¿Hay algo más aburrido que la tele en Navidad? ¿Dónde están aquellas lejanísimas sesiones de cada tarde de mi infancia, cuando nos largaban horas y horas de pelis de aventuras de serie b con Ivonne de Carlo y el remedo de Errol Flynn de turno, las historias de las mil y una noches con príncipes, serrallos, espadas torcidas que se torcían al chocar y chicas despampanantes que según qué película eran malas o eran buenas?

Y no solo eso: ¿por qué son tan reiterativos los anuncios de Navidad? ¿Por qué son tan peñazos? Los anuncios de juguetes, lo sabemos, son mentira, lo descubrimos ya de pequeñitos: ni todos los soldados del mundo de Comansi traían todos los soldados, ni los coches del repelente Santi Rico eran así de grandes, ni ahora los tragabolas y demás jueguecitos chorra duran más que el día de reyes, porque son frágiles y están hechos no sé si en Taiwan, pero sí de papel de fumar. Y los anuncios para mayores... qué cruz, oigan. Llega la Navidad y ya no se anuncia, qué sé yo, ni el Ariel Instamatic ni los seguros esos del teléfono rojo: todo-todito todo son champanes (perdón, cavas), y colonias.

¿Hay algo más aburrido, más sobreexpuesto a la noticia mediática sin tener razón de ser que los anuncios de Freixenet? Venga burbujita por aquí, venga maciza por allá, venga frase torpe que dicen mal hasta quienes son de aquí... No comprendo por qué se gastan tantos euros en un sopor semejante. Podrían poner perfectamente el del año pasado, o el del otro, o el del otro, y seguirían vendiendo lo mismo. Bob Fosse, qué daño le hiciste sin saberlo al mundo de los espumosos, hijo.

¿Hay algo más tonto (pronúnciese, plis, en modo Cruz y Raya) que los anuncios de colonia? Todos guapos y todas guapas, todos mojaditos, todos en paisajes de ensueño donde por lo visto no es Navidad, porque no nieva ni llueve ni hace frío, todos dándose unos lotes de impresión para ponerlos los dientes largos... Y todo para anunciar no la peli X del video comunitario, ni el enésimo pase de Nueve semanas y media, sino colonia con ínfulas que después encuentras en el top manta de las colonias (que también existe, no sé si lo saben ustedes) por poco menos de seis euros.

Yo, perdónenme ustedes, es que odiaría que alguien me regalara perfume. No porque considere que esas cosas no se le regalan a los hombres, conste. Es que mi perfume, como mi ropa (hasta la interior), la elijo yo. No me viste nadie, ni me perfuma nadie. Esas cosas tan personales son de uno mismo, y uno se echa a temblar si todos los miembros de la familia, al unísono, dieran en regalarle a uno perfumes de lo más variopinto: Paco Rabanne, Axe, Diavolo, Varón Dandy, el que sea. La personalidad perfumil de cada uno se iría a hacer puñetas, me imagino. Uno cuida su propio olor como cuida su afeitado o su despeinado.

Los únicos anuncios que tienen cierta gracia (y ya empiezan a cansar un poco) son los del Gordo de Navidad, por la estética retro y la fotografía en blanco y negro. Se nota que han chupado lo suyo de Neil Gaiman y de Sandman, ¿eh? De todas formas, le veo un doble handicap: por un lado, se corre el riesgo (que me da igual) de que al Gordo de Navidad se le acabe llamando el Calvo. Por otro, el empecinamiento algo caraja en anclarse en los años cuarenta en su estética. Ya tendrían que ir aligerando y avanzando un poquito más en las décadas. Como los de Cuéntame, mismamente.

Que lo mismo, siempre, hasta el jamón, harta.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/14186

Comentarios

1
De: Jesús Yugo Fecha: 2003-12-27 20:47

Pues a mi los anuncios del gordo de navidad me recuerdan a El cielo sobre Berlín, que los creativos de publicidad de tebeos saben más bien poco. Al menos en mi experiencia.



2
De: Jesús Fecha: 2003-12-28 00:56

A mí los anuncios de navidad me hacen sentir melancolía, una tristeza que no logro localizar, así que procuro no ver mucho la tele :)



3
De: Álvaro Fecha: 2003-12-28 07:09

Pues me lo han quitado de la boca... la estética del "calvo" está calcada totalmente de la genial película de Wenders. Pero oye, de lo de Freixenet discrepo porque resulta que este año me sorprendieron con un genial spot de animación, radicalmente distinto a todo lo visto hasta el momento y muy atractivo visualmente.
Lo de la Paz, para pedir la Guerra, eso sí.



4
De: RM Fecha: 2003-12-28 08:37

¿Seguro que el de animación es de Freixenet y no de la competencia?



5
De: Sr. Paquito Fecha: 2003-12-28 09:26

Cuando veo el anuncio del calvo (dicen que es un actor inglés al que no conocen ni en su pueblo) digo a todos: ¡Ya está ahí! ¡Que sale el primo de Pantani, el ciclista italiano, ese que se enchufaba!

Ahora bien, el anuncio de la niña y el Plus es total: "pues tú pídete un abogado, que esto es allanamiento de morada con intimidación... mmmm... te van a caer ocho años".

Buenísimo. Para mí, el mejor.



6
De: Álvaro Fecha: 2003-12-28 20:46

Si, seguro, es de Freixenet. Yo también pensé que era de la competencia.



7
De: RM Fecha: 2003-12-28 20:59

Pues a ver si siguen en esa línea y el año que viene se dejan de burbujitas chorra, ¿no?



8
De: karlos Fecha: 2003-12-28 21:04

burbujitas, prefe a los mojinos haciendo de burbujas XD y la verda q aun no se como me han dejao tocar este año la tv y el dvd, sera q tan cansaos de ver pelis repetias? o cansaos de oirme quejar?



9
De: Robin Fecha: 2003-12-28 21:31

La televisión en navidad normalmente es que no hay por donde cogerla, y para los anuncios vamos a tener que estudiar una carrera de "comprensiologia", otros son muy divertidos, y otros son una autentico coñazo, veanse las burbujitas y la famosa de turno brindando en oro, y con un anuncio cada vez menos imaginativo, esperemos que aprendan de la NIÑA Y EL PLUS, aun así, quiero desearos FELICES FIESTAS.... (CON Freixenet)



10
De: Dr_Faustus Fecha: 2003-12-28 21:46

¿Por qué tomarse la molestia de hurgar en la basura para salvar algo? La tv es basura, la publicidad es basura, la ninia de polanco es insoportable y la bso del colega zhivago termina alcanzando el génitourinario. Si todo eso lo pagan los compradores, la situación está en nuestras manos, ergo...



11
De: vito gonzaga Fecha: 2003-12-29 03:43

Sr. Paquito: Ahora bien, el anuncio de la niña y el Plus es total: "pues tú pídete un abogado, que esto es allanamiento de morada con intimidación... mmmm... te van a caer ocho años".

Pues a mí no me gusta, de hecho antes quitaba ése que el de la pava que se pega el lote con el perchero.



12
De: Txiki Fecha: 2003-12-29 19:14

Coño, para una vez que se habla de publicidad y estoy de vacaciones.
El anuncio de animación es de Freixenet, sí, pero de su producto Cordón Negro. es de un tipo que se llama Zoran Bihac (www.zoranbihac.com) y de la agencia española Delvico.
En cuanto al anuncio Freixenet normal, el protagonizado por Paz Vega este año, sigue existiendo, desgraciadamente, y es obra, creo,de una agencia llamada Pomares (o algo así). Es una agencia que en el año sólo hace el anuncio de Freixenet, y eso desde tiempo inmemorial. Amigos del cliente, supongo. Lo cierto es que, incomprensiblemente, siguen tirando el dinero -mucho- en anuncios que ni siquiera están bien rodados.
En cuanto a los perfumes... Pues qué quereis que os diga. Qué complicado es hacer publicidad. Sobre todo de algo tan vaporoso como un perfume, tan trivial, tan indemostrables sus beneficios por televisión. Pero son un coñazo, sí.
Y sobre el calvo de la Lotería, Jesús tiene razón, es más probable que se remita a Wim Wenders (copiado abundantemente en publicidad) que a Sandman. Yo soy un bicho raro en publicidad porque leo tebeos.



13
De: RM Fecha: 2003-12-29 19:45

No he visto nada del amigo Wenders desde hace... puf, veinte años.
Pero El Calvo tiene estética de tebeo también. De almanaque de tebeo de los años cuarenta-cincuenta.
Oño, si los únicos que faltan son Roberto Alcázar y Pedrín comprando el pavo de marras.
Y Carpanta.



14
De: Maria Fecha: 2005-08-21 22:42

el persnaje de la loteria de navidad es un plagio descarado de la película de Wenders, El cielo sobre Berlín. No sé como la gente no se ha dado cuenta. El protagonista de la película tambíen va con un abrigo igual y una bufanda, encima es en blanco y negro. Me quedé de piedra cuando lo ví. Lo único que lo han puesto calvo para que no sea tan descaradamente igual, pero la estética es la misma: un hombre feo y corriente, que va repartiendo felicidad entre la gente. La agencia Publicis tiene una cara que se la pisa, y luego hablan de creatividad. Y encima le habrán pagado una pasta. yo soy licenciada en Publicidad y estoy indignada



15
De: belkis Fecha: 2009-11-12 18:19

hay muchas cosas que celebrar pero una de esas cosas es la navidad de verdad la navidad es algo muy espacial en ella aprendimos muchas cosas como el saber compartir y agradecerle a Dios por todo lo que nos ha dado y tambien por darnos vida y poder disfrutar de una navidad mas



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.162.105.241 (efc2b5f0c0)
Comentario