No sé si recuerdan ustedes que el año pasado, por estas fechas y por este acueducto (o sea, este puente largo), teníamos mi santa y yo pensado escaparnos a celebrar nuestro aniversario cuando, zas, actuó la ley de Murphy, nos pilló la gripe Daniel y nos tuvimos que quedar en casa viendo caer la lluvia y con un mosqueo de dos pares.

Tentando a la suerte una vez más, pero con un órdago a la grande, y aprovechando la amable invitación de Víctor Ánchel (V. aquí para ustedes), nos hemos liado la manta a la cabeza y, sí, hemos jugado otra vez a lo mismo. Pero con los dos niños a rastras; dos niños que, naturalmente, por aquello de las alergias y de dar el numerito, ya venían tosiendo desde un par de días antes.

Así pues, cargados de maletas repletas de medicamentos, bufandas, guantes, jerseys, gorras, camisetas enguatás, calcetines, zapatillas, pijamas, batines (menos el mío), camisas, dentríficos y demás útiles, nos hemos plantado los cuatro en el pequeño gran paraíso privado de Víctor et family, en plan familia ocupa con acento andaluz, y la verdad es que hemos pasado tres diítas entrañables.

Les corrorerá a ustedes, como a mí, la envidia, si les cuento la chulada de sancta sanctorum que tiene Víctor en su ático, con un cine en casa y una colección de pelis en dividí que ya quisiera yo tener, más una biblioteca interesantísima (y no la mía, donde no hay más que, puaf, novelas), y cantidad de aparatitos y artilugios frikis, incluyendo la réplica del sable de Obi-Wan Kenobi. En la parte negativa (lo siento, tengo que decirlo, Victor, je), que se niega en rotundo a dejarse seducir por Buffy Cazavampiros... ¡pero tiene los libros de Anne Rice! Pecado mortal, pecado mortal...

En ese santuario pasamos un ratito entretenido viendo a toda pantalla Mimic, de Guillermo del Toro, que yo no había tenido ocasión de ver antes, y a petición de mis críos un rato largo de Las dos torres en versión original. Como no nos dio tiempo de terminar de verla, dentro de un rato la terminaré de repasar aquí en casa, que ya me han quedado las ganas y a fin de cuentas mañana sale la versión extendida de El retorno del rey. Lástima no tener aquí esa maravilla de pantalla. Me temo que vamos a tener que organizar dentro de un añito o así una megaquedada friki para ver un maratón Star Wars en ese ático, con las seis pelis seguidas una detrás de otra y su pertinente ración de palomitas y cubatas.

Por lo demás, como buenos pueblerinos que somos en contraposición con la megápolis que es Madrid (y más un puente como éste), uno se conciencia de lo buenas que son las cosas buenas de las que disfruta aquí abajo, y lo terrible que debe ser vivir en una gran ciudad donde todo el mundo va a su avío, sin sonreírte en los semáforos ni escuchar la música de las nubes. Eso sí, la provisión de dividís que me he traído (la nueva serie de Sherlock Holmes de Jeremy Brett y unos seis o siete dividíes de oferta, quién no se resiste a llevarse 2001 o Encuentros en la tercera fase por seis euros) es una de esas cosas difíciles de encontrar de manera sistematizada en Cádiz. Súmense a ello los Dunkin? Donuts que vamos a zamparnos en el desayuno dentro de un ratito y acabarán ustedes, como yo, dando gracias porque existen los trenes (aunque no les funcione nunca el pinganillo para escuchar las pelis esas tan extrañas que te sueltan durante todo el viaje).

Mis niños han jugado lo suyo con Aitana, que es una niña risueña con ojazos azules y habla especializada, una princesita de cuento, ya lo he dicho aquí mismo alguna vez. Y me temo que le hemos dado la lata a Ana, la mujer de Víctor, que es además una cocinera excelente (ya me estás mandando, V., la receta del arroz, anda).

Tres días para el recuerdo, desde luego. El gustazo de comprobar una vez más que los amigos se hacen de manera inexplicable, sin que haga falta tener una relación de años, ni siquiera una constancia física. Como Jesús Merino, como Jesús Yugo, como Juan Miguel Aguilera, o Rafa Fonteriz, o Pedro Jorge, o Lorenzo Díaz, o tantos otros, Víctor Ánchel es uno de esos amigos que, si viviera en Cádiz, vendría al club de casa todos los viernes, y se tomaría un café cada tarde con nosotros, porque ama las mismas cosas que nosotros amamos y le pueden los mismos placeres que nos pueden a nosotros. Esa es, claro, la magia.

(Víctor, Ana, Aitana: os queremos pero que ya en Cádiz este verano).

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/24053

Comentarios

1
De: Jesús Cuadrado Fecha: 2004-12-08 13:28

Estuvo usted hábil y previsor: en lo de la escapada, digo:

el refrán reza: "El huésped y la pesca a los tres días apesta".
---



2
De: V. Fecha: 2004-12-08 16:30

Lo del Cádiz veraniego va bien encaminado, porque andamos los tres con ganas (Aitana, me cuenta Ana, ha dicho esta mañana dos veces seguidas "carajote"...).
Lo de la Rice es un pecado de juventud, cagontó, pero lo tuyo con Buffy es que no tiene perdón de diós (XD).
Lo de la quedada friki para después de StarWars está ahí; algó se hará (aunque seguro que montamos algo los amigotes de Valencia para esas fechas).
Lo de dar la lata a mi parienta, dice que a ver de dónde os habéis sacado eso, que ella encantada (sobre todo de ver a Aitana como una moto dando saltos con los niños). Que lo que saca de sus casillas a Ana es que la niña no coma, no las visitas (y una cosa no es consecuencia de la otra, ojo).
Y, en fin, que ya sabéis dónde tenéis refugio en Villa y Corte para cuando se tercie. Siempre que vengáis con los niños y arroba y media de picos, claro...

V.

Postdata: se te olvidó mencionar la gracia de Gallardón del domingo. En la vida he perdido más el tiempo en Madrid, copón.
Postdata2: ya te mando la receta del arrocito levantino por privado, descuida. Son diez mil, eso sí. XD



3
De: RM Fecha: 2004-12-08 19:12

Es verdá: nos dimos un voltio enorme por todo Madrid, en atasco, solo para encontrar que no podíamos entrar en la Gran Vía, que estaba cerrada al tráfico. Diez mil vueltas y cuatro mil calambres después, vuelta a casa.


Eso sí, probar por primera vez la comida japonesa mereció la pena.



4
De: ifrit Fecha: 2004-12-08 21:51

Buena forma de pasar el puente!

Nosotros ya organizamos el maratón La Guerra de las Galaxias en DVD (ver: http://blogia.com/mediapinta/index.php?idarticulo=200412052
y a partir del jueves ya se podrá organizar otro maratón no menos esperado ;)



5
De: RM Fecha: 2004-12-08 22:41

Nada, nada, un maratón de STAR WARS de verdá sólo se podrá hacer empezando por el Episodio I y terminando por el VI, en su orden.



6
De: Txiki Fecha: 2004-12-09 11:09

¿V. tiene un ático? ¿En Madrid? ¡Es millonario!

En Madrid nos estamos últimamente aficionando a montar atascos con calles cortadas (últimamente= los últimos quince años). Hace nada, a traición, homenaje a carlos Sainz con exhibición en el Paseo de la Castellana. Y yo, sin saber nada, yendo en autobús. Para cortarse las venasssss.

P.D. ¿Qué japonés?



7
De: pablo marin Fecha: 2004-12-09 13:01

el sherlock holmes de jeremy bret me parece a mi el mejor de todos...pero ademas de largo.
me compre en amazon.uk el pack de ese sherlock pensando qu enunca saldria en españa. OLE!!!!



8
De: jose manuel Fecha: 2004-12-09 13:12

Hola, quisiera que me ampliasen su informacion sobre el sherlock holmes de jeremy bret (argumento epoca, etc) porque no me suena esa serie. Saludos.



9
De: RPB Fecha: 2004-12-09 13:31

Rafa, _ocupa_ se escribe con k.



10
De: RM Fecha: 2004-12-09 17:09

No, yo soy muy escrupuloso con las reglas gramaticales, y solo uso la K para decir Kpanklá, cuando voy a la droguería.



11
De: RPB Fecha: 2004-12-09 18:05

¿Y qué significa eso, exactamente?



12
De: RM Fecha: 2004-12-09 18:17

Cal para encalar, en andaluz. O sea, pintura para la pared.



13
De: Nico Fecha: 2004-12-09 18:32

Podríais contar cuál es el restaurante o dónde están los DVDs de saldo, que los fines de semana se agradecen referencias de ese tipo.



14
De: EMPi Fecha: 2004-12-09 18:54

Por cierto, ¿qué tienen de malo las novelas de Mrs Rice?
Dígame a mí lo de los áticos. Es el invento de la humanidad.



15
De: RM Fecha: 2004-12-09 19:32

Víctor, dí tú donde, que yo me perdí con tanta glorieta y tanta autovía...



16
De: V. Fecha: 2004-12-09 20:49

Amoavé. El restaurante no es Japonés (en Madrid hay algunos muy buenos que podría recomendar a los interesados. Desde caros, a muy caros), sino oriental (de los buenos, que últimamente hay muchos cutrillos). Se llama "Jade", y los habitantes de la zona sur (y Getafe, Pinto, Valdemoro y demás) conocerán su situación, porque está en el centro comercial "Nassica", en Getafe. Aunque el restaurante es oriental, lo que cocinan bien de verdad es la cocina china (ríete de los restaurantes chinos usuales) y la japonesa, con un sushi bastante bueno, la témpura de verduras muy buena y una plancha Teriyaki de solomillo de ternera del cagarse. El sashimi es fresco, y para postre: témpura de helado.
En cuanto a lo del ático, no es un ático exactamente: se refiere a la buhardilla (mi casa es un pareado de esos). Y no, Txiki, no soy millonario. Más quisiera yo, joé...
Saludos.



17
De: Txiki Palomares Fecha: 2004-12-10 10:23

Ah, buhardilla. Pues entonces no eres tan rico, no :-)
Oyes, pues si conoces japos y chinos y orientales hacemos una lista común a ver si se escapa alguno. Algún japo que no es caro también hay, ojo.



18
De: damaris Fecha: 2007-08-27 02:19

ees algo muy increible y fue un garana actor



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.161.227.32 (e99cebfe5f)
Comentario