días. ya lo he visto en varias oportunidades. por suerte él siempre viene para el sur, y nos regala la dicha de disfrutarlo.
Por sierto, el CD Sinfonico no es uno de mis preferidos, pero me parece bárbaro que se de el gusto de incurcionar en ese género. les mando saludos a todos. despues del recital, les cuento... chau.



28
De: Carolina Fecha: 2007-01-23 20:12

Maria Teresa, anoche lo vi al Nano en su primer recital del año en Bs As... tengo 26 años y hace 8 q voy a verlo siempre, y esta increible... puro carisma, sensibilidad, simpatía... el publico muere por el y todos salimos casi saltando... cantó como pidiendo permiso solo 4 temas del ultimo disco y me gustó q la gente las haya escuchado en serio y aplaudido mucho, porq son geniales, al nivel de siempre, pero hay q prestarles atención y concederles tiempo. despues recompensa con creces: siguio con clasicos totales, y ademas charló un monton, cosa q viene haciendo cada vez mas y casi te diria q es la mejor parte, cuando te habla intimo, graciosisimo y con sus maneras de poeta. Me llenó de felicidad una vez mas, no hay palabras p elogiarle tanto talento, tanta luz... está sabio y tierno y deja el alma en cada canción; todos deberían verlo en vivo xq conmueve, tan auténtico y cercano, a pesar de ser unico! q lo disfrutes mucho!!!



29
De: sergio Fecha: 2008-07-19 14:15

soy un seguidor aferrimo de joan manuel serrat y me gustaria saber si en su nueva gira serrat 100 x 100 visitara la ciudad de malaga.



30
De: gladys Fecha: 2008-07-31 00:45

hola,soy de concordia,fui a casi todos los recitales del nano,me vuelve loca,cada vez esta mejor,lo vi en rosario a fin del 2007 con sabina,yesta l0 puntos,este recital es el unico que no lo he visto,que tal esta?



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.196.68.10 (c4d0b81498)
Comentario