2004-10-31

353. PASADO MAÑANA

Sí que es verdad: se juegan nuestro futuro a los dados. O con las tarjetas perforadas, lo mismo es. Pasado mañana, tropecientos millones de americanos del norte de América votarán a su presidente, y el resto de los habitantes del planeta nos tendremos que conformar con lo que decidan.

Tradicionalmente, lo saben ustedes, y salvo el lapsus freudiano del amigo Ansar, nosotros hemos sido demócratas. Del partido demócrata, quiero decir. Que yo recuerde, hemos preferido a Kennedy a Nixon, a Jimmy Carter a Reagan, a Bill Clinton a papá Bush y a Al Gore a George W. Y ahora, claro, al otro JFK, a John Kerry. Las razones, pura política exterior, nos atañen tanto que parecen obvias, pero aún así, y con toda la intelligentsia europea decantada de lado de Kerry, extraña un poco la pertinaz guerra contra Bush que vemos estos días en Canal +, como si despertar nuestras consciencias y ponernos en contra del emperador sirviera de algo.

Porque, ay, la primera gran pena es que no podemos votar en esas elecciones pasado mañana. Y, sombras de pucherazo aparte (¡en el altar de la democracia misma!), la segunda gran pena no es que Bush exista, sino que tiene detrás a la mitad de los que votan.

Y eso sí que me da mucho mucho miedo. Dios nos coja confesados a partir de pasado mañana.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/22712

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.205.145 (02ea3169e1)
Comentario