Me perdonarán ustedes que por hoy no les hable como intrépido tribulete sino como atribulado docente, pero uno vive mayormente de la profesión que vive, y le fastidia un mucho ver cómo año tras año y curso tras curso todo el entorno se va empobreciendo, de cabeza al desastre (pero, eso sí, bailando). Ya tenemos aquí de nuevo un proyecto de ley educativa que desdice lo dicho anteriormente pero no desdice parte de los desdicho, y es capaz a la vez de marear la perdiz haciendo creer que esto va a ser jauja, sin que quede muy claro cómo va a lograrse, y sin que se parta nunca de una base primordial en esto de la educación, y es que los educandos (o sea, sus hijos y los míos) tienen también que hincar un poquitín los codos y no ser tratados como si fueran tontitos del haba que pueden traumatizarse para los restos por un quítame allá estos ocho suspensos.

Que la Logse era y es un fracaso creo que no lo duda nadie. Que la anunciada y suspendida reforma de la reforma iba por el mismo camino (¡una reválida de bachillerato a esas alturas!) tampoco. Y ahora nos venden el cuatro por tres, enmascarando de “libertad de decisión” de los claustros lo que viene a ser el mismo coladero de siempre y negando la lógica necesidad de repetir curso cuando se tienen más de dos suspensos. Pero vamos a ver, hombres (y mujeres) de Dios: ¿tan terrible es que un niño (o una niña) repitan curso? ¿Es más importante que pierda de vista a sus amiguitos seis horas al día a que no aprenda en la vida a sumar quebrados o a entender lo que lee y escribe? ¿Por qué se les acaba a todos ustedes el mundo, señores políticos de la cosa, y pretenden igualar a todos los chavales (y chavalas) por la mínima? ¿No han oído nunca esa terrible expresión, analfabetos funcionales, que con esta manera de encarar esta necesidad básica que es la educación, estamos creando? ¿Por qué camuflan el fracaso escolar recurriendo sólo a las estadísticas de quién termina o no termina un ciclo o un curso?

Hay cosas que son de perogrullo y sin embargo nadie las acepta, porque no les conviene aceptarlas. Si de ocho o nueve asignaturas un chaval suspende cuatro o cinco, está claro que algo ha fallado en el proceso, y que la única manera de reparar esa carencia, por suerte o por desgracia, es dedicarle tiempo (tanto el alumno, como el profesorado, como las familias), no sobrecargando de trabajo al chiquillo regalándole otras nueve o diez asignaturas más las que ya lleva mal sobre las espaldas. Existe además el efecto contagioso en el resto del alumnado: si Periquito López ve que a Fulanito Pí se le pasa de curso sin que haya dado un palo al agua, al año siguiente o al otro, en cuanto las feromonas digan aquí estoy, Periquito López se dedicará también al dolce far niente. Y suma y sigue.

Entre los políticos de todo signo parece que aquí el único problema es el de religión sí o religión no; quizá porque ellos mismos confunden educación con adoctrinamiento. Es una cortina de humo muy socorrida. Nadie parece preocuparse por consultar con los profesores de a pie, que son los últimos micos en estas historias: imaginen ustedes una operación a corazón abierto donde se le consulta a la señora que limpia el quirófano. Pues aquí lo mismo. El colectivo profesoril, además, está astutamente dividido en profesionales tipo A y profesionales tipo B, o sea, los que trabajan para la enseñanza pública y los que trabajan para la privada (que es, en grandísima medida, privada concertada: o sea, instalaciones que ya existen y por las que el estado se debe ahorrar unos buenos milloncejos). Sambenitos de vacaciones aparte, recordemos que el estamento docente debe ser uno de los pocos colectivos mundiales donde se cobra menos en lo privado que en lo público por desempeñar la misma tarea.

En toda esta historia de reformas, contrarreformas, recontrarreformas y repellados, uno siempre tiene la impresión de que los pedagogos pasan de los profesores y los profesores recelan de los pedagogos. Ahora, ya ven ustedes, se quita la propuesta de reválida en segundo de bachillerato… pero se propugnan dos sendos exámenes en la primaria, y nadie piensa que lo mismo sería conveniente que los críos más pequeños no tuvieran dos años seguidos al mismo maestro o la misma maestra, porque si no hay entendimiento mutuo, a esas edades, ese tiempo es prácticamente toda la vida. Unas asignaturas suben, otras bajan, los bachilleratos se fusionan y se deshacen, lo mismo examinamos en septiembre que al día siguiente de haber suspendido el curso en junio, nos venden la falacia de la gratuidad de los libros de texto… Siguen creyendo que la educación es como una declaración de hacienda, que cambia año tras año, sin darse cuenta, unos y otros, que cuando se puede meter cuchara y arreglar algo ya es a toro pasado.

Una de las soluciones a todo esto la dio Napoleón, que ni era maestro ni pedagogo ni nada: “Las guerras se ganan con tres cosas: dinero, dinero y dinero”. La otra solución es que la sociedad asuma de una vez que la educación no termina en las aulas, sino que tiene que seguir en la familia, en el ocio, en la política.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/28688

Comentarios

1
De: Anónimo Fecha: 2005-04-11 07:48

No lo dijo Napoleón.



2
De: Vicente73 Fecha: 2005-04-11 07:54

Amén, Rafa.

Pues yo creo que si lo dijo Napoleón ¿no?

Rafa, ¿este es el de la Voz del martes?.



3
De: JJ Fecha: 2005-04-11 07:54

Lo dijo Montecucolli: véase aquí



4
De: RM Fecha: 2005-04-11 08:02

Es el de la Voz de la semana pasada.

Y si lo dijo Montecucolli, seguro que lo repitió Napoleón :)



5
De: Delfín Fecha: 2005-04-11 08:21

Excelente artículo, RM. Redondo.



6
De: enhiro Fecha: 2005-04-11 08:30

Yo siempre pensé que la educación, tal como estaba estructurada cuando yo pasé por ella era cojonuda, yo soy de los de EGB, BUP, COU y Selectividad. Siempre pensé que la única pega que tenía era que no se potenciaba la FP y que hacía falta algo de más dinero.
La LOGSE traía ideas buenas, y otras no tanto, se extendió la educación obligatoria dos años para aliviar las listas del paro (no olvidemos que la LOGSE es un invento del PSOE), el problema es que no se la doto de dinero para implementar esas ideas. Y por lo que veo y escucho, el principal problema de la educación ahora mismo es la falta de dinero, hay centros donde uno se hiela en invierno, o donde no hay agua o instalaciones deportivas.



7
De: jmponcela Fecha: 2005-04-11 08:33

Si asumimos que la educacion es cada vez peor, es porque admitimos que antes la educacion era mejor. Y si la solucion que propones es usar mas y mas dinero, es porque entendemos que antes no utilizaba el suficiente.

Y digo yo, si la educacion era antes mejor y con menos dinero ¿para qué se necesita el dinero? Cuando la solucion para un problema se reduce al dinero, es que no es una solucion sino una excusa.

Aunque quizá el problema esté en que, como apuntas, nuestro incultos politicos confunden (o no) educacion y adoctrinamiento y se niegan a reconocer que sistemas educativos heredados de un regimen dictatorial puedan ser mas eficaces que los que ellos, tan democraticos, proponen... perdon, imponen.

Que si, que los curas eran muy plastas y que lo de España una grande y libre era un coñazo... pero los niños sabian matematicas y pedían las cosas por favor.



8
De: Pablo Lata Fecha: 2005-04-11 08:43

Bueno, enhiro, yo también soy de los de EGB hasta Selectividad y te voy a confesar una cosa: llegamos a la Universidad siendo niños y salimos de ella siendo adolescentes. El problema ya existía entonces y no es achacable a padres ni profesores, si no que es responsabilidad de una mala organización.

Yo he procurado autocultivarme y con las bofetadas de la vida he terminado de hacerme adulto, pero veo que a los partidos políticos (que son los que gobiernan) parece preocuparles más el crear votantes "hooligans", de esos que chillan y aplauden a rabiar a su líder en los mítines, que personas hechas y derechas.

No oso aventurar soluciones, pero una sociedad mal educada, sin valores, analfabeta o inculta es un mal horroroso. Terrible. Y sí, me pongo trágico y me atrevo a afirmar que vamos de culo (con perdón)



9
De: Melkart Fecha: 2005-04-11 09:23

Rafa, cometes un fallo enorme en tu artículo: llamar pedagogos a los que han orquestado esta vergüenza de reforma.

Un pedagogo es Paulo Freire, pedagogo era Jimenez de los Ríos. Para ser pedagogo hay que empezar por entender que con 40 personas en la clase no se puede atender bien al alumno, y hay que seguir por entender que a los alumnos con 14 o 15 años si les das a elegir entre no hacer ni el huevo o currar, eligen no hacer ni el huevo la mayoría. Y a partir de ahí lo mismo pueds llamarte pedagogo.

Y si, DINERO, DINERO Y DINERO. Que manda huevos que creamos que porque algo salga publicado en el BOE el universo se va a reconfiguar.



10
De: Melkart Fecha: 2005-04-11 09:26

Y sobre Pablo Lata, decir que tienes más verdad que un santo: salimos del Instituto siendo niños, y el guantazo de realismo nos lo llevamos en la Universidad... la de amigos de notable y sobresaliente que se han pegado el batacazo en la carrera... y la de "malos estudiantes" que hemos acabado pronto la carrera cuando han dejado de tratarnos como niños.



11
De: RM Fecha: 2005-04-11 10:23

no, no, Jose: no cometo ningún fallo. Los llamo pedagogos porque ellos dicen que son pedagogos. No lo son, claro. El pedagogo de verdad tiene los vellos de las piernas fogueados por el humo de cien batallas. Esa gente solo ha inventado un lenguaje.



12
De: Yhandros Fecha: 2005-04-11 11:01

Mucho se ha hablado sobre el problema. Yo que salí del cou "más dificil" (quimica, fisica, matemáticas y lengua) sin problemas (¿por qué los iba a tener?), al igual que la mayoría de los que lo cursaban en mi generación, ahora me sorprendo al ver a los chavales de 16 años agobiados por que tienen que hacer un trabajo que consiste en un videoclip para "audiovisuales", y lo flipo más cuando me escriben el título del trabajo con faltas de ortografía (y más aún cuando se lo aprueban).
El nivel se ha ido bajando ajustándose a las pocas ganas (y poca costumbre) de trabajar del alumnado, y no a las necesidades reales.
¿Qué más dará que un chico de 18 años -con barba cerrada ya- no sepa escribir su nombre sin "Ks" ni similares? Lo importante es que ese chaval no se quede atrás en un curso y tenga problemas de "adaptación social" a un grupo más joven.
Las cosas nos son serias, quien realmente tiene que decidir sobre qué reforma se impone no tiene ni la más remota idea sobre lo que hace o no hace falta.
Se usan los campanazos sobre Religión sí o Religión no, sólo como moneda para captar "simpatizantes" de una u otra postura...
Se venden ideas que siendo muy bonitas no son practicables o no obtienen buenos resultados, pero son bonitas ideas
... lo vamos a dejar, por que la raíz de la mayoría de los problemas de "esta nuestra sociedad" sabemos todos dónde nace. La clase política no quiere llegar al poder para arreglar y mejorar sino sólo por llegar al poder (y quedarse en el sillón tiempo, claro) y así nos luce el pelo a todos.
Os tengo dicho que no me dejéis escribir :D, que me enciendo.
--
Yhandros



13
De: Free Citizen Fecha: 2005-04-11 12:02

¿Alguién ha escuchado a los niños? Hay muchos que son responsables y también fallan.



14
De: Jordi Juanmartí Fecha: 2005-04-11 13:13

Ay, don Rafa, colega de profesión y por lo que leo también de desdichas... no se disculpe, que estos lloros nos vienen muy bien a todos de vez en cuando. Pero es predicar en el desierto, como bien sabrá usted. La educación es caballo de batalla electoral, y donde unos ofrecen que por cuatro perras usté podrá llevar a su hijo al cole de curas que antes costaba un pastón, los otros conforman un sistema educativo en el que sin dar apenas golpe se nos plantan en las universidades un buen montón de alumnos... que llegan, los pobres, que a fin de cuentas son las víctimas de esto, engañados y convencidos que sin saber hacer una multiplicación, o leer tres páginas seguidas de un libro, podrán estudiar medicina o filología semítica, si se tercia. Y nosotros en medio, intentando convencer a nuestros alumnos de que sin esfuerzo no hay aprendizaje (pero si promoción, merced a logses y demas engendros), a los padres de que no hay nada malo en repetir si el niño quiere estudiar pero se encalla, o en que no vale para arquitecto pero haría un fontanero de primera, luchando con los objetores estudiantiles, que son los primeros en darse cuenta de la vacuidad del sistema... Así nos va a ir, así.



15
De: jmponcela Fecha: 2005-04-11 14:06

"...los otros conforman un sistema educativo en el que sin dar apenas golpe se nos plantan en las universidades un buen montón de alumnos... que llegan, los pobres, que a fin de cuentas son las víctimas de esto, engañados y convencidos que sin saber hacer una multiplicación, o leer tres páginas seguidas de un libro, podrán estudiar medicina o filología semítica, si se tercia..."

Discrepo de usted, sr.Juanmartí. Se licencian. Y algunos con nota. Lo se porque los padezco todos los días.

Qué hace uno cuando un ambicioso y joven ingeniero elabora un complicado informe absolutamente ilegible por su sintaxis... y sin mencionar su ortografía.

Y encima quieren ser jefes cuanto antes para poder comprarse un coche de esos que ven por la tele.



16
De: ollonois Fecha: 2005-04-11 14:11

aqui llego yo con el off topic,he pillado en la biblioteca publica Aqui yace el wub,el primer tomo que saco M-R hace mucho tiempo de los relatos de Philip K Dick (creo que Minotauro los va a reeditar ya)y me he llevado una gratisima sorpresa ,apenas habia leido nada de Dick y por lo que habia leido sobre el me esperaba una especie de Kurt Vonnegut o Julio Cortazar (dos de mis autores favoritos) pasado de vueltas, pero me he encontrado relatos sencillos pero apabullantes a un tiempo, que opinais vosotros de esta primera epoca de Dick? Cambio mucho con posterioridad?



17
De: Jordi Juanmartí Fecha: 2005-04-11 14:41

Entonces, señor Poncela, la enfermedad llega más allá de la enseñanza secundaria y el bachillerato. Suena a chiste, pero yo ya conozco a gente que me dice que cuando va al médico se fija en los títulos colgados para saber el año de promoción... (injusto si se tiene en cuenta que con toda seguridad, en los últimos años ha habido licenciados y doctores muy válidos... pero no gracias al sistema si no a pesar de él: los otros sufridores de la LOGSE).



18
De: RM Fecha: 2005-04-11 15:28

No creo que haya todavía médicos de la promoción Logse, ¿no? Mis ex-alumnos del último Cou están todavía haciendo el MIR.




19
De: Pablo Lata Fecha: 2005-04-11 16:53

Lo de la Universidad es otra desgracia aparte. Al menos en mi experiencia, claro: basta con estudiar ("chapar" que le llamábamos)

Y no, no debería ser así.

Quiero decir que ¿cómo se entiende que un Licenciado en Empresariales no sepa hacer la declaración de la renta o uno en Químicas no sepa freir un huevo?

Y todo esto sin quitarle ni punto ni coma a Jordi Juanmartí, con el que estoy plenamente de acuerdo.



20
De: Taiyou Fecha: 2005-04-11 17:08

Los últimos de la generación de COU de San Felipe deberían estar en 5º de medicina aun.. creo.

Taiyou



21
De: RM Fecha: 2005-04-11 17:25

Sacto.



22
De: larios Fecha: 2005-04-11 19:09

Y digo yo, ¿no debería haber una reválida para los profesores de vez en cuando? No deberíamos coger los ejemplos buenos de paises con sistemas educativos serios y dejarnos de tanto "pedagogo moderno"?. No digo que todas las teorías nuevas no tengan razón, pero esto es como todo. Mi abuela se llevó toda la vida sin poder comer sardinas porque era malo, daba "grasa en la sangre" y a la pobra le encantaban. Ahora resulta que es "grasa buena". Sí, vale, pero demasiado tarde.
No se yo, pero me da que al tiempo tendremos que volver a métodos antiguos que algunos su eficacia tenía. HOmbre! lo de "la letra con sangre entra" es exagerado, aunque... ahora que lo pienso, un poco de disciplina tampoco vendría mal. ¿Qué tal si castigamos a los padres también? A lo mejor se preocupaban un poco más de sus hijos.
Como dijo el Capitán del Titanic (digo yo que lo dijo): "Esto no tiene remedio"
Y una vez más estoy de acuerdo con el Sr. Marín. ¡Qué poco respeto nos tienen!



23
De: RPB Fecha: 2005-04-11 21:19

Totalmente de acuerdo, larios.



24
De: Pregunta Fecha: 2005-04-11 21:20

"...imaginen ustedes una operación a corazón abierto donde se le consulta a la señora que limpia el quirófano."

Por qué tiene que limpiar el quirófano una señora? No puede ser un señor también el que limpie? A lo mejor el cirujano es una mujer y el que limpia un hombre, p.ej.
Sin acritud.



25
De: El Hombre Verde Fecha: 2005-04-11 21:52

"Por qué tiene que limpiar el quirófano una señora? No puede ser un señor también el que limpie? A lo mejor el cirujano es una mujer y el que limpia un hombre, p.ej.
Sin acritud."

Hombre, es un decir. Seguro que si hubiese puesto "un señor" nadie saltaba con que "podria ser una señora".
Con ese comentario que has hecho has demostrado que el mundo en si es machista, pienso yo.



26
De: FJPD Fecha: 2005-04-11 23:07

Yo soy de Empresariales, de la Diplomatura, y efectivamente no se realizar una declaración de la Renta, tampoco lo he intentado, no es nuestra especialidad, lo que sí que sé hacer es una liquidación del Impuesto de Sociedades o del IVA, que para eso estudiamos Régimen Fiscal. En cambio conozco a mucha gente que sí sabe hacer la declaración del IRPF y de economía no tienen ni idea, pero saben seguir unas intrucciones ;).

En cualquier caso, como en muchas otras carreras, estudiando un poquito, ni siquiera mucho, se aprueban la mayoría de asignaturas.

Desde dentro, ya que estamos con los planes de estudio, yo propondría que en mi carrera se suprimiera tanta asignatura chorra repetitiva, y se concentrasen en asignaturas de más créditos y mejor estructuradas, vamos en lugar de unas 9 por año que tenemos, que fuesen 4 o 5, pero todas anuales, y sin dispersar tanto el temario, no es posible que vea los mismos conceptos en 5 asignaturas diferentes.



27
De: Pablo Lata Fecha: 2005-04-11 23:29

Quizá me expresé mal en el anterior comentario, FJPD, al exponer ejemplos exagerados. Quería decir que la Universidad, las escuelas, institutos, colegios, etc... parecen más guarderías que centros educativos de utilidad real. Guarderías, del verbo guardar. No sé si me explico ahora.

Y es una pena que no os incluyan IRPF en Régimen Fiscal, porque te aseguro es lo único que se vuelve a ver en materia impositiva una vez terminan los estudios, y eso si tienes la suerte de llegar al mínimo para declarar. Palabra de Licenciado (entre otras cosas)

No quiero desanimarte, pero espero que tengas un buen enchufe a la hora de buscarte las lentejas (imagino que no estudiarás Empresariales por vocación) o mucha, muchísima, suerte.

¡Ah, la Universidad! ¡Qué decepción!



28
De: Alfred Fecha: 2005-04-12 01:58

Yo con respecto a la Universidad propongo que la derriben, como institución, directamente (con alguno que otro dentro, ya puestos) y empiecen de nuevo.

Creo que así acabaríamos antes, vamos.

Un saludo.



29
De: INX Fecha: 2005-04-12 05:57

En la Universidad de Puerto Real, había una pintada. "UNIVERSIDAD, CEMENTERIO DE ILUSIONES"
Creo que eso lo dice todo...y que conste que no lo escribí yo ;)



30
De: WWfan Fecha: 2005-04-12 06:59

Y lo necesario que se hace una reforma de las humanidades...
Gente con sobresalientes que creen que la 2 Guerra Mundial la ganaron los EEUU y Alemania y perdieron Rusia y Japón.
Gente que es incapaz de relacionar fechas y todo eso.



31
De: Famas Fecha: 2005-04-12 11:24

Sin lugar a dudas, a nuestro sistema educativo le falta dinero, dinero, y más dinero. Sin embargo, nuestras carencias no sólo tienen que ver con cuestiones monetarias sino que, además, están muy relacionadas con la forma en la que se concibe la educación por parte de la administración, el profesorado, las familias, etc., en definitiva, la sociedad en general.

Yo, al igual que muchos de ustedes, también soy profesora, y la sensación que tengo cuando trabajo con los chicos y chicas de la ESO es que sus vidas, sus intereses, están completamente alejados de los contenidos y los valores que se transmiten en la escuela. Es evidente que la educación debe proporcionar situaciones en las que el alumnado acceda a una cultura básica que les desarrolle como sujetos autónomos a distintos niveles. Pero, ¿se está haciendo esto de la forma adecuada? Sinceramente, creo que no.

La sociedad evoluciona y, nos guste más o menos, cambian las formas de comunicación, los códigos de expresión, los recursos culturales, e, incluso, las pautas de comportamiento. Estos matices llegan a la escuela con los chicos y chicas. Sin embargo, el sistema, con nosotros dentro, parece resistirse a reconocer la nueva forma de entender los valores que asumen los jóvenes. Da la sensación de que vivimos en mundos diferentes, y en esta dicotomía se escapan los resultados que los estudiantes y nosotros mismos, como profesionales, obtenemos en la escuela. Las bajas calificaciones, la desgana, el bajo nivel cultural del alumnado, etc. son manifestaciones de un “fracaso” que nos compete a todos.

Quizás, va siendo necesario un verdadero diálogo social a la hora de diseñar estas intermitentes leyes de educación, un diálogo en el que realmente participemos todos los sectores implicados, inclusive los alumnos. Quizá va siendo hora de que sus voces se escuchen; puede que ésta sea la única forma de diseñar una nueva política educativa acorde con la realidad en la que vivimos. Los estudiantes, como usuarios directos del servicio educativo, deben ser escuchados sin prejuicios. Creo que es una necesidad confiar en sus capacidades para reconocer y demandar sus derechos y obligaciones, para velar por una educación de calidad para todos.




32
De: jmponcela Fecha: 2005-04-12 20:55

Y dale con el dinero...

Mi padre, como todos los niños de su clase, llevaba un trozo de leña cada mañana de invierno para calentar la clase... más miserable imposible. Y todavia se sabe todos los rios de España, declinar verbos en latín o hacer raices cuadradas sin calculadora.

Mi sobrinos van a un colegio bilingüe con nosecuantos ordenadores por clase... y creen que Franco era un rey español que perdió Cuba.



33
De: Juaki Fecha: 2005-04-12 23:09

Querida Famas:

Duéleme el decirlo, pero menos derechos y más obligaciones. Yo trabajo en la trinchera (como muchos de mis doctos colegas saben), en un centro que se cae a pedazos dentro de un barrio marginal en el que ni la policía se atreve a levantar mucho la voz. Mis alumnos (los pocos que quieren salir del agujero usando el caminio difícil: el trabajo y el estudio) exigen disciplina, disciplina, y un poco más de disciplina. Y, la verdad, a mí se me cae el alma al suelo cuando lo hacen, a pesar de que intento explicarles que mucha gente de este país ha dado su vida (algunos literalmente) para conseguir las libertades de las que ellos gozan, que no todo se consigue con la imposición, sino con el diálogo... Pura demagogia, piensan ellos (aunque no sepan expresarlo), lo que hace falta es alguien con dos cojones que consiga que nos dejen estudiar en paz.

Igual peco de lo que no soy, pero con en este sistema, en el que todos y todas tienen que ser iguales e igualas ante la ley y la inteligencia, los que salen perdiendo son precisamente los únicos que deberían ganar. Hay días en los que, sinceramente, no puedo más. Es duro luchar contra la droga en las clases, las familias desmembradas, el "bullying" al que someten a los pobres que quieren sacar su vida adelante, el acoso a los profesores, los insultos, las agresiones (por parte de padres e hijos), el menosprecio, el menoscabo, la pérdida de identidad... Todo con una sonrisa en la cara, con buen talante, porque nuestra consejera de educación dice que no pasa ná, que todo es de puta madre, que hay muchos centros TIC con un güevo de ordenadores por niño, que se van a implantar 450 centros bilingües en la comunidad...

A veces pienso que vivo en 1984, que mi vecino es Winston Smith, y que, con toda seguridad, acabaré en la Habitación 101 denunciando a mi vecino de abajo porque se ha comprado un ejemplar de "El Quijote"...

Perdonen vuesas mercedes, pero es que hoy ha sido "uno de eso días".



34
De: El licenciado impositivo Fecha: 2005-04-13 10:36

Creo que los tiros (metaforicos, por supuesto) deberían ir por lo aportado por Famas. Es necesario un dialogo social, pero no para reconstruir la educación, sino la sociedad al completo. Vale que esto es una utopía sin sentido, pero casí tanto como la idea de pretender que que los alumnos se ilusionen en las aulas con la trasmisión de unos valores, de una forma de entender el mundo que es constantemente desmentida en cuanto salen a la calle. La sociedad, discursos peda(dema)gogicos y políticos oportunistas aparte, esta demandando un tipo de individuo diferente del que los educadores quisieran formar. La sociedad reclama al hombre sin atributos ni identidad, el buen ciudadano que produzca en la fabrica y se deje los cuartos en los centros comerciales sin que sepa muy a las claras para que diablos necesita lo que compra ni si quiera que es lo que esta comprando; la sociedad necesita del individuo que se emociona viendo la última bajada de pantalones de Boris Izaguirre y no del que se emociona con los versos de Miguel Hernández. Así que, lo que pueda ofrecerle un aula, al alumno le suena a ciencia ficción (o mejor ficción social) sin ningún contacto con la realidad. Si un alunmo sintiese que aprender en la escuela le sirve para el desempeño de su vida diaria, para el exito en las relaciones con sus compañeros, incluso para sentirse popular tal vez otro gallo nos cantaría.



35
De: Aytami Fecha: 2005-04-13 11:11

Procedo de una Comunidad Autonoma donde el fracaso escolar es escandaloso. La Consejeria de Educación junto con la de Sanidad se lleva el mayor presupuesto de la Comunidad y no se atisba resultado ninguno. En vez de pedir más dinero yo pediria más gestión sobre ese dinero. Los profesores en Canarias son profesionales bien retribuidos pero estan solos. En España no hay una carrera docente, hay que aprobar una oposición y ya esta, trabajo para toda la vida. ¿ Qué motivación va a tener con 15 años de enseñanza?. No tienen obligación ni de reciclarse, se estresan porque no saben resolver situaciones de conflicto y pintan poco en las reformas educativas del país. Hay mucha responsabilidad compartida en todo esto. Y solo señalar que hay países que se gastan muchos menos dinero en Educación y los resultados son muy superiores a los de aquí.



36
De: El Tiro Metafórico Fecha: 2005-04-13 11:58

Yo comenzaría por escribir alumno, y no "alunmo".

De nada.



37
De: Pablo Lata Fecha: 2005-04-13 12:02

El mensaje 36 soy yo, sr. licenciado impositivo (¿o troll a secas?): no se lo tome a mal, pero es que me lo ha dejado en bandeja de plata. Seamos un poco serios, por favor, que el tema no es para menos.



38
De: RM Fecha: 2005-04-13 14:21

Diálogo con los alumnos, sí. ¿Pero de verdad tienen algo que aportar aparte de cambiar las fechas de exámenes y sugerir que salgamos 10 minutos antes de clase y que los recreos duren toda la hora?

Y eso, en los niveles superiores. A los niños pequeños, ¿les preguntamos en asamblea si quieren aprender a sumar y esas cosas?

Porque, lo más importante: fuera de los colegios, en las empresas, en la calle, en la vida, ¿nos preguntan nuestra opinión antes de darnos el pisotón? ¿Nos tratan fuera del cole con guantes de seda?



39
De: El licenciado impositivo Fecha: 2005-04-13 14:37

Defiendo mi argumentación como seria. Un poco exagerada, pero básicamente seria. Quien no la entienda así, que no le haga caso, pero que no se me intente desautorizar por un error mecanografico. Sería un argumento excesivamente pobre.



40
De: Luis de Miguel Fecha: 2005-04-13 14:39

tenemos generalizaciones sobre la causa del fenómeno, la culpabilidad, el escenario, las consecuencias y las medidas a tomar. Puestos a generalizar, se habla incluso de cual es el perfil del niño maltratador o maltratado, como si fuese real y no un hecho meramente estadístico, que los niños cumplen “siempre” con determinado perfil. Cada caso en único. Único, como único es el sufrimiento personal que se genera.
En la perversión de la generalización, está la idea de que el niño es malo y peli-groso por naturaleza y que a él debe ser dirigido todos los esfuerzos por prevenir y corregir determinados comportamientos antisociales.
Otra generalización, quizás menos perversa es la de pensar en “padres”, “maestros” “tutores”, como grupos homogéneos con actitudes y responsabilidades definidas y estables. Nada más lejos de la realidad que pensar que “todos los padres son iguales” o todos los profesores o todos los centros escolares, por mucho que exijamos por ley, el cumplimien-to de determinadas obligaciones.
Cada alumno es diferente de los demás, tiene padres diferentes, con actitudes dife-rentes, con valores diferentes; un tutor diferente, unos profesores diferentes, de los que recibe unas enseñanzas diferentes y, unos afectos diferentes a los que reciben otros alumnos; y su situación como maltratador, testigo, o maltratado, es diferente de cualquier otro caso dentro del mismo centro y más aun, de otro centro por muy “similar” que sea al suyo.
Durante años el tema de la mejora de la convivencia escolar fue eludido. Sólo fue tenido en cuenta a raíz de la publicación de unos casos de suicidio de escolares, a los que la administración educativa, no encontraba explicación ni sentido. Estos casos de suicidio y algún otro de homicidio y violación, han sido los detonantes de una reacción política y de concienciación social que se ha esforzado durante estos últimos quince años en países de nuestro entorno, en buscar soluciones y prevención de nuevos casos.
Los quince años de experiencia, nos han permitido que hoy podamos asegurar, qué me-didas funcionan y qué medidas no funcionan, a la hora de solucionar problemas de convi-vencia escolar, y la clave de todas las medidas que funcionan, es la simplicidad.
Casi diría que son los propios profesores y los propios alumnos quienes deben mejorar el sistema, no los políticos. Los profesores y los alumnos están ya abrasados de tanta reforma educativa.
Un mediador
Gracias



41
De: Aytami Fecha: 2005-04-13 15:12

De acuerdo en que estan abrasados con tanta reforma. Sin pecar en generalizar, much@ estan descontentos con el sistema: alumn@s y profesor@s; sentimiento de frustración, abandono de estudios, depresiones...algo habrá que cambiar



42
De: Aytami Fecha: 2005-04-13 15:13

De acuerdo en que estan abrasados con tanta reforma. Sin pecar en generalizar, much@ estan descontentos con el sistema: alumn@s y profesor@s; sentimiento de frustración, abandono de estudios, depresiones...algo habrá que cambiar



43
De: Aytami Fecha: 2005-04-13 15:13

De acuerdo en que estan abrasados con tanta reforma. Sin pecar en generalizar, much@ estan descontentos con el sistema: alumn@s y profesor@s; sentimiento de frustración, abandono de estudios, depresiones...algo habrá que cambiar



44
De: Juaki Fecha: 2005-04-13 15:48

Es cierto, estamos abrasad@s con tanta reforma, ¿o no lo estaría cualquiera a quien le cambiasen el protocolo de actuación año sí y año no? Es poco serio (nada serio, sin paños calientes).

Todo es muy bonito, pero coincido con Rafa. Miedo me daría dar a elegir a mis alumnos sobre lo que quieren o no quieren. Son unos niños, por dios, ya tienen bastante con intentar comprender la (ir)realidad que les rodea. A mí es que esto del consenso y del buen rollito por cojones ya me está tocando los ídems. Y yo soy uno de esos profesores mediadores, voluntario en programas de compensatoria, así que creedme que sé de lo que estoy hablando.

Habría que empezar por edificar una verdadera escuela de padres. Ése sería el primer peldaño coherente.



45
De: Javier León Fecha: 2005-04-13 19:40

¿Por qué la @? ¿ya no es válido "alumnos" para englobar a alumnos y alumnas?¿Cambió la RAE y no me he enterado?



46
De: Free Citizen Fecha: 2005-04-13 19:50

Creo que Famas tiene razón en muchos de sus argumentos.



47
De: Juaki Fecha: 2005-04-14 00:23

Sí, lo de la @ es una soberana estupidez, pero me someto a la Netiqueta porque soy un shavá educado ;)



48
De: Javier Redal Fecha: 2005-04-14 11:51

Ha leído "Against a Dark Background", de Iain Banks, y estoy pensando hacerme solipsista.



49
De: Javier León Fecha: 2005-04-14 14:02

He leído que con esta nueva ley cada Comunidad Autónoma podrá enseñar dentro de una misma asignatura distintos temas o conceptos y que esto provocaría que lo que se enseña en Andalucía no sería lo mismo que en Galicia, con el peligro de que las CC.AA. con interés en "independizarse" (por darle un nombre) fuesen educando a los niños en ese camino ¿es cierto?



50
De: Famas Fecha: 2005-04-14 14:06

Algo de razón debe tener ese refrán que dice que “todo tiempo pasado fue mejor” cuando una y otra vez nos referimos a las virtudes de la escuela de antaño. Los conocimientos permanentes que han resistido al paso de los años y el “particular” civismo de nuestros mayores parece que lo justifican. Sin embargo, en estas cosas siempre hay una cara y una cruz y, en este caso, la cruz es bastante más dramática de lo que parece. No todos los mayores tuvieron acceso a una educación que les garantizara una educación mínima, de hecho, mi padre aprendió lo sucinto para empezar a trabajar con diez años, y mi madre, aunque lee, apenas sabe escribir porque en su condición de mujer su formación era irrelevante.

Nuestra situación actual no es comparable con aquella, afortunadamente, ni nuestros alumnos y nuestras escuelas están en las mismas condiciones. Por lo pronto, hoy la educación es un derecho hasta los dieciséis años, me parece que en algo hemos avanzado. Como resultado, todos los niños y adolescentes de diferente condición (social, cultural,…) deben estar escolarizados. Esto ha provocado un cambio en la forma de vida de los centros educativos, ya que la diversidad es una realidad con la que tenemos que trabajar, con la dificultad que supone no disponer de referentes anteriores que nos guíen.

En estas circunstancias, todos nuestros estudiantes merecen una educación de calidad, porque todos ellos tienen el mismo derecho a recibir unos recursos culturales mínimos que le permitan sobrevivir y actuar en una sociedad democrática. Creo que en esta labor los docentes tenemos las mejores armas pues somos los que concretamos la práctica, los que desarrollamos iniciativas, los que podemos coordinarnos con otras organizaciones, los que podemos salir de las aulas a buscar nuevas soluciones,… Estoy segura de que contamos con la colaboración de nuestro alumnado, ellos también sufren la situación actual de las escuelas.



51
De: montruo Fecha: 2005-04-14 17:27

vamos aver,no caigamos en esteorotipos o tópicos y en esas cosas,seamos serios,lo dicho de que es a los padres a los que hay que educar es una estupidez ya,porque ya no tienes forma de educarles por eso lo primero que tenemos que pensar es que ahora estas generaciones desde mi punto de vista están perdidas(espero que las proximas sean mejores,aunque viendo el camino...)hay que pensar en la próxima generación de chavales que saldrá del coelgio,ÉSOS son desde donde debe empezar poruq ellos serán los padres y cuando ellos lo sean enseñarán a sus hijos sus valores y si hacemos que esos valores sean los correctos(fuera de disputas ideológicasy demás opiniones)la sociedad por sí sola caminará,hasta que la vayan truncando poco a poco tambien.no se trata de ir por el camino correcto porque no lo hay,sino por ir evolucionando y mejorando.en esto es en lo que nos encontramos ahora,como mejorar..
se debe inculcar a los alumnos otra visión de la que tienen ahora,aprender a valorar,utópico si...
yo no veo soluciones aparentes ahora,estos políticos que parece que juegan en un mundo de irrealidad,lo único que me queda decir es que la solución estaría en los profesores,empezando por darles muchísimas más voz de la que tienen ahora(ridícula).
al final somos y seremos los raros que la educación vale algo más que la educación.saludos



52
De: montruito Fecha: 2005-04-14 18:28

no me he enterado de nada, montruo.



53
De: nfer Fecha: 2005-04-15 00:58

Rafa, soy docente de ...décadas, dejame (o no me dejes) leer los 52 comentarios anteriores. Como anticipo te digo que con varios bloggers hemos hablado de este tema y nadie se larga ...del todo. Ya vuelvo (aquí es hora de cena ;)



54
De: nfer Fecha: 2005-04-15 02:39

Bien, atribulado docente:
como bien dices, "vivimos" la profesión de la que vivimos.
Es más, aquéllos benditos de los dioses que han seguido su vocación, la "viven" más.
Ese no es mi caso, y tal vez - sólo tal vez - me ha ayudado a tomar distancia de ciertos aspectos que en su momento, cuando joven y sabelotodo, creía eran de mi absoluta incumbencia.
Te recuerdo que vivo en Argentina, país al que me he cansado de trataros de explicar a
todo el que no es argentino, pues ni siquiera nosotros lo entendemos.
Tal como ustedes, hemos tenido y tenemos leyes inaplicables o a medias tintas o que dicen
pero no dicen, y nos dejan agotados, con el trabajo hecho (como creíamos que debía ser) y
resulta que una nueva interpretación lo desmiente. Eso hace que tengamos más trabajo que
antes, sin contar lo que "chorrea".
(Es un dicho campero: lo que no se tiene en cuenta porque no se lo ve claramente, pero tiene importancia y mucha).
Tenemos más trabajo que antes, asignaturas nuevas y sin poder ajustar el cronograma y
el plan de estudios; y entonces que hacemos? comprimimos contenidos, o tomamos las herramientas virtuales como la panacea, sin probarlas antes (no hay tiempo, no hay tiempo, es para ayer).

Pero volvamos a lo general: es un país de doble discurso, lo sabemos. El mismo presidente
que dijo "educar al soberano" también decidió que la Patagonia era un lastre inútil y casi se la regala a nuestros vecinos chilenos. "Gobernar es poblar" dijo otro, y no aclaró qué es poblar, ni qué es gobernar.
El primero también dijo "la nieve contiene mucha cultura" y decidió ignorar la idiosincrasia del criollo y reemplazarlo (incluso físicamente) del campo y relegarlo a los fortines, trayendo gente rubia de lugares con nieve, buenas gentes con sus costumbres que aquí para nada funcionaron. Y nadie se ocupó de explicarles.

Entonces, queda más o menos claro que hay una política educativa muy particular: educar sin educar, generando analfabetos funcionales, incluso egresados universitarios, incapaces de
llenar una planilla, hacer un resumen o ¡presentar su propio CV en una carilla!.

En un momento de mi vida estuve al borde de la esquizofrenia: fue cuando estuve de los dos bandos: el de los padres y el de los maestros. Que antes eran un bloque sólido, y hoy bandos enemistados a muerte.
Antes, digamos un siglo o menos, el maestro o la maestra eran un referente. Eran quienes enseñarían a leer y escribir a los niños, y a sumar y restar, y
alguna cosa más como ser el manejo del país a través de sus Instituciones y Poderes - asignatura llamada instrucción cívica - y totalmente olvidada.
Por lo cual hoy un joven que va a votar no tiene idea de qué se trata el Congreso y de qué forma se ejerce la Justicia o se manejan los fondos públicos. Ah, y alguna cosilla más, llamada higiene y puericultura, que de seguir siendo asignatura de los planes, bien podrían los niños llegar a la edad reproductiva con un mínimo de conocimientos, pero por sobre todo, con confianza en los adultos que responderán sus preguntas o buscarán quienes las respondan, y no equivocarán sus decisiones - arruinando sus vidas, muchas veces - por aprender malamente y de oídas cosas que deberían ser públicas y sin censuras de índole alguna.

Pero yo llegué a ser madre y maestra en un tiempo como el presente, donde el alumno, perdón, el educando - está prohibido decir "alumno" aquí pues es etimológicamente "Sin
luz" y eso hace que el niño se traume, por ser el maestro el semidios que ilumina su camino (SIC) - .
Donde el educando, decía, es ...víctima de maestros injustos, compañeritos envidiosos, y cualquier cosa que haga que el niño, si no ha logrado los objetivos (digamos no aprendió a multiplicar) en lugar de tener una segunda oportunidad, repitiendo de grado, sea objeto de atención de un gabinete de psicopedagogos, que convoca a toda la familia y encuentra el culpable: la separación de los padres, el cambio de colegio por traslado del empleo de su padre, el nuevo hermanito que ha llegado, o la muerte de su pececito...
Hoy y aquí es imposible encontrar un aula con menos de sesenta alumn...educandos, y eso es hasta antinatural: llega el fin del año y apenas si recordamos lo mínimo de cada uno. Mal podemos dedicarle tiempo y atención que mínimamente necesita cada uno, por ser un ser humano único e irrepetible.

Desconozco qué buscan los políticos. (tímidamente aventuro que nada buscan porque no les
importa, recordando que en mi infancia era ser "políticamente correcto" el repetir la frase "Alpargatas sí, libros no". Hay una gran diferencia entre intentar enseñar con el estómago vacío y esa frase, tan popularizada. Una cosa es intentar llenar las barriguitas
para que el ruido que producen vacías no tapen la voz del maestro, y otra es decir con orgullo que es mejor invertir en bienes de uso que en el talento potencial de quienes mañana regirán los destinos de este país.
Las pruebas, al canto: esta generación de dirigentes en su mayoría vivió esa frase como verdad revelada.
"... uno siempre tiene la impresión de que los pedagogos pasan de los profesores y los
profesores recelan de los pedagogos."
Pues..si. En lugar de razonar un trabajo conjunto, los maestros o docentes o profesores estamos obligados a tomar cursos de "perfeccionamiento continuo" sin un proyecto claro, y nos tocan tanto pedagogos/psicólogos/psiquiatras que saben de qué hablan, y a quiénes le hablan,como una proporción mayoritaria de estos profesionales que buscan abrir camino en un campo no demasiado ocupado...y traen ideas y modelos a cuál más "moderno" y más inaplicable.
Es entendible, al menos para mí, tal brecha.
La educación es cuestión de todos, - ya sé que la frase es remanida -, pero todo educa.
Siempre me dio ¿risa? la forma que hacen dinero fácil los que fabrican juguetes "educativos"
¡vamos! nada más educativo que lo que el mismo niño hace con sus ideas, sus manos y el material que encuentra. No niego que pongamos a su alcance juegos y métodos educativos ya preparados, desde crucigramas y construcciones complejas, materiales o intelectuales, pero
todo educa...para bien o para mal.

Si la escuela, como dicen aquí, s el segundo hogar, el hogar es la primera escuela...y el hogar no termina en el umbral de la puerta de calle. La calle entra, aunque el niño no salga, con los padres, los hermanos, los amigos.

Y ahora tengo en claro, bien en claro, hasta dónde llego.(como docente: como ciudadana tengo otros deberes): Llego hasta donde dice el contrato que llego, el contrato que firmé entre el Estado y el estudiante: el contrato dice que el estudiante deberá demostrar que sabe lo que el Estado ha escrito en una cosa llamada "programa" y yo soy el intermediario entrambos. Si lo
logra, le doy el diploma, si no, no se lo doy.
Eso no quita que, fuera del aula, tenga diálogo con los jóvenes, y por cierto, muy enriquecedor. Pero ya he asumido que no soy el hada salvadora y que o lo hacemos entre todos o volveremos a "golpear las puertas de los cuarteles buscando la mano dura que aquí hace falta".
De veras espero haber vivido ya demasiadas situaciones así y no quisiera ver otra. Pero es un trabajo entre todos.



55
De: nfer Fecha: 2005-04-15 02:42

(además de largo, con extraños saltos en los párrafos. Dos veces disculpas,Rafa)



56
De: RM Fecha: 2005-04-15 06:41

Pero con más razón que una santa, nfer :)



57
De: Free Citizen Fecha: 2005-04-15 10:55

Lo de no llamar alumno al alumno por ser politicamente correctos llega a un absurdo sobresaliente.



58
De: Otro profe más Fecha: 2005-04-23 19:45

Se olvida citar que estamos asistiendo al derribo lento pero programado de la Enseñanza Pública.
¿A quién beneficia la LOGSE, ahora LOE?
A la privada, que enstá mayoritariamente en manos de la iglesia.

Es una gran vergüenza que sea el PSOE el que lo está llevando a cabo.

También pienso que se incide mucho en el derecho a la Educación y muy poco en el DEBER de aprovecharla.
Yo no pago mis impuestos para que en mi centro, que tiene residencia, estén en régimen "gratix total" hasta los 16 (o más) una gran cantidad de ZANGANOS que no sólo no dan golpe sino que impiden aprovechar a los pocos que lo desean.
Y lo más esperpéntico es que esos pocos que estudian, después deben pagarse la residencia si hacen el Bachillerato.

Enseñanza gratuita sí, pero con el deber de aprovecharla (ojo, no digo de aprobar). Si se hiciera pagar a los padres una fianza que sólo se devolviera si el hijo ha aprovechado la oportunidad que muchos otros chavales no tienen en el tercer mundo otro gallo nos cantaría.

pedagogo LOGSERO = pedaBOBO




Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.168.206 (2713d6bebe)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?