A tenor de lo que hoy sufrimos en nuestro país, podría decirse que la televisión, ese medio mágico que desterró la efímera popularidad del cómic, está de capa caída: rijosidades que a nadie importan de famosillos del tres al cuarto que no han hecho absolutamente nada por merecer un segundo de cobertura mediática; desvergüenzas de tarados, frikis, anormales, inadaptados, transformistas, descolocados, granujientos, travestidos y tránsfugas del sentido común que lloran, ríen, chillan, saltan, brincan, enseñan potorro, piercings o tatuajes a la hora en que, en poridad, tendrían los niños que estar viendo la tele mientras presentadorcillos o presentadorcillas de faltas de ortografía hasta en el lenguaje oral les jalean las gracias o las desviaciones y tratan en vano de poner orden en la trifulca que ellos mismos potencian, como si no se les fuera la cuota de audiencia en ello; imitadores de medio pelo de Oscar Wilde que aprovechan cualquier guirigay del resto de la manada para enseñar la pobre colita que les dio el Señor, mientras las nuevas prostitutas y los viejos prostitutos de esto de la línea catódica intentan engañarse a sí mismos y negar que son mendigos sin oficio pero con beneficio; programas infantiles que hay que ver muy de mañana, madrugando entre la leche tibia y las legañas con galletas antes de irse al cole, porque a la vuelta del cole, ay, sólo se encuentra uno lo de varias líneas más arriba; concursos de juzgado de guardia donde la gente que tiene algo de culturilla tiene que permanecer de pie bajo los focos meses y meses para conseguir llevarse a casa unas míseras trescientas mil pesetas y otros concursos de pena de reclusión mayor donde la guapa de turno o el analfabestia de la semana hace el carajote durante tres segundos, suelta la burrada más gorda y ala, al tajo con dos millones a repartir con hacienda; gentuza que no comprende que el bien más preciado es la libertad y como tal la intimidad y que por una piscina climatizada y verle de cerca las arrugas a la entusiasmada ex-progre de su época se encierran con otros doce o quince imbéciles en una casa donde no hay un puñetero libro; lo mismo pero en isla exótica donde la gente se dedica a putearse y pasar hambre y nunca vemos si los cámaras y el equipo técnico reciben por hidroavión el catering con langosta termidor y cava Juve y Camps, que es el que a mí me gusta; porteras trascendidas y mariconas con corbata de lazo que desvirtúan para siempre jamás el otrora noble oficio de periodista; teleseries españolas donde se da trabajo al mucho talento téspico que hay en casa pero a costa de plagiar de pe a pa los supuestos de series yanquis que tenemos más vistas que el tebeo y que, así y todo, resultan infinitamente mejores, o donde esté el capitán Furillo que se quite el doctor Vilches, no sé si me explico; anuncios interrumpidos cada quince minutos por el pase de películas larguísimas donde la traca final ya no la ve nadie, porque nos hemos quedado dormidos antes, que al día siguiente hay currelo; y para qué vamos a hablar de las grandes obras maestras del cine de todos los tiempos, que ya ni pasan en horarios de madrugada. Seamos sentidos y no mencionemos los informativos de cualquier cadena, desde los boes televisados a los chapapotes de acoso y derribo continuado de las tres y las ocho y media.

Y, sin embargo, la televisión que se hace hoy día es mejor que nunca. No ya por la obviedad de los medios técnicos, sino porque, desaparecido el cómic, entregado el cine a la espectacularidad visual en detrimento del desarrollo de los personajes, es en el medio televisivo donde se está haciendo eso que antes fue privativo del cine y el cómic y la novela: enamorarse de una historia y unos personajes y explorar sus vidas hasta que llegue el momento de poner el punto final porque ya se ha contado todo lo que importaba.

Hace muchos, muchos años, antes de que la educación de este país se dejara no en manos de los profesionales con título homologado por el ministerio de la cosa, sino de las cadenas privadas de televisión (un inciso para recordar que aquí no existen cadenas "públicas"), cada día de la semana tenía una característica especial: los lunes, por ejemplo, Es usted el asesino. Los martes, qué sé yo, El túnel del tiempo. Los miércoles, Ironside. Si piensan que he remontado mucho en el tiempo, saltemos diez o quince añitos y recordemos que los jueves era el día de La ley de Los Angeles, o el domingo el de Canción triste de Hill Street.

De pronto la oferta se quintuplicó, y en vez de volvernos locos intentando programar los videos para ver las series que nos interesaban, por si las emitían a la misma hora, la gama televisiva española se convirtió, supongo que a mayor imitación de las horteradas italianas, en la misma cadena repetida, el mismo programa reciclado una y otra vez: hagan ustedes zapping y comprueben. O mejor, no se tomen la molestia y no lo hagan. Ahora cualquier noche es la misma noche, con los berridos y las cuchufletas del, en otro tiempo, reverenciado señor Sardá; y cualquier tarde es la misma tarde, con las peripecias de los famosillos y los aspirantes a hazmerrerír del barrio contándolos lo mismo en vez de acudir a un psicólogo o a un confesor, que además son gratis; y cada mañana es la misma mañana, por más que cambien en cada cadena la carita del aspirante a despedido que pretenda hacerle la competencia a la señora de Málaga, clónicos de don Karlos Arguiñano incluidos en las mismas franjas horarias. De los culebrones no creo siquiera que haga falta acordarnos del mal día en que don Jesús Hermida nos los colgó de la espalda.

La gran baja colateral de la contraprogramación que nos asola han sido, naturalmente, las teleseries. Víctimas de los concursos, de los reality shows, de la telebasura, hemos perdido la principal característica creativa de la televisión como medio. Hemos perdido veinte años de series; unas, porque nadie se atreve a comprarlas y emitirlas; otras, porque se compran y se emiten a la hora en que los serenos van dando cabezadas; otras porque se compran y se emiten cuando les sale de los cojoncillos al programador de turno, que debe de estar conchabado con el señor Casamayor, lo cual obliga a que sean sonoros fracasos de audiencia.

De vez en cuando, comprendiendo todo lo que se ha perdido, y para rellenar huecos en verano, alguna televisión suelta de una tacada, todos los días más o menos a la misma hora, temporadas completas de alguna serie interesante. Pero eso nos obliga a estar clavados en casa a determinadas horas, porque ya ni siquiera se puede programar el video: las series jamás coinciden con las supuestas horas de emisión, lo habrán sufrido ustedes en sus propias cintas. Con todo, es un mal menor. Dichoso aquel que tiene Babylon-5 grabado de televisión española en su pase los sábados de madrugada. Y dichoso el que no se sabe de memoria capítulos enteros de El príncipe de Bel Air o Matrimonio con hijos, o cómo hacer unos odiosos Simpson de carne y hueso aunque la hija esté de toma pan y moja. A veces, por poner el ejemplo definitivo, alguna de esas series hasta triunfa a pesar de la mala fortuna con las que se emiten en las cadenas generalistas: recordemos el caso de Expediente X o ahora, parece, CSI.

El gran absurdo de todo este desbarraje es que ahora, para ver las pocas series interesantes que se emiten en este país nuestro, hay que retratarse y acudir a los canales de pago: soltar una pasta gansa para poder seguir lo que, en la mayoría de las teles del mundo, se emite "gratis" o en abierto y que en cualquier país normal coparía los índices de audiencia.

Y todo esto, insisto, para poder certificar de buena tinta que la televisión que se hace ahora, a niveles creativos, a niveles técnicos, a niveles de profundidad de caracteres y de desarrollo de premisas es mejor que nunca. Series como Buffy Cazavampiros o Angel, o esa maravillosa The West Wing de las que ya les escribiré dentro de unas semamas, tienen detrás de sí un bagaje, una experiencia, una energía narrativa, un saber contar historias, un respeto a su propia continuidad y a la biografía particular de cada personaje que no se ven ya en el cine y tampoco en la historieta. No sólo esas: una serie como Sexo en Nueva York eleva a la categoría de magistral sarcasmo la lucha entre sexos y la coprolalia más atrevida; ya nadie podrá contar historias de la mafia sin tener en cuenta cómo la retratan Los Soprano, como cualquier serie de policías y ladrones nunca podrá evitar el referente de Hill Street Blues ni los abogados a McKenzie y Brackman de La ley de Los Ángeles, ni podrá leer un tebeo de Red Sonja o de Conan sin recordar las piruetas de Xena con su shakrán o de Hércules con sus muñequeras de diseño. La penúltima maravilla que me ha tenido enganchado (en canal de pago, claro, antes de que telefive se la cargara en horarios de locos) es Band of Brothers, titulada Hermanos de sangre en castellano: la historia verídica de la Easy Company en la Segunda Guerra Mundial, heredera estética de Salvar al soldado Ryan donde se muestra la contienda y sus efectos de una manera crudísima para tratarse de un medio televisivo tan estructurado en segmentos de cuarenta minutos y cuatro actos; la compañía Easy, lo recordarán ustedes, es el cuerpo del ejército donde el Sargento Rock hizo de las suyas en mundo del tebeo, y desde luego que la serie tiene su espíritu trágico y fatalista.

Mis últimos enganches en privado (o sea, buscando por mi cuenta y a cuenta de mi cuenta) son a series antiguas que intento recuperar en DVD, aunque sea en versión original, ya lo saben ustedes: La simpar Fawlty Towers, la gamberra Men behaving badly (no se preocupen, cualquier día hacen una versión/plagio situada en Vallecas y nos contentaremos), esa maravilla que es Robin of Sherwood, El enano rojo (porque aquí tampoco se atreverán a sacarla en dividí, claro) y ando a la caza del Sherlock Holmes definitivo, el de Jeremy Brett.

Vamos hacia una cultura hermética. Porque antes podías hablar de qué habíamos visto en la tele la noche anterior, y hoy para contarle a alguien las excelencias del crossover entre Buffy y el episodio de Angel tienes que acudir a internet, porque en cien kilómetros a la redonda no comparte esa afición contigo nadie. Es el gran mal de los que sabemos un poquito idiomas: cómo comentar con los demás amigos el juego de palabras, la expresión malsonante, el ingenio verbal de John Cleese o el desvergonzado Lister... porque tenemos que saciar las aficiones en otro idioma.

Una cultura hermética, sí. O lo que es lo mismo: una cultura selectiva que podrá perderse al estar en boca y ojos de unos cuantos. Siempre será más fácil y más barato colocarle un micrófono a un indocumentado para que diga burradas ante las cámaras. Si esto sigue así, en el futuro, las generaciones venideras no recordarán con anhelo las aventuras y desventuras de los héroes y antihéroes de las series de este momento o de los momentos futuros. ¿De qué hablarán? ¿Del ceceo de los cantantes de OT? ¿De las muletillas de los falsos cobayas de Gran Hermano? ¿De las pasadas de pepsiómano de cualquiera de los vividores que asoman el careto y la palma en Tómbola?

Una cultura hermética implicará una generación sin referentes. Una generación sin mitos y sin hitos. Sin historia.

Nos ha pasado ya con la historieta, que ha ido perdiendo poco a poco (o quizá de sopetón) el enganche con el público. Nos ha pasado con el cine, rendido a las explosiones y las palomitas y a la falta de rigor temático.

Y nos puede pasar con la televisión. El último reducto que nos queda, dormido el tebeo, en otra onda la gran pantalla, para crear personajes memorables, para vivir aventuras y miserias, para desdoblarnos en otras vidas y reír los guiños cómplices y aplaudir las grandes gestas.




Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://crisei.blogalia.com//trackbacks/10788

Comentarios

1
De: JLRincon Fecha: 2003-08-26 00:57

Me ha gustado mucho este texto.
Casi tanto como uno que hicistes en Dolmen.



2
De: RM Fecha: 2003-08-26 01:05

Es el mismo, levemente retocado.
Ventajas de tener el copyright.



3
De: RPB Fecha: 2003-08-26 01:34

Francamente, Rafa, sigo prefiriendo el vídeo ;)



4
De: RPB Fecha: 2003-08-26 01:37

Y digo "vídeo" porque aún no tengo DVD.



5
De: UncleSam Fecha: 2003-08-26 01:46

Sin entrar en polémicas ...
(pues de hecho te conozco lo suficiente como para haberte llevado a las escaleras contigüas al altar, que provocó que mi coche se llenara de arroces hasta sus íntimas entrañas, que creo en el fondo que fueron los que suscitaron con los años que el vehículo explotara en mil pedazos - he abandonado ya la teoría de la abducción alienígena -)
... creo que estas enganchado de por vida pasada, presente y futura a las series TV made in USA, de hecho estas conectado via intravenosa, y sin gotero, a la cultura massmedia única existente, la made in USA, aunque pueda parecer erroneamente que lo camufles o mimetices suavemente.
Creo que si estuvieras en Irak y te atrapasen los infieles, te colgarían. No por americano, ni español. Por Polaco.



6
De: JR Fecha: 2003-08-26 01:52

Genial texto, Rafa. Creo, sin embargo, que con la mayor proliferación de los canales de pago en la única (grande y libre) plataforma digital, la televisión generalista terrestre continuará imparable su languidecer hasta convertirse en poco más o menos lo que ahora son las televisiones locales: programas de trileros, videntes, y por la noche, porno con grandes números de teléfono 906 para que algún incauto garrulo salido pique.

Y sin televisiones públicas de verdad que garanticen el acceso gratuito a la cultura (audiovisual). Algo que considero debe ser un derecho inalienable del ser humano.

Saludos.



7
De: Pedro Fecha: 2003-08-26 03:10

No puedo estar más de acuerdo contigo Rafa. La serie es la forma perfecta de la televisión y además, una de las grandes formas artísticas del siglo XX y ahora del XXI. Se hace no sólo mejor televisión qeu nunca, es que además se hace mejor televisión que cine. Que curioso que un medio tan despreciado deje tanta libertad a los guionistas.

Con el tiempo, algunas de las series que nombras serán consideradas obras maestras de la cultura y las impartirán en las universidades. Con Buffy ya pasa.

Y un detalle curioso. La 1 va a cambiar la emisión de Smallville a los martes, conlo cual la 1, la 2 y tele 5 emitirán sus nocres de series el mismo día. Están tontos estos directivos?

Y una vez más, que dios bendiga al DVD que nos permite disfrutar de la televisión sin tener que aguantar las veleidades de los programadores.



8
De: Daurmith Fecha: 2003-08-26 04:23

¡¡Ha dicho Robin of Sherwood!! Rafa, te amo. Excelente, creativa, divertida, dignísima serie, sí señor.

Y Brett ES Sherlock Holmes per in saecula saeculorum.



9
De: Taiyou H. Kabra Fecha: 2003-08-26 04:31

El día que El Enano Rojo desapareció de TODAS las parrillas televisivas, la televisión murió un poquito. Al menos aun nos quedá Canal 2 Andalucía...



10
De: Akin Fecha: 2003-08-26 04:38

Esto... no pasais demasiado tiempo viendo la tele?



11
De: Pedro Fecha: 2003-08-26 04:52

Alguien preguntaría "No pasáis demasiado tiempo leyendo?"?



12
De: Daurmith Fecha: 2003-08-26 04:55

A mí me lo han preguntado, sí...

He de reconocer que con cierto motivo. La gente en Corvallis, o al menos los que frecuentan el campus, me conocen como "Ah, sí, la chica esa que va leyendo por la calle".

¿Qué le voy a hacer? El paisaje ya me lo conozco, no hay gente, he desarrollado un buen radar, y el libro es bueno...



13
De: Akin Fecha: 2003-08-26 05:01

Si, es que es probable que dediques demasiado tiempo a leer :)



14
De: elzo Fecha: 2003-08-26 05:02

Magnífico post, aunque no comparto lo de salvarla. Yo la tiraría por la ventana directamente. Son ya demasiados disgustos, el último el de perderme Hermanos de sangre la semana pasada. Cosas de la mala memoria y los horarios imposibles. Hablando de horarios imposibles La2 está reponiendo desde el principio La vida de Rita ¿adivina cuándo? Los sábados a las 21'30'' Me enteré cuando llevaba ya un par de semanas en antena. Definitivamente, tengo que darle la razón en lo del conchabamiento del programador de turno.



15
De: RM Fecha: 2003-08-26 05:58

Tendré que dedicar un próximo post a Robin of Sherwood, sí.

Y, tanto es Holmes el amigo Jeremy Brett que en mi última novela (un pastiche holmesiano), pasé de Conan Doyle y me dediqué a pillarle los tics a Brett: ese es el Holmes que aparece en mi novela. ´Nuff said!



16
De: Daurmith Fecha: 2003-08-26 06:53

Cuando sea mayor y vuelva a casa me compraré como mínimo las dos primeras temporadas de RoS (mis favoritas porque está Michael Praed). Con las tomas falsas. Y el cómo se hizo.

El Sherlock Holmes de Granada TV ya lo tengo, en vídeo, cuando lo sacaron. Pero prefiero ochocientas mil dos veces al cuadrado la versión original, con esa fiesta de inflexiones que es Brett, que pasa del ronroneo gutural a la exclamación penetrante en un parpadeo y se mueve como habla. Impresionante.



17
De: RAW Fecha: 2003-08-26 07:15

Sólo he visto unos cuantos capitulos del Holmes de Brett; pero me gustaría saber si es cierto que en los últimos telefilmes engordó excesivamente alejándose un poco de la imagen del personaje.

Me viene a la mente su imagen en "The Last Vampyre" del 93, la que adaptaba "El vampiro de Sussex".



18
De: Daurmith Fecha: 2003-08-26 07:22

Sí; a partir creo que de la tercera temporada Brett engordó bastante, a consecuencia de los corticoides que tomaba para la afección cardíaca que terminó matándole. Esto obligó a adaptaciones bastante salvajes en los últimos episodios y películas que se hicieron, llegando incluso a ceder el protagonismo a Mycroft en uno de ellos, no recuerdo ahora cuál. En el episodio de la desaparición de Lady Frances Carfax, por ejemplo, se puede ver que el papel de Holmes fue minimizado adrede, dejando el peso de gran parte del episodio sobre Watson. "The Last Vampire" forma parte de la época en la que tiraron la fidelidad a Doyle por la ventana, y la pérdida de calidad no se debe sólo al aspecto de Brett, que la verdad es que sí, tenía muy mala cara por entonces ya.

Brett escribió una carta encantadora a sus fans disculpándose por el aumento de peso y prometiendo corregirlo. Pero su enfermedad se agravó demasiado para permitirle cumplir su promesa. Murió en 1995.



19
De: RM Fecha: 2003-08-26 07:27

Brett tenía una enfermedad glandular y sufría de depresiones que se agravaron con la muerte de su mujer. En una de las temporadas se cortó el pelo a trasquilines justo antes de rodar.



20
De: RM Fecha: 2003-08-26 07:33


me pille todo Robin of Sherwood en dvd este invierno. La escena en Stonehenge... de lo mejor que se ha rodado nunca.



21
De: RAW Fecha: 2003-08-26 07:36

Por cierto, prácticamente todos los capítulos de Jeremy Brett están en DVD en Zona 1; seguro que los sacan aquí en una colección de ésas de kiosko, como hicieron con los vídeos hace unos años.



22
De: Daurmith Fecha: 2003-08-26 07:43

¿Cuál de todas las escenas en Stonehenge? Porque hay varias. ¿La de The King's Fool? ¿La de la tercera temporada?



23
De: RM Fecha: 2003-08-26 07:57

El final de Praed.



24
De: RM Fecha: 2003-08-26 07:58

también están ya en zona 2: en play.com los anuncian



25
De: Daurmith Fecha: 2003-08-26 08:20

No recuerdo que fuera en Stonehenge, y me da mal cuerpo volver a ver The Greatest Enemy... Pero me fío. Y sí: alucinante, poderosísimo, tremendo final. A la manera británica, claro, sin explosiones ni alharacas ni puñetazos, sólo con un contraluz, una flecha... Un apartar la mirada. Ayyyyynsss.



26
De: JLRincon Fecha: 2003-08-26 16:50

>>Es el mismo, levemente retocado.
>>Ventajas de tener el copyright.

NO ME HABÍA DADO CUENTA!!! XD

Señores sacadineros: Quiero Búscate la vida en DVD ¡¡¡YA!!



27
De: INX Fecha: 2003-08-26 17:43

La verdad es que estoy de acuerdo contigo, Rafa, en casi todo. Las series son lo único que hoy en día se puede ver en la tele, porque TODA ELLA es una basura...pero en cuanto a la televisión digital...hay veces que dan ganas de llorar...ochenta y pico canales, más los de siempre (La 1ª, La 2, etc) y NADA que merezca la pena ver, o al menos no a la hora que yo llego a casa...Con respecto a Smallville, menudo desplante el de ayer noche...¡¡un solo capítulo!! y yo que ya tenía el video en casa y lo había programado...terminé grabando uno repetido de Urgencias, serie que no veo...Totalmente de acuerdo con lo que dices de los programadores...y contestando a tu pregunta AKIN : NUNCA SE VE DEMASIADA TELE NI SE LEE DEMASIADO, si es que, lo que ves o lees, es de calidad, claro. Saludos.



28
De: INX Fecha: 2003-08-26 18:09

Otra cosa: con respecto a que estas generaciones no van a ver tele de verdad, ni series que valgan la pena, y que, por supuestísimo no recordarán mejores tiempos...eso ya está pasando...la generación de mi hermano, por ejemplo...es difícil encontrar a uno que sepa quienes eran los del Equipo A, Mazinger Z, o Chicho Terremoto...¿Que nos hace pensar que esa generación y las de más allá van a ser capaces de gobernar en futuro si ni siquiera han tenido la ocasión de compartir en famili una sesión, viernes noche, del Un, Dos, Tres? POBRECITOS



29
De: INX Fecha: 2003-08-26 18:12

Y no solo eso...tampoco saben quien era Escarlata O´hara, MarcoAntonio, o el mísmisimo Tiberio Claudio...¿Que va a ser de nosotros?



30
De: RM Fecha: 2003-08-26 18:32

Es hasta divertido, si sabes manejar las cartas. En clase de Literatura Universal, los primeros días, hago un juego de emparejar personajes. Todos pican: Ismael (de Moby Dick) lo emparentan con... Gran Hermano!!!!



31
De: RM Fecha: 2003-08-26 18:51


Dicho lo cual, las generaciones de ahora no tienen la culpa de no tener acceso a la cultura del pasado. Ya postearé otro artículo similar, centrado en el cómic, pero que puede aplicarse al cine, a la literatura, a la tele misma...



32
De: INX Fecha: 2003-08-26 19:07

No, no tiene la culpa, pero tampoco tienen curiosidad...ninguno hace por ir a la biblioteca para enterarse de quien es Ismael,que hizo, que aventuras vivió, o de que va eso de Moby Dick, por ejemplo, y mucho menos si eso requiere el esfuerzo de leer algo.



33
De: INX Fecha: 2003-08-26 19:13

¡Por Dios! Si hasta el otro día, un sobrino, me dijo que creía que Julio Verne se lo inventaron los guionistas de Regreso al Futuro!!



34
De: RM Fecha: 2003-08-26 19:26


Intentas explicarles por qué Al Pacino se llama "John Milton" en aquella peli de Pactar con el diablo y te miran como si estuvieras majara.



35
De: Jueves Addams Fecha: 2003-08-26 23:27

Me he ofuscado leyéndole, lo confieso, porque:
1. Buffy es una serie divertidísima muy seria
2. Viva Sherlock y el gran Jeremy Brett (y granada tv)
Y es que la única garantía de poder seguir nuestras series favoritas es comprarlas (osea, pagando), o echando mano de esos tan denostados programas p2p, donde una descubre que somos legión!!
Saludos, Enemigos De Todo Lo Que Aburre



36
De: Pedro Fecha: 2003-08-27 00:27

Con respecto a Smallville, por lo visto la 1 y C+ se han enfrentado por la emisión de la segunda temporada y tve ha decidido empezar a emitirla desde ya, cambiando el día y terminando una temporada y empezando la siguiente de inmediato. Por lo visto quedan dos episodios de esta temporada.



37
De: JCA Fecha: 2003-08-27 06:16

Disiento profundamente en el comentario de refilón que haces acerca de Matrimonio con hijos.

Cuando tuve la oportunidad de ver Alien (el octavo) diez o más años después de su estreno por una pantalla de televisión tuve el raro acierto de rebajar a priori mis expectativas para no verme defraudado al final de la cinta. ¿Era mala? Claro que no, es una excelente película, pero todos sus hallazgos argumentales y visuales ya los había podido contemplar en infinidad de series de televisión o películas de serie B que viven de eso, de fusilar y regurgitar hasta la saciedad cualquier planteamiento innovador que se les ponga delante y, en la mayoría de casos, con el menor presupuesto posible.

Bien, ahora podría empezar a enumerar los numerosos motivos para considerar a Matrimonio con hijos una excelente serie, pero puedo resumirlo diciendo que la primera vez que la vi, durante los años ¿87,88?, me pareció tan corrosiva su visión sobre la familia y, amplificando, nuestra propia existencia en este hemisferio occidental que no me podía creer que fuera americana, tenía que ser inglesa por narices (al estilo young ones, pero mucho mejor rematada).
A mí también me gustan los Simpson, pero sé reconocer de quien son hijos. Y es que en televisión no hay efectos especiales que puedan competir con los dibujos animados. Y entiendo que alguien se confunda, pero hay que saber cual es el original.

A todo esto, decir que la weblog me parece excelente y pedir disculpas a los lectores por la parrafada, pero es que no me he podido contener-más.

Y ni Rambos, ni soldados Lynch ni Swanzerburguers de importación, Al Bundy es el único e irrepetible gran héroe americano.



38
De: Pedro Fecha: 2003-08-27 06:20

A mí también me gusta mucho Matrimonio con hijos. Siempre he sospechado que acabaré como el padre.



39
De: RM Fecha: 2003-08-27 06:37


A mí me gustaba más, en esa misma línea, el Pa Oso de los Osos Montañeros de Hanna Barberá.

Y el señor Roper.



40
De: Anónimo Fecha: 2003-08-27 10:15

La TV siempre fué la mejor que se había hecho nunca en su momento. Como he soltado en un foro hubo una vez en que la gente DISFRUTAMOS con Battlestar GAlactica, El Equipo A, El coche Fantastico, V, El Gran Heroe etc... Tenian mas exito sin duda que el que hoy tienen los Smalville y las Buffys.
Esa fué mi generación. La tuya sería la de otras series que yo conocere de referencias o reposiciones. Quizás (no lo se)las que yo te menciono no te digan nada o poco ... de la misma forma que a mi cuando gente que se ha criado delante de Tele 5 menciona las series que vio en los 90s. Y las series de hoy serán las que guarden en la memoria como tesoros los niños de hoy... No espera, eso no será. ¿Que niño espera a ver el capitulo de Buffy o Smallville? Si los niños hoy ni siquiera leen tebeos...



41
De: Kal-El Fecha: 2003-08-27 10:18

PD: De lo mejorcito de la TV de los 90s me quedo, así de pronto, con La bella y la bestia (Ron Perlman y Linda Hamilton) y A través del tiempo.



42
De: Pedro Fecha: 2003-08-27 17:32

Los niños no sé qué hacen. Por otra parte, pregúntale a las niñas que se mueren por ver Embrujadas.



43
De: RM Fecha: 2003-08-27 17:46


Los míos están enganchaos a Kim Possible (la versión cartoon de Buffy, por cierto); Pokemon; Las aventuras de Lois y Clark; Smallville; La banda del patio (cojonuda serie); Lizzie McGuire; Supernenas; Hamtaro; Totally Spies (la versión cartoon de Los Angeles de Charlie).

O sea, que no todo está perdido.



44
De: INX Fecha: 2003-08-27 19:18

Kim Possibble es fantástica!!



45
De: Alvaro Fecha: 2003-08-28 00:47

Creo que quzás estamos asistiendo a un fenómeno que podría definirse como "la pérdida de los géneros populares", pero no una pérdida del cine bien hecho o del tebeo bien hecho. Es cierto que el cine USA, por ejemplo, está en su mayoría entregado a la audiencia necesitada de efectos especiales, pero fuera de este tipo de cine se están ahciendo obras maestras. El cine francés, español, brasileño, cubano, argentino, italiano, coreano, japonés...están dando muestras de gran cine, de espléndidas películas. No son películas de género, es verdad, pero se puede seguir viendo cine de una grandísima calidad. Igual pasa con el tebeo: se pierden los géneros, pero encontramos en el tebeo francés independiente, en el americano, en el español, en el brasileño obras que demuestran que se siguen haciendo grandes historias, que se sigue confiando en el tebeo como medio de expresión.
Sin embargo, el concepto de "cultura popular" es el que está cambiando. Posiblemente por la influencia sangrante de la televisión, de una sociedad que considera que se puede seer maestro con sólo tres años de formación, etc, lo "popular" ha perdido el sustantivo que apoyaba y ya no necesita de la cultura. Los géneros eran un gran vehículo para la cultura juvenil e infantil, pero se han perdido irremediablemente, fagocitados por unos massmedia que están más interesados en vender que en formar.
Personalmente no afecta a mis lecturas y visionados, ya que mis preferencias hoy siguen vías distintas a las del género, más próximas al costumbrismo, pero para el futuro de los medios como el tebeo puede ser crítico, al no tener una puerta de entrada para la infancia y la juventud.
Sin embargo, no creo que eso lleve inmediatamente a glorificar la televisión. Es verdad que el último reducto de los géneros es la TV, pero no creo que eso sea especialmente esperanzador.



46
De: Vicente73 Fecha: 2003-08-29 20:01

Totalmente deacuerdo Rafa.¿como se puede comparar la continuidad argumental de Buffy, Quantum leap o la siempre maravillosa y no suficientemente valorada Brisco County Junior con la de la saga cinematografica de Terminator por poner un ejemplo? En tres peliculas los guionistas de Terminator entran en mas contradicciones que los de Babylon 5 en tres temporadas completas (lamentablemente al ser pobre solo he podido seguir tres temporadas). ¡VIVAN LAS BUENAS SERIES DE TELEVISION!¡VIVA GALACTICA ESTRELLA DE COMBATE QUE ME INICIO EN EL MUNDO DE LA CIENCIA FICCION!



47
De: RM Fecha: 2003-08-29 21:40


joder, tampoco hay que exagerar Vicentito. Galactica, por cierto, sale el mes que viene en DVd.

¡Y yo quiero a Brisco County Jr en dvd también YA!!!!



48
De: Julius Fecha: 2003-08-30 02:58

hablando de Galactica. ¿Estáis siguiendo la polémica que hay a cuenta del remake? Tenéis información sobre el mismo en
http://www.galactica2003.net



49
De: Jesus Fecha: 2003-09-01 00:03

Impresionante Hermanos de Sangre verdad?, me he enganchado totalmente.



50
De: RM Fecha: 2003-09-01 01:18


Y con los comentarios de los protagonistas reales, mucho más.
Sobre todo, el del campo de concentración: empieza con los protas viejecitos diciendo que en otras circunstancias, bla bla bla, habrían sido amigos de los alemanes, porque eran igual que ellos bla bla bla, que si la camaradería de la guerra, bla bla bla

Y nos sueltan el horror y el espanto que sienten al ver el primer campo.

Impagable.



51
De: Jesus Fecha: 2003-09-01 16:12

Y mientras por aquí, producimos series como "Ana y los 7"...... Jo, estamos en el tercer mundo :(



52
De: Toni Fecha: 2003-09-03 21:45

La verdad es que me ha gustado mucho el articulo Rafa, hasta me he emocionado y todo, la verdad es que da rabia tener que pagar un canal de pago simplemente para ver algo decente cuando uno llega a casa, muy triste...

Por otra parte, es posible conseguir Robin of Sherwood, Sherlock Holmes y El Enano Rojo en DVD y en version spanish? Alguien puede echarme un cable?

Saludos,

Toni.



53
De: RM Fecha: 2003-09-04 02:07


Me temo que no. A repasar inglés... (aunque con El enano rojo como que no sirve para nada, aviso)



54
De: rebullon Fecha: 2003-09-17 05:34

Es mejor estar anclado en el pasado, que estar a gusto rodeado de tele basura, No se cuantos de los que escriben son gallegos y vieron la TVG desde el principio. Echaban seríes de humor inglesas con las que te reías a tope, la víbora negra, Chelmsford 123, y otras series como mi preferida aunque esta sea mas seria Robin of Sherwood. La tuve que comprarla a una tienda virtual de England y claro, la serie está en inglés solamente. ¿Hay que emigrar para aprender inglés o tenemos que ser estafados por Opening?, Todo por culpa de Emilio Aragón y de su "médico de familia" que trajo toda una "peste porcina" detrás. Lo mismo sucedió con el canal gallego empezaron a echar series made in Galicia que lo único que hacen es reflejar lo miseria que veo cada día. De una serie hecha en Thailandia, aprendes mas cosas, una manera de vivir, de pensar y actuar distinta. Me gustaría tener algunas de las series que mencioné en gallego. No me importa el idioma, mas bien al contrario. Un día llamé a la Televisión de Galicia y me dijeron que no podían venderme dichas series porque no tenían los derechos sobre ellas.

Aunque al principio veía la llegada de las privadas con simpatía, al final he llegado a la conclusión que han arruinado la televisión. Solo ofrecen Tarzanes de diseño con unos abdominales que no se los curran el la "selva" sino en un gimnasio durante varias horas. No hablemos de Walker siempre el mismo y aburrido capítulo, al final dos patadas y puñétazos y "el malo" al talego. ¿Los guionistas de estas series que han aprendido de las series antiguas?
Yo veo el televisor no la televisión, del resto se encarga el DVD, o el Video VHS. Así soy feliz. Pero mientras la mayoría de la gente le siga haciendo caso a Jesulín y demás personajes. Las cosas no cambian. Este tipo de programas salen baratos, ese es el problema.



55
De: jesus leis castro Fecha: 2003-11-20 03:55

ABAJO ANA Y LOS 7



56
De: eldiablo Fecha: 2003-11-24 08:58

¿Alguien sabe como puedo conseguir la serie de Granada TV : "Las Aventuras de Sherlock Holmes" y/o "Las nuevas aventuras de Sherlock Holmes" ? ¿Han salido en DVD?



57
De: brigid Fecha: 2004-01-17 23:22

k pongan ya smallville!!!!!



58
De: ishar Fecha: 2005-10-08 09:44

Muy cierto, ya no hay series como las de antes, respecto a la tele hoy dia, y como diria uno de nuestros mas grandes actores,A LA MIERDA.



59
De: Anónimo Fecha: 2005-12-25 21:09

si alguien me pudiera decir...como bajarme la serie q hacia tv 1 española de "Cine de Madrugada" Sesión de noche q presetaba chicho ibañez serrador....y FELIZ NAVIDAD PARA TODOS



60
De: sebastian Fecha: 2007-01-11 18:19

xena es la mejor serie del mundo lalalallalalalla callisto muere



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.81.71.31 (61d30dd0eb)
Comentario