FIREFLY: CRÓNICA DE UNA CANCELACIÓN ANUNCIADA

A petición del respetable, el primer artículo proselitista que escribí, hace unos años, cuando apenas había visto la cuarta temporada de la serie. Se publicó en Dolmen y fue, quizás, el inicio de una larga amistad.

No sé si saben ustedes que las versiones cinematográficas de los personajes de historieta, desde siempre, me traen al pairo. Hace tiempo que sé que ninguna, ninguna, va a ser capaz de ofrecer más que un uno por mil de lo que ofrecen los tebeos, y que lo más probable es que se cambien detallitos nimios y detallazos importantísimos por aquello de que son medios diferentes (?) y que el guionista de la peli tiene que justificar que es más listo que el guionista de las historietas.

No he visto ni una sola versión de personaje de cómic en pantalla que esté a la altura de como era ese personaje originalmente. De decepciones tengo un baúl de recuerdos lleno: desde la versión que hizo Henry Hattaway de un Príncipe Valiente que daba algo de rubor hasta la más reciente peli de pseudo-animación de Spider-Man, sin olvidar los destrozos que el propio Moebius perpetró sobre Litle Nemo o el viaje cuasi-lisérgico que Warren Beatty realizó con Dick Tracy, un capricho incomprensible ad maiorem Dei gloriam.

O sea, que me importa un rábano que salga bien la peli de los 4 Fantásticos, la de Hulk, la de Corto Maltés o -un suponer- la de XIII. Las películas son siempre el primer número de una serie (siempre, porque además hay que presentar el origen del malo), y ya sabemos que la gracia de los personajes del tebeo está en la historia que van arrastrando hacia su futuro, la evolución que se hace de sus personalidades, con continuidad o sin ella.

En el campo de los superhéroes, Hollywood nos ha robado los iconos del único género que parecía original y exclusivo de la historieta. Ahora que los efectos especiales están, más o menos, a la altura de esas imposibilidades físicas que pueden dibujarse sin pestañear (o sudando mucho y con enormes dolores de espalda), casi parece (como consiguieron arrancarle en unas declaraciones a art spiegelman el otro día en Calle 13) que lo normal es que los tebeos les dejaran al cine via expedita y se dedicaran a contar otro tipo de historias con otro tipo de personajes. No caerá esa breva. Los tebeos siguen empeñados en servir de carne de cañón para el cine, bien suministrándoles personajes para que los destrocen y exploten a placer, bien reciclando a dibujantes (y hasta a guionistas) para convertirlos en diseñadores de producción o simplemente encargados de story-boards. Sea como sea, la historieta está perdiendo la batalla y, en su ceguera industrialista, se niega a darse cuenta.

Porque el cómic no tendría que necesitar del cine para sobrevivir. Y, siendo lógicos (y parece que el dinero no lo es), el cine tampoco tendría que tirar de los tebeos para hacer películas. Vale que en todas partes hay falta de imaginación, pero no podemos decir que hoy por hoy haya millones de personas ávidas de ver en carne y hueso a personajes de papel, y el personal se sigue preguntando para qué puñetas se compran los derechos de From Hell para acabar haciendo una película más de Jack el Destripador... una historia que no devenga derechos. El auto-plagio (por aquello de que es el jefe, no otra cosa) que Avi Arad hace de los X-Men de toda la vida con la serie Mutante X es ya cuestión de juzgado de guardia, oigan.

El cine y sobre todo la tele son más listos que la industria del tebeo. Y saben que, si no compran los personajes, se puede adaptar más y mejor los conceptos de los tebeos a sus propios medios. Es ocioso señalar a Indiana Jones como heredero de Johnny Hazard, a Star Wars como trasvase de Flash Gordon, o al aventurero O?Connell (de La Momia) como heredero de Turlogh O?Brian y Conan de Robert E. Howard. Los personajes de Matrix son más Patrulla-X que la Patrulla-X, a la que acabaron por influir en cine y luego en los cómics, y hasta en bodrios infumables como La celda se nota que los guionistas imaginaban a Jennifer López haciendo de Ororo Munroe. Echenle ustedes un vistazo, si pueden soportar la peli y no se distraen mirando las excelsas posaderas de la nena.

A la luz de lo que, para la historia de Spider-Man ha supuesto la peli de Sam Raimi (cuyos Hércules y Xena televisivos son más Conan y Red Sonja que el Conan y la Red Sonja de la tele, a pesar de que haya por medio un guionista llamado Roy Thomas) podemos observar que la historia de Peter Parker, de sus amores y sus desamores, de su lucha por la supervivencia en el high school y luego en la universidad, con sus enfrentamientos a supervillanos y su grupito de secundarios que acabarán por ser tocados por la muerte no podía ser contado en un largometraje de dos horas. Ni en cuatro ni cinco.

Hacía falta la televisión.

Y muy inteligentemente esos mismos conceptos del adolescente que intenta abrirse paso a puñetazos (y a patadas, que son coreográficamente más lucidas) se están explotando ya en una serie de culto llamada Buffy cazavampiros.

Si han seguido ustedes la serie, habrán visto que las coincidencias con cierto trepamuros son, más que casuales, exquisitas: madre en la inopia que acaba enfermando como una juvenil tía May, chica marginada que se suelta el pelo y caza vampiros y monstruos mientras le da a la lengua, un instituto lleno de frikis donde el personaje de Xander remite al propio Peter Parker, la guapa Cordelia que borda el papel de una descerebrada Mary Jane Watson contemporánea, un hombre lobo llamado Oz por abreviatura de su apellido Osborn... todo en medio del viaje iniciático y único que es la vida.

Los referentes a los tebeos se multiplican cuando vemos que no sólo de Spider-Man vive Buffy: el mentor, guardián, vigilante o como traduzcan cada temporada la profesión de Giles el bibliotecario se equipara al profesor Xavier (y una ojeada a su pasado nos lo revela como John Constantine); la inseguridad vital de Willow la hace parecer un cruce entre Kitty Pryde y Loba Venenosa; el vampiro con alma que es Angel y su contrapartida maligna Angelus recuerda los tormentos de Cíclope o Estela Plateada o el mismo Morbius; el simpar Spike, el vampiro controlado por un chip que le impide morder pero no descargar su mala baba lingüística le hace adoptar el papel cascarrabias de un Lobezno; el nuevo novio de Buffy, el fortachón Riley, es una versión adolescente del Capitán América (hasta tiene un sidekick negro), y el grupo al que pertenece, la Iniciativa, parece una especie de SHIELD dedicado a experimentar con vampiros y seres del inframundo como si fueran una Bóveda puesta al día. El malo de la cuarta temporada, Adam, se parece al cyborg Deathlock como una gota de agua a otra, ojo rojo incluído.

Los jocosos diálogos hacen continuamente referencia a situaciones de tebeo, a Clark Kent, Supermán, Batman, los Vengadores, los 4 Fantásticos y... sí, a Spider-Man. Cuando un asombrado Riley le comenta a Buffy sobre sus superpoderes (porque no se cortan y hablan en esos términos, faltaría más), no puede por menos que decir: "Tienes superfuerza, como Spider-Man". Y la Cazadora le responde: "Sí, pero no me pego a las paredes". Cuando el enfermero del hospital se sorprende de lo mismo y ella no sabe explicarle de dónde viene su fuerza, el propio chaval dice: "Ya sé, te picó una araña radiactiva".

La serie además adopta el equivalente de lo que son las splash-pages iniciales de los comic-books: los episodios suelen comenzar con Buffy paseando por el cementerio, dándose de leches con los vampiros de turno, o posando directamente, cual Daredevil, sobre los mausoleos y las tumbas.

Más que la peli o las pelis que hayan de venir de Spidey, todo lo que hemos leído en cuarenta años del personaje se puede encontrar hoy en Buffy: hay spin-offs a otras series (Angel, y se comenta que una nueva con Giles) y hasta crossovers; un reverso-tenebroso al estilo Venom o clon llamado Faith; muertes y resurrecciones como no podía ser de otra manera...

Y sin embargo en sus siete temporadas Buffy ha ido más allá de donde pueden o saben ir los cómics: de ser un puñado de adolescentes (llamados en jugoso juego intertextual The Scooby Gang, uno más de los chistes que se pierden en la versión española) han ido convirtiéndose en adultos, y el sexo y los comentarios sexuales se han ido adueñando de sus feromonas y de sus vidas. Dudo mucho que en un tebeo mainstream que no cuente con el beneplácito del por-ser-vos-quien-sois-mister-Morrison se pueda contar, como en uno de los episodios, que Buffy y Riley se pasan follando todo el capítulo, despertando un poltergeist de niños sometidos a una estricta disciplina.

La serie de Buffy además no se toma a sí misma en serio: cuando hay que hacer un episodio mudo, se hace; cuando hay que hacer un episodio musical, allá va; si es necesario convertir a un personaje en bruja lesbiana, se tira adelante sin pensárselo dos veces, y si alguien se escandaliza, que se jorobe. El sentido de la experimentación lleva a presentar capítulos oníricos o momentos de puro drama, escenas de sangre y tripas con comentarios humorísticos llenos de referencias a la cultura pop. Los personajes entran y salen, se marchan, mueren, cambian.

Y no se tiene miedo al cambio.

Porque se asume que Buffy es una serie con fecha de caducidad, como toda la televisión: un día acabará, las luces se apagarán y los actores se irán a interpretar otra cosa.

Dentro de cuarenta años, la tele del futuro estará explotando otro filón.

Si sobreviven, seguro que los tebeos estarán contando por enésima vez la nueva gripe de Spider-Man.


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/17852

Comentarios

1
De: Anonima Fecha: 2004-04-22 18:13

Esta claro, me pierdo entre tanto comentario, no tendré más remedio que pedirte el D.V.D. de la serie.



2
De: RM Fecha: 2004-04-22 18:31

Con esos datos, lo llevas claro :P

Y además, están en inglés. ¿El sábado al museo?



3
De: Victor Hugo Fecha: 2004-04-22 19:44

Me dejaste tan ávido de "Angel" tras el artículo que escribiste hace unos meses que me he hecho con la 2a temporada en dividí en inglés. En cinco capítulos ya he visto un homenaje a los X-Men (esa Jean Grey fugitiva que nadie puede tocar), la Era MCarthy (el episodio de Angel en los 50), Batman (el previo del primer episodio Angel, Cordy y Wesley entrando en ese gimnsaio), los Lakers(El Demonio alto ese que se llama Deevak,supongo por Vlado Divac) y ayer con el quinto creí morirme de gusto con "DEAR BOY" en la conversación final entre Angel y Darla en ese antiguo convento. Qué díálogos, qué interpretaciones. I-M-P-R-E-S-I-O-N-AN-T-E. Sigue ne rumbo ascendente.



4
De: RM Fecha: 2004-04-22 19:52

O sea, que aún no has visto cuando Darla...

Lo mejor.



5
De: V. Fecha: 2004-04-22 21:07

Excelente el post de hoy. En la línea habitual, vamos. Mucha razón tienes en tus apreciaciones acerca de que el cómic no es un medio necesariamente adaptable al celuloide, aunque hoy día las mentes pensantes de los estudios prefieren adaptar cualquier cosa en la que otro alguien ha pensado antes a idear algo novedoso o diferente. Es más, en la mayor parte de los casos parece evidente que no es un medio que se lleve bien con el cine. Qué se le va a hacer: tres cuartas partes de lo mismo sucede con la literatura, y tampoco pasa nada (últimamente, les ha dado por inspirarse en relatos cortos, y el experimento funciona mejor: como el autor apenas bosqueja el mundo en el que se mueve su relato, al guionista le queda espacio para ser original).
En lo que no ando muy de acuerdo es en las loas para Buffy, ya sabes. No me atrevo a profundizar en el tema porque no he visto más allá de cuatro o cinco episodios, pero ya sabes lo que pienso al respecto...

V.

Postdata: leí ayer tu "Bibliópolis". Qué buen relato corto escribiste, so jodío.



6
De: RM Fecha: 2004-04-22 21:11

A mí Buffy tampoco me hacía gracia, hasta que vi tres episodios seguidos. Dale una oportunidad, que es lo mejor.

Sí, Bibliopolis es un buen relato. Además, es un orgullo haber dado nombre a una editorial gracias a él.



7
De: Alex Werden Fecha: 2004-04-23 01:34

Gracias, llevo 3 meses buscando el artículo entre los cerca de 4 metros de material que tengo amontonado en busca de estante o similar. No ha perdido un ápice de actualidad aunque la serie haya terminado ya gracias a la excusa formal desde la que arranca.

Por culpa de este artículo me puse al día con la serie y no me arrepiento de ello, claro que antes tuve que topar con algunos otros escritos tuyos para estar ya inclinado a pensar que si con tu criterio eres devoto de Buffy algo debía haber en ella.

Pedí este artículo para volverlo a leer pudiendo enlazarlo en mi blog, como te comentaba, pero ahora me preocupa que tras haber contagiado a unos cuantos de mis lectores con Buffy... ¡Es un peligroso Spoiler! ...tendré que señalizarlo bien porque tengo a gente aun en la primera temporada, (menuda suerte, yo voy por la quinta... y las maravillas que les quedan por descubrir)

Gracias de nuevo.

PD: ¿No fuiste tú quien comentaste que el nombre de pila de Riley era Ben?



8
De: RM Fecha: 2004-04-23 05:43

No. Además, Riley es sunombre de pila. Riley Finn.

Ben es el nombre del doctor.



9
De: RM Fecha: 2004-04-23 05:51

Alex, busca en "Archivos" el post llamado "Spike, retrato del vampiro adolescente".



10
De: Victor Hugo Fecha: 2004-04-23 08:47

Yo me enganché a Buffy en la cuarta temporada (por aquel entonces no sabía ni cual era). A raíz de un episodio que visioné una tarde antes de irme a trabajar. En el que un vampiro rubio platino (que me caía como el culo) intenta morder a una pelirroja bruja adolescente (no me sabía los nombres) y no puede debido a una aparato que le habían puesto en la cabeza. Pensé ostras ¿esto qué es? Y visioné varios episodios a la espera de que la tal Buffy se cargara al capullo ése. El resto es historia. Lo curioso es que mi prima adolescente de Inglaterra con la que apenas hablaba es una forofa de la serie, así que te puedes imaginar las horas que no pasamos hablando ahora. Además allí las series (angel y Buffy) las hacen a las seis de la tarde y las están repitiendo desd el principio. Una maravilla. Estoy deseando que llegue el 5 de mayo...



11
De: Anonima Fecha: 2004-04-23 09:58

¿El sábado a qué museo?. Explicame, por favor.



12
De: RM Fecha: 2004-04-23 10:40

Nada: no eres la anónima anonimae que yo creía :)



13
De: Anonima Fecha: 2004-04-23 11:30

Vale, pero dime lo del Museo y si me vas a prestar los D.V.D.y quien te creías que era yo ?



14
De: Javi Lara Fecha: 2004-04-23 12:11

El cuento Bibliopolis ¿donde salio publicado Rafa?



15
De: Alex Werden Fecha: 2004-04-23 12:24

Ya lo he visto, tranquilo. Tengo hasta descargadas y en sedé columnas de El Dia Noga desde hace un par de años. Tambien pensaba tener tus escrito sobre Spike en cuenta, aunque sea una monografía.



16
De: RM Fecha: 2004-04-23 14:57

En Gigamesh.
Y en la reciente Antología 10 que daban de regalo en la FNAC al comprar dos libros de ciencia ficción de Minotauro.



17
De: roger Fecha: 2004-04-26 22:45

Hola Rafa , yo me enganché a Buffy gracias a ti.Lo había intentado bastantes veces , por la recomendación de mi hermano y sobrinos , pero nunca me enganchaba. Fue tras leer tu Mundo de Dioses, mi libro preferido, y tras ver tus comentarios, en diferentes foros de dreamers y tus artículos en esta página ,cuando me enganché, hace mas de 2 años , con la llegada del que me parecía un Billy Idol de pacotilla, Spike.
Me ha enganchado mas si cabe Angel y me fastidió mucho la política de A3 con la serie.Ahora que voy a poner el ADSL , ESPERO PONERME AL DÍA EN LA RED.

En otro orden de cosas, me gustaría ponerme en contacto contigo, si puedes mandame un email o pásame tudirección.



18
De: RM Fecha: 2004-04-27 09:15

rafaelmarin@ono.com



19
De: Daniel Fecha: 2004-04-28 10:20

Hola, ya estoy de nuevo aquí, tengo que comentar en referencia a mi querido lanzaredes con el cual me crié (heredé sus comics en blanco y negro primero y luego en color de mi hermano mayor, 45 años ahora) tengo que comentar que lo que hacía especialmente atractivo dicha serie de tebeos era que Peter Parker tenía tantos problemas como cualquier persona normal, era muy cercano, y pienso que muchos nos sentíamos muy identificados con esos problemas.Aún recuerdo como muere su primera novia, o del miedo que me causaba ese Buitre en Blanco y Negro tan tétrico.



20
De: RM Fecha: 2004-04-28 10:53

Dani, pincha en archivos y busca el post "El héroe que fuimos todos nosotros".

Y ya te regalaré mi libro "Spider-Man, el superhéroe en el espejo" cuando salga :)



21
De: Daniel Fecha: 2004-04-28 11:16

De acuerdo Rafa busco el otro archivo, y gracias de antemano por el libro. Tengo que decirte que tengo unos amigos muy picados con los comics, cine y libros de ci-fi a los que ya les he hecho la suficiente publicidad del hispacon.Me voy al post que me indicas



22
De: Blue Thing Fecha: 2005-11-17 00:56

Con mucho, la mejor revisión de mi serie favorita que he leído en años. No esperaba menos, maese Marín.

Gracias.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 23.22.50.12 (ec8025f1b5)
Comentario